El PROBLEMA de LEONOR

Leonor:

– Mamá, estoy harta. No puedo más. Tú me tiras de la oreja porque la abuela Sofía se quiere hacer una foto con nosotras, y cuando yo retiro su mano, resulta que yo soy la mal educada ¡cuando yo lo único que hice es obedecer a mi madre! ¿Ahora está mal obedecer a tu madre? Al día siguiente vamos a ver al abuelo al hospital, y me das con el bolso para que me arrime más a la abuela Sofía, y luego me dices que está mal mentir ¿?¿?  Yo ya no entiendo nada. Papá me impone un collar de oro y me dice que yo soy la futura reina de España y que soy la niña más importante de España porque soy la descendiente del fundador de la Orden del Toison de Oro y del Emperador Maximiliano y de millones de reyes… y luego cuando les pido a las niñas del cole que me hagan la reverencia, no quieren y se enfadan. ¿?¿?¿ Con todo esto, ¡ya no tengo amigas! La gente no nos quiere, mamá. Siempre vas muy guapa y tus zapatos son preciosos, pero la gente no nos quiere.
Además, nunca  vemos a los primos. La única amiga que tengo es la abuela Paloma. ¿Y qué pasará cuando ella se muera? Ya no tendré a nadie que me quiera. Porque a la abuela Sofía no la podemos ver, y el abuelo Juan Carlos está con sus amigas. La tía Cristina y el tío Iñaki tampoco los podemos ver porque son malos. La tía Elena no te gusta y sus hijos tampoco. La tía Erika se murió, o eso dicen. Y tu primo escribió un libro horrible sobre ti.
Estoy harta de todo esto. Soy una niña, mamá, una niña. Y yo lo que quiero es tener un perro y un gato, tumbarme en la hierba y trepar a los árboles. Jugar con el barro y montar en bici como los niños normales. Y mancharme y que no me peinen en tres días. Y poder soplar cuando me quemo con la sopa. Estoy harta de tanta trencita,  tanta peluquería y tantos trajecitos de revista. Basta, mamá, por favor. ¡Bastaaaaa!

Letizia:

– ¿Qué te pasa Leonor? Estás muy callada.

Leonor:

– Nada mamá. Estoy con un problema de matemáticas.

Letizia:

– Así me gusta. Siéntate recta que te arrugas el vestido. 

Deja un comentario