Cualquier cosa que cargues con amor, no te pesará



cargando mundo

Cualquier cosa que cargues con amor, no te pesará

Cuando todas las responsabilidades que algunos pueden llamar cargas, son llevadas en el corazón, tienen la particularidad de no pesar, no importa cuán largo sea el camino, ningún esfuerzo que hagamos, nos dará pesar.

Cómo asumimos nuestros compromisos, marca una diferencia considerable al momento de tener que accionar o tomar decisiones que tengan que ver con ellos. Cuando no lo hacemos desde el amor, ese compromiso toma carácter de obligación y nada obligado se lleva con placer.

“Y todo lo que haces por obligación se lleva la alegría de tu corazón.”  ― Fito Páez

Nuestras “obligaciones”, son compromisos que preferiríamos no tener, que nos atan, que nos limitan, que nos pesan, que nos estorban… Los adquirimos, pero casi que sin tener otra opción posible que pudiésemos tomar, que no sea la de quedar como irresponsables o indolentes ante una determinada situación.

Niña-con-diente-de-leon-3

Ciertamente cada una de nuestras acciones y decisiones tiene una o varias consecuencias y a veces no nos sentiremos muy a gusto con haber cruzado una puerta. Sí, podemos regresar, pero quizás lo tengamos que hacer con una carga a cuestas. Si este escenario no lo podemos cambiar, lo mejor que podemos hacer es quitarnos ese peso de la espalda y colocarlo en el corazón, allí todo se aligera.

Cuando hacemos las cosas desde el amor, desde la bondad, desde nuestra capacidad de servir al otro, de ser útil, de ayudar, de ofrecer lo mejor de nosotros a quien lo necesita, es entonces, cuando asumido el compromiso desde el corazón.

“Lo mejor del mundo lo han hecho siempre los diletantti, los que hacen las cosas por deleite, por amor y no por obligación o rutina.” ― Gregorio Marañón

Sé uno de los que dirige sus acciones desde el amor, desde el placer, sin darle una connotación de obligatoriedad a ninguno de tus compromisos. No pienses que te restan libertad, sino que por el contrario te ayudan a expandirte, a ser más versátil, a conocerte, a dar de ti, a pensar en lo que está fuera de ti, lo cual también es beneficioso.

niña-que-abre-regalo-del-que-salen-mariposas

Si te pesan tus compromisos, enfócate en los propósitos, en los fundamentos, en los pronósticos, allí encontrarás herramientas que te ayudarán a cambiar de posición la carga y acercarla poco a poco a donde ya no pese más.

“El equipaje no pesa, y el camino no cansa, cuando lo que se carga es el amor…”

Por: Sara Espejo – Rincón de Tibet






Deja un comentario