Frases célebres que nos regaló Stephen Hawking

El mundo sigue reaccionando a la muerte de Stephen Hawking. El renombrado astrofísico murió en su casa de Cambridge tras superar con creces los dos años de vida que le dieron cuando se le diagnosticó Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Tenía solo 21 años y, en contra de lo que parecía, le quedaba un largo futuro por delante.

Ha muerto justo el 14 de marzo, el día del Pi, el mismo día en que nació otro genio, Albert Einstein, y después de que sus trabajos sobre el big bang, los agujeros negros y la relatividad alcanzaran cuotas de popularidad que difícilmente suele lograr la ciencia. Breve historia del tiempo (88) se convirtió en un auténtico best seller y, desde entonces, la figura del físico –en una silla de ruedas y desde el 2005 con la ayuda de un sintetizador de voz– se elevó a la categoría de una estrella pop, apareciendo en series como The Simpsons o The Big Bang Theory. Antes que él, sólo Einstein consiguió tal popularidad.

El adiós a Stephen Hawking

Más información

El adiós a Stephen Hawking

Más información

Stephen Hawking supo usar la fama en su tarea de gran divulgador científico. Publicó libros como El universo en una cáscara de nuez (2001), Brevísima historia del tiempo (2005) o El gran diseño (2010). De sus páginas, de sus conferencias, entrevistas e intervenciones, nos quedan una infinidad de frases célebres para la historia. En cierta forma, son el resumen de sus teorías, de su forma de ver el mundo y, sobre todo, de vivirlo, con coraje, con pasión, con humor. Nos deja como legado el ejemplo de que no hay mayor emoción que la del descubrimiento, la de buscar con empeño las respuestas a las grandes preguntas de la Humanidad: ¿Quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿a dónde vamos? Nos deja el camino abierto: «La vida es una cosa maravillosa y hay tantas cosas por hacer».

Sobre la superación

Sobre el Universo

Sobre la Humanidad

Sobre el destino

Ir a la fuente

Deja un comentario