Córdoba: Un carlospacense asegura haber fotografiado un OVNI en la Cruz

Córdoba

Un carlospacense asegura haber fotografiado un OVNI en la Cruz
Tras la misteriosa aparición de un extraño objeto en el cielo de Carlos Paz que generó las más diversas hipótesis entre los vecinos de la ciudad, un lector de El Diario aportó una fotografía y cree haber captado un OVNI en la zona del Cerro de la Cruz. 

Tras la misteriosa aparición de un extraño objeto en el cielo de Carlos Paz que generó intriga entre los vecinos de la ciudad, un lector de El Diario aportó una fotografía y asegura haber captado un OVNI en las inmediaciones del Cerro de la Cruz.

La imagen captada por Sergio Soria se suma al testimonio que Gonzalo Cufré brindò anoche a este medio, donde daba cuenta de la presencia de un objeto no identificado en las inmediaciones del cordón serrano que rodea la ciudad.

En el día de ayer, una gran cantidad de mensajes ingresaron a la redacción dando cuenta sobre el hasta ahora inexplicable fenómeno. “Yo estaba parado afuera, en el patio de mi casa, cuando vi una luz muy clarita que no tenía forma de cometa y que caía en forma vertical. Me corrí algunos metros y la vi caer detrás del Cerro de la Cruz. La verdad que no me explico que podría haber sido”; declaró Cufré.

Las historias sobre avistamientos y encuentros cercanos con seres de otros planetas se remontan en el tiempo y quizás uno de los casos más recordados sea “el visitante del motel La Cuesta”, ocurrido el viernes 14 de julio de 1968 y que fuera investigado por Fabio Zerpa.

La protagonista fue Maria Elodia Pretzel, quien contó que se encontraba en el establecimiento ubicado sobre la Av. San Martín cuando recibió la visita de un ser extraño. Ella tenía 18 años, era conocida como “Paty” y colaboraba con su padre en el motel, y supo relatar que, cerca de la una de la mañana, su padre regresaba de comer con amigos y transitaba por la Ruta 20 cuando distinguió dos focos rojos sobre el camino que le llamaron la atención.

Al llegar al hotel, se sorprendió porque las puertas se encontraban completamente abiertas y su hija estaba desmayada sobre una cama. Cuando le consultó qué había sucedido, la joven relató que despidió a dos pasajeros, regresó a la cocina del motel y vio una luz azul en el hall. Se acercó al lugar y se encontró con una figura humana de dos metros de alto, rubio, ojos claros y pelo muy corto, quien llevaba una malla enteriza de un material brilloso y emanaba destellos.

Deja un comentario