El Ser no necesita democracias, es su propio juez y es libre por naturaleza

EL PACTO                                                                                                      

En la época de Moisés Jehová le entrega en el monte Sinaí, supuestamente, las tablillas de la ley, los diez mandamientos, estos son, sobre todo, leyes morales cuya interpretación se resume en la religión católica de la siguiente manera: 
1º Amarás a Dios sobre todas las cosas. 
2º No tomarás el Nombre de Dios en vano. 
3º Santificarás las fiestas. 
4º Honrarás a tu padre y a tu madre. 
5º No matarás. 
6º No cometerás actos impuros. 
7º No robarás. 
8º No dirás falso testimonio ni mentirás. 
9º No consentirás pensamientos ni deseos impuros. 
10º No codiciarás los bienes ajenos. 
Hasta aquí la historia oficial, ahora veamos la historia real. Jehová, que no es el Demiurgo en sí, sino su manifestación a través de una raza que lo representa, le entrega a Moisés, no en el monte Sinaí sino en otro lugar al que fue llevado, el código de algoritmos de manipulación de la octava del Demiurgo, conocido con el nombre de Cábala o Kabbalah. Desde ese momento el pueblo elegido para dirigir (mantener la octava en curso) pasó de Egipto a Israel”. Las religiones del Demiurgo (I). Esos diez mandamientos inventados para la manipulación y organización del hombre, no son realmente lo que le fue entregado a Moisés en el monte Sinaí. En ese entonces, junto con el código de algoritmos de diez esferas, la Cábala (del hebreo קַבָּלָה‎ qabbalah ‘recibir’), fue recibido, aceptado y firmado, el primer acuerdo de colaboración entre humanos y extraterrestres, conocido por los oscuros como, “El Pacto”.

coordenadas cartesianas
coordenadas esféricas

El padre de Charlie, el comandante de la Marina Charles Suggs, acompañó al presidente Eisenhower y a otras personas el 20 de febrero. Se reunieron y hablaron con dos extraterrestres de aspecto nórdico de pelo blanco, ojos azul claro y labios sin color. El portavoz estaba parado a unos metros de Eisenhower y no dejaba que se le acercara más. Un segundo nórdico estaba de pie en la rampa extendida de un disco volador ubicado sobre un trípode en la pista de aterrizaje. Según Charlie, había aviones B-58 Hustler en la pista, aunque el primero no voló oficialmente sino hasta 1956. Estos visitantes decían provenir de otro sistema solar. Hicieron preguntas detalladas sobre las pruebas nucleares….”  

Según relató también William Cooper “…El desarme nuclear no era parte de los intereses de Estados Unidos. Las propuestas fueron rechazadas.” y el de Lear “Este alienígena sugirió que podían ayudarnos a deshacernos de los grises pero Eisenhower rechazó la oferta porque no le ofrecieron ninguna tecnología”, la oferta de los nórdicos de encargarse de los grises a cambio de un desarmamiento nuclear terrestre fue rechazada la noche del 20 de febrero de 1954 por el presidente y su equipo. Eisenhower quería tecnología extraterrestre y los nórdicos se negaron a realizar intercambios tecnológicos con las autoridades terrestres. El único interés de los nórdicos era el desarme nuclear de EE. UU. y, probablemente, de otras potencias mundiales. 

El Papa y yo estábamos caminando a través del jardín una noche del mes de julio de 1961, cuando observamos sobre nuestras cabezas una nave muy luminosa. Era de forma oval y tenía luces intermitentes, de un color azul y ámbar. La nave pareció sobrevolar nuestras cabezas por unos minutos, para luego aterrizar sobre el césped, en el lado sur del jardín», narró el secretario. Un extraño ser salió de la nave; tenía forma humana, a excepción de que su cuerpo estaba rodeado de una luz dorada y tenía orejas más alargadas que las nuestras. Su Santidad y yo nos arrodillamos. No sabíamos lo que estábamos viendo, pero supimos que lo que fuese no era de este mundo, por lo tanto, debía ser un acontecimiento celestial. Rezamos, y cuando levantamos nuestras cabezas, el ser todavía estaba allí. Esto nos comprobó que no era una visión lo que vimos. El Santo Padre se levantó y caminó hacia el ser», añadió el asistente. Los dos estuvieron alrededor de 20 minutos uno frente al otro; se los veía gesticular, como si hablaran, pero no se sentían sonidos de voces. Ellos no me llamaron, por lo que permanecí donde estaba y no pude oír nada de lo que hablaron. Luego, el ser se dio la vuelta y caminó hacia su nave y enseguida se elevó. Su Santidad dio media vuelta hacia mí y me dijo: “¡Los hijos de Dios están en todas partes; aunque algunas veces tenemos dificultades en reconocer a nuestros propios hermanos!”. 

No me crean, no crean nada de este relato, solo el final es lo importante, el nuevo Humano y su destino divino, ser los herederos del nuevo mundo y la luz radiante del Do.

VISTO EN: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2012/03/el-pacto.html

Deja un comentario