Encuentran un enorme ‘puente’ de ondas de radio que une dos cúmulos de galaxias

Científicos tratan de entender lo que sucede con la corriente de ondas de radio se extiende por 10 millones de años luz y conecta dos cúmulos que se encuentran en un lento proceso de colisión.

Los núcleos de los cúmulos de galaxias (en rojo) se pueden ver en la luz de rayos X. Están unidos por un filamento delgado (amarillo y azul). / F. Govoni, M. Murgia, INAF

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto un ‘puente intergaláctico’, una misteriosa corriente de ondas de radio. que se extiende por 10 millones de años luz y conecta dos cúmulos de galaxias que se encuentran en un lento proceso de colisión.

En el Universo, la materia se distribuye en forma de una ‘red cósmica’, que consiste en estructuras filamentosas en cuyas intersecciones. Se forman colosales concentraciones de miles de galaxias llamadas cúmulos.

Los investigadores, dirigidos por Federica Govoni del Instituto Nacional de Astrofísica de Cagliari Italia. Estudiaron dos cúmulos apodados Abell 0399 y Abell 0401, utilizando la red de radiotelescopios LoFar.

Observaciones anteriores habían descubierto un filamento que unía estas enormes concentraciones de galaxias. El nuevo estudio, publicado la semana pasada en la revista Science, determinó por primera vez que este filamento tiene un campo magnético.

Corriente de ondas de radio «normalmente observamos este mecanismo de emisión en acción en galaxias individuales. E incluso en cúmulos de galaxias, pero nunca antes se había observado una emisión de radio conectando dos de estos sistemas». Explicó Matteo Murgia, del Instituto Nacional de Astrofísica.

Campo Magnético

Según explican los científicos en un estudio publicado esta semana en Science. El origen de esta anomalía  de corriente de ondas de radio puede ser un débil pero turbulento campo magnético que se extiende entre los dos cúmulos de galaxias.  Y que actúa como un poderoso acelerador de partículas, con la fuerza suficiente para impulsar a los electrones diez veces más lejos de lo que normalmente serían capaces de viajar. Es la primera vez que se descubre un campo magnético entre dos grupos de galaxias.

El «puente» de  corriente de ondas de radio entre un cúmulo y otro fue detectado utilizando una red de telescopios llamada LOFAR (Low Frecuency Array). «Esta emisión -escriben los autores en su artículo- requiere de una población de electrones relativistas. (Que viajen casi a la velocidad de la luz) y de un campo magnético ubicado en un filamento entre los dos grupos de galaxias».

Para tratar de averiguar cómo debería funcionar este extraño proceso de la corriente de ondas de radio. Los científicos llevaron a cabo una serie de simulaciones informáticas.

Y descubrieron que incluso un campo magnético relativamente débil podría crear ondas de choque con la potencia necesaria. Para imprimir más aceleración a los electrones de alta velocidad. Un «empujón extra» capaz de mantenerlos en movimiento a lo largo de todo el filamento

Por su parte, Govoni apuntó que el objetivo después del descubrimiento de esa corriente de ondas de radio ahora es entender. «Si este filamento magnetizador es un fenómeno común en la red cósmica».





Deja un comentario