El trastorno bipolar en niños

niño con trastorno bipolar

El trastorno bipolar se desarrolla con frecuencia en adolescentes mayores y adultos jóvenes, aunque también puede aparecer en niños de 6 años, aunque el diagnóstico no es fácil. El trastorno bipolar es una enfermedad mental que hace que los niños estén muy irritables y tengan cambios de humor significativos; anteriormente se llamaba trastorno maníaco-depresivo. No existe cura para el trastorno bipolar, pero con un tratamiento efectivo es posible que los niños vivan una vida normal. Los médicos tratan a los niños con trastorno bipolar con medicamentos y terapia.

Otro diagnóstico, llamado trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo, también se ha establecido para describir a niños de 6 a 18 años que tienen irritabilidad severa y persistentes, y arrebatos de mal genio que no cumplen con las definiciones convencionales de trastorno bipolar. Por eso es importante no sacar conclusiones precipitadas. Si su hijo es diagnosticado con trastorno bipolar, es posible que quieras tener una segunda opinión antes de embarcarse en un plan de tratamiento.

Qué es

El trastorno bipolar es una enfermedad mental que hace que los niños estén muy irritables y tengan cambios de humor significativos. Los niños con esta enfermedad experimentan cambios de humor inusuales, pasando de sentirse muy felices y alegres a sentirse profundamente tristes. Otros niños experimentan irritabilidad crónica, a veces acompañada de cambios de humor. Los síntomas adicionales incluyen comportamiento grandioso, discurso extraño, pensamientos acelerados, disminución de la necesidad de dormir, comportamiento arriesgado e hipersexualidad.

trastorno bipolar infantil

Si la enfermedad no se trata, la escuela, las relaciones y la vida diaria pueden volverse difíciles. Los jóvenes con trastorno bipolar también tienen un mayor riesgo de suicidio y / o comportamiento delincuente con el encarcelamiento.

El diagnóstico del trastorno bipolar en niños pequeños es difícil, porque muchos de los síntomas son similares a los del trastorno por déficit de atención con hiperactividad ( TDAH ) o trastornos de conducta, o incluso el comportamiento normal de la infancia. Un problema es que los medicamentos utilizados para el TDAH a menudo son estimulantes, lo que potencialmente puede desencadenar manía en niños con trastorno bipolar .

Los niños pequeños en una fase maníaca pueden estar más irritables que los adultos; pueden ser más propensos a tener síntomas psicóticos, escuchar y ver cosas que no son reales. Durante un episodio depresivo, es más probable que se quejen de síntomas físicos, como dolores y molestias.

Una de las diferencias más notables es que el trastorno bipolar en los niños es que circula mucho más rápido. Si bien los períodos maníacos y depresivos pueden estar separados por semanas, meses o años en adultos, pueden ocurrir dentro de un solo un par de días en niños.

Síntomas

Para comprender el trastorno bipolar en niños es necesario que existan cambios de humor, episodios maníacos describen períodos en los que el niño se siente demasiado emocionado y confiado. Estos sentimientos pueden dar paso rápidamente a la confusión, la ira y posiblemente la ira. Los episodios depresivos describen períodos en los que el niño se siente muy triste y deprimido.

niña con trastorno bipolar

Los niños pueden no tener episodios bien definidos. En cambio, pueden tener episodios “mixtos” y exhibir síntomas maníacos y depresivos. Algunos niños pueden mostrar “ciclos rápidos” donde cambian rápidamente entre manía o hipomanía y depresión, a veces incluso en el mismo día.

Los episodios depresivos, maníacos o mixtos, por definición, son un cambio en el comportamiento que difiere de la línea de base del individuo. Los niños con síntomas sugestivos de trastorno bipolar pero con curso crónico también deben ser evaluados por un psiquiatra, pero para identificar otros trastornos.

Durante los períodos maníacos o hipomaníacos, los niños con trastorno bipolar pueden tener los siguientes síntomas:

  • Sentimientos de felicidad, esperanza y emoción
  • Irritable y mal genio
  • inquietud
  • Distracciones
  • Habla rápida
  • Piensan que tienen capacidades especiales
  • Mucha energía y poco sueño
  • Hablar y pensar en sexo
  • Comportamiento que parece de más edad
  • Mal juicio y malas decisiones
  • Participar en conductas de riesgo

Durante períodos depresivos, pueden tener los siguientes síntomas:

  • Sentimiento de vacío, triste y desesperanza
  • Culpabilidad, inutilidad e indefensión
  • Llantos
  • Comer poco o mucho
  • Apatía
  • Pensamientos pocos claros
  • Mala memoria
  • Dormir poco y mal
  • Perder o coger peso
  • Tener poca energía
  • Pensar en la muerte

Los síntomas más frecuentes y útiles para distinguir el trastorno bipolar de otros problemas en la juventud son:

  • Cambios rápidos de humor
  • Irritabilidad significativa
  • Grandiosidad
  • Disminución de la necesidad de dormir durante un período de 3-7 días

Causas

Todavía no se sabe qué causa el trastorno bipolar. Sin embargo, hay varios factores que pueden estar asociados con él:

  • Antecedentes familiares: los niños con un padre o hermano con trastorno bipolar tienen más probabilidades de contraer la enfermedad. Esto es aproximadamente 5 veces más probable cuando un pariente de primer grado tiene un trastorno bipolar.
  • Trastorno de ansiedad: muchos niños con trastorno bipolar también experimentan ansiedad significativa.
  • Neurotransmisores: el trastorno bipolar es un trastorno del desarrollo cerebral que probablemente implique diferencias en neurotransmisores, estructuras cerebrales y/o la función de estructuras cerebrales específicas.
  • Ambiente: El estrés, la pérdida de un ser querido y/o el abuso pueden desencadenar el trastorno bipolar. Tanto el estrés negativo como el positivo (lograr un premio o logro) pueden servir como un desencadenante contribuyente a los síntomas del trastorno bipolar.

niño con trastorno bipolar

Ayudar a un hijo con trastorno bipolar

Como padre de un niño con trastorno bipolar, hay muchas cosas que puede hacer para mantener a tu hijo sano. Aquí hay algunas sugerencias:

  • Sigue el horario de medicamentos. Tienes que asegurarte de que tu hijo recibe el medicamento que necesita para su trastorno bipolar.
  • Controla los efectos secundarios. La mayoría de los medicamentos utilizados para el trastorno bipolar (incluidos los estabilizadores del estado de ánimo, los medicamentos antipsicóticos e incluso los antidepresivos) se probaron originalmente en adultos, y solo unos pocos han sido bien estudiados en niños y adolescentes. Los niños parecen ser más propensos a los efectos secundarios de algunos de estos medicamentos, como un aumento de peso, cambios de azúcar en la sangre, aumento de colesterol, etc. Es necesario que hables con tu médico sobre los efectos secundarios que debes vigilar.
  • Habla con los profesores de tu hijo. En algunos casos, un niño con trastorno bipolar puede necesitar ayudas especiales en la escuela. Que necesite descansos adicionales o menos tarea durante los momentos difíciles. Por eso es importante elaborar planes de actuaciones con los maestros de tu hijo o el director de la escuela. En algunos casos, es posible que deba sacar a su hijo de la escuela por un tiempo, al menos hasta que sus síntomas bipolares se estabilicen.
  • Mantener una rutina. Los niños con trastorno bipolar realmente pueden beneficiarse de un horario diario. Necesitan levantarse, comer, hacer ejercicio y acostarse aproximadamente a la misma hora todos los días. Haz lo que puedas para reducir el estrés en el hogar.
  • Considera la terapia familia. Tener un hijo con trastorno bipolar puede ser perjudicial para toda la familia. Puede estresar más tu matrimonio. Es posible que tus otros hijos no entiendan qué le pasa a su hermano, o pueden estar resentidos por toda la atención que está recibiendo. Ir a la terapia familiar puede ayudarlos a todos a reconocer y lidiar con estos problemas.
  • Tomar en serio las amenazas suicidas. Si tu hijo comienza a expresar un deseo de morir o se involucra en un comportamiento que amenaza la vida, no lo ignores. Retira cualquier arma o droga peligrosa de la casa y busca ayuda inmediatamente.

Deja un comentario