Debemos cuidar a los jóvenes aliens que descienden a nuestro planeta • Gran Hermandad Blanca

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

les soins aux jeunes aliens cuidar a los jóvenes aliens que descienden a nuestro planeta ID155047 - hermandadblanca.org

les soins aux jeunes aliens cuidar a los jóvenes aliens que descienden a nuestro planeta ID155047 - hermandadblanca.org

Mensaje de tu amigo, el profesor Zolmirel.

Ahora me gustaría hablar sobre la búsqueda de nuevas plantas y especies pioneras. Buscamos las variedades de plantas más robustas que construyen nuevos entornos fértiles, ya sea en una llanura de obsidiana o en un asteroide. Cualquier espacio se presta para esta siembra, uno solo tiene que encontrar la forma de vida que aceptará crecer allí.

Una vez que esto se logra, damos tiempo de 20 a 30 años o más. Extranjeros de la próxima generación, regresarán como pequeños biólogos. Estos niños actúan con un gran poder. Su mente es muy animada, muy curiosa también. Sienten las aspiraciones del planeta y tienen una forma de expresarse muy clara.

Muchos aún son sirvientes sumisos y dóciles que son muy trabajadores, pero que también corren grandes riesgos. El maestro muestra una imagen. Se ve un barco marrón golpeando fuertemente a unos asteroides. Pequeñas y esbeltas criaturas vestidas con mono blanco, salen al casco del barco dañado para colocar las placas de armadura a toda prisa. Cada pequeño ser está conectado a una rampa de seguridad por medio de un cable de acero. Hay un torno para llevar a todos los pequeños mecánicos a bordo rápidamente.

Las imágenes continúan…

arcturiens 700×452 cuidar a los jóvenes aliens que descienden a nuestro planeta ID155047 - hermandadblanca.org

arcturiens 700×452 cuidar a los jóvenes aliens que descienden a nuestro planeta ID155047 - hermandadblanca.org

El barco sigue su curso en el espacio a velocidad reducida. Los clones actúan muy rápidamente para soldar y atornillar paneles protectores. Dentro de la nave, el escape se controla y disminuye. Por desgracia, aparece otra piedra maciza de 40 metros de largo y golpea el barco, los jóvenes clones se desestabilizan. La línea de seguridad de uno de los pequeños seres se desprende.  El desafortunado es expulsado al espacio a gran velocidad. Lanza gritos desesperados, pero nadie lo oye.

Percibe los pensamientos de sus compañeros que resistieron el impacto. Los otros alienígenas a bordo que están liderando el empuje de la nave, desean alejarla de la zona de peligro y no se arriesgarán a salvar a un pequeño sirviente. La pequeña criatura emite gritos de terror, pero nadie le responde. Él pierde el vínculo psíquico con sus compañeros. La nave se aleja.

El pequeño clon pierde la conciencia. Abre los ojos varias horas después, casi no tiene aire. Ya no siente sus extremidades, debido al frío que gana su traje de calefacción. El pequeño clon emite una ola de angustia telepática. Él envía la señal más fuerte que puede. Los niños alienígenas normalmente no pueden usar la telepatía, pero este pequeño es muy precoz. 

Él percibe una señal débil, intenta mantener el enlace. De repente hay un brillo. Una nave resplandeciente que se coloca a su izquierda. Se acerca y adapta su trayectoria, se posiciona debajo. Aparece otro barco a su derecha, es muy brillante y diferente, es un recipiente de cerámica iridiscente.

Un fluido cálido lo rodea, sus extremidades paralizadas vuelven a la vida. Una especie de luz lo lleva a bordo de la nave.

Los sanadores lo rodean

  • Es un niño, dice uno de los curanderos.
  • Llévalo al centro de salud, dice una mujer alta, rodeada por un hermoso halo blanco, con pelo rojo y una mirada azul pura de infinita bondad.

Se despierta en una habitación azul clara, con muchas camas pequeñas donde están otros seres con heridas más graves, como la ausencia de extremidades. Pero están tranquilos, no se escucha ninguna queja. De repente, ve un ser con una tez blanca nacarada y manchas plateadas. El ser se expresa por telepatía. 

El profesor Zolmirel lo invita a levantarse. Señala la puerta que conduce a un jardín. El pequeño camina con precaución. Todo su lado izquierdo tiene heridas. Un dispositivo mantiene sus vértebras en su lugar, al tiempo que sana.

  • Venga pequeño, dijo el profesor, puedes caminar sin miedo.
  • ¿Qué tarea tengo que hacer, señor? 
  • Ninguna tarea ahora, eres libre. Debes descansar y sanar. Eres un niño
  • No entiendo
  • Los niños son libres, no trabajan en tareas tan peligrosas. El Consejo Galáctico Superior ha prohibido el mantenimiento exterior de barcos activos para seres vivos. Todavía hay transgresores… explica el sabio
  • Si no hubiera actuado con mis hermanos, la nave podría haber sido destruida, responde el pequeño ser
  • Hubiera sido más sensato detener ese barco antes. Pudo ser detenido el impacto desde adentro. Tú lo sabes.
  • Sí, pero fueron las órdenes.
  • Tu vida es preciosa, responde ¡una vida preciosa merece ser salvada! querido corazón. Sí, nuestra forma de concebir la existencia es muy diferente a la de tus maestros.
  • ¿Es por eso que me trajo a bordo de su barco?
  • Fueron otros quienes te salvaron. Recorren el espacio en busca de señales de socorro. Eres un muy buen telépata, pequeño.
  • GLASTONBURY lugar con energía especial

El pequeño clon parpadea, asimilando esta verdad. Apenas cree que sea tan importante. Camina tímidamente sobre el césped. Ante ellos, abre un callejón rodeado de flores gigantes y arbustos coloridos.

  • ¿Eres mi nuevo maestro? 
  • No, aquí no hay maestros o esclavos. Solo soy tu amigo, cuido la curación de niños.
  • ¿Has sanado mis vértebras? 
  • Claro ¡Y no fue fácil! Tu espalda se ha roto en muchos lugares, pero en pocos días podrás moverte fácilmente. 
  • No entiendo, perdóname. ¿Por qué nos salvas de nuestra situación?
  • Hacemos esto porque no eres feliz en tu existencia, por eso queremos darte una nueva. También hay personas que buscan niños como tú. No los maltratan, les ofrecen afecto y devoción.
  • Entiendo, pero ¿Quién recompensará tus esfuerzos?
  • Eres un niño muy curioso… Así que sígueme.

conseil arcturien 600×381 cuidar a los jóvenes aliens que descienden a nuestro planeta ID155047 - hermandadblanca.org

conseil arcturien 600×381 cuidar a los jóvenes aliens que descienden a nuestro planeta ID155047 - hermandadblanca.org

Ambos se dirigen a otra parte del jardín. Vemos tres parejas movidas. Las parejas miran a los niños jugar. Hay un ambiente muy pacífico en este lugar. Las parejas se retiran, los clones jóvenes se quedan allí mirando cómo se van, sus ojos brillan de esperanza.

  • Regresarán mañana y los próximos días. Permitimos que los enlaces se establezcan gradualmente. Luego elegirán uno. Los pequeños han pasado la edad psicológica de la infancia, lo experimentado los han hecho completamente maduros. Trabajarán en laboratorios, centros de almacenamiento de barcos, bajo la protección de un viejo extranjero.
  • Todo lo que importa es que estos niños se sientan amados y aceptados donde sea que estén. Esta es nuestra recompensa.
  • Lo que haces es tan impresionante. En mi mundo, a nadie le importa nuestro bienestar.
  • Eso puede cambiar. Aquí hay un alienígena que tiene un laboratorio y trabaja en dispositivos de propulsión, está buscando un asistente, así que da un paseo allí. Sugiere el profesor.

El pequeño camina hacia un cobertizo. Abre los ojos, asombrado. Alineaciones de reactores de última generación están presentes en este lugar mágico para él, tartamudea de alegría. Un extranjero con cara de viejo camina hacia él.

  • Sean bienvenidos, entren.
  • Oh! Gracias Señor! El pequeño entra lleno de curiosidad. Un recipiente de cobre cubierto de oxidación está esperando ser almacenado.
  • Te daremos algo más cuidadoso que hacer, dijo el alienígena anciano, pero primero tienes que descansar. 
  • ¿Cuál es tu nombre, hijo?
  • Ezertos
  • Muy bien Ezertos, bienvenido al taller. 

El pequeño extraterrestre coge una caja imponente y lleva los cables entre ellos, luego toma una herramienta y desmonta la tapa con delicadeza.

  • Profesor, ¡tienes el arte de traer a los niños más excepcionales! Este joven acaba de desmontar esta unidad con una destreza inigualable.
  • Cierto, este pequeño es especial.

¡Ahora somos una familia muy grande! ¡Que la alegría te llene!

 

 

TRADUCTORA: Lurdes Sarmiento, redactora y traductora en la gran familia de la

Deja un comentario

Maestroviejo

El tiempo del despertar … tu conciencia, tu alma, tu mente, tu vida

Somos conciencia

Un grupo de personas queriendo buscar puntos de vista distintos de cómo llevar la vida y enfrentar los problemas nos pusimos a recopilar información para poder compartir nuestras inquietudes y tratar de desenmarañar la vida.