Elon Musk presenta tecnología para conectar el cerebro a internet

Neuralink tiene como objetivo hacer que con la mente se pueda controlar la tecnología. Resumido es controlar objetos con nuestra mente

Entra en el campo de ciencia ficción pero no lo es

Elon Musk informó en la noche del martes que su empresa Neuralink. Está haciendo progresos en una interfaz que conecta el cerebro con computadoras. La cual se espera comience a ser probada en personas el año que viene.

«Podemos hacer una interfaz cerebro-máquina completa», dijo Musk junto a miembros de Neuralink durante un evento en San Francisco para mostrar sus avances y reclutar talentos en los campos de software, robótica, neurociencia, entre otros

El proyecto puede «lograr una especie de simbiosis con la inteligencia artificial», aseguró Musk. Emprendedor futurista también al frente de Tesla y SpaceX.  Musk asegura que un vínculo que una las mentes con las máquinas es vital si las personas queremos evitar ser sobrepasadas por la inteligencia artificial.  Que según él, enfrenta a los humanos al riesgo de quedar relegados a un papel de «gatos domésticos».

El prototipo

La empresa emergente, Neuralink, mostró la primera versión de un minúsculo sensor que puede ser implantado en un cerebro a través de una pequeña incisión hecha por un robot especialmente construido para realizar esta tarea de alta precisión. El procedimiento debería ser tan simple como una cirugía láser de la vista.

Neuralink «Son mini electrodos y el robot los implanta delicadamente». Dijo Musk destacando que puede haber miles de estos electrodos conectados a un cerebro.

«Es algo que no será estresante de colocar, que trabajará bien y no precisa conexiones físicas», dijo. El chip se comunicará por aire con una especie de audífono que envía información a una aplicación de smartphone, según Neuralink.

Por ahora, la meta es que una persona con los implantes controle el teléfono con pensamientos, pero la tecnología puede ser eventualmente extendida a otros aparatos, como brazos robóticos. De los primeros objetivos de esta tecnología es atender pacientes con enfermedades neurológicas

Neuralink como todos los proyectos grandiosos de Musk, requiere una dosis sensata de escepticismo. Los túneles con coches ultrarrápidos o las naves especiales son algunas de sus propuestas que siguen generando dudas.

El futuro es ahora

Neuralink realiza su cirugía no invasiva con un robot que parece una «especie de máquina de coser» y que puede implantar en el cerebro hilos que tiene cada uno un cuarto de diámetro de un pelo humano.

Esos hilos penetrarán dentro del cerebro y mandarán información a un pequeño procesador con una batería que estará detrás de la oreja y que se conectará con bluetooth –y sin cables– con el interior. Ese procesador estará conectado con una app en nuestro móvil.

El objetivo último de Neuralink es aún ciencia ficción: escribir solo con la mente, mover un cursor por la pantalla solo pensándolo e incluso descargar un nuevo lenguaje directamente en nuestro cerebro o intercambiar pensamientos con otra persona sin hablar.





Deja un comentario