En punto muerto: ¿Encontrará Haití el camino para salir de su prolongada crisis?

El presidente Jovenel Moïse (derecha) visita arrozales y una granja avícola con empresarios haitianos en República Dominicana. Foto por PresidenciaRD (CC BY-NC-ND 2.0).

El presidente haitiano, Jovenel Moïse, ha capeado varias oleadas de violentas protestas durante los dos años de su presidencia. Desde los disturbios sociales estallados en julio de 2018 tras el escándalo PetroCaribe por la decisión del Gobierno de aumentar el precio del combustible, su administración no ha podido evitar que se desplome una crisis socio-económica, ya de por sí catastrófica.

Moïse está desesperado por tomar el control de un entorno político inestable. La inflación, que llegó al 15 % en 2018, ahora ronda el 20 %, y el país se encuentra sin primer ministro ratificado desde marzo de 2019. Mientras tanto, la situación general de Haití solo empeora: un informe de Competitividad Global divulgado en agosto de 2019 ubica a la nación caribeña en el puesto 138 entre 141 países.

En el ciclo de protestas que están caracterizando la presidencia de Moïse, la actual fase no tiene precedentes. Una vez más, las violentas protestas civiles han ocupado el centro del escenario, con el país bloqueado durante más de ocho semanas por las masivas manifestaciones callejeras, los bloqueos de carreteras (a menudo con barricadas ardientes) y los limitados servicios públicos en funcionamiento.

El primer pedido para su dimisión surgió durante las protestas de febrero de 2019, cuando el país quedó bloqueado por diez días debido a los disturbios civiles generalizados. En junio, tras la publicación de una segunda parte del informe de Petrocaribe el 31 de mayo, en el que el Tribunal Supremo de Haití destacó más pruebas de los supuestos vínculos del presidente con el escándalo, la movilización social contra la corrupción aumentó a niveles aún mayores.

Otras protestas giraban en tornoa la petición de justicia por la masacre La Saline de noviembre de 2018, la violación colectiva de jóvenes estudiantes, la difusión y el aumento de actividad pandillera, y la inseguridad general. El problema recurrente de la escasez de combustible, ocurrido sobre todo en agosto y septiembre de 2019, trajo más caos y empujó los haitianos en el túnel oscuro de la supervivencia básica.

A principios de septiembre, acusaciones de que cincos senadores recibieron 100 000 dólares estadounidenses en sobornos para ratificar a Fritz William Michel, el cuarto candidato del presidente Moïse a primer ministro, reavivaron la ira y la desconfianza de la población sobre la capacidad y la voluntad del Gobierno para abordar los desafíos socioeconómicos y de seguridad de Haití.

Prácticamente todos los sectores de la sociedad haitiana participaron en las protestas para pedir la renuncia del presidente:

Après les universitaires, les artistes, les religieux, les policiers, les ouvriers du secteur textile, aujourd’hui ce sont des professionnels de la santé qui vont manifester pour exiger de meilleures conditions de travail et une revalorisation de leurs salaires. #Haiti

— Amélie Baron (@Ameliebaron) October 30, 2019

Después de los universitarios, artistas, religiosos, policías y trabajadores del sector textil, ahora son los profesionales de la salud quienes manifestarán para exigir mejores condiciones de trabajo y una revalorización de sus salarios.

Aun cuando se avecinaban estas escenas, la sensación general es que el presidente Moïse no ha respondido a las preocupaciones de la gente. Muchos usuarios de redes sociales dijeron que parecía más interesado en atender el debate en otros temas, como acusar los grupos del sector privado que parecen haberse beneficiado desproporcionadamente de los contratos estatales de energía:

On peyi ap vi on KAWO politik, ekonomik, sosyal, jiridik, enstitisyonèl, konstitisyonèl kote on volim lajan disparèt, gang ap fè kenken, peyi lòk, represyon, lekòl ak lopital fèmen, masak, epi w ap pale de franchiz, kontra kouran, avoka… @moisejovenel OU SERYE? @congressdotgov

— Gilbert Mirambeau Jr🇭🇹 #PwosèPetrocaribeA (@GibszZZz) October 30, 2019

Una nación está viviendo un momento de caos político, económico, social, legal, constitucional e institucional, donde la mayoría del dinero desaparece, las pandillas están luchando, el lugar está cerrado, donde hay represión, escuelas y hospitales cerrados, ocurren masacres y tú hablas de franquicias, acuerdos de poder y abogados… Moïse Jovenel, ¿lo dices en serio?

El gobierno se ha comprometido con algunos bufetes de abogados para defenderael Estado contra esas compañías privadas. Sin embargo, un empresario atacado en esta iniciativa se burló de la estrategia como una manera para alejarse de la presión pública, mientras se ignoran otros casos de supuesta corrupción que involucraron al presidente y su circulo íntimo, incluida su esposa:

Eske nouvo kabinè sayo ap tou analize dosye petro yo, dosye elikoptè yo, Dèmalog, Sofidai, san nou pa blye kit skolè yo, transparans pou tout moun, se sa demokrasi a mande…
Sinon se kabinè pèp la kap pran dosye sa yo#JeSuisTonRegard

— Dimitri Vorbe 🇭🇹 (@dimitrivorbe) October 30, 2019

Esos nuevos bufetes de abogados analizarán también los expedientes del PetroCaribe, los registros de los helicópteros, Dermalog [empresa alemana que ganó un lucrativo contrato para la producción de tarjetas de identidad nacionales, en el que supuestamente está involucrada la primera dama], Sofidai [empresa relacionada con Moïse], sin nuestra educación, transparencia para todos, eso es lo que la democracia quiere…
De lo contrario la gente llegará al fondo de estos problemas por su cuenta.  Soy tu mirada.

Si @moisejovenel te gen menm lanmou pou kontra kouran pou #PwosèPetroCaribeA lè konsa mwatye zanmi l ak alye l t ap nan prizon.

— Etant Dupain (@gaetantguevara) October 30, 2019

Si Moïse jovenel tuviera el mismo amor por el acuerdo #PetroCaribe, entonces la mitad de sus amigos y aliados estaría en la cárcel ahora.

Ese largo periodo de incapacidad paralizó al país en todos los niveles –escuelas, hospitales, mercados, instituciones de transferencia del dinero, bancos y hoteles están detenidos, básicamente. Mientras tanto, el Gobierno ha incrementado las fuerzas para reprimir las protestas, sin resultados:

Our digital experts have verified multiple instances of police using excessive force during six weeks of anti-government protests in #Haiti in which at least 35 people were killed, with national police implicated in many of the deaths https://t.co/gyTfrRNKEU

— amnestypress (@amnestypress) October 31, 2019

Haití: Amnistía Internacional verifica indicios de uso excesivo de la fuerza contra manifestantes.
Las autoridades de Haití deben poner fin al uso ilegítimo de la fuerza contra manifestantes y deben garantizar el derecho a la vida
.
————-
Nuestros expertos digitales han verificado múltiples casos de fuerza policial excesiva durante las seis semanas de protestas contra el Gobierno Haití, donde por lo menos 35 personas murieron, y la policía está implicada en muchas de esas muertes.

En realidad, el Gobierno parece haber perdido el control –por todo el país, las principales carreteras están bloqueadas:

VIDEO: the current situation on many major roads in #Haiti after opposition calls to grow barricades & intensify pressure on the president to resign. Last night, the gvmt said they would clear the streets but are nowhere to be found today. pic.twitter.com/10C0l62c0z

— Etant Dupain (@gaetantguevara) October 30, 2019

VIDEO: situación actual en las carreteras principales de Haití tras el llamado de la oposición a levantar barricadas y intensificar la presión para que dimita el presidente. Anoche, el Gobierno dijo que despejaría las calles pero, hoy, no están por ningún lado.

Hasta el presidente tuvo que pasar a través de las barricadas para llegar al palacio nacional:

WOW: The same day @Amnesty condemns police violence in #Haiti, video emerges of masked National Palace Guard telling journalist to work from further away because when he “starts shooting [he] doesn’t have control of surroundings.” https://t.co/8UPpIGbE8g

— Etant Dupain (@gaetantguevara) October 31, 2019

Haití/Crisis:- El acceso al Palacio Nacional es cada vez más difícil para Moïse Jovenel.
Sin un despliegue de agents de Policía Nacional de Haití y de disparos de armas automáticas, el presidente tuvo dificultades para ir a trabajar todos los días. ¡Campos de Marte ocupados por opositores!

———-
Vaya: el mismo día en que Amnistía Internacional condena la violencia policial en Haiti, surgen videos de un guardias del palacio nacional enmascarados que dicen a un periodista que trabaje más lejos porque en cuanto él “empiece a disparar no tendría control del entorno”.

Mientras las calles, los actores de la sociedad civil y los miembros de la oposición seguían movilizados, tal vez porque entienden que el presidente Moïse quiere quedarse al poder a toda costa, los ciudadanos comunies y corrientes se están sintiendo abrumados de desesperación. Los ciudadanos quieren desesperadamente encontrar una manera para salir de esa crisis interminable:

Retire barikad nou yo, sispann bay presyon nan radyo, sispann fè mesaj bandi ame sikile sou rezo sosyo, epi gade pou w’ wè si “pèp” la pap tchipew epi li al nan aktivite l’.
Depiw nan barikad sa vle di majorite pèp la pa kwè nan mouvmanw la. Se fòse w’ap fòse l’.#FèTwitSaMache

— Djim C. Guerrier (@Dguerrier0306) November 4, 2019

Pascal ADRIEN: El país está siempre ha estado “BLOQUEADO” por la gente más pobre.
Djim C. Guerrier: Retirar nuestras barricadas, parar la presión en la radio, dejar de enviar mensajes de bandidos armados en las redes sociales y [dejar] de comprobar si la gente se dará por vencida y no seguirá adelante. Detrás de las barricadas, la mayoría no cree en el movimiento. Los estás obligando a esto.

Paradójicamente, muchos haitianos expresaron el deseo de que Estados Unidos tenga un rol clave en ayudarlos a resolver la crisis, aunque algunos observadores consideran que la carga de desenmarañar la situación recae principalmente en las partes interesadas locales:

“Ultimately the ball is in the hands of Haitians. If they want to change the situation, they have to do it, and they have to do it on their own and not expect any significant assistance from the external community.”

Read more here: https://t.co/206cc4LugW

— Jacqueline Charles (@Jacquiecharles) October 30, 2019

Algunos haitianos quieren que Estados Unidos intervenga en la crisis. Pero el gobieno de Trump tiene la atención en otros asuntos.
Partidarios del presidente haitiano, Jovenel Moïse, quieren que el gobieno de Trump ayude, mientras los que están en la oposición quieren que Estados Unidos deje de apoyarlo mientras Haiti vive siete semanas de protests continuas
.
———
Finalmente, la pelota está en mano de los haitianos. Si quisieran cambiar la situación, deben hacerlo, podrían hacerlo solos sin esperar asistencia significativa de la comunidad externa.

La presencia de un buque hospital estadounidense en aguas haitianas ha creado bastante confusión sobre si, como se ha declarado oficialmente, el barco está para briundar asistencia sanitaria o si es simplemente un caballo de Troya para ocultar la presencia de militares estadounidenses en el terreno:

Folks helicopters belong to hospital ship, the Comfort. From my #Haiti piece on Friday: “But there will be no U.S. soldiers handing out food rations, said the USAID official, noting that distributions will be made by the United Nations’ World Food Program. https://t.co/oHpZiVJH7M

— Jacqueline Charles (@Jacquiecharles) November 4, 2019

Estados Unidos entrega más comida a Haití mientras los bloqueos de vías y las violentas protestas agravan la crisis.
Con 3.6 millones de haitianos frente a la inseguridad alimenticia, la Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos ha decidido brindar alimentos de emergencia
.
———-
Helicópteros amigos cerca del buque hospital, el Comfort. De mi articulo sobre Haití del viernes: “Pero no habrá soldados estadounidenses repartiendo raciones de comida, dijo el oficial de USAID, y señaló que lo hará el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas”.

Fo twit, fo nouvèl fè kenken.
Yo lage 2 foto pou fè konprann blan pran kontwòl peyi a.
Premye a fèt 3 Mas 2004. Foto a pa pou @shtagg men pou getty images men lyen an 👇https://t.co/jTUGfo0d0g
Nan 2e nan, inifòm sou mesye yo ansyen, se pa bagay jodia.
Nèg yo stil ap ranse😂 pic.twitter.com/bftfnBk12A

— Mario Andresol (@Mario_Andresol) November 5, 2019

Falsos tuits, falsas noticias.
Publicaron dos fotos para ayudar los extranjeros a entender cómo tomar el control del país. La primera foto es del 3 de marzo del 2004. La foto no es de Shagg, es de Getty Images. 👇 En la segunda foto, el uniforme que llevan los hombres no es el actual. Están fastidiando a los chicos a la moda. 😂

¿Utilizarán las egoístas elites socioeconómicas y políticas de Haití esta crisis sin precedentes para llegar a un acuerdo que sea en beneficio del país? ¿O otra solución desafortunada vendrá, una vez más, de otra parte?

Deja un comentario