¿Cómo se trabaja en orientación vocacional?

La figura del orientador educativo está presente en casi todos los centros de secundaria. Normalmente no dan clase ni son considerados docentes. Sin embargo, sus funciones en los centros es indispensable. Uno de los más importantes, es la orientación vocacional.

También conocidos como OE, los orientadores son profesionales de la psicología, psicopedagogía o pedagogía. Estos profesionales cuentan, además, con una formación especializada sobre atención educativa y el sistema educativo español. La orientación que realizan se distribuye en tres líneas principales:

  • Personal: encaminada a prevenir problemas socioafectivos y a fomentar el desarrollo personal integral.
  • Académica: enfocada a mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos.
  • Vocacional: encaminada a ayudar al alumno a tomar la mejor decisión posible sobre su futuro académico y profesional.

Orientadora con alumna

¿Qué es la orientación vocacional?

El final de la etapa de Educación Secundaria supone un momento vital importante, y en muchos casos también estresante, para el alumno. A partir de este momento, el alumno debe tomar una decisión sobre su futuro académico.

Existen tres alternativas fundamentalmente. Puede continuar con los estudios postobligatorios, es decir, cursar Bachillerato. También puede encaminarse hacia una formación más específica y práctica, como la Formación Profesional. Por último, el alumno tiene la posibilidad de terminar los estudios e incorporarse al mercado laboral.

Para ayudar a los alumnos en la toma de decisiones, los orientadores llevan a cabo acciones específicas con los alumnos para que:

  • Identifiquen y analicen sus capacidades, intereses, habilidades y aptitudes.
  • Conozcan los posibles itinerarios educativos y profesionales del sistema educativo español.
  • Se hagan una idea del estado del mercado laboral actual, especialmente el de su entorno geográfico.
  • Aprendan a tomar decisiones maduras y realistas sobre su futuro vocacional.

Por otro lado, en la orientación vocacional es muy importante contar con todos los miembros de la comunidad educativa. Esto quiere decir que, aunque el orientador trabaje directamente con los alumnos, se trata de una intervención o ayuda transversal.

En otras palabras, se puede y es recomendable utilizar el contexto de diferentes asignaturas para sumar en orientación vocacional. Por ejemplo, en Lengua Castellana y Literatura, realizar un ensayo sobre su futuro profesional o cómo se ven en un plazo de 5 o 10 años. En Geografía e Historia, aprender sobre el entorno sociolaboral de la zona.

¿Cómo se realiza la orientación vocacional?

Fundamentalmente, se trabaja con la clase o el grupo entero. Sin embargo, también puede ayudar de forma individual a alumnos o a familiares de alumnos con dudas muy específicas.

Por otro lado, en algunos casos el orientador puede jugar un papel importante como ayuda en la gestión de conflictos entre padres e hijos sobre las decisiones que afectan al futuro de los segundos. Esto es así porque, en ocasiones, los primeros no están de acuerdo con las decisiones vocacionales de sus hijos.

Aclarado esto, entramos en la metodología del asesoramiento vocacional. Aquí, el orientador lleva a cabo las siguientes actuaciones:

Autoconocimiento

Como norma, en este apartado el orientador hace uso de la entrevista o de instrumentos estandarizados que ayuden al alumno a conocerse. Estos cuestionarios están diseñados para destacar intereses y habilidades o aptitudes y relacionarlas con los ámbitos profesionales que existen en la actualidad.

Además, los orientadores intentan motivar la reflexión mediante ejercicios de escritura o el análisis del expediente académico. En cualquier caso, para que la intervención tenga sentido y alcance resultados, es necesaria la participación activa del alumno.

Orientadora entrevistando a una chica

Información académico-profesional y del entorno laboral

Dentro de esta actuación, el orientador explica cómo funciona el sistema educativo, las opciones que tienen al terminar la etapa educativa en la que se encuentran, los itinerarios y las asignaturas de Bachillerato, las familias profesionales de Formación Profesional, las pruebas de acceso a la Universidad y los baremos, las profesiones más comunes de su entorno,… etc.

Entre las actividades más comunes que se realizan son las visitas a universidades o centros de trabajo. También, las charlas o mesas redondas con profesionales o con estudiantes universitarios o de Bachillerato o el trabajo en grupo sobre el material y la documentación proporcionada, entre otras.

Estrategias de toma de decisiones

Se puede trabajar utilizando diferentes programas creados específicamente para el ámbito de la orientación vocacional. Aunque existe gran variabilidad de los mismos, la mayoría tienen en común la siguiente estructura (Álvarez y Bisquerra, 2012):

  • Definir los objetivos que podemos elegir.
  • Ordenar los objetivos en función de su importancia y preferencia.
  • Desarrollar las alternativas frente a las cuales hay que escoger.
  • Evaluar las alternativas en función de los objetivos.
  • Elegir cuál sería la mejor alternativa.
  • Evaluar cuáles serían las consecuencias negativas de esa alternativa.

Para terminar, es importante incidir en que los cambios constantes en materia de educación (LOGSE, LOE, LOMCE, plan Bolonia, etc) hacen que el orientador, como la mayoría de profesionales, deba dedicar un tiempo a actualizar sus conocimientos, para así poder proporcionar una información más acertada a sus alumnos.

Isabel Monzonís Hinarejos

Graduada en Psicología por la Universidad Jaume I en 2014. Máster en Psicología General Sanitaria en 2016 (Universidad Jaume I) y Máster en Profesor/a de Educación Secundaria en 2017 (Universidad de Valencia).

Participó como ponente en la mesa redonda enmarcada en el plan de orientación de Florida Secundària (Valencia) “Trayectorias de Estudios” y realizó varios cursos sobre psicología jurídica y sobre realización de proyectos en asociaciones y ONG. Ha trabajado en el ámbito de la educación y ha realizado labores de voluntariado mediante el programa European Voluntary Service en Italia así como colaborando con Cruz Roja y CEPAIM. Actualmente está especializándose en Orientación Educativa.

Deja un comentario