Cómo detectar los Trastornos de Ansiedad en la infancia

El miedo es una emoción que en los niños se presenta con respecto a ciertas situaciones u objetos que a medida que van creciendo se van superando, sin embargo, si en vez de desaparecer se convierten en temores excesivos, podría tratarse de un Trastorno de Ansiedad.

Una niña que sufre de trastornos de ansiedad

¿Cuándo el miedo deja de ser normal?

En los niños el miedo se manifiesta de muchas formas y esto varía de unas edades a otras, en los más pequeños es normal la resistencia a apartarse de sus cuidadores, así como la oscuridad y algunos sonidos. Sin embargo, ésta normalidad se ve alterada si con el pasar del tiempo el niño no logra superar estos temores sino que al contrario se transforman en pánico.

El miedo se considera patológico cuando las reacciones ante determinados estímulos se vuelven excesivas y desproporcionadas en relación al contexto.

¿Cómo determinar si un niño sufre de ansiedad?

En el caso específico de los niños, se van a sentir ansiosos con respecto a situaciones que resulten nuevas para ellos, lo cual irán superando con el pasar del tiempo. Es bastante probable que sus primeros días en la escuela le generen Ansiedad por miedo a separarse de sus padres o por llegar a un sitio completamente desconocido para ellos.

Sin embargo, al pasar de los días este temor inicial debería ser superado progresivamente por el infante porque ya tendrá la certeza de que sus padres siempre irán a buscarle al final de la jornada escolar y que se encuentra en  un ambiente seguro, pero en ocasiones no sucede de ésta manera.

Ciertos niños no logran adaptarse a la escuela, se niegan rotundamente a asistir y llegan a experimentar pánico acompañado de otros síntomas físicos y psicológicos. Este es un caso típico pero la Ansiedad también puede manifestarse de otras formas. ¿Cómo saber si es miedo o Ansiedad?

La Ansiedad en los niños se manifiesta a través de diversos síntomas como los siguientes:

Nerviosismo contante

Este no es el comportamiento esperado de un infante, es por ello que, si a menudo se muestra ansioso o visualmente nervioso, es un síntoma al que no se le debe restar importancia.

  • Dificultades de concentración.
  • Agotamiento Físico:

El niño se siente cansado y se muestra poco enérgico, lo cual no es usual en la mayoría de los infantes.

Sensación de miedo constante

Es un niño con temores exagerados o pánico hacia ciertos objetos, situaciones, lugares o personas que no puede superar e interfieren sobre el normal desenvolvimiento de sus actividades normales.

Trastornos de sueño

El temor por dormir solo le produce dificultad para conciliar el sueño y casi siempre se levanta en medio de la noche y se traslada hasta la habitación de sus padres o de algún cuidador.

Conducta de Evitación

Se negará rotundamente a establecer contacto con aquella situación que le provoca Ansiedad, por ejemplo, si padece de Trastorno de Ansiedad por Separación, evitará quedarse en cualquier lugar lejos de sus padres o salir sin ellos.

Malestares Físicos

Pueden experimentar palpitaciones, molestias estomacales, dolores de cabeza, incremento de la transpiración, entre otros.

Preocupaciones excesivas con respecto al futuro

La preocupación exagerada por el futuro y por las consecuencias que escenarios colmados por el caos puedan generar hacia él o sus familiares puede ser síntoma de que padece de un Trastorno de Ansiedad.

En la infancia, los Trastornos de Ansiedad más comunes son la crisis por Separación y la Fobia Social, sin embargo, puede un niño padecer el Trastorno de Ansiedad Generalizada. Lo importante es acudir al especialista si estos síntomas persisten ya que estos trastornos interfieren sobre el normal desarrollo y evolución de los infantes.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario