¿Cómo fortalecer mercados minoristas inteligentes con videovigilancia?

Las tiendas físicas minoristas enfrentan actualmente un gran desafío: las tiendas virtuales como Amazon, que es actualmente uno de los más importantes protagonistas del mercado minorista en línea y muchas otras marcas también están prosperando en este mercado. Entonces, la cuestión es si en un futuro próximo las tiendas físicas serán superadas por estos competidores en línea.

Si las tiendas físicas quieren sobrevivir, deben adaptarse a la amenaza que representan las tiendas en línea. Los minoristas en línea conocen muy bien a sus clientes. Siempre que usted compra en línea, inevitablemente se le presentan productos en función de sus transacciones o hábitos de navegación anteriores. Por el contrario, las tiendas físicas saben muy poco acerca de sus clientes. Sin embargo, esto no tiene por qué ser así.

Para satisfacer las cambiantes necesidades de los clientes, los minoristas deben centrarse en llevar la experiencia digital a la tienda física. El futuro del comercio minorista dependerá de cómo las tiendas físicas logren adaptarse y coexistir con sus homólogos digitales. Para muchos minoristas, una de las soluciones está justo encima de sus cabezas.

La videovigilancia IP en los minoristas, más allá de la seguridad

La videovigilancia IP ofrece a los minoristas una amplia gama de potentes herramientas y prestaciones para mejorar los programas de prevención de pérdidas al permitir la captura de video como información digital y gracias a la posibilidad de acceder a ella desde cualquier punto de una red IP. Es así como la vigilancia por video IP permite a los profesionales encargados de la prevención de pérdidas, y de otros departamentos, visualizar, analizar y gestionar la videovigilancia.

La inteligencia incorporada también permite a las cámaras y al software de gestión de video (VMS) detectar automáticamente y alertar de forma proactiva al personal sobre posibles robos, comportamientos sospechosos, acceso no autorizado y otros incidentes.

Sin embargo, esta misma inteligencia abre la puerta a nuevos métodos de investigación en las tiendas más allá de la seguridad. La tecnología puede usarse para determinar qué tan efectivo es el diseño físico de las instalaciones, el diseño de los monitores, las preferencias de los clientes y el comportamiento de los empleados. Gracias a las ventajas que reporta el uso de redes comunes y la tecnología de las cámaras digitales, las tiendas pueden lograrlo todo; desde un costo total de propiedad más bajo hasta imágenes de mayor resolución que mejoran la evidencia para propósitos judiciales, la reutilización del material en video para capacitación y otros usos.

Algunas funciones

La tecnología de videovigilancia, combinada con inteligencia artificial, permite identificar la edad, el género e incluso leer el estado de ánimo de los clientes cuando entran a una tienda. De hecho, esta tecnología ya viene incorporada en algunas cámaras de video modernas. En un instante, los propietarios de las tiendas pueden hacer recomendaciones a sus clientes basándose en cuáles son los artículos más vendidos entre un grupo de un rango de edad en particular.

Con el consentimiento del cliente, incluso es posible configurar un programa de fidelización, aprovechando los datos del software de reconocimiento facial. Mediante el cotejo de imágenes de rostros —obtenidas de videos en tiempo real— con una base de datos de imágenes de rostros previamente almacenados, los vendedores pueden identificar y saludar al comprador por su nombre, lo cual permite entablar una conexión más cercana y crear una experiencia de compra personalizada para cada persona.

Los videos también pueden ayudar a hacer seguimiento del comportamiento de los clientes a través de mapas que muestran las zonas de mayor circulación en las tiendas. Esta tecnología rastrea el recorrido que hacen los clientes por la tienda y los productos que están viendo, destacando las áreas de circulación más importantes, las áreas muertas y las zonas donde se forman aglomeraciones. De esta manera, los minoristas pueden optimizar el rendimiento de sus tiendas modificando la disposición de los espacios o implementando campañas de mercadeo para determinados productos.

También es posible hacer seguimiento de la ubicación de los teléfonos móviles para diseñar ofertas hiperlocales, identificar el perfil demográfico de una persona e incluso usar el software de reconocimiento de emociones para leer el estado de ánimo.

En conclusión, además de las funciones básicas de monitoreo y grabaciones de seguridad, la tecnología de video ofrece un sinfín de funciones que pueden ayudar a las compañías minoristas a mejorar sus resultados comerciales.

VMS, el corazón de la estrategia

El software de gestión de video (VMS) de plataforma abierta es en gran medida el responsable de estos beneficios, pues es el encargado de acoplar todas las tecnologías en un solo sistema. El VMS permite personalizar las soluciones para operaciones en una sede única o en varias sedes, de forma centralizada y local. La plataforma permite a los gerentes usar estas herramientas de análisis de video mencionadas anteriormente para obtener información que posibilite brindar una mejor experiencia a los clientes.

Del mismo modo, los minoristas pueden comparar las transacciones del sistema con el video de lo que se entrega a los a los clientes. En caso de algún problema, se pueden usar los sencillos comandos de búsqueda para revisar el video, restringirlo a una área determinada en un momento específico, lo que nos evita perder tiempo mirando toneladas de material en bruto.

Desde Milestone Systems, por ejemplo, contamos con el Milestone XProtect Retail, el cual se integra con los sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP por sus siglas en inglés) y realiza transacciones avanzadas y análisis de datos de empleados que ayudan a los minoristas a optimizar las operaciones de la tienda al identificar situaciones de fraude y reducir la pérdida de inventario.

Por otro lado, tenemos también el XProtect Transact que vincula y muestra secuencias de video con los datos de los recibos y las transacciones correspondientes del sistema POS y los cajeros automáticos (ATM).

Los beneficios de estas herramientas han sido sobradamente demostrados y están siendo aprovechados por grandes y pequeños minoristas en todo el mundo. Cuanto más tiempo esperen los directivos para migrar a esta excelente y asequible tecnología, menos competitivos se harán sus negocios.

Debido al aumento del robo a manos de empleados, la pérdida de inventario en los negocios minoristas y el hurto en las tiendas, los minoristas necesitan contar con todas las ventajas que puedan para mantenerse a flote en el negocio.

Autor: Juan Carlos George, director de ventas de Milestone para América Latina.

Deja un comentario