Descubren en una antigua fotografía de la Casa Blanca el fantasma de Abraham Lincoln

Abraham Lincoln fue asesinado en 1865, pero algunos dicen que su espíritu ha conseguido sobrevivir al paso del tiempo, y no sólo en sentido figurado. Con los años, ha habido varios avistamientos de su fantasma en la Casa Blanca y en el Teatro Ford, donde fue asesinado, en el complejo militar Fort Monroe en Virginia, y en su tumba en Springfield. Sin embargo, como es lógico, el epicentro de los avistamientos del fantasma de Lincoln es la Casa Blanca, donde vivió durante los últimos tumultuosos cuatro años de su vida. Hay una larga lista de personas que aseguran haber visto la aparición fantasmal del decimosexto presidente de los Estados Unidos de América, entre ellos el primer ministro británico Winston Churchill, la reina Guillermina de los Países Bajos, Maureen Elizabeth, primera hija del expresidente Ronald Reagan, o la ex Primera dama de los Estados Unidos Michelle Obama.

PUBLICIDAD

Pero no deja de ser en cierto modo irónico que el fantasma de Lincoln continué vagando por las habitaciones de su anterior residencia, ya que el propio Lincoln no era un firme creyente en el más allá. De hecho, mientras que la esposa de Lincoln, Mary Todd, era un firme creyente del espiritualismo e incluso celebraba sesiones en la Casa Blanca, el propio Lincoln no tenía interés en estos temas, aunque en alguna ocasión acudió a las reuniones mediúmnicas. Sea como sea, parece ser que con el paso de los años el fantasma de Lincoln está muy presente en muchas de las antiguas instalaciones presidenciales estadounidenses. Sin embargo, ahora han descubierto en una vieja fotografía en blanco y negro de la Casa Blanca una increíble aparición fantasmal. Algunos han sugerido que la figura translúcida en la parte posterior derecha de la imagen, podría ser el fantasma de Abraham Lincoln.

El fantasma de Lincoln en la Casa Blanca

La imagen fue tomada por Abbie Rowe, fotógrafo del Servicio de Parques Nacionales en Washington D.C., durante la reconstrucción de la Casa Blanca en 1950. En ella se puede ver claramente una misteriosa la figura de pie a lejos, cerca de un grupo de hombres a la izquierda. El experto en lo paranormal y director de cine Joshua P Warren reconoció que se trataba de la imagen fantasmal más increíble de la historia.

Explicó que en la Casa Blanca se encuentra el fantasma del ex presidente, y que curiosamente la figura translúcida se encuentra justo debajo de la habitación de Lincoln. Durante su investigación trató de localizar el negativo original, pero no pudo.

“Es una fotografía oficial del gobierno, y nadie pone en duda su autenticidad”, dijo Warren.

Eric Scott, productor de cine y socio de Warren, que también es un fotógrafo profesional, intentó recrear la imagen con una baja exposición, pero fue incapaz de capturar a nadie como una aparición tan clara, translúcida. Esto llevó a Warren a concluir que era un fantasma real.

“Sabemos en un cien por cien que es una imagen legítima tomada por los dos fotógrafos más creíbles y competentes en la historia, en la Casa Blanca, uno de los lugares más importantes del mundo. En mi opinión, esta es la fotografía de fantasmas más increíble de la historia”, concluyó Warren.

La sorprendente fotografía también ha sido comentada por el popular ufólogo Scott C. Waring, quien tiene una visión muy diferente de la imagen translucida. Waring aseguró que los fantasmas son reales, pero tal vez esta aparición sea un visitante extraterrestre oculto, viendo la reconstrucción de la casa más importante de los Estados Unidos.

“Esta es una foto emocionante que muestra un fantasma en la Casa Blanca”, escribió Waring en una entrada de su blog UFO Sightings Daily. “La persona es transparente, alta y tranquila como se puede apreciar en su postura. Los fantasmas son reales, pero ¿podría ser esto un visitante extraterrestre oculto, viendo la reconstrucción de la casa más importante de los Estados Unidos?”

Aunque no todo el mundo cree que la imagen muestra una aparición fantasmal, y mucho menos que sea Abraham Lincoln. Los más escépticos argumentaron que podría ser el resultado de la película sensible a muy bajo ISO, una velocidad de obturación larga, justo en el momento en que alguien se paró durante dos o tres segundos.

El tiempo suficiente para registrar el momento, pero rápidamente se trasladó a otro lugar fuera del ángulo de visión. Otros explicaron que podría ser un patrón en la piedra, que apareció como una figura humana, debido a los efectos de la pareidolia, el curioso fenómeno psicológico de ver formas reconocibles en objetos comunes.

Sin embargo, nuestra pregunta para los escépticos es: ¿Serian capaces de diferenciar una pareidolia o un efecto fotográfico de un fantasma real?

Deja un comentario