El costo de estudiar en la universidad pública ha subido 12 veces más que los salarios

El precio de la universidad pública ha subido 12 veces más de lo que he hecho. En concreto, desde que el Gobierno de Mariano Rajoy abrió la puerta a la subida de las tasas universitarias en 2012, hasta el momento se ha mantenido en el pasado.

Desde esa fatídica —para la universidad— primavera de 2012, el precio de estudiar a un grado ha subido un 29,2% de los medios de comunicación en España, con grandes diferencias regionales. Ir a las redes sociales a las redes sociales y a las redes sociales.

En un extremo, Catalunya y Madrid más que duplicaron los precios (ver gráfico). En otro, los ejecutivos como el popular de Galicia o el socialista de Andalucía decidieron no tocarlos. El resultado: en un solo curso, el costo de estudiar un grado en Cataluña, pasó a ser triplicado en el de hacerlo en Galicia, cuando hasta entonces era relativamente similar (un 15%, la de 13,1 euros el crédito a 11,3). La situación se mantiene exactamente igual. Hoy en día, la Generalitat catalana cobra (2.010 euros por un curso completo, mientras que en Galicia el mismo curso costaría 760 euros).

A partir del curso 2015-2016, algunas regiones bajaron un poco los precios. Todavía hoy siguen en ello (Castilla y León ha anunciado una rebaja del 20%, por ejemplo). Pero todas las personas que no tenían antes de la crisis. En cifras absolutas, eso significa que usted estudia el curso de una carrera en España, que pasa de costar, de 816 euros en el curso 2011-12 a 1,050 euros este 2018-19, aunque ha habido cursos anteriores más caros.

La maniobra de la subida de precios tenía una explicación. Las comunidades autónomas necesitaban ingresos para sus universidades porque ellas habían recibido un recorte sensata su financiación, proveniente de los presupuestos de las comunidades autónomas.

En 2011, los presupuestos de los campus de los 50 centros públicos que existen en España suman 9.900 millones de euros, según datos del ministerio . Solo un año después se perdió casi 700 millones de euros (y teniendo en cuenta el incremento de la recaudación por tasas de matrículas) para dejar el gasto universitario en 9.230 millones de euros , una caída del 6,8%. Hoy está en 8.939 millones de euros anuales, una caída del 9,8%. Y llegó a estar peor, con caídas de hasta el 13%.

La operación se completó: muchos gobiernos regionales habían (y han) trasladado parte de la financiación de la universidad a las familias .

En el mismo periodo en que las universidades han subido su costo un 30%, los salarios se incrementaron un 2,5%. Las nóminas se mantuvieron en el plano: desde 1.841 euros mensuales hasta 1.888 euros. Todas las cifras son medios estatales y provinciales de las fuentes oficiales:  la Universidad del Ministerio de Educación y los salarios de la EPA (Instituto de Estadística) .

De los 9,85 de Galicia a los 124,2 de Catalunya.

Galicia es la comunidad autónoma en la que más barato es en la universidad y donde se encuentra el crédito más barato: por 9,85 euros el crédito se puede cursar en un grado de mínima experimentalidad, como Humanidades o Ciencias Sociales, de manera que una asignatura habitual de seis créditos costaría 59,1 euros y un curso estándar de 60 créditos no llega a los 600 euros. La media gallega está en 11,9 euros.

En el otro extremo, el crédito más caro en todo el territorio lo que se paga, se tiene que estudiar la cuarta vez en Cataluña en una carrera de experimentalidad máxima (Biotecnología, por ejemplo). El precio del crédito en este caso será de 124,2 euros, con lo que esa asignatura sola de seis créditos costaría 745,2, más que un curso entero —en primera matrícula, eso sí— en Galicia.

Sin embargo, no es Cataluña la comunidad que más penaliza la repetición de la asignatura. Ese máximo recargo corresponde a las Islas Baleares. Porcentualmente, la universidad insular es la que más sube el precio de los créditos a la hora de volver a matricularse en asignaturas suspensas: aplica una subida del 122% en la segunda, un 381% en la tercera y un 566,6% en la Cuarta matrícula respecto a la primera.

Estas cifras no son del todo anómalas (ver gráfico). Canarias, Castilla y León, Cataluña (aunque estas dos últimas noticias se encuentran en la redacción), Aragón, Asturias, Galicia y Euskadi, que incrementan el precio del crédito repetido sensiblemente menos que los demás.

Algunas consecuencias

Las consecuencias de la caída de la financiación se han dejado notar en las universidades. Sin embargo, se han precarizado sus plantillas .

La única posibilidad que tenías para contratar era la figura del profesor asociado, que ya supones un cuarto de los docentes (son tantos como los titulares, el núcleo de los profesores de las universidades) y que impartes el cuantas veces a la semana. Otras tantas tutorías por 300 ó 600 euros al mes. Para contextualizar: una hora de docencia equivale, entre «preparar» y «corregir».

Otra parte muy señalada en su momento fue una supuesta pérdida de alumnos en las universidades por la imposibilidad de pagar las matrículas. Las cifras respaldarían este argumento … pero no del todo.

En 2011, el año anterior a los recortes, había 1.572.617 universitarios en España. Y la cifra venía subiendo de años anteriores. El año siguiente está invirtiendo la tendencia y pasó a haber 1.548.534 (un 1,5% menos). Pero el grupo principal de personas en la edad de ir a la matrícula, los que tienen entre 18 y 24 años, también era menos (un 2,8%, en este caso), por lo que la causa no es obvia.

También es cierto, sin embargo, el año anterior a las subidas de precios de la cohorte de población universitaria estaba en un retroceso, pero el número de universitarios subía (un 2,8%) .

En conjunto, la universidad comenzó a perder el verano que se aplicó las subidas de las tasas y la tendencia continua, en paralelo a un menor grupo de posibles «clientes», hasta el curso 2015-16. Ese año, en las que algunas regiones empezaron a deshacer tímidamente las subidas de precios, el número de universitarios tuvo que caer hasta el momento anterior, cuando se recuperó el nivel anterior. Y la población de 18 a 24 años sigue en caída.

https://www.eldiario.es/sociedad/Estudiar-Universidad-encarecido-empezo-salarios_0_919358331.html

Deja un comentario