¿Es un pájaro, es un avión, es un Ovni? La Nasa tiene la culpa

Todos los que presenciaron la escena creían que estaban viendo algo único, obra de algún ser extraterrestre, pero nada que ver. En realidad las manchas que aparecieron en el cielo noruego eran obra de un experimetno de la Nasa que tenía como objetivo evaluar la influencia de las auroras polares y su flujo de energía. 

Deja un comentario