¿Estás perdiendo la fe? 5 pasos para volver a encontrar tu fe-licidad

No es coincidencia que la primera parte de la palabra “Felicidad” sea Fe; tener fe es la primera parte de ser feliz. Lo bueno es que todos tenemos dentro de nosotros la habilidad de tener una fe que mueve montañas… independiente de nuestras creencias o afiliaciones religiosas.
Así que vuelve a encontrar tu fe para re-encontrar tu felicidad y empezar a crearte una vida tan feliz que pareciera que estás soñando:

1. Ten fe en el Universo y en el amor que te tiene

Confía en que el Universo siempre te está cuidando y te da lo que pides y deseas. Si le pides algo al Universo con la confianza de que te lo va a dar (en el momento indicado, por supuesto, cuando estés verdaderamente listo para recibirlo), lo recibirás. Ese es uno de los grandes secretos que nos han revelado a lo largo de los tiempos: pide y obtendrás. Pero sé constante en lo que pides en vez de estar cambiando de opinión acerca de lo que quieres. Y luego actúa de forma consecuente con lo que quieres recibir.
Por ejemplo, si quieres conocer a una persona para tener una relación estable, no le pidas eso al Universo para luego salir y relacionarte con personas que sabes que no son buenas para ti.
Si deseas encontrar un trabajo maravilloso que te encante y te permita vivir una vida cómoda, no lo pidas al Universo para luego hablarle a todo el mundo sobre lo terribles que es el trabajo y cuánto odias trabajar.
Recuerda la Ley de Causa y Efecto: tus pensamientos, intenciones, palabras y acciones tienen efectos completamente reales siempre –no sólo algunas veces. Después de todo, estoy segura que en ya hemos visto cuándo nuestros malos pensamientos, intenciones, palabras y acciones, tienen consecuencias muy reales…
Confía en la perfección del cosmos y en la perfección de sus leyes y verás qué tan tranquilo te sientes.
¿Estás perdiendo la fe? ¿No te sientes tan feliz como te gustaría sentirte? Tener fe es la primera parte de ser fe-liz. Así que vuelve a encontrar tu fe para re-encontrar tu felicidad:

2. Ten fe en el proceso de la vida

Confía en que todo pasa por un motivo y que todo es un proceso que te lleva a donde tienes que estar en todo momento.
Observa tu pasado y descubrirás que fue perfecto porque te hizo la persona tan maravillosa que eres y te trajo a este preciso momento en el que estás, aprendiendo y tomando conciencia y control de tu vida.
Siempre ten fe en el camino en el que te encuentras en vez de pelear contra él (sin caer en la indiferencia o en el conformismo, por supuesto), y verás cómo ese camino te lleva exactamente a donde debes estar. Confía en que la vida no está ahí para herirte, atacarte o engañarte, porque lo que crees es lo que creas.
Si quieres crear una vida de felicidad, prosperidad, amor, éxito y alegría, cree en la felicidad, prosperidad, amor, éxito y alegría que te da la vida.

3. Ten fe en ti

Confía en tu poder para crear todo lo que sueñas y deseas. Eres un ser lleno de creatividad y poder para crear amor y luz en tu vida, en las vidas de los demás y en el mundo. Así que vuélvete consciente de esto en todo momento!
Cree en el poder de tus pensamientos, intenciones, palabras y acciones. Cree en tu capacidad para escoger el amor por encima del miedo. Aprecia la absoluta perfección de tus imperfecciones. Ten fe en todo lo bueno que tienes para dar y en tu decisión de darlo.
¿Estás perdiendo la fe? ¿No te sientes tan feliz como te gustaría sentirte? Tener fe es la primera parte de ser fe-liz. Así que vuelve a encontrar tu fe para re-encontrar tu felicidad:

4. Ten fe en los demás

Confía en la bondad innata de las personas, como te gustaría que tuvieran fe en la tuya. Recuerda que, como tú, lo único que desean es ser felices y no sufrir, y que siempre están dando lo mejor de ellos y haciendo lo mejor que pueden con lo que tienen. Esa es la meta que todos tenemos, independiente del camino en el que estamos.
Así que cuando veas quienes te rodean, entiende que somos iguales; ten un poco de fe en sus buenas intenciones, como te gustaría que tuvieran fe en las tuyas; confía en su capacidad de cambio y evolución, como quieres que confíen en tus capacidades.
Comportarte de esta manera con las personas sacará a la luz todo lo que tienen para ofrecerte. Y si –en el peor de los casos– las personas no actúan como querías que actuaran, entonces al menos tuviste fe y no desconfianza en ellos y les diste la oportunidad que se merecían. Y esto habla muy bien de ti.
¿Estás perdiendo la fe? ¿No te sientes tan feliz como te gustaría sentirte? Tener fe es la primera parte de ser fe-liz. Así que vuelve a encontrar tu fe para re-encontrar tu felicidad:

5. Ten fe en el amor

Confía en el amor. Confía en que puedes amar sin miedo y dejarte amar sin miedo a perder a tu pareja o a ser herido. Escoge confiar en vez de dudar, escoge el amor por encima del miedo. Si no lo haces, es tu decisión (como todo en la vida!)… pero hasta que no ames sin miedo, no vivirás el amor verdadero. Y cuando vives el amor verdadero y miras tu vida antes de él, pensarás que realmente no estabas viviendo.
Confía en el poder del amor para crear bienestar, alegría, felicidad y placer en tu vida y en las vidas de quienes te rodean. Ten fe en el poder que tiene el amor para transformar todo en oro – porque el amor es la verdadera alquimia.
¿Estás perdiendo la fe? ¿No te sientes tan feliz como te gustaría sentirte? Tener fe es la primera parte de ser fe-liz. Así que vuelve a encontrar tu fe para re-encontrar tu felicidad:

Muchas veces, cuando escuchamos la palabra fe, la asociamos con afiliaciones religiosas. Pero la fe es mucho más que eso. Y si le das la oportunidad de entrar a tu vida, verás cómo transforma tus dudas en certeza y tu tristeza en alegría.

Vía: MuyMuyFeliz

Deja un comentario