EL ORIGEN DE LA DIVERSIDAD DE LAS RAZAS HUMANAS SEGÚN RUDOLF STEINER

Sobre este asunto Rudolf Steiner explicó que:
« Durante la civilización hiperbórea la tierra se materializó y entonces sucedió un acontecimiento cósmico muy importante. El sol salió de la tierra, y el sol y las fuerzas solares simplemente dejaron a la tierra.
Pero después de esta separación, la tierra todavía tenía dentro de sí todas las sustancias y fuerzas que forman a la luna actual, y por consiguiente el hombre terrestre estaba expuesto al peligro de marchitarse, o en cualquier caso de ser momificado astralmente.
Por lo que la gran mayoría de las almas humanas abandonaron la tierra para continuar con su evolución en los otros planetas que pertenecen a nuestro sistema solar, cada uno de ellos en función con la etapa de su desarrollo.
Y es así como algunas almas fueron preparadas para seguir su evolución en Saturno, mientras que otras en Marte, y otras de nuevo en Mercurio, etc. Y solo un número muy pequeño de los espíritus de las almas más fuertes permanecieron en la tierra.
Hasta que durante la época lemuriana, la luna con toda su materia y todas sus fuerzas también se retiró de la tierra y las condiciones terrenales habiendo mejoraron, entonces poco a poco los espíritus de las almas humanas que habían escapado a los otros planetas comenzaron a regresar de nuevo a la tierra. Y este proceso continuó hasta la época atlante.
Y lo que se había cristalizado como hombres durante la última parte de Lemuria y durante la Atlántida se fueron dotando gradualmente de espíritus del alma con características de los diferentes planetas de donde regresaban, que fueran de Marte, Mercurio, Júpiter, etc.
Y esto provocó una gran variedad de encarnaciones terrenales. Y esta división de hombres de Marte, hombres de Saturno, etc., eso fue el origen de lo que más tarde se convirtió en la diferenciación racial. Y todavía hoy es posible que el vidente reconozca si el alma de un hombre ha descendido de cierto planeta o de otro de nuestro sistema solar. »
(Conferencia del 25 de agosto de 1910 y libro “Memoria Cósmica”)

Entonces como ustedes mismos lo pueden constatar, Rudolf Steiner asegura que la diferenciación de razas se debe a causa de que el Sol fue extraído de la Tierra, lo que provocó que los humanos se fueran a vivir a los otros planetas del sistema solar, y luego cuando volvieron a regresar, esos humanos aportaron con ellos las características de cada uno de esos otros planetas a donde habían estado viviendo, generando así la diversidad de las razas que existe actualmente en la Tierra…
Y esto demuestra que el señor Rudolf Steiner tenía una imaginación muy desbordante, pero para su infortunio su explicación es un completo disparate, y tanto científicamente como esotéricamente es una total falacia que el Sol haya salido de la Tierra y que los humanos se hayan ido a vivir a los otros planetas como lo demuestro en estos dos capítulos:

Deja un comentario