CÓMO UN RECUENTO ELECTORAL DEFECTUOSO PASA A SER OFICIAL

No hubo red que evitara el problema del recuento en Alhendín. Este pueblo de Granada de 9.000 habitantes ha sufrido lo que se suponía que era un cisne negro en el sistema del recuento español, algo que era «imposible que sucediera». Un error en el recuento provisional en la web del Ministerio del Interior se acabó trasladando al escrutinio oficial de la Junta Electoral de Zona y las credenciales de concejales están repartidas siguiendo el recuento erróneo. Ahora hay dos concejales, una de Ciudadanos y otra de IU, nombradas oficialmente pero que según los resultados reales nunca debieron obtener el acta. La revocación no será sencilla porque hay que desandar actos oficiales. La Junta electoral Central analiza el caso. 

El pasado 26 de mayo, Alhendín fue uno de tantos pueblos que al mirar la web del Ministerio de Interior con el recuento provisional no se reconoció en la foto. Multitud de pueblos vieron sus datos mal reflejados y este pueblo a las afueras de Granada fue solo uno más. Según el recuento provisional, adjudicado a las empresas Scytl y Vector, el PP obtenía cinco concejales, seguido del PSOE (cuatro), Ciudadanos (tres) e IU (uno). Ninguno alcanzaba la mayoría absoluta de siete concejales.

Esa misma noche, el funcionario municipal que transmitió los datos con la PDA avisó de que había cometido un error en dos de las mesas al transmitir los datos. Con esas PDA los representantes de la Administración emiten sus datos para el recuento provisional que se da las primeras horas. En teoría, que eso esté mal no influye para el recuento oficial, que se hace con las actas de las mesas electorales días después en la Junta Electoral que corresponda.

Los partidos supieron que había un error porque tienen interventores en las mesas electorales. El candidato del PSOE incluso felicitó en Facebook a sus rivales la medianoche del recuento. «Aunque el ministerio da unos datos parece que hay un error. Y el PP consigue la mayoría absoluta en Alhendín. Desde aquí felicitar a Francis y a su equipo por los resultados que han obtenido y su mayoría absoluta. Ofrecemos los concejales del PSOE para cualquier cosa que sea por el bien de nuestro pueblo. Gracias a todos por el trabajo y esfuerzo, que sepáis que tenéis a cuatro concejales que os prometen dedicación, trabajo y esfuerzo por hacer un Alhendín mejor».

En realidad, según las actas de las mesas, el PP había obtenido siete ediles, mayoría absoluta. Ganaba dos que perdían Ciudadanos e IU. Este último se quedaba sin representación. El alcalde de Alhendín y candidato a la reelección, Francisco Pedro Rodríguez, no quiso hacer declaraciones el viernes.

Como el caso parecía estar claro y el propio funcionario había avisado del error nadie envió escrito a la Junta Electoral de Zona. Y cuando esta, formada por magistrados y catedráticos, se reunió días después validó el recuento. En teoría, el recuento oficial tiene que chequear todas las actas del recuento de las mesas, no los resultados provisionales, pero fuentes conocedoras del procedimiento sospechan que en ocasiones las juntas electorales den por buenos aquellos pueblos en los que no hay disputa sin recontar una a una todas las actas.

Así que en el caso de Alhendín no hubo red que corrigiera el error. «La Junta Electoral de Zona leyó los resultados de la web y preguntó si había objeciones. El PP tenía un representante allí y no dijo nada. Después tampoco recurrieron en plazo y por eso repartieron las credenciales. Es raro porque es de las pocas mayorías absolutas del PP en la provincia pero ellos no hicieron los deberes», comenta un político de la zona que pide el anonimato. El PP no presentó recurso antes del recuento, probablemente confiando en que se solucionaría solo. Y la Junta electoral elevó los resultados erróneos y que coinciden con los que ofrece la web de Interior. El PP no lograba la mayoría absoluta y tenía que pactar. La Junta Electoral expidió las credenciales de los concejales según un recuento equivocado por un error original en la PDA en dos mesas.

Solo cuando el recuento equivocado era oficial, presentaron escritos ante la Junta Electoral el secretario municipal de Alhendín, el PP y el funcionario que cometió el primer error en el volcado de datos y que avisó desde el primer momento. En León, Ibiza, Torrelavega, Baza, Chipiona y tantos municipios afectados, los resultados provisionales estaban mal, pero las juntas electorales los corrigieron antes de que fueran oficiales. El problema en este caso es que la propia junta había cometido el mayor error.

El pasado jueves, la Junta Electoral de Zona volvió a reunirse y acordó por unanimidad que ellos no podían enmendar su error sin más por «no tener competencia para ello». Pero sí decidieron elevar el caso a la Junta Electoral Central (JEC), el organismo en Madrid que resuelve los casos más polémicos. La JEC analiza el caso y lo previsible es que de alguna forma se acabe dando validez a las actas originales frente al recuento erróneo que aún ofrece la web de Interior y que aceptó la Junta Electoral de Zona. Sin embargo, el procedimiento no se prevé sencillo. Los concejales han sido designados oficialmente gracias a un fallo en cadena del sistema y hay que retirarles la credencial. Para ello, es posible que haya que pedir informe al Consejo de Estado.

(Visto en https://www.elconfidencial.com/)

Deja un comentario