Recuerdos dolorosos: ¿Por qué siguen lastimando aunque pase el tiempo y cómo desactivarlos?

Nuestras experiencias se registran en la memoria, pero antes pasan por una serie de filtros, tanto emocionales como cognitivos. Esa es la razón por la cual dos personas que hayan vivido la misma situación pueden tener recuerdos muy diferentes. La carga emocional asociada a cada recuerdo es lo que le brinda su potencia. De hecho, los sucesos sin carga emocional, como ver pasar a un desconocido por la calle, no generan recuerdos significativos. Sin embargo, si se trata de un evento que ha provocado daño, dolor, angustia, ira u otros sentimientos intensos, dejará una huella más profunda en la memoria. Sin embargo, lo más interesante es que normalmente la carga emocional de un recuerdo proviene principalmente de la historia que creamos acerca de esa experiencia. Por ejemplo, podemos afrontar una situación dolorosa pensando: “Sucedió, me ha dolido pero ya no puedo hacer nada para solucionarlo así que es mejor que siga adelante con mi vida”. Sin embargo, otra persona podría afrontar esa misma situación de manera completamente diferente pensando: “Es un desastre, estoy devastado, nunca me recuperaré de esto”.  ¿Qué efecto tendrán esas diferentes perspectivas sobre los recuerdos dolorosos? Es probable que ninguna de esas dos personas olvide lo ocurrido, pero la primera logrará pasar página más rápido mientras que la segunda se quedará bloqueada en el dolor y el sufrimiento que genera esa experiencia, que seguirá cargando sobre sus espaldas como si estuviera ocurriendo en su presente.… Seguir leyendo...

La ciencia lo confirma: Los ricos no te ven ni notan tus problemas

Nadie puede prestarle atención a todo lo que encuentra a su paso. Es simplemente imposible porque no tenemos la capacidad para ello, nuestros recursos atencionales son limitados y nuestro cerebro solo puede procesar cierta cantidad de información simultáneamente. Sin embargo, la mayoría de las personas se esfuerzan por reconocer a los demás. A menos que sean ricos, en cuyo caso es más probable que pasen por alto a las personas que le rodean. De hecho, cada vez existen más investigaciones que demuestran cómo el dinero cambia la forma en que las personas ven a los demás y a sus problemas. Un estudio realizado recientemente por psicólogos de la Universidad de Nueva York demostró que las personas ricas prestan, inconscientemente, menos atención a los transeúntes en la calle. Dime cuánto tienes y te diré cuánto vesEstos psicólogos analizaron lo que se conoce como “relevancia motivacional” de otros seres humanos. Es decir, se supone que cuando le asignamos más valor a algo, estamos más motivados a prestarle atención, ya sea porque encierra una amenaza o debido a que puede representar una recompensa potencial. Los investigadores analizaron a 61 personas que caminaban por las calles de la ciudad en Manhattan usando unas Google Glass.… Seguir leyendo...

50 frases de motivación para seguir adelante

La motivación es nuestro motor impulsor. Sin la motivación simplemente no podemos seguir adelante, nos quedamos estancados. La motivación es la energía psicológica que dinamiza nuestro comportamiento y nos empuja a seguir nuestros sueños, perseverar o hacerle frente a los embates de la adversidad. Por supuesto, la motivación no es mágica y a menudo no es suficiente para lograr nuestras metas, pero si no existe una motivación intrínseca, podemos estar seguros de que estaremos condenados al fracaso porque es la condición esencial para avanzar. De hecho, muchos de los grandes inventores, filósofos y personas de éxito han reconocido a través de diferentes frases motivadoras el valor de esa fuerza interior que nos anima a seguir cuando todo parece ir en contra. Algunas de estas frases positivas de motivación pueden servirte para encontrar la fuerza en esos momentos en los que todo a tu alrededor se tiñe de gris. Y es que a veces, una frase motivadora, en el momento justo, puede ser todo lo que necesites para continuar. Frases sabias de motivación para los momentos más difíciles 1. Siempre es temprano para rendirse. – Norman Vincent Peale 2. Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido.… Seguir leyendo...

No te adaptes a lo que te hace infeliz

A veces, sin darnos cuenta, terminamos acostumbrándonos a situaciones que nos hacen infelices. Nos adaptamos a rutinas cotidianas y nos contentamos con relaciones que no nos hacen felices simplemente porque nos limitamos a seguir adelante, impulsados por los hábitos que marcan el ritmo de nuestra vida. En práctica, es como si la vida girara tan rápido que no nos da tiempo a parar, reflexionar y darnos cuenta de que no vamos por el camino correcto o, al menos, por el camino que nos permita ser más felices y sentirnos más satisfechos. Así seguimos funcionando en piloto automático, nos olvidamos de vivir y nos limitamos a sobrevivir como buenamente podamos. La búsqueda de la seguridad es una espada de doble filo  Cuando éramos pequeños, nuestros padres nos ataban los cordones de los zapatos con un doble nudo para que no se desataran y cayéramos. También solían subirnos hasta arriba la cremallera del abrigo, para que no nos resfriáramos y estuviéramos bien calentitos. Esos cuidados generaban cierta presión corporal, pero la soportábamos porque también nos causaban la sensación de seguridad, de estar protegidos. Ese mecanismo no desaparece al crecer: soportamos ciertas presiones porque nos hacen sentir seguros. Aunque no siempre somos conscientes de ello, en muchos casos preferimos la seguridad a la felicidad.… Seguir leyendo...

25 imágenes nos muestran los 2 tipos de personas que hay en el mundo

Existen pequeños detalles cotidianos que revelan nuestra personalidad sin que nos demos cuenta. Nuestros hábitos y la manera de hacer las cosas pueden indicar si somos una persona con tendencia al perfeccionismo y la obsesividad o si, al contrario, no nos preocupamos demasiado por los detalles. También pueden revelar nuestro grado de resistencia al cambio o la apertura a las nuevas experiencias, el nivel de rigidez o flexibilidad mental… Esos pequeños gestos también son indicadores de nuestro sentido del humor.  El diseñador Joao Rocha ha creado una serie de imágenes de impronta minimalista en las que nos muestra a los dos tipos de personas que, según él, existen en el mundo. Su objetivo no ha sido etiquetar sino mostrar que no existe una manera “correcta” de hacer las cosas y, de cierta forma, promover la tolerancia hacia quienes son diferentes. En sus imágenes refleja diferentes rasgos de personalidad contrapuestos, por lo que es probable que te veas retratado en muchos de ellos. 1. Hay quienes revisan continuamente las notificaciones de las redes sociales y hay quienes dejan que se acumulen… ad infinitum. 2. Para algunos, untar la mantequilla en el pan puede ser un ritual muy serio. 3. Y tú, ¿eres de quienes no dejan nada en el plato o de quienes no se comen el borde crujiente de la pizza?… Seguir leyendo...

¿Qué revela el hábito de morderse las uñas sobre tu personalidad?

La onicofagia, el hábito de morderse las uñas, suele surgir en la infancia o la adolescencia, y en muchos casos se mantiene durante toda la vida ya que la persona lo sigue haciendo de manera automática y no suele pedir ayuda pues no considera que sea un problema.  Sin embargo, dejar de morderse las uñas no es sencillo ya que normalmente se trata de una especie de compulsión que nos brinda una liberación emocional. Esa es la razón por la que es más común cuando estamos estresados, ansiosos o deprimidos. Morderse las uñas tiene un efecto calmante, se convierte simplemente en una válvula de escape para la tensión. No obstante, la onicofagia tiene consecuencias más allá de la estética. Por ejemplo, las personas que se muerden las uñas tienen un riesgo mayor de sufrir infecciones por bacterias potencialmente patógenas como la E. coli y Salmonella, que se albergan en la parte inferior de las uñas y luego pasan a la boca. También pueden sufrir un desgaste de los dientes e incluso una mal oclusión.Las personas perfeccionistas son más propensas a morderse las uñas Un estudio desarrollado en la Universidad de Montreal desveló que el hábito de morderse las uñas está relacionado con una característica muy específica de la personalidad: el perfeccionismo.… Seguir leyendo...

Deprimirse sin razón: ¿Es posible?

La depresión es un trastorno incomprendido. Muchos piensan que es una debilidad de carácter y que se puede superar a golpe de fuerza de voluntad. La perplejidad aumenta aún más cuando se le pregunta a la persona por qué está deprimida y esta no es capaz de identificar un motivo concreto. De hecho, las personas que sufren depresión mayor suelen deprimirse sin razón, al menos aparentemente. Creer que es posible deprimirse sin razón suele ser devastador Algunas personas afirman que están deprimidas sin razón porque no son capaces de detectar un suceso en sus vidas que haya causado esa tristeza y apatía. Se trata de una situación muy confusa, tanto para la persona como para sus familiares, quienes no entienden la causa de la depresión. De hecho, en todos los trastornos y enfermedades, comprender su origen nos ayuda de cierta forma a darle un sentido a lo que nos ocurre. Identificar y comprender la causa de la depresión nos brinda una mayor sensación de control porque todo tiene cierta lógica. No saber por qué han aparecido los síntomas depresivos genera una profunda sensación de indefensión, creemos que estamos a merced de las circunstancias y que, por ende, no podemos hacer mucho para combatir la depresión y dejar atrás los síntomas.… Seguir leyendo...

Las 3 diferencias entre ansiedad y angustia que debes conocer

La ansiedad y la angustia son dos conceptos psicológicos que se han popularizado y que muchas personas utilizan indistintamente, como sinónimos. Sin embargo, existen sutiles diferencias entre ansiedad y angustia que pueden ayudarnos a gestionar mejor nuestros estados emocionales y buscar soluciones más eficaces. ¿Por qué se confunden los términos ansiedad y angustia? Sigmund Freud fue el primero en introducir el concepto de angustia en la Psicología. En aquel momento usó el término alemán “angst” para indicar un estado de ánimo con afecto negativo que no tiene un objeto específico pero genera una activación fisiológica. El término “angst” fue traducido al inglés como “anxiety”, aunque también existe la palabra “anguish”, si bien se utiliza mucho menos. Sin embargo, en español adquirió un doble significado: ansiedad y angustia. Esa es la razón por la que en el lenguaje popular se utilizan indistintamente, para describir un estado de inquietud, intranquilidad y desasosiego ante una sensación de peligro difusa que genera un miedo exagerado y desadaptativo en la vida cotidiana. El miedo: La emoción adaptativa que se encuentra en la base de la ansiedad y la angustia El miedo es un recurso adaptativo que nos protege ante un peligro potencial. Es una herramienta natural que nos alerta de que podemos estar en riesgo y necesitamos protegernos.… Seguir leyendo...

Tratamiento de la indefensión aprendida: 5 técnicas para salir de esa prisión psicológica

La indefensión aprendida es una cárcel psicológica en la que la persona piensa que nada de lo que haga puede cambiar las circunstancias. De esta forma, se queda atrapada en el pasado, aceptando su papel de víctima. En algunos casos la indefensión aprendida se manifiesta solo en ciertos contextos, precisamente en aquellos donde se originó. Un ejemplo de este fenómeno es cuando un niño obtiene malas calificaciones en Matemáticas y luego considera durante toda su vida que es malo en esta ciencia. Sin embargo, en otros casos la indefensión aprendida se extiende a todas las esferas de la vida, de manera que la persona comienza a creer que no es capaz de alcanzar sus metas y siente que el fracaso es su única opción. En esos casos la desesperanza aprendida va acompañada de un daño profundo a la autoestima. La indefensión aprendida como estilo de afrontamiento En los casos más graves la indefensión aprendida se genera desde la infancia, generalmente debido a experiencias de abuso y negligencia. Por ejemplo, un niño puede esforzarse por obtener la atención y aprobación de sus padres, quizá intenta impresionarlos obteniendo buenas calificaciones en el colegio, pero al ver que no consigue nada, termina tirando la toalla.… Seguir leyendo...

¿Qué es la resistencia al cambio?

Algunos lo llaman cambio, otros progreso e incluso hay quienes le llaman adaptación. Algunas personas desarrollan prácticamente una fobia al cambio mientras que otras son casi adictas a la novedad que estos implican. Las primeras prefieren la regularidad, la previsibilidad y las cosas a la antigua. Los adictos a los cambios aman la novedad, lo diferente y la incertidumbre. En cualquier caso, la vida en sí misma es un cambio. Ya lo había dicho Schopenhauer: “El cambio es la única cosa inmutable”. Por eso, es fundamental desarrollar un nivel de tolerancia al cambio que nos permita lidiar con las transformaciones sin que estas afecten demasiado nuestro equilibrio psicológico.¿Qué es la resistencia al cambio individual? El concepto de resistencia al cambio en las organizaciones es muy conocido, pero la resistencia al cambio personal es una idea menos popular, si bien no deja de ser muy importante. En Psicología el concepto de resistencia al cambio se refiere a las personas que experimentan una angustia emocional provocada por la perspectiva de una transformación o por el cambio que se está produciendo. Durante los primeros años de la Psicología, la resistencia al cambio individual se analizaba simplemente como un problema de motivación.… Seguir leyendo...

Los 3 “vampiros” del pensamiento positivo que debes alejar de tu vida

“No te conviertas en un pesimista. El pesimista suele tener más razón que el optimista, pero el optimista disfruta más, y al final ninguno de ellos puede detener el curso de los acontecimientos”, dijo Robert Anson Heinlein. Por supuesto, no se trata de cultivar un optimismo ingenuo, pero como norma, ver la vida desde el lado más negativo no resulta de gran ayuda. El pensamiento positivo, que cuenta con fieles seguidores y acérrimos detractores, en realidad no implica repetir como una cantilena una serie de afirmaciones positivas para combatir los pensamientos recurrentes positivos. Es una transformación mucho más profunda a nivel de actitud que implica ser capaces de detectar nuestros pensamientos destructivos, esos que empeoran aún más las situaciones, y ser capaces de asumir una actitud más constructiva que nos beneficiará. El pensamiento positivo estimula la acción, nos convierte en personas proactivas que se responsabilizan por su vida. Al contrario, una actitud negativa basada en pensamientos destructivos nos bloquea en el sufrimiento, encerrándonos dentro de un círculo vicioso. Por eso, es importante mantenerse atentos a los pensamientos que actúan como vampiros ya que succionan nuestra energía y positividad.  Los pensamientos que te bloquean e impiden crecer De cierta forma, esos pensamientos destructivos son una especie de tortura psicológica que nos autoaplicamos.… Seguir leyendo...

Caminar en compañía hace bien y nos ayuda a solucionar los conflictos

Caminar hace bien. Una caminata contribuye a recablear el cerebro, curar las penas, aliviar el estrés y mejorar la memoria. De hecho, en el pasado grandes filósofos eran conscientes del poder creativo que tenía caminar, por lo que algunos, como Jean-Jacques Rousseau y Henry David Thoreau, afirmaban que caminar les ayudaba a desarrollar sus pensamientos. Charles Darwin incluso identificó un “camino para pensar”, a lo largo del cual probablemente perfiló su teoría de la evolución. Sin embargo, los beneficios a nivel psicológico de una caminata no se limitan a la estimulación cognitiva y creativa. Investigadores de la Universidad de Columbia también han comprobado que caminar nos ayuda a resolver los conflictos interpersonales y promueve la reconciliación cuando hemos discutido con alguien. ¿Cómo una caminata nos ayuda a resolver los conflictos interpersonales? 1. Diferentes puntos de vista Cuando discutimos con una persona y llegamos a una situación de conflicto, a menudo sufrimos una especie de estrechamiento de la visión, es como si dejáramos de tener una perspectiva de 180 grados para desarrollar una visión de túnel mucho más estrecha. A la vez, también disminuye nuestra capacidad creativa para encontrar soluciones porque nos aferramos a nuestro punto de vista desarrollando un pensamiento convergente y rígido.… Seguir leyendo...