Entrevista a Carlos Velasco

Entrevista a Carlos Velasco

Conocedor de la respiración  y las emociones

Hace más de tres décadas que el psicólogo Carlos Velasco, comenzó a profundizar en la estrecha relación entre los conflictos psicoemocionales y un conjunto de manifestaciones físicas. Entre ellas, una de las más importantes, es la afección respiratoria. La Psicoterapia que defiende, busca lograr un proceso respiratorio completo, logrando con ello una mejora en la salud general.

208 ENTREVISTAVerdeMente: Carlos, ¿cuál es la relación que se establece entre la respiración y las emociones?

Carlos Velasco: El cuerpo alberga la historia biográfica de la persona. Un conflicto psicoemocional –un trauma, experiencia vivida dolorosamente-, provocará en el cuerpo físico un bloqueo en el sistema musculoesquelético y en la musculatura lisa, afectando a la mecánica respiratoria y provocando enfermedades psicosomáticas. Si el diafragma está bloqueado, puede contener rabia reprimida, miedo, impotencia, etc., pero si está libre, se manifestará con poder, fortaleza, valentía, expansión, libertad, etc. A su vez, lo psicosomático producirá emociones que alteraran el psiquismo, acción psicosomática por ejemplo, una úlcera de estómago induce un estado de ánimo agriado, irritado y sufrimiento. Como vemos, existe un feedback entre lo psicológicoemocional y el cuerpo, el cuerpo y lo psicoemocional. Debemos considerar éste efecto bumerang en el diagnóstico, psicodiagnóstico y tratamiento de la mecánica ventilatoria.

VM: ¿Cuáles fueron los elementos que te impulsaron a desarrollar tu método, hace más de tres décadas?

C.V.: 1. Las personas respiran bastante mal, es decir, su mecánica respiratoria está bloqueada en su movimiento de expansión y contracción.

2. La enseñanza de la respiración no se ofrece suficientemente clara. Hay personas que enseñan a respirar sólo abdominalmente o sólo costoclavicular o en tres tiempos, cuando la forma correcta es la respiración completa o llamada yóguica en donde los tres anillos del tronco se expanden durante la inhalación.

3. Crear un sistema con un corpus teoricum que garantizara mediante argumentos claros, consistentes y verídicos, la enseñanza de una mecánica ventilatoria correcta que permitiera regresar a la forma natural y libre de respirar del bebé.

4. La importancia de la reeducación postural y la mecánica de la marcha.

VM: ¿Cuáles son las principales ventajas que ofrece la Psicoterapia Respiratoria, a la persona que se acerca a ti y a tu trabajo?

C.P.: 1. Conocer su respiración, es decir, cómo se expande y contrae todo el tronco durante la inhalación y la exhalación. Darse cuenta cómo es su respiración basal.

2. Saber cómo es la mecánica respiratoria natural y correcta, libre de bloqueos psicosomáticos y llegar a realizarla sintién dola, grabando en su memoria las sensaciones que percibe. Siente fortaleza, poder, vitalidad, serenidad de la mente, etc.

3. Por tanto, se dará una mayor salud física puesto que al desbloquearse la musculatura implicada en la mecánica ventilatoria, todo lo que hay por debajo y por encima del diafragma se descomprimirá, armonizará y tenderá a normaliza sus funciones vitales. Ejemplo de ello es reducción de la hernia de hiato y del estreñimiento, mejores digestiones, etc

4. También, al descender suficientemente el diafragma durante la inhalación se activará el Ming Men o Puerta de la Vida, situado entre la vértebra l2 y l3, es el reservorio de energía ancestral con el que todo ser humano viene al mundo, reactivándolo en cada respiración. También activación del hara o centro vital del ser humano, ubicado en a unos 4 centímetros por debajo del ombligo, en el interior del abdomen.

5. Psicoterapia, trabajo interior. Si partimos del principio que la mecánica respiratoria está somatizada ya desde niño debido a conflictos psicoemocionales, tenemos la oportunidad de reconocerlos mediante el trabajo de diagnóstico, psicodiagnóstico y tratamiento de la mecánica respiratoria. De tal modo que el proceso psicoterapéutico está implícito en la fase de vuelta a la respiración natural liberada.

VM: ¿Cuáles han sido las experiencias más complejas que has observado en tu investigación?

C.P.: No hay una ciencia que presente más imprecisiones (en su enseñanza) que la ciencia de la mecánica respiratoria. Las experiencias más complejas durante la investigación se han dado a la hora de lograr un buen poliedro de argumentos para justificar que la mecánica respiratoria debe hacerse completa o yóguica, es decir, expandiendo, al mismo tiempo los tres segmentos del tronco (lumboabdominal, intercostal y costoclavicular) y no en tres tiempos o sólo el abdomen o sólo el tórax. Oteando en Oriente y Occidente, la revisión de la mecánica en miles de personas y mi trabajo personal en la mecánica ventilatoria, he recabado argumentos más que suficientes para confirmar que todo el tronco tiene que expandirse al unísono en la inhalación y que la zona lumbar debe expandirse, ya que nos indica que el diafragma desciende convenientemente, especialmente el hemidiafragma posterior. En el taoísmo y budismo afirman que durante la inhalación la zona lumbar debe expandirse. Sin embargo, esa búsqueda de argumentos de la que hablo anteriormente no ha sido lo más complejo. La más compleja puede ser la aceptación por parte de algunos sectores de profesionales de la respiración que la mecánica respiratoria tiene que ser completa y en un solo tiempo.

VM: ¿Qué influencia te aportó en el desarrollo de tu investigación el sufismo?
C.V.
:El Sufismo me permitió anclar la Psicoterapia Respiratoria en una cosmovisión, es decir, la consideración de una triunidad: el ser humano, la creación y el Hálito del Creador de los Mundos. Este soporte le da mayor sentido y transcendencia a la función de la mecánica respiratoria. El murciano Ibn Arabi, muerto en Damasco en 1240 decía: “El hombre verdadero o realizado es aquel que es dueño de sus respiraciones”. Ser dueño de mis respiraciones es no estar preso de los dragones o rasgos negativos de la personalidad, tales como la ira reprimida, miedo, envidia, etc., los cuales agitan mi cuerpo bloqueando la mecánica respiratoria. Tener libre la mecánica respiratoria y no esclava de bloqueos es ser dueño de cada respiración, por tanto, soy libre y verdadero. Siendo dueño de la propiedad de mi cuerpo y de la función de la mecánica respiratoria, entonces, el soplo de vida puede habitarme y yo sentirme habitado por él; en última instancia, ser habitado o respirado por el Aliento Misericordioso. Muriendo de lo que no soy –los añadidos artificiosos de los bloqueos-, entonces soy verdadero, auténtico y luminoso.

VM: ¿Cuál es la forma correcta de respirar?

C.P.:La forma correcta de respirar es adecuarse a la forma natural de la mecánica respiratoria, a su propio diseño. Nacemos con la capacidad instintual e involuntaria de ponerse en acción el proceso de la mecánica ventilatoria, cuyo músculo principal o maestro es el diafragma, llamado segundo corazón por su gran capacidad hemodinámica. El bebé respira en libertad, libre de bloqueos musculoesqueléticos, apreciándose en él una respiración completa o yóguica, es decir, todo su tronco se expande al mismo tiempo durante la inhalación y se contrae en la exhalación. En cada inspiración el diafragma desciende creando un vacío de presión dando lugar a la entrada de aire por la nariz. Al descender, el diafragma comprime las vísceras por debajo de él, produciendo un gran masaje y retorno de la sangre. A más descenso del diafragma, más vacío de presión, más aire inhalado, mayor masaje visceral y retorno de la sangre venosa al corazón. Resumiendo, el aire que entra por la nariz es debido al descenso del diafragma, ese aire lo dirijo hacia la zona lumbar, según desciende va llenando de arriba abajo los pulmones. Los anillos lumboabdominal e intercostal se expanden por el descenso del diafragma, el anillo costoclavicular se expande por la entrada de aire en los pulmones. Podemos imaginar el tronco como un cilindro que se expande por todos los lados durante la inhalación. Una vez se ha instalado la forma correcta, es muy importante perseverar en su permanencia, esto exige un tiempo de entrenamiento. 

Este modo de respirar liberado se da en el bebé y en las personas que no han bloqueado su mecánica ventilatoria. No tiene sentido enseñar una mecánica ventilatoria absolutamente incorrecta como es la respiración sólo abdominal o sólo torácica o en tres tiempos, pues el bebé no lo hace. Tampoco hay que decir “primero llevo el aire al abdomen, luego a la zona diafragmática y luego lo subo a la zona costoclavicular, pues va contra natura, ya que el aire nunca está en el abdomen, está en los pulmones. Debemos recordar que el aire entra por la nariz, pasa por la tráquea, continúa por los dos bronquios de los pulmones, ramificándose en bronquiolos hasta llegar a los sacos alveolares. Este recorrido es descendentre y no ascendente. Podríamos seguir enumerando docenas de errores que se cometen a lo hora de enseñar y explicar la mecánica respiratoria.

 

Deja un comentario