En el estómago de este microraptor, científicos descubrieron a un lagarto totalmente desconocido

Una reconstrucción del dinosaurio Microraptor zhaoianus tragando a un lagarto Indrasaurus wangyuani
Doyle Trankina

Un equipo de paleontólogos encontró un lagarto de género y especie previamente desconocidos en el estómago de un Microraptor zhaoianus, un dinosaurio terópodo pequeño. De acuerdo a un artículo publicado en Current Biology, el dinosaurio se lo tragó entero, razón por la cual fue posible estudiar la estructura del lagarto. El banquete inesperado del dinosaurio ayudó no solo a saber más sobre su dieta, sino también a investigar la cadena trófica que se formó en el territorio de China moderna hace 120-133 millones de años.

Un lagarto llamado en honor de dios 

El Microraptor zhaoianus vivió entre 120 y 130 millones de años atrás y perteneció a la familia de los pequeños dinosaurios carnívoros llamados dromeosáuridos. Los microraptores pesaron alrededor de un kilogramo y, según diversas estimaciones, fueron de 0,77 a 1,2 metros de longitud. Tenían cuatro alas (una en cada pata) y presumiblemente podían planear entre los árboles. Los paleontólogos repetidamente encontraron microraptores con el estómago lleno, y por eso tuvieron la oportunidad de estudiar la dieta de los reptiles. Por ejemplo, ya se sabe que los microraptores se alimentaban de mamíferos, aves y peces. 

Sin embargo, los nuevos fósiles encontrados en China muestran que los microraptores también cazaban lagartos. Los científicos del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados describieron realizaron el análisis filogenético de un lagarto previamente desconocido. Resultó que ese reptil se diferenció de otros similares en la estructura de sus dientes y la distancia entre ellos. Los investigadores bautizaron a nueva especie como Indrasaurus wangyuani, en honor de dios védico Indra. Según el mito, fue tragado por el demonio en forma de serpiente durante la batalla.


Fósiles de microraptor con un lagarto en el estómago
Jingmai O’Connor

 

La cadena alimenticia de los dinosaurios chinos

Los fósiles de Indrasaurus ayudaron a los investigadores a construir una versión preliminar de la cadena trófica de la biota de Jehol que se ubicaba en el norte de China moderna. Aparentemente, en el período Cretácico inferior en esta zona había muchísimos bosques y áreas abiertas. Los paleontólogos encontraron allí plantas adaptadas a climas tanto secos como húmedos, lo que indica que las fluctuaciones climáticas se produjeron periódicamente.

Entre los fósiles de los animales en la biota de Jehol había restos de dinosaurios que se extendieron por todo el planeta en el período Cretácico, incluso a los ceratopsios y tiranosaurios, ranas primitivas, lagartos, mamíferos, aves,  peces y muchos más. La ración de depredadores de la época  consistía en peсes, mamíferos y lagartos.

Cadena alimenticia de la biota Jehol. Los peces se muestran en azul, las aves en color morado claro, los dinosaurios con plumas en morado, los mamíferos en rojo, los lagartos en amarillo, y las serpientes en naranja.
J.O’Connor et al. / Current Biology, 2019
   
Anteriormente, paleontólogos chinos encontraron fósiles de una nueva especie de dinosaurios en Liaoning, la región noroeste del país. Esta criatura pequeña tenía alas membranosas como las de murciélago.

Yana Berman
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma.

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.

C.1040

Deja un comentario