Dios contra Darwin

‘La creación de Adán’, pintada por Miguel Ángel, en el techo de la Capilla Sixtina.

Solo dos de cada diez estadounidenses (22%) creen que somos producto de la evolución de formas de vida anteriores en un proceso que se ha prolongado miles de millones años en el que no ha habido ninguna intervención sobrenatural. Es decir, divina. Es una de la conclusiones de una encuesta Gallup hecha por teléfono a 1.015 adultos entre el 3 y el 16 de junio. Según el sondeo, cuatro de cada diez estadounidenses (40%) están convencidos de que Dios creó al ser humano como es ahora en algún momento de los últimos 10.000 años y otros tres (33%), de que ha guiado el proceso evolutivo. El margen de error es del ± 4%…

Sigue en el diario El Correo (suscripción).

Deja un comentario