Elimina tus espinillas con estos excelentes remedios caseros

Por suerte, para todos los que tenemos espinillas, podemos aplicar distintos remedios caseros y naturales para eliminarlas. Te sorprenderás los ingredientes que puedes utilizar para tratar esta afección. Muchos de ellos, de seguro, los hallarás fácilmente en casa. estáis podáis

Remedios caseros para acabar con las espinillas

Aloe vera

Una de las plantas más populares para realizar remedios caseros gracias a sus diversas propiedades. Puedes comprar un gel de aloe vera, o bien, extraerlo directamente de una penca de sábila. Aplica el gel en todo el rostro durante la noche y deja actuar. No enjuagues tu rostro hasta la mañana siguiente.

Ajo

El ajo es bien conocido por sus propiedades antimicrobianas, y puede ser estupendo para tratar las espinillas. Trata de extraer el jugo de un ajo y mezcla con una cucharada de agua. La mezcla resultante tendrás que aplicarla en las zonas afectadas y dejar actuar por 10 minutos. Posteriormente, enjuaga con abundante agua.

Aceite de rosa mosqueta

Por su parte, el aceite de rosa mosqueta también es popular por los beneficios que aporta a la piel y sus propiedades regenerativas. Para aplicarlo como remedio contra el acné, disuelve unas cuantas gotas de aceite de rosa mosqueta en un poco de agua. Con ayuda de un algodón, humedécelo con esta mezcla y aplica sobre el rostro.

Avena

La avena también puede ayudarnos a eliminar las espinillas de manera eficaz. Sólo necesitarás prepararla como habitualmente lo haces, sin agregar azúcar, añádele 2 cucharadas de miel y calienta un poco. Revuelve y trata de que la avena quede espesa para formar una mascarilla. Aplícala sobre todo tu rostro y deja reposar por 25 minutos para luego enjuagar.

Azúcar

El azúcar es un gran exfoliante natural, es sencillo de usar y nos permitirá eliminar las impurezas de nuestra piel. Para este remedio tendrás que mezclar media taza de azúcar, una cucharada de sal marina, un poco de aceite de oliva extra virgen y 5 cucharadas de extracto de vainilla. Debe quedarte una consistencia espesa y granulada con la cual podrás exfoliar tu piel.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato es otro de los grandes aliados de los remedios caseros. Este puede utilizarse para hacer un exfoliante, o bien, una mascarilla. Si deseas preparar la mascarilla, sólo tienes que mezclar bicarbonato con agua de manera que puedas obtener una mezcla espesa. Aplica esta mezcla en tu piel y deja actuar por 20 minutos para luego enjuagar.

Si quieres hacer el exfoliante, tendrás que hacer la misma mezcla, pero en lugar de solo aplicarla, masajea tu piel con movimientos circulares durante cinco minutos. Transcurrido este tiempo, enjuaga con abundante agua.

Clara de huevo

La clara de huevo también es estupenda para eliminar las molestas espinillas. Para usarlo solo necesitarás separar tres claras de huevo y batirlas hasta que queden espumosas, casi a punto de nieve. Luego deberás aplicar esta especie de crema en la zona afectada, de manera que puedas colocar 4 capas. Deja reposar por 20 minutos y enjuaga con agua.

Canela

Otra alternativa es hacer una mascarilla de canela con miel, pues la canela es antimicrobiana y la miel es un antibiótico natural. Para esta mascarilla necesitarás añadir a dos cucharadas de miel una cucharada de canela en polvo, de manera que puedas crear una pasta homogénea. Luego aplica sobre las áreas afectadas y deja actuar por 10-15 minutos antes de enjuagar.

Cáscara de naranja

También puedes hacer una mascarilla con cáscaras de naranja que te permitirán promover el crecimiento saludable de nuevas células de piel. Pela por completo dos naranjas y reserva sus cáscaras. Necesitarás aplastar las cáscaras y agregarle algo de agua para crear una pasta que puedas aplicar en tu piel. Deja actuar por 20-25 minutos y enjuaga con abundante agua.

Cáscara de plátano

Además de la cáscara de naranja, puedes usar la cáscara de plátano, aunque este remedio es más sencillo. Solo tendrás que frotar tu piel con el interior de una cáscara de plátano. Masajea con movimientos circulares y deja reposar por 30 minutos para luego enjuagar.

Fresas y miel

Las fresas y la miel, además de ser deliciosos, son estupendos exfoliantes. Tritura tres fresas medianas y añádeles dos cucharaditas de miel hasta formar una pasta homogénea. Aplica sobre la cara y deja reposar 20 minutos. Posteriormente, enjuaga con agua tibia.

Patata

También puedes hacer una mascarilla de patatas para tratar el acné en el rostro. Solo ralla una papa y haz una crema con esta. Aplica sobre tu rostro y deja actuar por 15-30 minutos antes de enjuagar con agua tibia.

Sal

Otro remedio sencillo y efectivo es lavar tu cara con agua tibia con sal. La sal ayuda a eliminar la grasa sin resecar la piel, lo que es una gran ventaja frente a los jabones. Haz esto por la mañana y por la noche de cada día.

Tomate

Aunque no lo creas, el tomate puede ser igualmente beneficioso para tu piel. Gracias a su alto contenido en vitamina A, te ayudará a regenerar tu piel. Para preparar esta mascarilla a base de tomates, tritura la mitad de un tomate y aplícalo sobre tu piel, dejando actuar por 15 minutos y lavando con agua tibia.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de manzana es también popular por sus grandes propiedades combatiendo bacterias y equilibrando el PH de la piel. Solo debes aplicar el vinagre de sidra de manzana sobre las zonas afectadas y dejar que se seque para luego enjuagar.

Recomendaciones

Para evitar la aparición de espinillas, recuerda mantener una buena higiene. Cambia las fundas de tus almohadas con mayor regularidad y evita tocar tu rostro durante el día. Asimismo, evita consumir demasiada grasa y bebe mucha agua. Si ninguno de estos remedios caseros te ayuda a eliminar las espinillas, es probable que necesites acudir a un dermatólogo.

Plantasyremedios.com

Deja un comentario