Esquizofrenia indiferenciada: qué es y en qué consiste

esquizofrenia indiferenciada

Es posible que alguna vez hayas escuchado hablar sobre la esquizofrenia pero no sepas que hay un tipo que es la indiferenciada. La esquizofrenia indiferenciada es un tipo de esquizofrenia que no se puede catalogar de ningún tipo concreto, pero, ¿qué es y por qué ocurre? ¿Qué significa tener este tipo de esquizofrenia?

La esquizofrenia indiferenciada o no diferenciada se caracteriza porque se tienen síntomas generales de esquizofrenia que no se ajustan a una clasificación o diagnóstico específico u otro subtipo. Las personas pueden mostrar síntomas característicos pero que fluctúan con el tiempo.  Este tipo de esquizofrenia puede ser particularmente difícil de diagnosticar porque se necesita descartar otras posibles enfermedades cerebrales, así como otros diagnósticos como depresión mayor o características psicóticas.

Un psiquiatra generalmente revisará el conjunto de síntomas de un paciente, los evaluará y diagnosticará primero la esquizofrenia. Una vez que se ha establecido que el individuo cumple con los criterios diagnósticos generales para la esquizofrenia, generalmente evaluarán más al paciente para determinar el subtipo. Si no se puede determinar un subtipo específico porque los síntomas son aleatorios y se ajustan a múltiples categorías de subtipos, el diagnóstico puede ser una esquizofrenia “indiferenciada”.

esquizofrenia chica

Síntomas

Si bien es complicado de diagnosticar es necesario reconocer los síntomas que pueden hacer que salten las alarmas. En el caso de que creas que tanto tú como un familiar puede tener esquizofrenia, entonces es necesario que no esperes y que acudas a tu médico lo antes posible para evitar consecuencias graves en tu salud mental.

En el caso de la esquizofrenia indiferenciada no hay síntomas exactos que puedan decirse como si de un manual de instrucciones se tratase. Las personas que se adaptan a este tipo de esquizofrenia tienden a cumplir con los síntomas generales de “esquizofrenia”, pero no con otro subtipo. Por ejemplo, la persona puede presentar claramente síntomas esquizofrénicos, pero no puede clasificarse como que tengan los subtipos catatónicos, desorganizados o paranoicos. Los síntomas experimentados con este diagnóstico particular no se ajustan a un tipo específico, pueden variar según la persona.

Una persona puede ser más propensa a los delirios y otra puede experimentar más desorganización, depende totalmente de la persona. Los síntomas también pueden fluctuar con la esquizofrenia no diferenciada, lo que dificulta la especificación del diagnóstico. En otras palabras, el diagnóstico “indiferenciado” se usa también para describir la esquizofrenia con síntomas intercambiables.

esquizofrenia chico

Los síntomas más común en la esquizofrenia indiferenciada son los que te comentamos a continuación:

  • Delirios. La persona puede creer cosas que no tienen una base con la realidad.
  • Desorganización. La persona puede mostrar un comportamiento, habla y pensamiento extremadamente desorganizados. Pueden ser incapaces de formular oraciones que tengan algún tipo de sentido. También pueden cambiar los temas de una oración a otra. Las personas pueden involucrarse en conductas sin propósito y pueden volverse hiperactivas de una manera no constructiva y aleatoria.
  • Alucinaciones. Las personas pueden escuchar voces o ver cosas que no están basadas en la realidad. Es más común escuchar voces que son malas para la persona o que dicen cosas hirientes. Las alucinaciones también pueden involucrar otros sentidos, como alucinaciones táctiles (por ejemplo, pensar que se están tocando cuando no hay nadie cerca).
  • Afecto plano. La persona puede tener respuestas emocionales embotadas y expresiones faciales. Pueden ser incapaces de expresarse emocionalmente y, por lo tanto, pueden parecer “planos”. El individuo puede hablar en tono monótono cuando prevalecen los síntomas negativos.
  • Baja energía. Como resultado de los síntomas negativos, la persona puede experimentar episodios de energía significativamente baja. Los niveles de energía pueden ser tan bajos que es posible que no puedan levantarse de la cama por la mañana.
  • Paranoia. Sienten como si alguien les persiguiera o quisieran hacerles daño. Esto les provoca ansiedad y miedo intenso, también puede desembocar en alucinaciones y delirios.
  • Información deficiente. La persona no sabe que tiene esquizofrenia, a pesar de tener todos los síntomas de psicosis. En algunos casos, la persona puede ser tan inconsciente de que algo está mal, que terminan resistiendo el tratamiento. Muchas personas terminan en negación cuando se les diagnostica la enfermedad porque no creen que nada esté mal en ellos.
  • Ralentización psicomotora. La persona puede experimentar una ralentización psicomotora como resultado de los síntomas negativos. Esto significa que pueden carecer de energía, motivación y emoción. Pueden acostarse en la cama o sentarse en una sola posición durante horas sin moverse.
  • Aislamiento. Muchas personas experimentan el aislamiento a medida que los síntomas se vuelven más graves. Las personas pueden desconfiar de los demás y volverse muy introvertidas e introspectivas. Los síntomas tienden a alejar a las personas de las actividades sociales y se aíslan de la sociedad.

Causas

No se sabe exactamente qué es lo que causa esquizofrenia aunque se cree que puede ser causada por factores biopsicosociales. La mayoría de las personas pueden pensar también que sea causada por factores genéticos y ambientales.

Algunos piensas que las experiencias trraumáticas en la infancia temprana, las exposiciones a toxinas o anomalías en el desarrollo cerebral pueden contribuir a la enfermedad mental. En los casos de esquizofrenia indiferenciada, podría haber una variedad de disfunciones dentro del cerebro.

esquizofrenia hombre

Tratamiento

El tratamiento para el subtipo indiferenciado depende totalmente de los síntomas que se experimentan. Normalmente, los antipsicóticos se utilizan en todos los tipos de esquizofrenia. Sin embargo, otras estrategias pueden resultar útiles si el paciente no responde bien a los medicamentos antipsicóticos. Otros tratamientos aparte de la toma de medicamentos antipsicóticos o de clase típica pueden ser:

  • Terapia electroconvulsiva (TEC). Si el paciente con esquizofrenia indiferenciada no encuentra alivio con las opciones de tratamiento tradicionales (medicamentos) se puede buscar una terapia electroconvulsiva. Esto implica administrar una serie de descargas eléctricas controladas en el cerebro para inducir una convulsión. Se piensa que esto puede ayudar ajustando temporalmente la actividad eléctrica, de ondas cerebrales y de neurotransmisores en el cerebro.
  • Tratamientos naturales. Existen remedios naturales para la esquizofrenia que pueden ayudar a reducir los síntomas. Muchas opciones naturales tienen efectos secundarios mínimos y se ha demostrado que ayudan cuando se usan como un complemento de los antipsicóticos. Las opciones naturales suelen consistir en antioxidantes y aminoácidos.
  • Psicoterapia. Puede ser de gran beneficio para la persona con esquizofrenia programar citas regulares con un psicoterapeuta. El psicoterapeuta puede ayudar a enseñarles cómo sobrellevar los síntomas, establecer metas y ayudarlos a aprender cómo ser más productivos con su condición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *