Para una alimentación saludable es importante incluir en la dieta diaria una cantidad equilibrada de grasas, carbohidratos y proteínas. También se deben incluir alimentos con alto contenido en vitaminas y minerales, como frutas y verduras. Una dieta balanceada refuerza la salud del organismo a corto y largo plazo, lo que fortalece el sistema inmunológico y otorga energía vital para las actividades diarias.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 2.7 millones de personas fallecen al año por complicaciones que derivan de una mala alimentación. Para combatirlo, lo ideal es consumir diariamente productos naturales y orgánicos, los cuales aportan grandes beneficios, no sólo para fortalecer el sistema inmunológico sino también para evitar enfermedades y tener un correcto funcionamiento del sistema digestivo. Además, consumir alimentos de producciones locales también reduce el impacto ecológico. 

 

Comer saludable en la actualidad

Para llevar una alimentación saludable es importante dedicar tiempo a ello, pero los estilos de vida actuales pueden complicarlo. Incluso ahora que muchas personas han estado estos últimos meses en casa, aún eligen la rapidez por sobre la calidad. La fast food y los productos preparados que no aportan los nutrientes que el organismo necesita son la principal elección de muchas personas, por gusto y practicidad.

 

Sin embargo, el tiempo no debe estar peleado con la calidad de tus alimentos. Puedes hacer compras inteligentes y elegir productos que puedas tener en el refrigerador listos para consumir sin sacrificar lo saludable. Los germinados son una gran opción para cumplir con las necesidades nutricionales de tu cuerpo. Generalmente el germinado más conocido y consumido es el de alfalfa, pero hay una gran variedad. Todos aportan grandes nutrientes y son deliciosos. Hay germinado de girasol, rábano, betabel, amaranto, cebolla, chía, brócoli y trébol, por mencionar sólo algunos.

 

Los germinados son considerados superalimentos. Contienen vitaminas A, E y C, clorofila (que ayuda a mejorar el transporte de nutrientes), minerales como el zinc, fibras y enzimas que contribuyen a mantener sano el sistema digestivo y por lo tanto lograr una buena absorción de nutrientes, lo que permite mantener un sistema inmunológico saludable. Los puede consumir cualquiera, incluso niños y personas celíacas.

 

«Los germinados son alimentos vivos que contienen los mayores beneficios para el organismo al consumirlos, además de existir una gran variedad para combinar en cualquier platillo», comparte la chef Sofía Tirado, vocera de Cultivos Naturales San Francisco; «Ya sea en recetas dulces o saladas, aportarán un gran sabor».

 

Incluirlos en la dieta diaria es muy sencillo, ya que pueden ser usados en jugos, licuados, ensaladas, como guarnición o agregarlos a cualquier alimento. Con un poco de limón y sal pueden acompañar tus tardes o darle una frescura a tus platillos a cualquier hora del día y enriquecer tu nutrición y abanico de sabores. 

 

Foto de portada: Unsplash

Zaida Bemanar

La conciencia espiritual es la que nos permite tener un propósito claro, reconocer nuestros dones fundamentales y nuestra misión en la vida. Ella ofrece mirarse a uno mismo y al otro de una manera mucho más significativa que lo puramente psicológico o técnico

Deja un comentario

Deja un comentario