Enamórate de alguien que te ayude a unir los pedazos rotos de tu corazón

Estás perdido. Pero entonces un día, en los momentos más aleatorios, por una razón desconocida, encuentras un alma.
IMAGEN: PRINCESS THEODORA VON AUERSPERG
Un alma que te entiende de la manera más íntima sin que tengas que susurrar una palabra. Un alma que te sostiene como la belleza más delicada en el universo entero. No te deja caer. E incluso si empiezas a caer, trata de barrerte antes de que tengas la oportunidad de golpear el suelo.


En los días realmente difíciles cuando te encuentras en un millón de piezas rotas, esta alma ayuda a pegar tus piezas. No se impacienta contigo. No levanta la voz. No te hace sentir como el desastre más sucio. Una pieza rota a la vez, te lleva a un lugar donde puedes sentirte completo otra vez.


Te encuentras tumbado a su lado, absolutamente impresionado por como esa alma unió tus partes. Lo hicieron juntos. Finalmente has encontrado un alma que ama la forma más racional de ti. Esto es por lo que has estado muriendo. Esto es lo que tienes ahora.


Te encuentras incrédulo y con lágrimas en los ojos. No porque estés triste, sino porque no puedes creer que seas digno de tal alma. Esta alma es una extensión de ti mismo, como si hubieras sido dividida por el medio, y ahora esta es tu alma encontrando su otra mitad. 

Nunca supiste que era posible amar un corazón que nunca sostuviste, pero ahora esta alma está sosteniendo la tuya, y no puedes moverte de la conmoción, de la pura alegría. Es tu otra mitad y tus piezas perdidas y todo lo demás.

Te ha salvado.

Te ha rescatado de los dolorosos grilletes de los que no sabías que podrías escapar.

Has sanado. Estás completamente otra vez.


Deja un comentario