EE.UU.: Cómo los pilotos enojados hicieron que la Marina dejara de desestimar los avistamientos de OVNIs

Advertisement
EE.UU.
Cómo los pilotos enojados hicieron que la Marina dejara de desestimar los avistamientos de OVNIs
Por Deanna Paul
Imagen ilustrativa.
Un reciente aumento en los avistamientos de objetos voladores no identificados, o como los militares los llaman «fenómenos aéreos inexplicables», llevó a la Marina a redactar procedimientos formales para que los pilotos documenten los encuentros, una medida correctiva que, según los ex funcionarios, se necesita desde hace mucho tiempo.
«Desde 2014, estas intrusiones han estado ocurriendo de manera regular», dijo el miércoles a The Washington Post Joseph Gradisher, portavoz de la oficina del subjefe de operaciones navales para la guerra de información. Recientemente, aeronaves no identificadas han ingresado en el espacio aéreo designado por los militares tan a menudo como varias veces por mes. «Queremos llegar al fondo de esto. Necesitamos determinar quién lo está haciendo, de dónde viene y cuál es su intención. Tenemos que tratar de encontrar formas de evitar que vuelva a suceder».
Al citar las preocupaciones de seguridad y protección, Gradisher se comprometió a «investigar todos y cada uno de los informes».
Luis Elizondo, ex oficial superior de inteligencia, dijo a The Post que las nuevas pautas de la Marina formalizaron el proceso de presentación de informes, facilitando el análisis basado en datos y eliminando el estigma de hablar de OVNIs, calificándolo como «la decisión más importante que la Marina ha tomado en décadas». 
Chris Mellon, ex subsecretario adjunto de defensa para inteligencia y miembro del personal del Comité de Inteligencia del Senado, fue menos elogioso.
«No creo en la seguridad a través de la ignorancia», dijo, regañando a la comunidad de inteligencia por la falta de «curiosidad y coraje» y una «falta de reacción» a un patrón fuerte de avistamientos.
En algunos casos, los pilotos, muchos de los cuales son ingenieros y graduados de la academia, afirmaron observar pequeños objetos esféricos volando en formación. Otros dicen que han visto vehículos blancos, en forma de Tic Tac. Aparte de los drones, todos los motores dependen de la quema de combustible para generar energía, pero todos estos vehículos no tenían tomas de aire, ni viento ni escape.
«Es muy misterioso, y todavía parecen superar a nuestros aviones en velocidad», dijo, calificándolo de «tecnología verdaderamente radical».
Según Mellon, los pilotos asombrados y desconcertados, preocupados por informar que una aeronave voladora no identificada afectaría adversamente sus carreras, tendieron a no hablar. Y cuando lo hicieron, dijo, había poco interés en investigar sus afirmaciones.
«Imagina que ves vehículos muy avanzados, aparecen en sistemas de radar, se ven extraños, nadie sabe de dónde son. Esto sucede de manera recurrente, y nadie hace nada», dijo Mellon, quien ahora trabaja para la To the Stars Academy of Arts and Sciences. Debido a que las agencias no comparten este tipo de información, es difícil saber el alcance total de la actividad. Aún así, estimó que los oficiales de la marina presenciaron docenas de incidentes en un solo año, lo suficiente como para obligar al servicio a abordar el problema.
«Los pilotos están molestos, y están tratando de ayudar a despertar a un sistema adormecido», dijo a The Post.
La creciente curiosidad y preocupación de los legisladores también pareció provocar una acción fuera de la Armada.
En 2017, el Pentágono confirmó por primera vez la existencia del Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas (AATIP), una operación del gobierno lanzada en 2007 para recopilar y analizar «amenazas aeroespaciales anómalas». Como informó Joby Warrick de The Post, la investigación abarcó desde «aviones avanzados desplegados por los adversarios tradicionales de EE. UU. a drones comerciales hasta posibles encuentros con extraterrestres».
Según los ex funcionarios del Pentágono y los documentos vistos anteriormente por The Post, la financiación del programa, que totalizó al menos $ 22 millones, se suspendió en 2012.
Gradisher dijo en una declaración que «en respuesta a las solicitudes de información de los miembros del Congreso y el personal, los funcionarios han proporcionado una serie de informes de altos oficiales de Inteligencia Naval, así como aviadores que informaron sobre los peligros para la seguridad de la aviación».
Elizondo, quien dirigió el AATIP, dijo que las directrices recién redactadas fueron la culminación de muchas cosas, sobre todo que la Armada tenía suficientes pruebas creíbles, que incluyen testimonios de testigos y corroborada información del radar, para «saber que esto está ocurriendo».
«Si acudo a usted y le digo: ‘Hay estas cosas que pueden volar sobre nuestro país con impunidad, desafiando las leyes de la física, y en un momento podría desplegar un dispositivo nuclear a voluntad’, eso sería una cuestión de seguridad nacional», dijo Elizondo.
Con numeroso personal militar de los Estados Unidos en la Fuerza Aérea y la Armada que describieron las mismas observaciones, el nivel de ruido no pudo ser ignorado.
«Este tipo de actividad es muy alarmante», dijo Elizondo, «y la gente está reconociendo que hay cosas en nuestro sector aeroespacial que están más allá de nuestra comprensión».

Modificado por orbitaceromendoza

Ir a la fuente

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.

Categorias

Síguenos