¿Cómo saber que “el Padre” en la Biblia no es otra entidad negativa?

Hemos estado recibiendo excelentes preguntas de parte de personas que han llegado al blog, y el día de hoy decidimos dar respuesta a una de ellas, concerniente a cómo saber si el Dios que se presenta en la Biblia es confiable. Este tipo de cuestionamientos surgen con mucha frecuencia, hay casos de ex-nuevaeristas que terminaron hartos de los engaños y temen siquiera pensar en leer la Biblia por temor a todo lo que tenga que ver con el reino espiritual. Es comprensible y debemos tener paciencia y procurar aclarar las dudas a todas estas personas, lejos de juzgarlas o alejarlas. Nuestra encomienda es compartir el Evangelio y lo que sabemos sobre nuestro Creador, en especial, porque muchos de nosotros tuvimos las mismas dudas.

Pregunta:

Antes que nada hago énfasis en que mi intención no es insultar o desacreditarlos, soy simplemente alguien más buscando.

Desde hace años también he pensado que estas prácticas nueva era o cómo le llamemos, abren portales y una vez allí, no sabes que encontrarás. De hecho aún sin abrirlos intencionalmente, como ustedes lo dicen pueden presentarse así sin más. Luego entonces después de un largo etc, etc ; Qué garantiza que “el padre” cómo lo llaman, no sea otra entidad más? De hecho una de las entidades con más éxito entre nuestra especie.

Viendo varios de sus videos, veo que la “posible” respuesta podría ser, porque uno lo siente, siente esa guía amable como la de un padre, además de estar respaldando varias de estas respuestas en la biblia. Si este fuera el caso, tmb comentan uds mismos que así operan estás entidades, nos pueden hacer sentir y ver lo que ellos desean inclusive amor. Si paso a “el padre” por estos escrutinios, me resulta muy cercano a una más de estas entidades , con la diferencia claro que parece muchísimo más hábil que las demás, pues denota vasta experiencia en el manejo de estas habilidades que aplica con los humanos.

Me gustaría mucho tener alguna respuesta al respecto, estoy en verdad muy abierto a todas las respuestas para de esta forma seguir ampliando mi búsqueda. Gracias de antemano por tomarse el tiempo de leer mis preguntas.

Respuesta de Camino al Regreso:

Primeramente, agradecemos las preguntas y comentarios de aquellos que sinceramente quieren saber nuestro punto de vista, y que no recurren a ofensas o ataques.

El cuestionar la naturaleza y las intenciones del Creador es una de las estrategias del enemigo para que las personas caigan en un engaño y no confíen en él. Recordemos que el enemigo es muy hábil, no es tonto, conoce al Creador y nos conoce a nosotros. El primer cuestionamiento sobre las intenciones de Dios lo encontramos en Génesis:

Génesis 3

Desobediencia del hombre

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?

Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.

Aquí encontramos la primer estrategia de Satanás para engañar al humano: sembrar la duda sobre las intenciones y la naturaleza de Dios. Y a la fecha sigue haciendo lo mismo, puesto que ésa fue la estrategia que le ganó la partida a los humanos y a través de la cual perdimos la vida eterna y caímos en pecado, y en un mundo caído.  Sabemos que lo que dijo la serpiente fue una mentira, simplemente porque nadie puede negar que morimos… y nadie puede negar que estamos en un mundo caído.

Por tanto, la idea original de cuestionar la naturaleza y bondad de nuestro Creador proviene de la serpiente, es decir Lucifer, es decir, Satanás.  No podemos guiarnos solamente por nuestros sentimientos o emociones, ya que como bien dice el comentario, hay seres de obscuridad que posan como luz y que hacen sentir amor a las personas que quieren engañar. Por tanto, confiar nuestro conocimiento del verdadero Creador a emociones y sentimientos no es lo más recomendable, y por tanto, tenemos que remitirnos a otros aspectos para poder reconocer quién es verdaderamente de luz y quién de obscuridad.

El Gnosticismo: detrás de las calumnias hacia el “Dios de la Biblia”

La idea de que el Creador es maligno se ha ido propagando en diversos sistemas de creencias que han sido promovidos por el mismo interés del enemigo de confundir a las personas, y que son mentiras. Veamos algunos de ellos:

Gnosticismo: la materia es mala, Dios es un arconte o es el demiurgo y es malo.

Gnosticismo viene de gnosis, que quiere decir “conocimiento”. No es raro que haya sido la manzana del conocimiento del bien y del mal lo que provocó la caída de la humanidad, y que este tipo de Luciferianos ahora se denominen gnósticos. El gnosticismo es una de las doctrinas engañosas más antiguas, la cual surgió casi a la par con el cristianismo antiguo, como forma del enemigo de contrarrestar al cristianismo.

Todas las doctrinas gnósticas vienen del mito de origen Sofiánico: una diosa femenina llamada Sophia, un consorte masculino, un Dios malo conocido como el demiurgo, y la materia siendo mala. Cabe mencionar que la diosa Sophia tiene todos los atributos a la adoración de la diosa pagana, a Gaia o incluso a la Virgen María o María Magdalena gnósticas.

Las enseñanzas gnósticas, las cuales son parte importante de la comunidad de la nueva era, dicen lo siguiente:

“El Dios de la Biblia era un ser llamado Yaldabaoth, supuestamente un dios demente que dice ser el creador del mundo material y exige obediencia servil a sus súbditos humanos, mientras trabaja para socavar la evolución y el destino de la humanidad”.

Analicemos esta descripción modificándola a lo que sería un padre de familia, y describiéndola bajo términos gnósticos:

“Un padre de familia es un hombre demente que dice ser el papá de sus hijos y el dueño de la casa donde viven, y que exige obediencia servil a sus súbditos los hijos, mientras trabaja para socavar la libertad de los hijos de hacer lo que quieran y decidir sus propios destinos”.

Suena ridículo describir así a un padre de familia, ¿verdad?  pues es exactamente la forma engañosa que el enemigo presenta al Padre Celestial a través del gnosticismo.

Doctrinas promovidas por supuestos investigadores de ufología, quienes en realidad son gnósticos.

“Dios es un extraterrestre maligno”

“Jehová es un arconte parásito”

“Jahvé es un anunnaki”

Toman la base del gnosticismo y solamente le agregaron el tema ufológico. Gente como Rafapal, Salvador Freixedo, David Cangá, Corrado Malanga y otros autores se han forrado los bolsillos con este tipo de mentiras.

Luciferianismo y teosofía.

Dios es el malo, Lucifer es el bueno y el libertador de la humanidad. La serpiente es la buena, porque te otorga el conocimiento. Enseñanzas que todas fueron canalizadas por Helena Blavatsky y sus maestros ascendidos, y promovidas luego por Alice Bailey.

Todas estas doctrinas se parecen mucho a la actitud que tomaría un delincuente o alguien que vende drogas para engañar a su víctima. Los padres de un adolescente le ponen reglas, le indican lo que no debe hacer por su propio bien, pero el delincuente le dice a la víctima que sus padres son unos obsoletos, que no saben nada, que no lo quieren y solo buscan limitarlo… y de ese modo el delincuente engaña a la persona y logra su objetivo.  Incluso muchos niños piensan que si sus papás los castigan o les ponen reglas y disciplina, son unos “ogros” porque no los dejan hacer lo que ellos quieran… y cuando se convierten finalmente en padres de familia, entienden que era todo lo contrario.

Nuestro Creador es nuestro padre, y tiene sus reglas todas basadas en lo que es mejor para nosotros. Nosotros somos como niños de la creación, no entendemos nada de dónde estamos, quién nos creó, cómo funciona el universo creado por Dios etc. Lucifer o Satanás es como el delincuente que nos dice: “haz lo que se te dé la gana, no pasa nada, y no escuches al cerrado de tu papá”.

Un elemento común de la comunidad nuevaerista es promover en sus videos de enseñanzas estas distorsiones y mentiras sobre Yahvé. Estas personas que postean sus videos en YouTube son en realidad gnósticos, ocultistas y luciferianos y buscan confundir y llevar a más gente al engaño. Gente como la que aparece en el canal de la Caja de Pandora son ocultistas declarados que siguen esta misma agenda, como lo puedes leer en éste artículo.

Por su parte, varios juegos de video y series tipo manga han también promovido esta idea de un dios denominado Yahvé como ser restrictivo y maligno. A menudo se lo ve como una figura firme y legal, si no despiadada, que tiene poca empatía hacia la humanidad. Tanto quienes critican al “dios del antiguo testamento” como los creadores del personaje de los videojuegos desconocen totalmente que nuestro Creador es una trinidad, y desconocen su naturaleza justa, y que en realidad, los que somos los “malos” somos nosotros, la humanidad caída, así como el dios de este mundo, Satanás.

A lo largo de la franquicia de juegos de video megami tensei, YHVH se caracteriza por ser un “dictador vanidoso que ha creado el universo de tal manera que será sometido a él para siempre. Lucifer rechazó la autoridad de YHVH y tomó un tercio del ejército celestial para rebelarse contra YHVH; Sin embargo, Lucifer fue derrotado y desterrado al mundo de los demonios, cayendo en desgracia y posteriormente convirtiéndose en el señor del mundo de los demonios. YHVH es comúnmente referido como el verdadero enemigo a lo largo de la serie por Lucifer”. ¿No será que Lucifer está ardidito por haber sido derrotado y ahora intenta hacernos creer que él es el bueno de la historia? quienes le creen a Lucifer se olvidan de todas las mentiras que ha dicho, desde el mismo inicio de la humanidad, y que por su causa y engaños, el humano ahora está caído.

De acuerdo a estos jueguitos desarrollados por luciferianistas, YHVH “detesta cualquier tipo de libertad y condenará abiertamente a aquellos que elijan seguir otro camino. Solo desea adorarse a sí mismo y amenaza con castigar a cualquiera que desafíe su voluntad. Aunque alguna vez fue un avatar de la gran voluntad, se ha vuelto contra él debido a su crueldad y tiranía en innumerables partes del multiverso y ha creado mesías para liberar esos universos bajo su control”. ¿Puedes notar nuevamente cómo quieren dar a entender que el hecho de que nuestro Creador haya indicado una serie de mandamientos es según ellos una “falta de libertad” y “una tiranía”?  ¿Acaso vemos como tiranía que nuestros padres nos indiquen sus regulaciones como por ejemplo, estudiar, no drogarse, etc?  ¿Es diversión manejar borrachos hasta que chocamos y matamos a otra persona, por darle rienda suelta a la diversión? Ni siquiera la justicia humana libra a una persona de responder penalmente por aquello que una persona considera “diversión” y que tiene consecuencias. Si a esas vamos, Ted Bundy se divertía mucho matando mujeres…

Lo que dicen de que él solo desea adorarse a sí mismo, es una distorsión de lo que el Creador deja claro en su Palabra: El es el único Dios Verdadero, el único Creador del universo, por lo cual no hay a nadie más que adorar. Ni a Gaia, ni a los dioses paganos que eran disfraces de Satanás, ni a las estrellas, etc. Lo que nuestro Creador dice podría equivaler a lo que tu papá te dijera: “yo soy tu único padre biológico verdadero, nadie te engendró aparte de mí y de tu madre”. El hecho de decirte eso, que es tu único padre verdadero y biológico, ¿lo convierte en alguien que busca adoración solamente para sí mismo?  obviamente no. El respeto especial que se tiene por nuestros padres es algo equivalente al respeto y cariño hacia nuestro Creador, por lo que el decía que si alguien quería adorar a Dios, cantarle, alabarlo, orarle o darle gracias debería ser a él, porque todos los demás dioses son falsos y nadie más creó al universo y a la humanidad más que él.

En estos juegos claramente luciferinos, el jugador puede elegir la alineación legal en shin megami tensei, donde se alinea con YHVH. El plan de YHVH es crear el reino de los mil años, una utopía compuesta por nuevos ángeles y gobernada por YHVH. Para hacerlo, sin embargo, YHVH decide limpiar el mundo y envía a Thor como agente para destruir Japón. ( ¿A Thor, un dios pagano, para destruir Japón?  🤦🏻‍♂️ vemos la revoltura de tonterías que hacen los creadores de este juego. Aunque haya personas que digan: “es solo un juego, la gente sabe que no es real”, este tipo de cosas se quedan en la psique de un adolescente, programándolo para que malentienda la Biblia y que nunca llegue al conocimiento de quien es nuestro Creador Verdadero.).

Dios no nos necesita

Una de las premisas de las personas que dicen que Dios es malo, que es un arconte, etc etc es que supuestamente Dios se alimenta de la energía de los humanos y por ello nos quiere tener como en una prisión, la famosa prisión de la matrix. Eso es una tontería. Dios creó los planetas, el sol, el universo entero… ¿quién puede pensar que necesite energía de los humanos, si todo lo creó incluso antes que hubiera vida en este planeta?  La teoría de que Dios se alimenta del humano no tiene ningún sentido, y mucho menos sentido tendría que hubiera venido Cristo a salvar a la humanidad si así fuera.

Yahvé es el malo, Jesucristo es el bueno

Aquellos que han integrado la idea de que “el Dios del Antiguo Testamento” es malo (solamente porque no entienden el Antiguo Testamento) se han tragado la píldora de que Jesucristo no tenía nada que ver con Yahvé. Esta es otra mentira que solamente leyendo y comprendiendo la Biblia se despeja.

Al respecto de que “el Dios del Antiguo Testamento” era malo, tenemos este artículo para despejar más dudas al respecto.

Preguntas frecuentes que nos mandan sobre este tema

¿Porqué Dios pedía sacrificios de animales? ¿estaba sediento de sangre?

Dios tiene una ley y un sistema penal, tal como nosotros como humanos lo tenemos en este planeta.  Por ejemplo, el sistema penal en varios estados en los Estados Unidos condenan a una persona a muerte si comete homicidio agravado. En el sistema judicial, si la persona es encontrada culpable, es condenada a la cárcel, o incluso a la muerte. Nuestras manos como humanos sí que están llenas de sangre de humanos que han muerto a través de nuestro sistema judicial, a través de silla eléctrica, inyección letal, etc.

Dios nunca pidió sacrificios humanos, sin embargo, su ley había sido quebrantada. Cada vez que alguien peca, es como si en el mundo humano alguien maneja en estado de ebriedad o alguien roba un negocio. Una acción incorrecta debe tener consecuencias, en nuestro mundo es la prisión, las multas, etc. En el sistema legal de nuestro Creador, el pecado implica la muerte, porque nadie impuro puede estar en presencia de un Dios santo.

Nosotros a veces no lo entendemos, pero cada vez que pecamos, hay un daño, una consecuencia, tal cual cuando desobedecemos la ley hay un daño, una consecuencia. Por ejemplo, cada vez que un maleante le vende droga a un adolescente, está creando a un adicto que va a destruir su vida y la de su familia. Si alguien maneja en estado de ebriedad, puede chocar y privar de la vida a otras personas. Nadie parece quejarse cuando se ejerce nuestra ley humana contra los infractores.

La paga del pecado es la muerte. Dios nunca ha pecado, es santo, y su reino es santo. Una persona que peca no puede entrar en su reino, tal como un asaltante o asesino es retirado de la comunidad y recluido en una cárcel.  Nosotros muchas veces no entendemos la severidad de un pecado… pensamos que hay pecados más terribles que otros, y muchos llegamos a decir: “yo soy buena persona”…. pero es que en el caso del Creador, él nunca peca, y nadie que peca puede estar en su presencia, así sea un “pecadito”.

Un abogado o cualquiera que sepa de leyes sabe que la ley penal indica que debe haber una consecuencia si hubo una infracción. Esto es igual en la ley divina.

Dios pidió sacrificios de animales como una simbología de lo que él haría después a través de Cristo para salvar a los humanos de la condena por nuestros pecados. Un inocente debía recibir el castigo por el pecado de otros. Los animales fueron un simbolismo para que los Judíos entendieran que la paga del pecado es la muerte, y en ese caso alguien inocente (el animal) debía morir.  En casos más extremos, la paga de un pecado para los judíos sí era la muerte de la persona, tal como en nuestro sistema judicial, hay diferentes penas dependiendo la severidad de la ofensa, incluso aún existe la pena de muerte.

El único sacrificio humano que Dios pidió fue a Abraham, y tal sacrificio fue detenido por Dios mismo, ya que solamente era una muestra de obediencia, así como una demostración de lo que Dios haría en un futuro: mandar a su propio hijo a morir por nosotros. Dios detuvo a Abraham antes de sacrificar a su hijo, pero Dios no detuvo el sufrimiento y la crucifixión de su propio hijo encarnado, y lo hizo por todos nosotros, para darnos una segunda oportunidad.

Los sacrificios de animales no eran para “alimentar” a Dios, ni con propósitos mágicos como los paganos lo hacían (matar un animal para obtener buenas cosechas, matar bebés inocentes para sus dioses paganos). Era una enseñanza sobre la severidad de un pecado y la necesidad de entender sus consecuencias.

Tan es así, que una vez que Cristo murió en la cruz, ya no hubo necesidad de más sacrificios, porque él pagó por nosotros quienes creemos en él, por todas las infracciones que hayamos cometido.

¿Porqué Dios mandó a exterminar ciertos pueblos antiguos? ¿porqué el diluvio y la destrucción de ciudades como Sodoma?

Los pueblos antiguos que Dios indicó ir a guerra con ellos eran pueblos paganos, obedientes a Satanás a través de sus dioses, quienes con toda la intención invadieron una tierra que Dios había destinado para que allí naciera el redentor. No se iban a ir de allí con un discurso o con solo pedirlo. Los tiempos antiguos estaban llenos de guerras y exterminios, solo basta con estudiar por ejemplo a los romanos. Las guerras de ese tipo eran práctica usual. Dios permitió las guerras para recuperar la tierra prometida, donde nacería el redentor, y guerras para seguir defendiendo esa tierra. Y permitió guerras como castigo a los judíos cuando desobedecían, porque estaban poniendo en riesgo el plan de redención al ponerse a adorar dioses paganos, que todos eran Satanás en disfraz.

Simplemente recordemos el episodio donde Herodes manda a matar a todos los bebés varones entre los judíos, buscando matar a Jesucristo y evitar la redención.  Así era en esos tiempos la sociedad, y muchos no lo entienden porque vivimos en otros tiempos, tal vez ya no vemos esas cosas, pero igual pasan otras cosas hasta peores, solo que están encubiertas… actualmente se matan millones de bebés, a través del aborto, es solo que nadie lo está viendo en el momento que sucede.

Mucha gente dice: ¿porqué Dios no termina con la maldad del mundo?  Eso hizo durante el diluvio con una sociedad humana totalmente corrupta y maligna, dejando solo a Noé y a su familia. De nuevo lo hizo con Sodoma, e indicó que si hubiera al menos uno que fuese justo, no la destruiría, lo cual indica que no había NI UNO.   A diferencia de Ninive, en la cual se arrepintieron bajo la advertencia de Jonás, y al ciudad no fue destruída… e incluso Jonás se mostró enojado porque Dios no les aplicó justicia, como puedes leer en éste artículo. 

Total, que si Dios elimina a los malos, es un tirano. Si no los elimina, entonces permite la maldad. ¿No estaremos todos como Jonás, o contradiciéndonos pidiendo justicia, y cuando llega, se nos hace mal?

Porqué Dios no es otra “entidad” de la cual liberarse

La pregunta esencial que nos hicieron es cómo sabemos que podemos confiar en el Dios de la Biblia y no tener el temor de caer bajo las garras de una entidad engañadora.

Muchos en esta comunidad estábamos con las mismas creencias y distorsiones antes de comprender la verdad. Algunos pensábamos qué pasaría si Dios fuera el malo, otros cuando salieron de la nueva era no querían saber nada, ni siquiera de la Biblia, por haber sido engañados por tanto tiempo. Otros se quedaron con las ideas que leyeron en tantos libros sobre la matrix, el gnosticismo, la ascensión y la supuesta liberación humana de la matrix. Si uno lee todas las canalizaciones de supuestos seres de luz engañosos, verá que siempre apelan al “empoderamiento personal”, al “tú eres Dios, tú eres libre” y cosas así.

El hecho de saber que existe un Creador verdadero y benevolente (ojo: no dijimos bonachón o “barco” como se dice en México a alguien que no ejerce su autoridad) es un primer paso. Nosotros no nos creamos a nosotros mismos. No elegimos nuestro género (pese a que los de la ideología de género quieran decir que sí), ni nuestra familia, ni el país donde nacimos. Nosotros no podemos darle vida a algo inanimado, ni podemos crear seres vivos. A lo más que hemos llegado es a la luna, y eso, muchos dicen que ni siquiera fue cierto. Querer sentirse igual que dioses, para no necesitar un Dios, es exactamente lo que Lucifer quería hacer, y ahora nos invita a intentarlo (aunque se muere de la risa, porque sabe que ni al caso tenemos ese poder).

Un buen ejemplo de alguien en la Biblia que llegó a pensar que Dios era una divinidad caprichosa fue Job. Pese a ser un hombre recto, Job tuvo una serie de pruebas muy difíciles en su familia, su salud, su fortuna económica. Sus amigos decían que seguro había cometido un pecado, y por ello estaba siendo castigado, sin embargo Job afirmó su inocencia ante estas acusaciones y sostuvo que no merecía este daño de Dios. Sin embargo, él llegó a pensar que Dios era una divinidad caprichosa que bendice y maldice al azar, y que debemos aceptar ambas. ¿Es así como es Dios?

Cuando Job se encuentra con Dios en el capítulo 38, descubrimos que este es un Dios diferente. Este Dios no es distante, indiferente y voluble. En cambio, este Dios se encuentra con Job en su sufrimiento. Dios viene a Job, pero Dios no responde explícitamente a las preguntas de Job sobre el mal. Más bien, Dios tiene algunas preguntas para Job. Dios lleva a Job a un recorrido por la creación y le hace preguntas sobre los misterios del universo: sobre el cielo nocturno, sobre el poder de los océanos y sobre los enigmas del reino animal. Entonces Dios le dice a Job: “¿Es sabiduría contender con el Omnipotente? El que disputa con Dios, responda a esto.”

Las razones por las cuales confiamos en el Dios de la Biblia, y sabemos que no es una entidad engañosa se resumen en las siguientes:

Los argumentos tradicionales (creencia cosmológica, teológica, antropológica, moral, biológica y universal en su existencia) muestran que creer en el Dios Bíblico no es contrario a la evidencia observable.

Existe mucha evidencia histórica y científica que apoya la veracidad de la Biblia, y por tanto, la veracidad del Dios que se presenta a través de ella.

La evidencia de la naturaleza y la fiabilidad de la Biblia.

La Biblia es un libro único en su composición y contenido. Aunque se compone de sesenta y seis libros separados, es en realidad un libro. Uno de los argumentos más fuertes para la inspiración de la Biblia es su unidad.

La Biblia resume quinientos años en su redacción. El primer libro de la Biblia escrito fue Génesis (alrededor de 1400 a. C.). El último libro compuesto fue la tercera carta de Juan o el Libro de Apocalipsis. Cada uno de ellos fue escrito hacia fines del siglo I d. C. Esto hace un total de aproximadamente mil quinientos años desde la composición del primer libro de la Biblia hasta el último.

La Biblia fue integrada por muchos autores con muchas ocupaciones, que compusieron los libros de la Biblia. Provienen de una variedad de orígenes y ocupaciones diferentes. Por ejemplo, Amos era un pastor, Pedro y Juan eran pescadores, Lucas era médico, Josué un líder militar y Daniel un primer ministro.

Los temas contenidos en la Biblia incluyen muchos asuntos controvertidos, incluida la existencia y la naturaleza de Dios, la formación del universo, la creación y el propósito de la humanidad. 

La evidencia de la profecía cumplida.

La Biblia misma es un punto de partida para que creamos en la existencia de Dios. Pero hay mucho más. Una de las líneas de evidencia más sólidas que se puede utilizar para la existencia de Dios es el tema de la profecía predictiva. La Escritura registra muchos eventos que Dios predijo con anticipación. Estas profecías cumplidas son evidencia del conocimiento de Dios de todas las cosas. Solo Dios, que está fuera de nuestra existencia en el espacio-tiempo y nuestro conocimiento finito, podría revelar el futuro de manera precisa y consistente.

La persona y resurrección de Jesucristo.

Las probabilidades de que una persona pueda cumplir estas profecías por casualidad son astronómicas. Pero Jesús de Nazaret cumplió estos y muchos otros demostrando que Él era el Mesías prometido. El mesías vino a servir, no a ser servido. No pidió adoración, no tenía fortuna ni poder. Aun siendo Dios, vino a humillarse con tal de ayudar a su creación a ser salva, vino a pagar por nuestras multas e infracciones. Esto habla de bondad, de amor incondicional y verdadero de nuestro Creador, y de su misericordia.

La Biblia también da muchas profecías sobre naciones e individuos, que se han cumplido literalmente. Estos también demuestran que Dios existe y que Él está controlando la historia.

El hecho de que Jesús afirmó ser Dios es claro; pero ¿eran ciertas sus afirmaciones? Jesús dio evidencia de que Él era Dios al hacer las cosas que solo Dios podía hacer. Esto incluía curar enfermedades incurables y resucitar a los muertos. Como ya hemos notado, su venida a la tierra cumplió una serie de profecías que no podrían haberse cumplido por casualidad.

Además, Jesús hizo algo más que solo Dios podía hacer: perdonó el pecado. Jesús le dijo a un hombre paralítico que le fue traído: “Hijo, tus pecados te son perdonados” (Marcos 2: 5).

El testimonio de vidas cambiadas y nuestra propia experiencia personal.

Existe, como hemos visto, mucha evidencia objetiva que nos dice que Dios existe. Hay una línea final de evidencia y ese es el testimonio de vidas cambiadas. La Biblia anima a las personas a experimentar a Dios.

Los discípulos de Jesús son un ejemplo de experiencia validando la Palabra de Dios. Todos abandonaron a Jesús cuando Judas Iscariote lo traicionó. Simon Pedro incluso negó conocerlo. Cuando Jesús fue juzgado y crucificado, sus discípulos no se encontraban en ninguna parte. Sin embargo, menos de dos meses después, estos mismos cobardes proclamaban audazmente la verdad de Cristo al mundo. Testificaron que ver a Jesús resucitado de entre los muertos es lo que marcó la diferencia. Cada uno de estos hombres sufrió persecución el resto de su vida y, con la excepción de Juan, murieron como mártires por su creencia en Cristo.

Algo les cambió la vida. Los cobardes no se convierten en mártires sin una razón. Los discípulos testificaron que fue ver al Cristo resucitado lo que marcó la diferencia. Este fue un evento histórico, no solo un cuento de hadas. Desde la época de Cristo, han habido millones de personas que han cambiado sus vidas al experimentar al Cristo resucitado. La experiencia de aquellos que han creído en Cristo es una confirmación más de la verdad del mensaje cristiano y de la bondad del ser trinitario que nos creó.

Conclusión

Un elemento final y muy importante que debemos saber sobre el Dios de la Biblia, es la libertad con la cual nos creó. Si el Dios de la Biblia fuese un arconte, demiurgo, o maligno, no nos hubiera dado la capacidad de elegir.

Cuando Dios creó a los seres humanos, quería que fueran libres. La libertad es algo bueno. Pero, si los humanos deben ser libres, no se les puede obligar a obedecer a Dios, porque la libertad sin elección es como un círculo cuadrado. Es una contradicción lógica. Si no hay elección, no hay libertad.  Dios no quería robots… quería personas reales.

Los primeros humanos dotados del asombroso poder de la libre elección abusaron de su libertad. Las trágicas consecuencias de su mala elección y nuestras malas elecciones se extendieron por todo el mundo. Dios es responsable de darnos la libertad, pero los humanos somos responsables de nuestros actos de libertad. Además, nuestro mismo Dios se hizo hombre para sufrir con nosotros, y pagar por nosotros.

Dios es bueno y quiere que personas reales como tú lo conozcan, pero la libre elección es tuya.

Comparte el artículo con:

Deja un comentario