EL TESTIMONIO DE LAS ESTRELLAS

Virgo

Virgo

[Quizás nuestros tiempos como los tiempos anteriores a la venida de Cristo estén “a la expectativa” de que algo puede suceder que ponga fin a las desventuras actuales. Como entonces muchos han pretendido “mirar al cielo”, dicho no solamente en el sentido metafórico de la expresión. Los magos vieron en aquellos días una estrella y se confiaron a ella. Siguiéndola llegaron a Jerusalén. Reapareció después de su entrevista con Herodes. Y por fin llegaron a Belén donde encontraron a Jesús recién nacido. Fue la primera venida a la tierra del Hijo de Dios. Ahora tampoco faltan los que “miran al cielo”. Sus conjeturas pueden ser acertadas o no. Pero sí son especulaciones de  corazones ardientes que desean el cumplimiento en nuestros día de los oráculos bíblicos.

También en el evangelio se nos habla de estrellas en los últimos tiempos del curso de la historia:   Et stellae caeli erunt decidentes/Las estrellas caerán del cielo (Mc.13:25)

Si alguien nos acusa de volver nuestros ojos a la Astrología, la ciencia de los caldeos, o a oráculos esotéricos, mire la opinión de San Agustín sobre las profecías de la Sibila. Quizás debido a su singular autoridad no desdeñó la Iglesia introducirla en la liturgia escatológica en aquella terrible composición que inspiró geniales composiciones tanto del canto gregorianpo como el el de la gran polifonía: “Dies irae, dies illa /Solvet saeclum in favilla/Teste David cum Sibylla.”

Sobre la Sybilla San Agustín dice lo siguiente:
SANCTUS AUGUSTINUS. De Civitate Dei. Liber XVIII. CAP.23 23. 1. Eodem tempore nonnulli Sibyllam Erythraeam vaticinatam ferunt. Haec sane Erythraea Sibylla quaedam de Christo manifesta conscripsit;
En el mismo tiempo tiempo algunos se refieren a la Sibylla Erytrea. Esta fue la Sibylla Eritrea que habló manifiestamente  de Cristo etc

Pues si San Agustín habló de la profecía dichas por la Sibylla, nosotros también podemos escrutar en el firmamento que también escrutaron los santos magos caldeos.

Pulsa y lee “El Testimonio de las Estrellas”

Es muy interesante el enlace que nos da JuanC de un libro traducido al español de inspiración cristiana sobre el

l “Testimonio de las Estrellas”

Cita:

Mientras tanto, los miembros de Su cuerpo “esperarán a su Hijo de los cielos, quien Él resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” (1 Tesalonicenses 1:10). Ellos vivirán “aguardando por esa bendita esperanza bienaventurada y la gloriosa aparición del gran Dios y nuestro Salvador Jesucristo, que se entregó por nosotros, para que pudiera redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio (VR, un pueblo para Su propia posesión) celoso de buenas obras” (Tito 2:13,14). Ellos “esperarán al Salvador, el Señor Jesucristo”, desde el cielo, en la creencia de que no hay esperanza, ya sea para “el Judío, el gentil o la Iglesia de Dios” o para una creación que gime, hasta que “los tiempos de refrigerio vengan de la presencia del Señor y Él envíe a Jesucristo, a quien el cielo debe recibir hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde el principio del mundo” (Hechos 3:19-21).

Mientras tanto, los miembros de Su cuerpo “esperarán a su Hijo de los cielos, quien Él resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” (1 Tesalonicenses 1:10). Ellos vivirán “aguardando por esa bendita esperanza bienaventurada y la gloriosa aparición del gran Dios y nuestro Salvador Jesucristo, que se entregó por nosotros, para que pudiera redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio (VR, un pueblo para Su propia posesión) celoso de buenas obras” (Tito 2:13,14). Ellos “esperarán al Salvador, el Señor Jesucristo”, desde el cielo, en la creencia de que no hay esperanza, ya sea para “el Judío, el gentil o la Iglesia de Dios” o para una creación que gime, hasta que “los tiempos de refrigerio vengan de la presencia del Señor y Él envíe a Jesucristo, a quien el cielo debe recibir hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde el principio del mundo” (Hechos 3:19-21).

[Traigo ahora aquí un cruce de comentarios entre JuanC y Simón del Temple.]

Dice JuanC:

¿Cuándo se dio la “orden” para la construcción de esta “Nueva Jerusalén”? A esta pregunta hay una respuesta muy fundamentada, y yo diría que incuestionable para todo católico que aún conserva la fe: El 12 Diciembre de 1531. Aunque hasta ahora no se lo he oído enseñar a obispo o teólogo alguno (), esa es la fecha en que una señal se concedió al arzobispo de Méjico, Fray Juan de Zumárraga, y también aparece en el Apocalipsis e Isaías:
“Una gran señal apareció en el cielo, una mujer envuelta en el sol, con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas, estando encinta y gritando con dolores de parto y el ansia de parir” (Ap XII, 1).
“El Señor mismo va a daros una señal: He aquí que una doncella está encinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel” (Is VII, 14).
“Amada mía, eres (…) encantadora como Jerusalén, (…) bella como la luna, radiante como el sol, majestuosa como las estrellas del cielo” (Cantar VI, 4-10).
Todo parece que San Juan narra literalmente la “señal” o “signo” que vió en el cielo, luego bien … la interpretación será labor de los exégetas…
Con un calculador de fechas podemos encontrar cuándo comienza la semana 70ª de Daniel, con la hipótesis del 12-XII-1531 para la fecha de la “orden”, resulta ser el 21 de diciembre de 2020 (o sea, 1531 + 489 años, pero hay que tener en cuenta que la de 1531 está en el calendario Juliano y la de 2020 en el Gregoriano). El año 2020 es el año de la Segunda Venida
Veamos ahora qué día es “1239 días atrás”, esto es: 2 tiempos + 1 tiempo + 0,5 tiempos (considerando por ‘tiempo’ el año lunar de 354 días). Colocando en el calculador 21/XII/2020 – 1239 días, resulta la fecha: 31/VII/2017. Esta es la muy muy probable fecha de la abominación de la desolación. Para entonces ya estará el Anticristo en ¿el Vaticano?… o lo que quede en su lugar.
(
) Nota: La explicación más detallada la da Antonio Yagüe en sus vídeos, aunque él debería corregir de una vez por todas el papel que atribuye al ínclito Francisco en su excelente hipótesis astronómico-profética-bíblica-mariana.

Dice Simón del Temple

Manteniéndonos en el orden de las conjeturas, también creo que ya entramos en la Ultima Semana de la Profecía de Daniel, y sin contrariar el mandato de la Iglesia de no poner fechas, sin embargo con el avizoramiento y estudios de las señales -de las que se nos manda NO DESCUIDAR- piadosamente me parece como acertado el 2017 como mitad de la “semana” para la aparición del Inicuo Adversario, pero no en Roma, pues será destruida y pasará el culto idolátrico a Jerusalén, donde en poco tiempo construirán el Tercer Templo y el Rey del Mundo pretenderá recibir culto de latría. Su completa tiranía durará la mitad final de la Ultima Semana, o sea tres años y medio. Allí en Jerusalén serán martirizados los Dos Testigos y en alguna parte Petrus Romanus dirigirá la Iglesia en la máxima persecución y en la extrema agonía de la Iglesia antes de la Parusía. Pareciera que el ciclo de la historia humana, tal como la conocemos ahora, llega a su fin, y con la Parusía, la caída de los enemigos de la Iglesia y la atadura de Satanás se dará comienzo al “séptimo día” con el último Milenio antes de la eternidad, con “cielos y tierra nuevos” según San Pedro y San Juan.

Dice Juan C

Serpens

Por cierto, una señal en el cielo está a la espera: Saturno (la Serpiente) en su movimiento retrogrado toca el pie de Ofiuco (el Redentor), o sea, la serpiente muerde el talón del linaje de la Mujer. Esto está previsto suceder el día 31 de Julio 2017. Ese día puede ser el día de la abominación.

Para leer los arcanos de las estrellas a los descendientes de Adan y Eva, podéis leer en castellano el siguiente documento:

ElTestimonioDeLasEstrellas

Por cierto, una señal en el cielo está a la espera: Saturno (la Serpiente) en su movimiento retrogrado toca el pie de Ofiuco (el Redentor), o sea, la serpiente muerde el talón del linaje de la Mujer. Esto está previsto suceder el día 31 de Julio 2017. Ese día puede ser el día de la abominación

Deja un comentario