EL ORBITING CARBÓN OBSERVATORY-3 DE LA NASA OBTIENE SUS PRIMEROS DATOS

La presente entrada puede ser considerada una continuación a mi entrada  del 07. julio.2019 titulada ”6 cosas que debemos saber del CO2”.
El calentamiento global es una realidad difícil de considerar ficticia; en una u otra forma cada día estamos recibiendo noticias de diversos lugares del planeta informando preocupantes eventos del comportamiento climático. 

Mediciones preliminares de dióxido de carbono (CO2) de OCO-3 en los Estados Unidos. Crédito: NASA / JPL-Caltech 

El Orbiting Carbon Observatory-3 (OCO-3) de la NASA, ha informado que la Misión más reciente de la agencia, direccionada a la medición del dióxido de carbono desde el espacio, ha visto la luz. 
Desde su posición en la Estación Espacial Internacional, OCO-3 capturó el 25 de junio de 2019 sus primeros destellos de luz solar reflejados por la superficie de la Tierra.
Pocas semanas después, el equipo de OCO-3 pudo hacer sus primeras determinaciones dle dióxido de carbono y energía solar, Fluorescencia inducida: El «resplandor» que las plantas emiten a partir de la fotosíntesis, un proceso que incluye la captura del carbono de la atmósfera.
La primera imagen muestra dióxido de carbono o CO2 en los Estados Unidos durante los primeros días de recopilación de datos científicos de OCO-3.
Estas mediciones iniciales son consistentes con las mediciones tomadas por el hermano mayor de OCO-3, OCO-2, en la misma área, lo que significa que a pesar de que la calibración del instrumento de OCO-3 aún no está completa, está bien encaminado para continuar su (actualmente todavía está operativo) registro de datos del predecesor.
OCO-3 también pudo realizar sus primeras mediciones de fluorescencia inducida por el Sol. La segunda imagen muestra la fluorescencia inducida por el Sol en Asia occidental. Las áreas con menor brillo de la planta, que indican una actividad de fotosíntesis más baja, se muestran en verde claro; las áreas con mayor actividad de fotosíntesis se muestran en verde oscuro. 
Como se esperaba, hay un contraste significativo en la actividad de las plantas desde áreas de poca vegetación cerca del mar Caspio hasta los bosques y granjas al norte y al este del embalse de Mingachevir (cerca del centro de la imagen).
«El equipo está tan emocionado de ver qué tan bien se está desempeñando OCO-3», dijo la Científica del Proyecto Annmarie Eldering, que trabaja en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. «Estas recuperaciones preliminares de dióxido de carbono y de fluorescencia inducida por el sol lucen fantásticas y solo mejorarán a medida que mejore la calibración».
El OCO-3 se lanzó a la Estación Eespacial el 4 de mayo. Aunque uno de sus principales objetivos es continuar el registro de datos de cinco años iniciado por OCO-2, tiene dos capacidades únicas.
Primero, el OCO-3 está equipado con un nuevo conjunto de espejo apuntador que permitirá a los científicos mapear las variaciones locales en el dióxido de carbono desde el espacio más completamente de lo que puede lograr el OCO-2.
En segundo lugar, la órbita de la estación espacial permitirá a OCO-3 ver la misma ubicación en la Tierra en diferentes momentos del día, lo que permitirá a los científicos estudiar cómo el dióxido de carbono fluctúa a lo largo del día. 
El OCO-2, no está montado en la estación espacial, está en una órbita casi polar que solo le permite ver la misma ubicación a la misma hora del día.
Los datos de OCO-3 complementarán los datos de otras dos misiones de observación de la Tierra a bordo de la Estación Espacial: ECOSTRESS, que mide el estrés mediante la temperatura y el uso del agua en las plantas, y GEDI, que evalúa la cantidad de material vegetal orgánico sobre el suelo presente particularmente en los bosques.
Los datos combinados de todos estos instrumentos brindarán a los científicos un nivel de detalle sin precedentes sobre cómo las plantas de todo el mundo están respondiendo a los cambios en el clima y una comprensión más completa del ciclo del carbono.
El equipo de la misión espera completar la fase de pago en órbita de OCO-3, el período en el que garantizan que todos los instrumentos y componentes estén funcionando y calibrados correctamente, el próximo mes.
Están programados para emitir datos oficiales de dióxido de carbono y fluorescencia inducida por el Sol a la comunidad científica un año más tarde; sin embargo, dada la calidad de las mediciones que ya está realizando OCO-3, es probable que los datos estén disponibles antes.
El proyecto OCO-3 está gestionado por JPL. Caltech maneja el JPL para la NASA

Fuente: Jet Propulsion Laboratory (JPL) Caltech (California Institute of Technology – 12. julio.2019

Traducción libre de Soca

Deja un comentario