El sector privado español, el único que puede sacar pecho de verdadera austeridad esta década #Katecon2006

El sector privado está viviendo un proceso de desapalancamiento intenso. Y es que la deuda de empresas y hogares se ha reducido hasta las 153,5% del PIB durante el tercer trimestre del año 2018 -últimos datos de referencia-.

Según publica Banco de España, la deuda bruta de empresas hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) alcanzó 1,84 billones de euros al final del tercer trimestre, lo que representa una disminución de 7,7 puntos porcentuales por debajo de los niveles registrados un año atrás.

En los últimos años, la deuda de empresas y hogares llegó a su máximo cuando se ubicó en el 217,8% del PIB en junio de 2010 o 2,35 billones de euros -sociedades no financieras del 132,9% del PIB y Hogares e ISFLSH del 84,9%-. Por lo tanto, desde su punto más alto se han reducido en 64,3 puntos de PIB o 510.000 millones de euros.

Deuda Sociedaddes

Si tenemos en cuenta la deuda no consolidada de las sociedades no financieras abarcaba el 93,9% del PIB y si además incluimos en este dato los préstamos interempresariales, la ratio descendería al 75,3%. Por otro lado, el grupo formado por los hogares y las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares representan el 59,7% del PIB.

En último lugar, deduciendo estos pasivos a los activos financieros (2,16 billones de euros) podemos encontrar la riqueza financiera neta de los hogares e ISFLSH. En relación con el PIB, los activos financieros netos de los hogares e ISFLSH representaron el 115,6% del PIB o 1,38 billones de euros a finales del tercer trimestre de 2018.

Activos Netos

Los hogares españoles se quitan a marchas forzadas su deuda

Los hogares españoles son un ejemplo de proceso de desapalancamiento, si nos comparamos con Estados Unidos o Reino Unido que también vivieron sus respectivas burbujas inmobiliarias. Ambas economías comparten un hecho común: la autoridad monetaria ha mantenido prolongadamente tipos de interés al 0% (aunque el BCE fue el último banco central en llegar a esa cuota).

Como se puede apreciar en el siguiente gráfico, la deuda de los hogares de Estados Unidos el Reino Unido y España mantuvo una trayectoria descendente después de la gran crisis originada a partir de 2007. Sin embargo, el principal hecho diferencial es que a partir de 2015, las ratios de deuda de los hogares estadounidenses y británicos se mantuvieron estables, mientras que los hogares españoles siguieron en el proceso de desapalancamiento.

Download

Lo más positivo de mantener hacer los deberes cuando toca y de aplicar verdadera austeridad es que en el momento en el que la política monetaria del Banco Central Europeo se dirija hacia un punto de inflexión con subidas de tipos, este grupo será menos vulnerables.

La deuda de los hogares españoles ya se encuentra a niveles precrisis y se está acercando acercando a la media europea. Hay que contar que dado la deuda está afectada por el sesgo de propiedad sobre la vivienda tan característico de la sociedad española. Por ello, la deuda hipotecaria representa el 50% de la deuda de los hogares, mientras que en España se acerca al 70%.

Curiosamente los hogares españoles han seguido dado la espalda a la tendencia mundial. La deuda de los hogares en las economías avanzadas ha aumentado en promedio del 52% al 63% del PIB en 2008-2016. En los países en desarrollo, los niveles de deuda de los hogares fueron más bajos, al pasar del 15% al ​​21% en el mismo período.

La Administración Pública no sigue los pasos del sector privado

El gran error del gobierno anterior y el actual es seguir una senda de déficit que sigue siendo la más alta de toda la Unión Europea, lo que significa que en una etapa de crecimiento económico, el conjunto de las Administraciones Públicas sigue recurriendo al desequilibrio presupuestario (ya veremos si en una eventual etapa de tensión en el mercado de deuda podemos refinanciar los vencimientos y el presupuesto del ejercicio vigente).

Como vemos en el histórico de la evolución de la ratio deuda pública sobre el PIB, en el año 2014 alcanzó su nivel máximo al situarse en el 100,4% con un total de 1.037.820 millones de euros. A cierre del tercer trimestre de 2018, el volumen total había crecido hasta 1.196.644 millones pero dado el crecimiento del PIB la ratio había descendido hasta el 98,3%.

Spain Government Debt To Gdp

Estamos hablando pues de que en cuatro años el conjunto de las Administraciones Públicas únicamente ha reducido dos puntos porcentuales esta ratio, mientras que el sector privado ha recortado siete puntos porcentuales en el último año.

El problema está especialmente focalizado en la Administración Central y la Seguridad Social qué son los principales impulsores de los actuales niveles de déficit. Por estas dos instituciones, la deuda pública en relación con PIB se reduce muy lentamente en un contexto en el que el PIB nominal ha estado creciendo a tasas elevadas en los últimos años. A partir de 2019, se proyecta que será la Segurridad Social, por el problema de las pensiones, con el triple de déficit que la Administración Central, -0,9% frente al -0,3% del PIB.

Deuda

Si evaluamos la deuda pública total, la administración central es quién acumula más deuda. La deuda representa el 87,5% del PIB aunque hay que decir que si descontamos diferentes activos financieros frente a administraciones públicas como pueden ser el FLA, Fondo para la Financiación del Pago a Proveedores, o los Préstamos a la Seguridad Social, la ratio cae hasta el 69,1% del PIB.

Seguir leyendo en la fuente original

Deja un comentario