El estrés te hace engordar tanto como si comieras una hamburguesa, según estudio

Si eres de las que vive estresada por todo, pues debes comenzar a relajarte porque un nuevo estudio ha revelado que el estrés te puede hacer engordar lo mismo que una hamburguesa doble con queso.




  Un estudio publicado por la Universidad de Yale, Estados Unidos, revela que el estrés produce cortisol, una hormona que impide bajar de peso, ya que incrementa los niveles de glucosa en la sangre y almacena la grasa.
  Para que nos quede más claro: una hamburguesa con queso contiene alrededor de 303 calorías; las cuales consumes con tan solo un episodio de estrés también.
 


 Asimismo, además del cortisol, el estrés nos puede provocar ansiedad, y esta, nos hace comer más, sobre todo alimentos altos en calorías.
  Además del cortisol el cuerpo también libera una hormona llamada hidrocortisona, la cual favorece la acumulación de grasa en la zona abdominal.

¿El estrés engorda?

  Según el estudio publicado por la Universidad de Yale en Estado Unidos, la razón por la que el estrés hace que las personas aumenten de peso se debe a que produce cortisol, una hormona que impide la pérdida de peso y que tiende a elevar los niveles de glucosa en la sangre.
 


  Sumado a ello, el estrés causa ansiedad razón por la que aumenta la ingesta de comida innecesaria. Al consumir alimentos ricos en grasas o azúcares la grasa se acumula y se evidencia en la silueta.
  Por otro lado, los investigadores también encontraron que esta reacción fisiológica libera la hormona hidrocortisona, la cual favorece el exceso de grasa en la zona del abdomen.
 


  Como conclusión se obtuvo que las personas que suelen estresarse pueden engordar alrededor de 303 calorías y esta misma cantidad equivale a una hamburguesa con doble queso.

Esto es lo que puedes hacer para eliminar el estrés de tu vida:


Ejercicios físicos

  Esto te ayuda de gran manera a eliminar el estrés ya que al hacer ejercicios se liberan endorfinas y serotonina, neurotransmisores que favorecen la felicidad.




Ejercicios de respiración

  Lo mejor para enfrentar una crisis de estrés es respirar profundamente por la nariz y soltar el aire por la boca. Este ejercicio te permitirá relajarte si lo repites tres veces seguidas.


Controla lo que comes
  Sabemos que puede resultar complicado muchas veces, pero si en esos momentos de tensión, en vez de consumir alimentos altos en calorías, optas por alimentos que son reducidos en grasa pero te aportarán energía, calmarán tu ansiedad y no subirás de peso. Por ejemplo: Almendras, nueces, arándanos.
 

  Es un hecho que el estrés te engorda, pero es algo que puedes controlar para que esto no suceda. En caso de que creas que esa sensación ya te esta ‘rebasando’ acude con un especialista (psicólogo o psiquiatra) para que te ayude a controlarlo.

Ir a la fuente

Deja un comentario