El Banco de España analiza la falta de herramientas monetarias para afrontar una crisis #maestroviejo

El Banco de España (BdE) se ha unido a otro bancos centrales para advertir sobre las dificultades que pueden tener los bancos centrales nacionales para hacer frente a nuevas crisis por las políticas que se están realizando por parte del Banco Central Europeo (BCE). Es decir, por sus políticas de relajación monetaria.

Desde el Banco de España se pide al Banco Central Europeo que se analicen bien los próximos pasos a realizar, ya que si los tipos de interés siguen en estos nivel o bajan más, eso puede ocasionar una dificultad de actuación de la política monetaria ante una nueva recesión económica.

Nos podemos preguntar: ¿Por qué el Banco de España le pide al Banco Central Europeo más herramientas para afrontar una nueva recesión o crisis?

Los bajos tipos de interés dejan poco margen de actuación a los bancos centrales nacionales ante una nueva recesión o crisis

El Banco de España recomienda al Banco Central de Europa que realicen una reflexión sobre la actual estrategia que están siguiendo respecto a la política monetaria a medio plazo. Es decir, tanto en lo que respecta a la inflación, que está alejado de los objetivos marcados del 2 por ciento, como de las medidas que se tenían que tomar según la actual situación económica.

Se prevé una bajada de tipos de interés en la reunión que se realizará mañana, 12 de septiembre, decisión que podrían dificultar más la reacción y obligar a buscar diferentes alternativas para actuar ante en límite de tipos de efectivos.

Si se mantienen los tipos de interés en los límites inferiores de efectivo, los bancos centrales nacionales tendrán menor margen de actuación para reducir los tipos en respuesta de una nueva recesión o crisis y tendrán que recurrir a otras medidas menos convencionales para ampliar sus balances.

El Banco de España cree que el Banco Central Europeo baja los tipos de interés para impulsar la economía ante las alarmas de recesión, cuando esta llegue a los bancos centrales nacionales les será más difícil enfrentarse a ella, por lo que deberán pensar en otras medidas para hacerle frente.

El Banco de España pide al Banco Central Europeo reflexione sobre sus estrategias

El Banco de España piensa que el Banco Central Europeo tiene que hacer como la Reserva Federal de Estados Unidos, que está realizando una profunda revisión de sus estrategias, para ver las diferentes alternativas que existen para afrontar la actual situación económica.

Por tanto, piden una reflexión parecida al Banco Central Europeo, que incluya una clarificación de objetivos en la estabilidad de precios, para ir por el mismo camino todos los bancos centrales de los países desarrollados, y así se pueda facilitar la comunicación y anclar expectativas.

La actual relajación del Banco Central Europeo que está dejando los tipos de interés a niveles bajos, puede afectar a la estabilidad financiera y a la rentabilidad de las entidades bancarias, por tanto, se les tiene que hacer una seguimiento.

De momento los efectos de está política son positivos para las economías europeas, en térmicos de una mayor actividad de la economía y mejora de calidad crediticia, y esto compensa los efectos adversos sobre los márgenes de intermediación de las entidades bancarias.

Por tanto, es necesario llevar a cabo un seguimiento de manera continua para determinar si es necesario medidas que reduzcan los efectos de bajos tipos de interés sobre la capacidad de intermediación del sistema bancario.

Banco de España aconseja una mayor gasto público en retos claves

Banco de España advierte que las economías de Europa se están enfrentando a una desaceleración del crecimiento y del comercio a nivel global, fruto de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y la actual incertidumbre existente con el Brexit.

Por tanto, es esencial que se implante un instrumento de estabilización fiscal en la Unión Europea para terminar con los problemas que genera cuando las políticas fiscales se deciden en cada uno de los países, mientras que la monetaria se deciden en base del conjunto de los miembros de la Unión Europea.

El problema de esta situación es que no se ha establecido una política fiscal de forma adecuada porque ha habido países donde se han aprobado presupuestos expansivos con elevadas deudas y déficit que se tendría que hacer realizado un esfuerzo de consolidación fiscal.

Un saneamiento de las cuentas públicas en estos países es imprescindible si se quiere conseguir tener una política fiscal como instrumento de estabilización macroeconómico ante un escenario de recesión o crisis.

Ante un escenario así, los países miembros de la Unión Europea tienen que tener más espacio fiscal para poder proporcionar mayores estímulos presupuestarios, ya que se verán afectados por mayores exposiciones de sus flujos de comercio exterior y una desaceleración.

El Banco de España aconseja un mayor gasto público para poder hacer frente a retos como la transformación digital, la transición energética, una población más envejecida, mayor adaptación del tejido empresarial al un entorno más complejo y exigente.

Por tanto, considera prioritario garantizar la estabilidad del sistema financiero interno a través de una política macroprudencial. Es decir, la adopción de medidas cuando se vean riesgos para la estabilidad financiera y para tener un resguardo que se pueda utilizar ante situaciones económicamente difíciles.

Por otra parte, completar cuanto antes la Unión Bancaria y crear un mercado único de capitales.

En El Blog Salmón | Estas son las razones por las que el Banco de España pide mejoras en la UE

Imagen | Flickr

Seguir leyendo en la fuente original

Deja un comentario