¿Ha enloquecido Jim Carrey o está diciendo una gran verdad al mundo?

Desde que denunciara públicamente los tejemanejes illuminati, Jim Carrey ha dado un giro existencialista en su carrera que lo ha llevado a una posición incómoda para ser una estrella de Hollywood, teniendo en cuenta los valores materialistas que representa dicha industria. En una reciente entrevista, el comediante fue más allá y dejó en claro su visión del mundo.

jimcarrey

La entrevista tuvo lugar durante un evento sobre íconos de la New York Fashion Week (NWFW), algo que Carrey tendría, a pesar de su presencia allí, en muy baja estima: «Quería encontrar la cosa más insignificante a la que podría asistir, y aquí estoy. Digo, debes admitir que es completamente insignificante», dijo el polifacético actor a la entrevistadora de E! «Celebrar íconos, eso sí que es el objetivo más bajo que podrías perseguir».

La atónita intelocutora entonces le preguntó si no creía que los íconos podían servir de inspiración a otra gente, a lo que Carrey respondió: «No creo en íconos, no creo en personalidades. Creo que la paz yace más allá de la personalidad. Más allá del disfraz del ingenio. Más allá de esa S roja que llevas en tu pecho donde rebotan las balas. Creo que es más profundo que eso. Creo que todos estamos en un campo de energía que danza por sí mismo. Y no me importa».

«Pero Jim —interrumpió la entrevistadora—, estás vestido para la ocasión, luces bien. ¿Fue eso un accidente?».

«No, “YO” no me vestí. No hay “YO”, solo cosas que suceden», replicó Carrey. «La cosa es así, este no es nuestro mundo. Nosotros no importamos. Eso es una buena noticia».

Sin duda, Carrey está viendo la foto humana de lejos, desde una perspectiva pseudobudista de la renuncia al ego y la trascendencia del ser como parte de algo más grande. Desde luego, este tipo de mindfulness puede sonar a pura y llana locura en un mundo enfermo de materialismo hollywoodense.


Mystery Planet

Deja un comentario