Escorpio: sexo, amor y dinero en el signo de los enemigos ocultos – TN.com.ar

¿Qué sería de nuestra vida si no existiera el sexo, el amor o el dinero? ¿Por qué el éxtasis dura tan poco? ¿Qué debo hacer para tener una vida disfrutada? ¿Dónde y con quién puedo lograr plenitud total? Temas que están siempre en nuestra mente y nos llenan de preguntas, nos hacen buscar respuestas que no siempre generan felicidad. Habrás pasado por infiernos y cielos, inclusive te sentiste resucitar de las crisis más profundas…entonces sin saberlo conociste la energía escorpiana.

En Fundación Fhers, hacemos un seguimiento de tu carta, observando a escorpio y sus significadores que revelan como empleaste la energía de este signo.

“Las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”, Julio Cortazar.

Escorpio y las profundas aguas del ser

Es uno de los signos menos comprendidos y mas apasionantes del zodíaco. Posee un caudal emocional profundo, denso, complicado para muchos por ser un signo de pasiones ocultas, de sentimientos que no dejan indiferente a nadie. Hay, en escorpio, tanta profundidad y a la vez tanta lucha, que se dice que su principal problema es tratar de entenderse a sí mismo.

Tiene la fortaleza de quien no se queda nunca a medias y lucha siempre por mejorar su condición. Cuando tiene el coraje de superar una experiencia, es sin duda un digno ejemplo a seguir. Está representado por un escorpión sobre todo por la antigua regencia de Marte, que suele arrepentirse de las heridas generadas a otros con su aguijón, cuando se siente agredido.

Este signo revela para la astrología kármica, lo que hemos hecho en vidas pasadas con la sexualidad, el dinero compartido y cuánto comprendimos a la muerte como cambio de dimensión y no un final. Rige el aparto genitourinario y las eliminaciones corporales. Plutón es el planeta que lo representa, y según como este en la carta natal, se puede utilizar su poder para imponerse, doblegar, dominar, al punto de inventar éxitos inexistentes, por no querer reconocer fracasos, justificando las caídas, fantaseando con que la culpa es de los demás y creando reglas para tener una victoria propia. Muchas veces se infieren heridas a quien menos se quiere dañar y esto genera sufrimiento, como si el aguijón se volviera contra sí mismo: con el poder que se ata al prójimo termina atándose a sí mismo. O en sus virtudes habla de la posibilidad de grandes transformaciones externas e internas, de ser como el ave fénix que resurge de las cenizas cuando piensa haber perdido la batalla.

Por tratarse de un signo fijo y de agua, existe una lucha entre el sentido de posesión y la variabilidad de las emociones. El resultado puede ser confundir el amor con obsesión, al amor con pasión, deseo con emoción, muy común si vemos en una carta al signo y planetas de escorpio con inarmonías.

Escorpio y los decanatos

Cada signo en la circunferencia del zodíaco tiene 30 grados y esta dividido por 3 decanatos. El sol o planetas de tu carta natal kármica en alguno de los grados de escorpio nos están diciendo algo que elegiste para esta vida.

Primer decanato: se deja llevar mas por la pasión, por la lujuria, por la posesión. Tiene una energía poderosa para iniciar proyectos.

Segundo decanato: aquí existe una fuerte lucha entre lo material y espiritual y si se deja invadir por emociones fallidas, le costará salir de los problemas, creando obsesiones por apego. Como virtud en este decanato, posee un poder inagotable para amar.

Tercer decanato: es quien pasó por muchas luchas y no acepta más de lo mismo. En vez de deseo tiene aspiración de ayudar y servir. Aprende a utilizar su energía sexual en forma sagrada en pareja o meditación, ayuda a otros a superar problemas y, sobre todo, esclarece para hacer descubrir la inexistencia de la muerte.

Escorpio, el saber morir para saber vivir

Quien esta lleno de apego por la vida, es como un cuerpo sin vida. Cuando aprendemos a no tener anhelos por la vida material, sin deseos, se vive apasionadamente. No identificarnos con el mundo del tener, trae sufrimiento. Escorpio te permite disfrutar sin apego.

“Si amas la vida material en exceso, te cierras, te conviertes en alguien muerto aun estando vivo”, proverbio Zen.

Para los maestros orientales budistas la muerte es más importante que la vida. La vida representa lo trivial, lo superficial. La muerte, lo más profundo. Si amas en exceso la vida, no podés aceptar la muerte. El sexo es una de las cosas más importantes de la vida, la perversión, la represión y el desperdicio de esta energía es lo superficial. Escorpio, Marte y Plutón guardan el secreto de la muerte como vida eterna y el sexo como el maravilloso camino hacia ella.

Escorpio, la posesión que encarcela el amor

Solo con la mano abierta, se posee el amor. Solo con una mente abierta se convierte en florecimiento. Los aspectos en la carta con Mercurio, Plutón y Escorpio hablan de cuánto he desarrollado la comprensión entre mente-sexo-amor y muerte.

“ Si amo a alguien exclusivamente, me vuelvo posesivo. Empiezo a cerrarme. Cuanto más me cierro, más amor pierdo”, proverbio Zen

Si alguien pide amor, lo más probable es que no lo reciba, porque el pedir mismo hace que la persona sea rechazada. Pedir es una barrera. Solamente podrás ser amado cuando no lo pidas. El acto mismo de no pedirlo te vuelve bello, tierno, dulce y atractivo. Venus, Urano en relación a Escorpio en tu carta revelan cómo expresaste el amor.

Cuando uno acepta la trascendencia, cuando uno acepta y está dispuesto a morir, algo se dispone diferente, todo se ordena y la vida se vuelve sublime.

Decimos que alguien es mundano, cuando está más interesado en la vida que en la muerte, más interesado en lo que puede sacarle al otro, sea dinero o placer, todo su interés reside en lo material habiendo olvidado el morir. Escorpio te permite ver la verdad: lo que hemos creado en esta vida, lo vamos a dejar. Por eso, se teme a lo espiritual porque te acerca a tu verdadera condición, a tu frágil condición de ser mortal. Sin embargo, cuando nada de este mundo te llena, se abre la puerta a lo que llamamos vida del alma. Hay una puerta. El alma humana anhela llegar a esa puerta. Al traspasarla se alcanza otra vida más profunda, eterna y sin muerte. Por eso, Escorpio es un signo misterioso, insondable que te lleva a encontrar el sentido último de la existencia.

Escorpio, la gran puerta hacia el amor

El amor es la unión, el encuentro orgásmico de la muerte y la vida. Para alcanzarlo hay pasos que debes recordar:

1- Estar aquí y ahora. El amor es solo posible en el presente. No puedes amar en el pasado. Muchos vivimos de recuerdos. Otros aman en el futuro, tampoco puede ser. Estas son formas de evitar el amor. Las energías inarmónicas escorpianas de tu carta pueden hacerte inventar tozudamente las reglas por las que quieres amar o ser amado, con el olvido de que todo el sistema en el cual nos movemos tiene sus leyes naturales propias.

El primer paso es estar aquí-ahora. El futuro y el pasado traen pensamientos y el pensar destruye el sentir. Una persona obsesionada con el pensar, poco a poco se olvida que tiene corazón. Escorpio, sin redimir, atrapa a la mente llevando a un sexo lujurioso, ve malas intenciones y solo busca su satisfacción personal. No permitas que tu mente te separe del corazón.

2- Aprender a transformar tus venenos en miel. “Todo lo que te envenena, envenena también a los demás”. En filosofía kármica, decimos que en este presente la cosecha es tu propia siembra. Que el enemigo no está afuera, que quienes te hicieron o hacen sufrir son solo tu propia proyección. Dejá de reaccionar, buscá una respuesta.

Muchas personas aman, pero su amor esta contaminado con venenos, con odio, celos, furia, posesión. Mil y un venenos asedian tu amor. El amor es algo delicado. Detente a observarte: ¿hay ira?¿ Celos? ¿Miedo? ¿Frustración? El amor no puede sobrevivir entre tanto veneno. Recuerda que son tu creación y solo vos podés transformarlos. ¿Y cómo hacerlo? Solo necesitas paciencia.

Cuando sientas rabia, no hagas nada solo siéntate en silencio y observa. No estés ni a favor ni en contra. Esto es meditar, esto es quitar el poder, es usar tus virtudes escorpianas para morir al pasado y renacer a lo nuevo.

Recuerda: no hagas nada cuando el veneno se apodere de vos, de tu estado de ánimo, simplemente espera, sigue vigilando, hasta que el veneno deje de existir como tal. Todo cambia continuamente. No actúes cuando la furia esté en su punto más álgido, si no, te arrepentirás y entrarás en un reacción en cadena y crearás más karma. Cuando estás negativo y actuás, el otro se vuelve negativo. La furia crea furia, la hostilidad más hostilidad y las cosas siguen y siguen. La gente ha estado luchando entre sí durante vidas enteras. Y aún continúa.

Entonces, espera. Cuando estés furioso, ese es el momento de respirar y meditar, no desperdicies el momento. La ira está creando tanta energía dentro tuyo que puede destruirlo todo. Sin embargo, la energía, es neutral, esa energía puede ser creativa. Detenete, todo lo que sucede en vos puede destruir o crear armonía y paz. Solo Espera.

Asi, escorpio te ayudará a renacer y descubrirás que el amor es posible, que ser feliz no es una ilusión, porque habrás vencido la lucha, habrá equilibrio, la muerte y la vida se han encontrado en tu interior, el sexo sagrado será revelado y descubrirás que el universo todo espera gozar contigo.

Deja un comentario