Gimnasia ocular para tener unos ojos sanos

La gimnasia ocular es una de las respuestas para mantener nuestros ojos sanos. Los ejercicios que se llevan a cabo pueden ayudarnos a mejorar nuestra visión y mantener más sanos nuestros ojos.

Los efectos de la gimnasia ocular

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos podido vivenciar el cansancio en los ojos. La Fatiga visual es un compendio de síntomas molestos, producto del trabajo continuado al que exponemos los ojos, resultado del esfuerzo lector al pasar tiempo prolongado en actividades de intensa atención visual.

Para prevenir o eliminar el cansancio visual se han diseñado métodos, el más extendido es la Gimnasia Ocular.

El cuadro de fatiga visual se presenta con síntomas como enrojecimiento o ardor de los ojos, visión borrosa, dolor de cuello o de cabeza.

Podemos entonces percatarnos que los ojos son uno de los órganos más exigidos, no sólo por largas horas de trabajo, sino porque hemos extendido esa exigencia a tiempos de ocio o entretenimiento, tomando en cuenta que, en la actualidad, terminada la jornada diaria, solemos distraernos con aparatos celulares y tablets, extremando así el esfuerzo visual.

Ojos al Fitness

Los ojos, precisan un buen estado físico donde, al igual que para todo el organismo, se requiere con buena nutrición, ejercitación física y la alternabilidad con periodos de descanso adecuados.

Los ojos son órganos compuestos de cantidad de músculos y como todo músculo corporal, necesita ejercitarse para mantener su correcto funcionamiento; la gimnasia ocular ayudará a mantener esta condición. La gimnasia ocular es una de las respuestas para mantener nuestros ojos sanos.

¿Qué es la Gimnasia Ocular?

Le llamamos Gimnasia Ocular, a una serie de sencillos ejercicios dirigidos a conseguir que la musculatura ocular sea más flexible y vaya progresando en cuanto a coordinación visual y velocidad de movimiento. De esta manera lograremos una visión eficiente y de mayor calidad, repercutiendo positivamente en el acto lector.

La gimnasia ocular se conoce desde mediados del siglo XIX, con la creación del Método Bates, precursor de aquella. Se cree que este entrenamiento, estimula la circulación de la sangre en el globo ocular en todos sus componentes.

Una rutina básica de Gimnasia ocular

Dentro de esta práctica y siguiendo el esquema de ejercicios Acción – relajación, una rutina básica a seguir es:

Gimnasia Activa Acomodativa:

Tomamos un texto y lo leemos. Luego, lentamente acercamos el texto a los ojos tanto como se pueda y después lo alejamos el máximo posible sin dejar de leer. Repetir el ejercicio.

Movimientos oculares:

Ejercicios:

  • De seguimiento: Con el brazo estirado tomamos un lápiz y lo desplazamos lentamente, siguiéndolo con la mirada y sin mover la cabeza. Hacer movimientos verticales y horizontales, en diagonal y circulares en sentido del reloj y viceversa. Así ejercitamos todos los músculos oculares.
  • De lejos – cerca: Con el lápiz y el brazo estirado, fijamos la mirada acercándola lentamente al máximo y luego la alejamos.
  • Alternantes: Sujetamos un lápiz en cada mano, a nivel de la visión y separados. Fijamos la mirada en uno de los lápices y luego en el otro repetidamente.
  • De mirar por la ventana: Nos colocamos frente a una ventana, a nivel de nuestra altura hacemos una marca en el vidrio, fijamos la visión en la marca unos segundos y luego miramos a un punto lejano. Repetir varias veces.
  • De escritura: Primero con los ojos abiertos y seguidamente con ojos cerrados imaginando escribir lentamente con ellos alguna palabra o dibujar el número 8. Repetir varias veces.
  • Masaje con las puntas de los dedos y los ojos cerrados; masajear con movimientos circulares y muy suaves el globo ocular, alrededor de los ojos, de las sienes y la nariz progresivamente.
  • Parpadeo: Se trata de parpadear con rapidez durante unos segundos ya que este acto reflejo disminuye su frecuencia mientras permanecemos absortos en las pantallas de los aparatos electrónicos.

Los ojos son una parte del cuerpo que más se castiga en la vida moderna, la prevención es lo más importante; el ejercicio, no solo enfocado a los ojos, sino en general, siempre será benéfico para la salud. Por ejemplo, debemos pestañear conscientemente cuando miramos el ordenador.

Favoreciendo el efecto en la rutina de Gimnasia Ocular

Con el móvil:

  • Adaptar el tamaño de la fuente. Una letra de mayor tamaño suele cansar menos la vista. En la acción de acercar el móvil a la cara, ocurre que los músculos del ojo trabajan más al volver a focalizar. Esta acción se intensifica al intentar focalizar letra pequeña.
  • Mantener la lectura del móvil, por debajo del nivel del ojo. Al igual que ocurre con la pantalla de la computadora, el teléfono celular debe ser observado por debajo de nuestra línea visual.

De frente a la computadora:

  • La distancia mínima ideal entre nuestros ojos y la pantalla de la computadora, deberá ser la de la longitud de nuestro brazo.
  • El tope superior de la pantalla, deberá situarse a la altura de los ojos, dejando en sí al monitor a la misma altura de la línea de nuestra mirada.
  • Evitar los reflejos de otras luces en la pantalla.
  • Bajar el tono de la luz fondo de la pantalla.
  • Cada 20 minutos, hacer una pausa de 20 segundos.

Es necesario advertir sobre la importancia de asistir al oftalmólogo periódicamente, la gimnasia ocular no corrige ningún tipo de refracción visual.

Finalmente, debemos hacer consciente nuestros hábitos diarios de trabajo, estudio u ocio en torno al esfuerzo visual. Esa la primera premisa para mantener la salud de nuestros ojos.

Deja un comentario