EL FRAUDE DEL PROYECTO MANHATTAN

¿Fueron los norteamericanos los primeros en lanzar una bomba atómica?

Marzo de 1945: el senador James F. Byrnes remite un memorandum al presidente de los Estados Unidos en el que le detallaba los resultados del proyecto Manhattan, así como el abusivo coste de dos billones de dólares gastados en el proyecto. El documento expresaba lo que muchos temían: no se ha encontrado aún el método de hacer la implosión efectiva del núcleo en la bomba de plutonio y por consiguiente no se producía la reacción explosiva nuclear … no había bomba.

15 de Abril de 1945: parte desde el puerto noruego de Kristiansand un submarino alemán de transporte U-234, de la clase XB, rumbo a Japón, bajo ordenes expresas del Jefe de la Gestapo, Heinrich Müller, y del propio Adolf Hitler, y comandado por el capitán Johann Heinrich Fehler. El 13 de mayo del mismo año el submarino alemán se rindió al enemigo. Por la zona del Atlántico en que se encontraba debía entregarse a los canadienses. El 16 de mayo de 1945 el destructor americano “USS Sutton” tomó el control del U-234, que sería entregado a las autoridades de Portsmouth el 19 de mayo de 1945.

La noticia recibió amplio eco en la prensa tanto local (Portsmouth Herald) como nacional e internacional.

Desde el principio se reconoció que el submarino transportaba sistemas de armas secretas muy importantes hasta Japón. Entre sus pasajeros figuraban incluso dos oficiales del ejército nipón y un general alemán. Los japoneses se suicidaron luego de la rendición. A bordo iban los últimos y más sofisticados avances de la ciencia y tecnología alemanas.

Estos rumores no llegaron a la prensa nacional americana ni a la internacional, pero sí aparecieron en los periódicos locales de Portsmouth.

En resumen, este submarino a parte de llevar tecnología muy avanzada, llevaba cargas de Uranio. Esta información fue conformada en 1983 por un equipo de CNN que después de mucho jaleo consiguieron que el United States Naval Archive desclasificase la lista de descarga del U-234.

No es tan fácil ver el panorama aquí, teniendo en cuenta que siempre hemos escuchado que la bomba atómica fue un logro orteamericano; como dice el viejo adagio “la historia la escriben los vencedores” Pero como digo yo: en algún momento las cañerías se destapan y sale la mierda a flote. En la actualidad podemos encontrar mucha información respaldada, solo es cuestión de buscar, leer, comparar y sacar conclusiones.

¿Que se quiere decir con todo esto? Pienso que la respuesta es muy clara: Los Nazis habían logrado conseguir poder atómico. El submarino U-234 llevaba Uranio 235 en estado de gran pureza, las 2 bombas que Hitler pretendía lanzar y los detonadores infrarrojos creados por el físico alemán Manfred von Ardenne (y además el inventor del sistema de ultracentrifugación para separar el isótopo de U-235 que los norteamericanos no tenían) que posteriormente se usarían en Alamogordo (Nuevo México) el 16 de julio de 1945 para probar la bomba de Plutonio de los norteamericanos y luego lanzar la bomba de Uranio en Hiroshima.

El que fue jefe de radiocomunicaciones del submarino U-234, Wolfgang Hirschfeld, es el autor de dos libros donde narra sus vivencias durante la guerra (“Feindfahrten” y “Das Letzte Boot” – “El último submarino”). A los pocos días de llegar a Portsmouth aún no se habían abierto los departamentos de carga delanteros, porque los norteamericanos temían que hubiese “bombas-trampas” escondidas en ellos. Poco después llegaron unos norteamericanos con unos aparatos. Los aparatos parecían dar lecturas positivas al enfocarlos hacia la parte delantera del submarino. Como todo el mundo estaba muy excitado, Hirschfeld preguntó lo que pasaba. Un oficial de inteligencia norteamericano le dijo que los individuos con los aparatos eran científicos con contadores Geiger, que estos contadores indicaban radiación cuando estaban cerca de los departamentos de carga delanteros y que el submarino transportaba uranio.

Es fácil encontrar documentación sobre el proyecto de la bomba de plutonio. Cada una de las fases de su desarrollo esta suficientemente explicada en miles de artículos y declaraciones efectuadas por los artífices del proyecto Manhattan. Sin embargo, es mucho más difícil encontrar documentación desclasificada de la bomba de uranio lanzada sobre Hiroshima. Dicha bomba y su uso sigue provocando entre historiadores y expertos agrias discusiones acerca de su verdadera naturaleza. Pero la contestación definitiva a todas las cuestiones suscitadas puede ser resuelta con una sencilla explicación: la bomba de uranio de Hiroshima ya había sido probada con anterioridad por los alemanes en un remoto bosque siberiano: Tunguska, escenario de una misteriosa explosión de la que no existen referencias anteriores a 1945 pese a que las autoridades soviéticas la fecharon en 1908 como más que probable maniobra de ocultación.

9 de agosto de 1945. Los japoneses se rinden, la guerra ha acabado y el estado de euforia general entre los aliados hace que se baje la guardia ante la prensa. Incluso los científicos implicados en el proyecto Manhattan hacen declaraciones a la prensa, entre ellos uno de los principales responsables del mismo: Julius Robert Oppenheimer afirma en una inocente entrevista sobre los apuros y prisas que la bomba de plutonio había ocasionado a su equipo de trabajo. Al ser preguntado por la bomba de Hiroshima la respuesta rápida fue: era una bomba que los alemanes ya habían probado, no había nada que investigar, solo usarla. Pero Oppenheimer no fue el único en ser generoso con sus respuestas.

El día 26 de agosto de 1945 apareció en todos los diarios del mundo, incluido “The Times” y el “New York Times” una intrigante nota de prensa emitida simultáneamente por el gobierno ingles y por el ejercito norteamericano, en base a los resultados de la investigaciones efectuadas por el grupo CIOS de inteligencia aliada: el comunicado habla del avanzado estado de la investigación nuclear alemana, de la importancia del material incautado a los nazis y de sus repercusiones en la victoria sobre Japón.

Estas declaraciones no las he podido confirmar, sin embargo aparecen citadas en diversas fuentes.

(Fuente: http://www.expresionbinaria.com/)

Ir a la fuente

Deja un comentario