“El Maltrato Animal”. Eckhart Tolle.


… en la industria cárnica hay una enorme cantidad de inconsciencia a la hora de cómo los animales son sacrificados, es espantoso. En las culturas más antiguas existe un respeto incluso a los animales que son sacrificados para comida. Existe un respeto por el alma del animal y a no ser que todos nos convirtamos en vegetarianos, necesitamos volver a eso. Es importante que volvamos a ejercer ese profundo respeto para con las formas de vida que sacrificamos para comer.  
… es importante que exista un respeto, una actitud de agradecimiento -que va de la mano con el respeto- hacia esa forma de vida que está siendo sacrificada para que podamos sobrevivir.

Tenemos un conocimiento intuitivo de que ciertas formas de vida son más evolucionadas que otras, intelectualmente esto se podría cuestionar y decir: ¿cómo sabes que un gusano, o un pez, o una ostra,  está menos evolucionada en consciencia que un caballo?. Pero si presta atención a sí mismo, a su intuición profunda, será capaz de darse cuenta que existen grados de consciencia. Que aunque toda forma de vida es una manifestación de una misma consciencia, aún siendo así, en ciertas formas de vida la consciencia se manifestará más fuertemente. Y esa es la razón por la que nos escandaliza cuando vemos que hay gente que come vacas o cerdos, y sin embargo les horroriza si ven comer caballos o perros. Hay una razón por la que esto ocurre, y es porque existe un reconocimiento intuitivo de que un perro es una consciencia altamente evolucionada. Y cuanto más evolucionada es la consciencia, más difícil es sacrificar para comer. Por lo tanto, yo sugeriría que el cambio que se necesita en la consciencia es el de tener una actitud reverencial hacia cualquier forma de vida que aún continuemos sacrificando para comer, tanto plantas como animales. Y quizás alcancemos un punto en que dejemos de sacrificarlos para alimentarnos, y si ya ha alcanzado ese punto, es maravilloso. 
Entretanto, la función más importante por realizar en la consciencia colectiva, es la de darnos cuenta de la forma en que tratamos a dichos animales en los mataderos, que es absolutamente terrorífica. Es una profunda manifestación de inconsciencia, y tendrá consecuencias kármicas para la humanidad.
Entonces, siempre se debe tener cuidado de que esta carne no provenga de granjas industriales de producción en masa y similares, y ejercitar la gratitud y la reverencia hacia esa forma de vida que tuvo que ser sacrificada. Por tanto, debemos darle el menor sufrimiento posible.
Así pues, pienso que por encima de todo, el cambio más importante, y no es una propuesta irrealizable, es elevar la consciencia de como estamos tratando a los animales – el término correcto sería “el trato inhumano” hacia los animales-.  Y creo que aquí, es donde hay que hacer hincapié para que todo el mundo pueda divulgar la información, tan fácil de hacer hoy en día, divulgar la información que tienen. La gente necesita saber como son tratados los animales para que puedan hacer un cambio en sus vidas, y que de este modo no compren comida que haya sido producida de esta manera. Y los vegetarianos no se sientan superiores a los que no lo son. Recuerden siempre que el Dalai Lama comía carne y Hitler era vegetariano. … No deje que el vegetarianismo, que es maravilloso, no deje que se convierta en ego. Si no son vegetarianos, y si lo son también, respeten toda forma de vida. El espíritu dentro de las formas de vidas es inmortal, no importa si es un caracol, o una vaca, o un perro, o un humano, aquello que habita la forma de vida es inmortal. En últimas, nada puede ser matado, pero lo importante es no infringir sufrimiento.
Extracto de un vídeo de Eckhart Tolle.

Ir a la fuente

Deja un comentario