Ésta es la forma correcta de usar un filtro de café (y nadie hace)

Usar una cafetera no es exactamente ciencia espacial. Mides los granos, los pones en el filtro, agregas agua, y dejas que la máquina haga su magia. Solo hay un paso en el que se equivocan hasta los más adictos al café: pegado en ese filtro de forma extraña.

Por más populares que son los filtros para café, su forma parece un poco extraña para la máquina. Una vez que desdoblas el filtro cónico y lo pones en la caja filtradora, se quiere cerrar de nuevo en sí mismo, así que continúas extendiéndolo de forma extraña para que se quede correctamente. Pero resulta que hay una forma más sencilla de prepararte una taza de café – y todo se reduce a seguir indicaciones.

Huffingtonpost.com acaba de revelar que las cajas filtradoras de café tienen direcciones que la mayoría de los baristas caseros ignoran. ¿Has visto esos bordes rizados en el fondo y en un lado del filtro? No sólo parecen mantener el filtro pegado; de hecho, están diseñados para mantener tu filtro de café derecho.

Normalmente lo que haces es abrir las aletas del filtro, poner los granos de café, y dejar el filtro en su lugar – pero el molesto filtro no se queda ahí. La próxima vez, antes de que siquiera pienses en cuánto grano de café vas a añadir, dobla el filtro en ambas costuras. Ese paso que comúnmente nos saltamos va a aplanar el fondo y fortalecer el lado. Para variar, tu filtro no se romperá mientras preparas café, y los granos machacados no harán un desastre en la máquina.

¡Felicitaciones! Ya estás encaminado para obtener un excelente despertar matutino, y la limpieza más fácil que haz hecho.

Tomado de rd.com This Is the Right Way to Insert a Coffee Filter—But No One Does It


Ir a la fuente

Deja un comentario