Estas son las 5 familias que controlan el mundo



A medida que crecemos, comenzamos a entender que los gobiernos más importantes no comparten los mismos intereses que nosotros. De repente, los enemigos de los principales estados coinciden sospechosamente con los enemigos de la élite corporativa y bancaria del mundo.
Aquellos que controlan la economía mundial son realmente los que tienen el poder, y está claro que el destino de los más de 7.400 millones de personas que habitan este planeta no les preocupa en absoluto, en el mejor de los casos.
De toda la élite que podemos encontrar en la parte alta de la cadena alimenticia, por así decirlo, sólo unas pocas familias tienen el poder de controlar la política interna y externa gracias al beneficio que obtienen de las guerras, la industria militar y farmacéutica, y por supuesto, de los bancos.

5. Familia Rothschild

Aunque hay quienes datan su origen bastante más atrás, oficialmente esta dinastía comenzó a mediados del siglo XVIII con la figura de Mayer Amschel Rothschild, un banquero alemán de origen judío.
Considerado por la revista ‘Forbes’ como “el padre fundador de las finanzas internacionales”, Mayer ayudó a desarrollar la banca moderna, introduciendo conceptos como la diversificación, la comunicación rápida, la confidencialidad y el alto volumen.
Desde entonces, los Rotschild se han mantenido en la cúspide de la sociedad. De hecho, una de las cosas que caracterizan a esta familia es que no sólo han conseguido hacerse con una riqueza e influencia enormes, sino que han sabido mantenerlas durante muchísimo tiempo.
Gracias a los préstamos que facilitaron a regímenes en guerra y al comercio de algodón, armas y trigo durante las guerras napoleónicas, los Rothschild consiguieron consolidare en círculos políticos importantes y ejercer influencia sobre asuntos gubernamentales.
Se rumorea incluso, que actualmente, influyen determinantemente sobre la Reserva Federal de Estados Unidos y en las finanzas británicas.
Las estimaciones del patrimonio neto de la familia Rothschild varían mucho, en parte porque Mayer Amschel dictó en su testamento una estructura de herencia exclusivamente masculina.
Además, el gran número de miembros de la familia y las ubicaciones de las transacciones financieras y comerciales hacen que la evaluación de la totalidad de la riqueza familiar sea prácticamente imposible.

4. Familia Rockefeller

El imperio Rockefeller formó sus cimientos a finales del siglo XIX, cuando tras la compra de la refinería petrolera más grande de Clevelan en 1865 y la posterior formación de la compañía ‘Santard Oil Company’, pudieron acaparar cerca del 90% de las refinerías estadounidenses.
Para hacerse con el monopolio del mercado, la compañía del imperio Rockefeller hizo de todo.
Durante un juicio de 1908, las dudosas prácticas de Standard Oil salieron a la luz y los Rockefeller terminaron siendo acusados de aplastar a la competencia, enriquecerse con los descuentos de los ferrocarriles, sobornar a empleados para espiar a las compañías competidoras, hacer acuerdos secretos y obligar a sus rivales a unirse a la Standard Oil Company bajo la amenaza de ser forzados a salir del negocio.
En el momento de la muerte de John D. Rockefeller en 1937, sus activos equivalían al 1,5% de la producción económica total de Estados Unidos, una fortuna que hoy equivaldría a 340.000 millones de dólares, cuatro veces más que lo que Bill Gates poseía en 2014.
Otras estimaciones afirman que el valor de los Rockefeller se aproxima a los 400.000 millones de dólares, aunque considerando las prácticas empresariales que realizaban, resulta difícil creer que parte de la fortuna permaneció escondida del público.
Además de fundar y participar en grupos como el Bilderberg, los Rockefeller han creado fundaciones y otros organismos, por ejemplo la Trilateral Commission, para presuntamente mantener el control de los gobiernos mundiales y aumentar su imperio.

3. Familia Morgan

Desde que era un muchacho, Morgan quiso seguir los pasos de su padre en el sector bancario, es por esa razón que con el tiempo terminaría formando la ‘J.P. Morgan & Company’ en 1895, compañía financiera que tuvo un papel fundamental en el desarrollo económico de Estados Unidos, y en consecuencia, en el mundo entero.
Se dice que este banquero consiguió levantar la economía estadounidense al organizar un sindicato de banqueros (incluidos los Rothschild) con el objetivo de vender bonos estadounidense y poder comprar oro a inversionistas extranjeros, evitando así el hundimiento de las reservas del gigante americano.
Con ese intercambio de oro y bonos, Morgan controló la oferta de oro de Estados Unidos, lo que le permitió financiar la compra de ‘U.S. Steel’ por un precio superior al presupuesto total del gobierno de los Estados Unidos. Después de amenazar a Westinghouse con un pleito por violación de patentes, Morgan ganó el control de la emergente industria de la luz eléctrica y fundó ‘General Electric’.
Ese estilo propio de una mafia hizo que incluso se acuñase el término “morganization” para referirse a aquellas prácticas poco éticas que con frecuencia pueden verse en el mundo empresarial.
Los intentos de obtener beneficios mientras ejercía influencia no terminaron ahí. Diversas versiones apuntan que los Morgan tuvieron mucho que ver en la decisión de Estados Unidos de entrar en la Primera Guerra Mundial. En una investigación posterior, se reveló que Estados Unidos había entrado en la Primera Guerra Mundial, no por preocupaciones políticas, sino por el beneficio de las industrias bancaria y armamentística.
Los bancos estadounidenses, incluyendo el de Morgan, prestaron 100 veces más dinero a los países aliados que a los adversarios, y para proteger esos préstamos, los financieros instaron que se acudiera en ayuda de sus aliados uniéndose a la guerra.

2. Familia Du Pont

Pierre Samuel du Pont de Nemours era un economista francés cuyas visiones políticas lo llevaron a ser encarcelado durante la Revolución Francesa.
De allí escapó cuando tuvo oportunidad, y en 1799, ya en el “nuevo mundo”, fundó una empresa de pólvora que se convertiría en la principal proveedora del gobierno estadounidense. Su dominio en la industria de la pólvora fue tal que durante la primera guerra mundial proporcionó casi el 40% de todas las municiones utilizadas por las fuerzas aliadas.
Sus empresas proveedoras de municiones militares se expandieron y desempeñaron un papel clave en el desarrollo y producción del ‘Proyecto Manhattan’, dedicado a creación de la primera bomba atómica que los Estados Unidos, la cual usaron para diezmar Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial.
Se rumorea que debido a las patentes que obtuvo de materiales como el kevlar, el teflón o el nailon, consiguió que se prohibiese el cáñamo, material que podría convertirse en competencia.
Su expansión llegaría hasta el mercado alimenticio, consolidándose hoy como el segundo mayor productor de soja y maíz transgénicos. Según ‘Forbes’, la familia Du Pont fue la primera familia estadounidense en acumular más de mil millones de dólares.

1. Familia Bush

El último linaje de la lista debe su origen al banquero y senador estadounidense Prescott Sheldon Bush (abuelo de George Walker Bush), quien junto al gobierno de EEUU, fue acusado de haberse lucrado política y económicamente con la Segunda Guerra Mundial.
En 2004, incluso salieron a la luz Archivos Nacionales que mostraban que incluso después de que Estados Unidos hubiera entrado en la guerra, Prescott Bush trabajó e hizo grandes negocios con las compañías que financiaron el ascenso de Hitler al poder.
La sucesión de hechos moralmente cuestionables han hecho que la familia Bush nunca disfrutase de mucho reconocimiento ético. Tampoco cambiaría demasiado la situación después de que su  hijo, George H. W. Bush, o su nieto tomasen el gobierno del país. Con el paso de los años, los Bush consiguieron hacer negocios alrededor del petróleo texano e inversiones financieras en la industria militar (la cual han activado desde el poder), que los han llevado a colocarse a día de hoy como una de las familias más poderosas del mundo.
Google Plus

Deja un comentario