Consejos para cuidar mejor de ti mismo y alcanzar el bienestar

Enero 09, 2019

Así como haces el esfuerzo de cuidar a tu familia, amigos, mascotas, casa y hasta tu coche, también es muy importante que dediques tiempo para cuidar de ti mismo.

El autocuidado es cualquier acción o comportamiento que te ayude a evitar problemas de salud, tanto física como mental y emocional. Es algo importante y necesario, pero muchas veces se pasa por alto. 

El cuidado personal es una parte esencial de un estilo de vida saludable, ya que te ayuda a prevenir enfermedades, padecimientos y malestares, para mantenerte sano, feliz y en mejor sintonía con tu cuerpo y mente.

Los profesionales de la salud mental recomiendan tomar al menos 20 minutos al día para hacer algo por ti mismo. Si no sabes por dónde empezar para mejorar tu autocuidado, a continuación encontrarás algunos consejos avalados por la ciencia, que te pueden ser de utilidad. 

 

Ve al exterior

Pasar la mayor parte del tiempo entre cuatro paredes no es lo mejor cuando de bienestar se trata. Al igual que la meditación, pasar tiempo al aire libre beneficia al cerebro y es una excelente manera de mejorar la salud mental y física.  

Estar afuera, en contacto con la naturaleza, te hace sentir más vivo, se asocia con una mayor satisfacción con la vida y menos angustia mental. Así que dedica un tiempo cada día para ir al exterior, y en tus días de descanso procura acudir a lugares rodeados de naturaleza. 

Y si haces ejercicio, qué mejor que realizarlo al aire libre. Deja un rato el gimnasio y sal a correr o caminar a la calle, al parque, o mejor aún, al bosque más cercano. Ejercitarse en el exterior mejora la salud mental y puede disminuir la tensión, la ira y la depresión.

Te puede interesar: Pasar tiempo en la naturaleza beneficia a tu cuerpo, mente y emociones

 

Medita y respira

La meditación es benéfica tanto para el cuerpo como para la mente y el espíritu. Unos pocos minutos de tranquilidad y enfoque en el presente pueden contribuir a aliviar el estrés, así como aumentar la compasión y la estabilidad emocional. Lo mejor es que los beneficios de la meditación continúan incluso cuando no lo haces.

Parte esencial de la meditación es la respiración, ya que al aplicar las técnicas adecuadas para respirar de forma consciente, profunda y pausada puedes relajarte y lograr una mejor conexión contigo mismo. Además, es una excelente forma de liberar el estrés. 

Te puede interesar: El papel de la respiración para meditar

 

Aromatiza tu mundo

Además de la forma de respirar, un aspecto importante es lo que hueles al respirar, pues algunos aromas pueden estimular ciertas áreas del cerebro para ayudarte a estar relajado, a concentrarte o a mejorar tu estado de ánimo. 

Los aromas a cítricos, por ejemplo, ayudan a reducir el estrés y la ansiedad, el de romero puede aumentar la memoria y el de lavanda te permite relajarte con mayor facilidad. Así que puedes acompañar tanto tu meditación como tus actividades diarias con el aroma más adecuado para cada momento.

Te puede interesar: Descubre los aromas que te ayudan a trabajar mejor

Haz que el ritmo forme parte de tu vida

¿Has notado que al escuchar ciertas melodías o canciones tu ánimo mejora? No es tu imaginación ni simple coincidencia. Diversas investigaciones han demostrado que escuchar música hace que las emociones positivas sean aún más intensas, y la música optimista en particular puede hacer grandes cosas por tu estado de ánimo. 

Y si además de escuchar música bailas a su ritmo, mejoras tanto tu estado de ánimo como tu condición física. Además, el baile se asocia con un menor riesgo de demencia, e incluso ayuda a hacer amigos. 

Por otro lado, en varios estudios se ha comprobado que tocar un instrumento o cantar puede prevenir problemas cerebrales o cognitivos asociados con el envejecimiento. Esto se debe a que la práctica musical involucra múltiples sistemas sensoriales y también el sistema motor. Además se relaciona con procesos cognitivos de alto nivel, que implican operaciones mentales elaboradas. 

Te puede interesar: La música es muy benéfica para la salud mental

Come más frutas y verduras

Aunque suene a comercial, la realidad es que las frutas y verduras son parte esencial de una alimentación saludable y son necesarias para mantener una buena salud, ya que contienen una gran variedad de nutrientes que ayudan al buen funcionamiento del organismo.

Agregar más frutas y verduras a tu menú diario es una excelente manera de practicar el cuidado personal durante todo el día. Por poner algunos ejemplos, en diversas investigaciones se encontró que comer bayas mejora la salud del cerebro, mientras que comer pimientos previene el Parkinson. Así que empieza a incluir siete porciones de frutas y verduras por día para que te sientas más sano y feliz.

Te puede interesar: El factor ensalada: comer frutas y verduras puede hacerte más feliz

Disfruta del sexo

Además de ser una de las actividades más placenteras para el ser humano, el sexo aporta beneficios físicos y emocionales. Al practicarlo, el cerebro libera oxitocina y dopamina, hormonas que se asocian con el bienestar, mejoran el estado de ánimo y aumentan los niveles de felicidad. 

Además, el sexo ayuda a fortalecer el sistema inmunológico para proteger al cuerpo contra las enfermedades, pues propicia el aumento de inmunoglobulina, uno de los anticuerpos más comunes.

Por si fuera poco, contribuye a reducir el estrés, es un excelente relajante e incluso puede aliviar el dolor de la migraña. Además, es una actividad física cardiovascular que también te ayuda a quemar calorías para mantenerte en forma.

Te puede interesar: 5 beneficios del sexo frecuente para tu salud

Adéntrate en la magia de la lectura

Leer es divertido, entretenido y benéfico para la salud de tu cerebro. La lectura regular mantiene la mente aguda y la vuelve fuerte ante el deterioro propio del envejecimiento. La lectura de ficción contribuye a una mayor creatividad y una mente más abierta. 

Finalmente, disfrutar de un libro también puede mejorar el sueño y hacerte más empático, al adentrarte en la mente y forma de ser de los distintos personajes.

Te puede interesar: ¿Cómo cultivar el hábito de la lectura?

Ríe a carcajadas

Hay una razón por la que la gente dice que la risa es «la mejor medicina»: reír beneficia la salud mental y física, especialmente cuando se combina con el ejercicio. Las actividades divertidas pueden mejorar tu calidad de vida en general y ayudarte a conectar mejor con aquellos con quienes las compartes. 

Entonces, procura inlcuir en tu agenda diaria alguna actividad divertida y que te haga reír, como mirar una película cómica o pasar un rato de juego con tus hijos, sobrinos, mascotas o amigos.

Te puede interesar: Risoterapia: el poder sanador de la risa

Mira algo lindo

¿Te ha pasado que te sientes más animado y contento después de ver fotos de gatitos o videos de cachorros? Esto se debe a que, cuando miras algo que te parece bonito, se activan los centros del placer en el cerebro y esto te hace experimentar emociones que se asocian con la satisfacción. 

Y es que si lo consideras, la belleza es placer, es gratificante, así que forma parte del mismo estado afectivo, de la satisfacción y la recompensa. Por ello, cuando te sientas abrumado o estresado, reproduce ese video de animalitos bebés o ponte a ver las fotos que le has tomado a tus mascotas, y verás como te sientes mejor.

Te puede interesar: Ver documentales sobre naturaleza te ayuda a ser más feliz

Duerme bien

Hay muchas cosas que pueden sabotear tu sueño, ya sea el exceso de trabajo, el estrés, una noche de fiesta o un maratón de tu serie favorita. El problema es que si las noches de insomnio o de desveladas se vuelven lo común, esto puede afectar tu calidad de vida, tu productividad laboral y te pone en riesgo de padecer enfermedades cardiacas y diabetes. 

Por ello, debes organizar bien tu día para que puedas dormir lo suficiente y, de ser necesario, tomar una pequeña siesta durante el día. Y si el problema es el insomnio, checa en este enlace algunos consejos que te pueden ayudar a combatirlo.

Te puede interesar: Meditar con mantras ayuda a dormir bien por 8 horas

Deshazte del desorden

Además de que el desorden puede propiciar el estrés y la depresión, energéticamente también es un factor que impide el adecuado flujo de energía y hace que lo negativo se quede estancado. 

Por ello es importante que realices una limpieza periódica de tus espacios, para deshacerte de lo que ya no usas y ya no sirve, y para mantener bien organizado y ordenado lo que sí te es útil o necesario. De esta manera abrirás el espacio energético para las cosas nuevas que lleguen a tu vida.

Te puede interesar: ¿Qué emociones se esconden tras tu desorden?

Ponte en movimiento

El ejercicio no sólo sirve para quemar calorías y tonificar tu cuerpo, sino que es un estimulante del estado de ánimo que puede contribuir a mejorar el humor y el ánimo, así como a reducir la ansiedad, el estrés y la depresión.

Y no hace falta que pases horas sudando, con que realices 30 minutos al día de tu actividad física favorita es suficiente. Para que te mantengas motivado, elige algo que disfrutes hacer, ya sea correr, nadar, andar en bicicleta, patinar, jugar fútbol, básquetbol, voleibol, practicar box, o simplemente salir a caminar.

Te puede interesar: ¿Vas a empezar a ejercitarte? Sigue estos tips para lograrlo

Consiéntete con un masaje

Dedica algo de tiempo para consentirte en un spa y experimentar la felicidad completa y la relajación total que te brinda un masaje. Alivia la mente y los músculos, mejora la calidad del sueño y reduce el estrés.

Te puede interesar: Guía para hacerse un masaje ayurvédico en casa

Abraza más

Además de que es una forma de demostrarles a los demás que los quieres y te importan, el abrazo es benéfico para el bienestar físico, emocional y mental, ya que el contacto físico reduce el estrés y libera una hormona llamada oxitocina, que aumenta la felicidad.

Se dice que el ser humano necesita cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para mantenerse bien y 12 para tener un crecimiento. Así que no dejes de abrazar a tus seres queridos. Incluye a tus mascotas, pues es un acto benéfico para ambas partes.

Te puede interesar: Descubre por qué los abrazos son benéficos para la salud

Desconéctate

Actualmente, la mayor parte de las personas se la pasan pegadas a la pantalla del celular, la computadora o la televisión. Si este es tu caso, ¿qué te parece dedicar un tiempo cada día para pemanecer desconectado del mundo virtual para empezar a disfrutar más del real? 

Tomar un descanso de las redes sociales, el correo electrónico, los blogs, etcétera, puede ayudarte a recargar energía y darle a tu cerebro el tiempo de inactividad que necesita para trabajar a un nivel óptimo y reconectar, tanto con tus seres queridos como contigo mismo.

Te puede interesar: Así viví 1 mes sin redes sociales

Con información de Greatist

Deja un comentario