El sendero del Tao: El Taoísmo como una filosofía de unidad y armonía con el mundo sensible y no-sensible

Compartir 23

 

Yin Yang Tao

 

“Si quieres despertar a toda la humanidad, despiértate a ti mismo.
Si quieres eliminar el sufrimiento del mundo, elimina todo lo que es oscuro en ti mismo.
En verdad, el mayor don que tienes para ofrecer es tu propia transformación.”
Lao Tse.

Desde sus comienzos, el ser humano contemporáneo ha sentido la necesidad de poder sobre las cosas. La naturaleza, su entorno social, sus emociones. Nada está a salvo de esas ansias de control.

Paradójicamente, en ese deseo de control el hombre se separa del camino y se pierde. Se encuentra cara a cara con sus propias limitaciones y se frustra. Es a raíz de esto que vive confundido, pues ansía el control que no puede tener, y en esa búsqueda pierde su esencia.

El Taoísmo predica un camino diferente. Donde hombre está integrado en la naturaleza y en todo lo que es y no es en este continuo devenir.

Qué es el Taoísmo

El Taoísmo es la filosofía de vida basada principalmente en el “Tao Te King“, un libro de 81 capítulos breves que la tradición china atribuye a Lao Tsé, un gran filósofo y pensador chino que vivió alrededor del siglo VI a.C. en la época de los reinos combatientes.

La palabra “Tao”, si bien tiene numerosos significados en las distintas tradiciones chinas, puede traducirse como “origen” o “camino”. “Te” hace referencia a la virtud, la fuerza vital y “King” o “Ching” es una designación que se les da a los libros tradicionales.

Entonces, el Tao Te King sería algo así como el Libro Tradicional del Camino de la Virtud.

Podríamos decir que su diferencia más radical con otras filosofías se encuentra en el impulso de control.

Muchas filosofías consideran al mundo como defectuoso e imperfecto, que necesita ser intervenido y analizado para que cumpla con una función o esencia. El taoísta, en cambio, considera que en ese deseo radica nuestra frustración, pues separa al hombre de la naturaleza. La búsqueda desesperada de un bien lo distrae del bien que ya posee.

Como intentar atrapar el viento en un saco, de la misma manera el Tao no puede ser contenido en las palabras. Dejará de fluir y perderá su esencia.

 

 Lao Tse

 

Principios del Taoísmo

 

Los principios del Taoísmo se encuentran en las líneas del libro Tao Te King.

Capítulo XL

Lao Tsé nos da una noción sobre el principio del Tao. “En el universo todas las cosas nacen del Ser. El Ser nace del No Ser”.

Esta eterna interacción es la clave que une lo manifiesto con lo no-manifiesto. El Tao es ambas cosas: el Ser y el No-Ser.

De la misma manera, binarios como el bien y el mal, la luz y la oscuridad, la vida y la muerte no son opuestos sino complementarios. El uno va con el otro en un proceso cíclico.

Se establece de esta manera una polaridad, presente en todas las cosas. Cielo y tierra, sístole y diástole, inspiración y exhalación.

Ser y No-Ser: Tai-Chi y Wu-Chi. El Yin y el Yang. Uno y otro van de la mano, y nos demuestra que el camino de la realidad es orgánico, mutable y dinámico.

Capítulo XLII

Dice Lao Tsé “El Tao produce al Uno, el Uno produce el Dos, el Dos produce el Tres, el Tres produce los Diez Mil seres.” He aquí los tres principios de la Conciencia del Tao.

“El Tao produce al Uno”. El Uno es el Wu-Chi. La partícula “Wu” niega lo que viene después, y “Chi” sería algo así como extensión: La no-extensión. La conciencia pura no tiene extensión. No hay contenido de la conciencia, es pura y quieta.

El Uno produce al Dos”. El Dos es el Yin-Yang. Esta conciencia al reflejarse a sí misma en su quietud deriva en movimiento, un ciclo.

El Dos produce al Tres”. El Tres es el Tai-Chi: el Ser. Este es un compuesto de quietud y movimiento entrelazados. Lo sabemos por experiencia, pues hay algo quieto y algo que se mueve en nosotros. Y ese movimiento no muere, sino que se integra constantemente. El Yin y el Yang integrados.

El tres produce las Diez Mil Cosas”, es una representación simbólica de todas las cosas que existen. Ya lo dijo antes, en el universo, todas las cosas nacen del Ser.

Bien, pues hemos dicho que el Uno es el Wu-Chi, el Dos el Yin-Yang, el Tres el Tai-Chi.

Cuatro son los Reinos de la existencia. Estos son el Tao del Cielo, el de la Tierra, el del Hombre y el Tao Social.

Es en estos cuatro reinos donde el Tao se manifiesta y despliega su movimiento.

Se dice que el movimiento del Tao es el retorno, que vuelve sobre sí mismo. Pues para retornar, primero tiene que emanarse. Este es el ciclo constante.

El camino del Tao

Los chinos señalaban el orden del Tao con la palabra “Li“, que significa patrón. Este patrón de la naturaleza es asimétrico e irregular, como el diseño de las nubes.

Sin embargo, el hombre ha adquirido la capacidad de separarse de la naturaleza a la que pertenece. Por eso necesita de una Virtud (“Te“) para volver a ella y vivir de acuerdo con el Tao. Esta es “Wu-Wei“: el no-hacer.

Es el no imponerse ni analizar el camino del Tao, sino que consta de un íntimo conocimiento práctico de los principios que rigen al mundo. Como una intuición que carece de un esfuerzo, que no es consciente ni intelectual. Es por eso que el Tao Te King comienza con la afirmación “El Tao que puede ser expresado en palabras no es el Tao verdadero”.

Análisis viene del latín ana-lysis, lo que significa “la separación de un entero en sus partes para su posterior examinación“. Es este impulso del hombre y la necesidad del control de la naturaleza es lo que lo aleja del Tao.

 

Tao, camino de piedra

 

Vivir según el Tao

El Tao nos invita a dejar de desear tener el control de las cosas. Reconocernos como parte del Tai-Chi, y entregarnos a fluir en él según sus principios y estructuras. Sin necesidad de entenderlo conscientemente, sin analizarlo.

Y es en esta entrega que aceptamos nuestro papel como partícipes de su movimiento, el cual es a la vez el papel de todos los seres de la existencia.

La contemplación sin ningún objetivo práctico. La Unidad con todo lo que nos rodea.

La integración de la dualidad como un todo indivisible. La síntesis.

Es este el Camino de la Virtud.

AUTOR: Lucas, redactor en la gran familia de hermandadblanca.org

Fuentes:

  • “Tao Te King” de Lao Tsé
  • “Hua Hu Ching” Lao Tsé
  • http://etimologias.dechile.net/?ana.lisis
  • http://www.eltaichixinyi.com/Home/presentacion/articulos/conceptos-filosoficos/tao-y-taoismo
  • https://www.magiasiatica.com/introduccion-taoismo/

Compartir 23

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos

A %d blogueros les gusta esto: