Este esqueleto de 3.6 millones de años es el ancestro humano más antiguo y completo jamás visto

Por CodigoOculto.com Investigadores acaban de descubrir el esqueleto más completo del mundo de un antiguo ancestro humano. Alcanzar este logro no fue fácil, les tomó aproximadamente 20 años.

El esqueleto recientemente hallado pertenece al género Australopithecus, y tiene 3,67 millones de años. Pero no solo es el esqueleto completo más antiguo, también se trata del esqueleto de homínido más completo del mundo, y el esqueleto de homínido más antiguo jamás encontrado en Sudáfrica. Ha sido llamado «Little Foot», debido a que el descubrimiento del esqueleto inició con 4 pequeñas piezas de huesos.

«Este es uno de los descubrimientos fósiles más notables realizados en la historia de la investigación de los orígenes humanos y es un privilegio descubrir un hallazgo de esta importancia hoy en día», dijo Ron Clarke del Instituto de Estudios Evolutivos de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, quien descubrió el esqueleto hace 20 años.

Little Foot no es el esqueleto de homínido más antiguo que se haya encontrado, ese honor le corresponde a Ardi, un homínido que vivió en Etiopía hace 4,4 millones de años. Pero Little Foot es significativamente más completo que Ardi, y brinda mayor ayuda para el estudio y análisis de nuestros antepasados.

Se espera que Little Foot pueda proporcionar una gran cantidad de información sobre nuestros primeros ancestros australopitecos: cómo se movieron, la estructura de sus esqueletos y cómo se veían.

El análisis de isótopos del esmalte dental fosilizado puede incluso ayudar a llenar algunos vacíos sobre el entorno en el que Little Foot vivía y con qué se alimentaba.

Little Foot in situ

Little Foot in situ. Crédito: Universidad de Witwatersrand

Little Foot es relativamente pequeño, mide aproximadamente 135 centímetros (4 pies, 4 pulgadas). Se trata de una «chica», posee género femenino, según lo determinado por su estructura pélvica, cara y dientes. Se cree que los huesos pueden haber pertenecido a una joven que desapareció cayendo por un pozo en cuevas subterráneas.

Es importante destacar que su presencia sugiere que los homínidos se extendieron más allá de África de lo que se pensaba, y ella es el primer esqueleto que permite una comparación entre la longitud del brazo y la longitud de la pierna en un solo individuo.

Sus piernas eran más largas que sus brazos, lo que demuestra que se parece mucho más a los humanos que a los simios. Ella caminó erguida, y probablemente vivió en los árboles.

El esqueleto fosilizado fue encontrado por primera vez en las cuevas de Sterkfontein, no lejos de Johannesburgo, hace más de 20 años.

Clarke fue alertado de su presencia en 1994 por huesos de pies y piernas que habían sido arrancados de la roca por mineros de cal años antes, pero no fue hasta 1997 que se encontró el resto del esqueleto, en lo profundo de la cueva.

Estaba incrustado en una roca parecida al concreto llamada brecha, por lo que extraerla de la cueva fue un trabajo lento. Grandes bloques de la brecha, en los que estaba incrustado el esqueleto, fueron cuidadosamente extraídos de la cueva. Este duro trabajo tomó varios años, hasta 2012.

Mientras tanto, en un laboratorio, un equipo de expertos eliminó cuidadosamente la brecha alrededor del esqueleto.

«Mis asistentes y yo hemos trabajado en la limpieza cuidadosa de los huesos de los bloques de brechas y la reconstrucción de todo el esqueleto hasta el día de hoy», dijo Clarke.

Investigadores de todo el mundo están estudiando el esqueleto para aprender más sobre este asombroso espécimen, por lo que tendremos estudios revisados ​​por pares en los próximos años.

Deja un comentario