Cuando los abuelos tienen un nieto preferido le rompen el corazón al nieto no favorito

La mayoría de los abuelos tiene una mayor afinidad y vínculo con un nieto en concreto. Podríamos definirlo como ‘el nieto favorito de los abuelos’.


  Hay que reconocer que todos tenemos un abuelo o persona favorita al resto de la familia, y si nos preguntan o le llegamos a preguntar a nuestros padres o abuelos quién es su nieto o hijo favorito ellos dirán que no existe favoritismo pues aman a todos por igual.

El nieto preferido: Una gran problemática que puede darse en cualquier familia

  En el foro de Munsnet una madre planteó la pregunta, no sin antes reconocer que tenía su alma rota, al señalar que su suegra demostraba, sin rubor alguno, preferencia por su hijo, rezagando a la niña.
  Esta mamá indicaba que la abuela de sus hijos jamás ha congeniado con su propio género, cosa que ha motivado a que esta madre tenga una relación distante con la rama femenina de la familia política, añadiendo con impotencia que no entiende cómo expresa sentimientos tan ambiguos entre su nieto y nieta.
  Los abuelos son personas importantes en la vida de todo niño, juegos, anécdotas, historias familiares y esa complicidad que tienen los abuelos para con sus nietos forman parte del crecimiento y un pilar fundamental y emocional en la vida del niño.
 Sin embargo, al existir favoritismo y ver que no existe este tipo de reacciones hacia él, puede causar baja autoestima y afectar al nieto no predilecto.

Cuando los abuelos tienen un nieto preferido, le rompe el corazón a los demás nietos  

  Un nieto predilecto puede ser un problema en la familia si el favoritismo es muy evidente, ya que puede afectar a uno o más miembros de la familia, entre ellos los padres.

  Una madre del Reino Unido abrió un tema y escribió en el foro para padres mumsnet, planteando un pregunta entre los presentes donde también relató que pasa por este mismo problema, no sin antes reafirmar lo mal que se sentía debido a ello: “mi suegra sin pesar alguno, hace preferencia por mi hijo mayor, y esto está afectando a su hermanita”.
  La madre explica que su suegra jamás ha congeniado con su propio género, e indicó que es distante con los miembros de la rama femenina de la familia. 

 No entiendo como puede ser tan obvia entre la preferencia de sus nietos, “me parte el corazón ver a mi hija mirar con dolor como su hermano recibe toda la atención y preferencia por su abuela” pues ella, no se toma la molestia ni en disimularlo, mi hija puede estar sentada al lado de su hermano y al despedirse simplemente la ignora, ciertas veces ha llegado a pedirle un “gran beso” de despedida sólo al varón, y a ella no.
  Si bien los abuelos pueden tener un nieto favorito, en eso no hay problema, siempre y cuando no sea evidente para ellos, si por el contrario existe una situación similar en tu hogar que pueda afectar drásticamente la salud emocional o psicológica de algún miembro de la familia, está en los padres tratar de solventar la situación y no permitir que siga sucediendo, por el bien de los niños.
  Es esencial que los abuelos dimensionen el papel tan importante que ocupan en los afectos de cada nieto (aunque algunos no lo hagan evidente) y que por ello eviten hacer diferencias. 

 Que logren darse el tiempo para conocer y querer a cada uno a su manera y disfrutar así las particularidades cada uno.

Ir a la fuente

Deja un comentario