Los 3 “vampiros” del pensamiento positivo que debes alejar de tu vida

“No te conviertas en un pesimista. El pesimista suele tener más razón que el optimista, pero el optimista disfruta más, y al final ninguno de ellos puede detener el curso de los acontecimientos”, dijo Robert Anson Heinlein. Por supuesto, no se trata de cultivar un optimismo ingenuo, pero como norma, ver la vida desde el lado más negativo no resulta de gran ayuda. El pensamiento positivo, que cuenta con fieles seguidores y acérrimos detractores, en realidad no implica repetir como una cantilena una serie de afirmaciones positivas para combatir los pensamientos recurrentes positivos. Es una transformación mucho más profunda a nivel de actitud que implica ser capaces de detectar nuestros pensamientos destructivos, esos que empeoran aún más las situaciones, y ser capaces de asumir una actitud más constructiva que nos beneficiará. El pensamiento positivo estimula la acción, nos convierte en personas proactivas que se responsabilizan por su vida. Al contrario, una actitud negativa basada en pensamientos destructivos nos bloquea en el sufrimiento, encerrándonos dentro de un círculo vicioso. Por eso, es importante mantenerse atentos a los pensamientos que actúan como vampiros ya que succionan nuestra energía y positividad.  Los pensamientos que te bloquean e impiden crecer De cierta forma, esos pensamientos destructivos son una especie de tortura psicológica que nos autoaplicamos.… Seguir leyendo...

Caminar en compañía hace bien y nos ayuda a solucionar los conflictos

Caminar hace bien. Una caminata contribuye a recablear el cerebro, curar las penas, aliviar el estrés y mejorar la memoria. De hecho, en el pasado grandes filósofos eran conscientes del poder creativo que tenía caminar, por lo que algunos, como Jean-Jacques Rousseau y Henry David Thoreau, afirmaban que caminar les ayudaba a desarrollar sus pensamientos. Charles Darwin incluso identificó un “camino para pensar”, a lo largo del cual probablemente perfiló su teoría de la evolución. Sin embargo, los beneficios a nivel psicológico de una caminata no se limitan a la estimulación cognitiva y creativa. Investigadores de la Universidad de Columbia también han comprobado que caminar nos ayuda a resolver los conflictos interpersonales y promueve la reconciliación cuando hemos discutido con alguien. ¿Cómo una caminata nos ayuda a resolver los conflictos interpersonales? 1. Diferentes puntos de vista Cuando discutimos con una persona y llegamos a una situación de conflicto, a menudo sufrimos una especie de estrechamiento de la visión, es como si dejáramos de tener una perspectiva de 180 grados para desarrollar una visión de túnel mucho más estrecha. A la vez, también disminuye nuestra capacidad creativa para encontrar soluciones porque nos aferramos a nuestro punto de vista desarrollando un pensamiento convergente y rígido.… Seguir leyendo...

Los efectos de la ansiedad en el cerebro

La ansiedad es un trastorno que tiene profundas consecuencias en la vida de la persona que la padece y quienes la rodean. Sin embargo, ahora también conocemos que los efectos de la ansiedad se extienden al cerebro e incluso pueden llegar a provocar daños a largo plazo.  ¿Qué sucede en el cerebro cuando sufres ansiedad? La ansiedad es una respuesta normal ante situaciones que encierran cierto grado de incertidumbre. De hecho, en algunos casos puede considerarse como un mecanismo adaptativo.  Todos la hemos padecido: sentimos una sensación de tensión, un ligero temor, nos ponemos aprensivos y nuestros sentidos se agudizan. Todos esos cambios significan que el cerebro emocional se ha puesto en marcha al detectar lo que considera un peligro potencial.  En la aparición de la respuesta de miedo y ansiedad intervienen diferentes zonas del cerebro, sobre todo la amígdala y el hipocampo, que también desempeñan un papel importante en la mayoría de los trastornos de ansiedad. La amígdala es una estructura con forma de almendra que vendría siendo un centro de comunicación entre las partes del cerebro que procesan las señales sensoriales entrantes y las zonas que interpretan esas señales. En práctica, alerta al resto del cerebro de que se está produciendo una amenaza, con el objetivo de activar la correspondiente respuesta de miedo o ansiedad. … Seguir leyendo...

7 signos de que tienes una personalidad tan “fuerte” que intimida a los demás

No es lo mismo tener un carácter fuerte que poseer una personalidad intimidante. Quienes han tenido que enfrentarse a lo largo de su vida a situaciones difíciles, a menudo desarrollan un carácter fuerte, templado en el “campo de batalla”. Se trata de personas resilientes que han aprendido a luchar contra viento y marea y saben darle a cada cosa la importancia que merece, ni más ni menos. Sin embargo, también hay quienes desarrollan una personalidad intimidante, hasta tal punto que llegan a generar miedo en los demás. A menudo estas personas ni siquiera son plenamente conscientes del efecto que generan pues en muchos casos tienen buenas intenciones pero su forma de hablar, comportarse o sus gestos son tan duros que llegan a ser amenazadores. Los 7 rasgos que diferencian a las personalidades intimidantes 1. No tienen pelos en la lengua Una de las principales características de quienes tienen una personalidad intimidante es su sinceridad. De hecho, estas personas se vanaglorian de su honestidad. Dado que no tienen pelos en la lengua, expresan lo que sienten o piensan sin ningún tamiz. Creen que decir las cosas con un poco más de tacto implica falsear la verdad, por lo que a menudo son excesivamente directos.… Seguir leyendo...

Usa el dolor como una piedra en tu camino, no como una zona donde acampar

“Usa el dolor como una piedra en tu camino, no lo conviertas en una zona donde acampar”, dijo Alan Cohen refiriéndose a esas ocasiones en las que decidimos ponernos cómodos a la sombra del dolor. Sin embargo, podemos aprender a relacionarnos con el dolor y el sufrimiento como lo haríamos con una piedra que encontramos en nuestro camino. No podemos negar su existencia y es probable que nos moleste y se convierta en un obstáculo, pero lo más sabio es encontrar la mejor manera de dejarla atrás. La semilla de mostaza: La parábola budista que nos muestra cómo asumir el sufrimiento “Hace mucho tiempo, una mujer joven perdió a su hijo. Su dolor y sufrimiento eran tan grandes que vagaba por las calles, rogando que le dieran alguna medicina mágica que le devolviera la vida a su pequeño. Algunos la miraban con lástima, otros incluso se burlaban de ella y la llamaban loca.  Un sabio, viendo su desesperación le dijo:  – Solo existe una persona en el mundo capaz de obrar ese milagro. Reside en lo alto de la montaña. Ve y pregúntale.  La mujer subió a la montaña y rogó: – Oh Buda, devuelve la vida a mi hijo. … Seguir leyendo...

Eres responsable de lo que dices, no de lo que los demás interpreten

Entre lo que piensas, Lo que quieres decir, Lo que crees decir, Lo que dices, Lo que quieres oir, Lo que oyes, Lo que crees entender, Lo que quieres entender, Y lo que entiendes… ¡Hay 9 probabilidades de no entenderse! Armar el rompecabezas de la comunicación puede llegar a ser muy complicado. Algunas veces los demás malinterpretan nuestras palabras e intenciones y otras veces somos nosotros quienes cometemos ese error.  En cualquier caso, los malentendidos forman parte de la experiencia comunicativa y aunque nos esforcemos por ser más claros y precisos, siempre hay un resquicio para la resignificación. Por eso, es importante comprender que somos responsables de lo que decimos, pero no de lo que los demás entiendan. No cargues con responsabilidades que no te pertenecen Hay personas que son auténticas especialistas en encontrar intenciones ocultas en las palabras ajenas. Estas personas tiran de un hilo para crear una madeja de confusión hasta terminar responsabilizándote por cosas que realmente no dijiste, hasta el punto que te hacen sentir mal. Es fundamental que aprendas a detectarlas porque pueden arrastrarte en sus tormentas, atribuyéndote intenciones que no son reales y haciendo que cargues con culpas que no son tuyas. Cuando necesites comunicar una idea, es importante que transmitas tu mensaje con claridad e intentes solucionar cualquier malentendido pero no puedes asumir la responsabilidad por las interpretaciones de los demás porque estas pueden ser tan variadas como sus experiencias de vida, creencias, expectativas y prejuicios.… Seguir leyendo...

Personas intuitivas: 10 características que las diferencian

“La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo”. Son palabras de Albert Einstein, quien conocía perfectamente el poder y la importancia de la intuición. Por desgracia, la intuición prácticamente se ha quedado relegada a un plano esotérico, sacrificada en el altar de la racionalidad. Sin embargo, todos somos personas intuitivas, solo que algunos han aprendido a prestarle atención a los mensajes de su intuición mientras que otros los ignoran. ¿Qué es la intuición? Antonio Damaso, médico y neurólogo, explica qué es la intuición a través de su teoría de los marcadores somáticos. En práctica, la intuición sería un mecanismo de preselección que tiene lugar por debajo de nuestro umbral de conciencia y se encarga de examinar todas las opciones, decidiendo cuáles son los posibles caminos entre los que podemos elegir de manera consciente.  La intuición es un procedimiento que nos permite valorar y descartar alternativas de manera inconsciente, basándose fundamentalmente en nuestras experiencias pasadas y nuestras emociones. Por eso se expresa fundamentalmente a través de las sensaciones corporales, algunas personas indican que la sienten en el estómago o en el pecho.… Seguir leyendo...

Mareos por ansiedad: ¿Cómo reconocerlos y tratarlos?

Hay personas que pueden experimentar mareos por ansiedad, una reacción fisiológica a un estado psicológico que se puede catalogar como un síntoma psicosomático. Sin embargo, el hecho de que los mareos sean por ansiedad no significa que sean menos intensos o discapacitantes para la persona. Lo más usual es que estas personas se sientan muy mareadas, experimenten una sensación de debilidad generalizada y pierdan la estabilidad. En los casos más extremos incluso pueden llegar a desmayarse. Lo usual es que estas personas lleguen al psicólogo después de haber pasado por múltiples especialistas, quienes han descartado que los mareos sean un problema del oído interno, las cervicales, debido a una migraña vestibular o por otras lesiones del sistema nervioso. Ese vagabundeo de una consulta a otra llega a ser extenuante, pero cuando no se encuentra una causa orgánica que explique los mareos, se sospecha que tengan un origen psicológico, específicamente en la ansiedad.¿Cómo saber si los mareos son por ansiedad? Es importante comprender que cuando se producen mareos por ansiedad, no se trata de la clásica sensación de vértigo y no debe existir una explicación biológica. Esos mareos son una sensación que la persona experimenta cuando se expone, o imagina que tendrá que exponerse, a ciertas situaciones que le generan miedo, tensión o angustia. … Seguir leyendo...

La flor de loto: Esta parábola nos muestra cómo nos desconectamos del mundo

Una vez Buda reunió a todos sus discípulos para darles una lección. Les mostró una flor de loto, que es el símbolo de la pureza ya que crece de manera inmaculada en aguas pantanosas. – Quiero que me digáis algo sobre esto que tengo en las manos – dijo Buda.  El primer discípulo hizo un tratado sobre la importancia de las flores.  El segundo compuso una hermosa poesía sobre sus pétalos.  El tercero inventó una parábola muy original usando la flor como ejemplo.  Entonces le llegó el turno a Mahakashyao. Este se acercó a Buda, olió la flor y acarició su cara con uno de los pétalos.  – Es una flor de loto – dijo Mahakashyao – Simple y hermosa.  Buda sonrió y dijo: – Has sido el único que has visto lo que tenía en las manos. Esta sencilla parábola retoma uno de los conceptos fundamentales del budismo: la necesidad de deshacernos de las palabras, las opiniones y los pensamientos para centrarnos en la realidad, tal cual es. En ese mismo momento ocurre un pequeño/gran milagro. Un ejercicio para vaciar de sentido una palabra Esta idea también ha calado en la filosofía occidental. En el libro “101 experiencias de filosofía cotidiana”, Roger-Pol Droit nos propone un ejercicio muy interesante y quizá hasta desconcertante para algunos.… Seguir leyendo...

¿Cómo tratar a un narcisista?

El narcisismo es una característica cada vez más común. Se estima que el 6,2% de la población tiene un trastorno narcisista de personalidad pero la cifra es aún mayor si nos referimos únicamente al narcisismo como rasgo de personalidad acentuado. Tratar con un narcisista suele ser muy complicado porque esta persona puede llegar a ser muy egocéntrica, egoísta y manipuladora. El problema es que el narcisista tiene un sentido exagerado del “yo”, suele ser vanidoso y se cree superior, piensa que los demás deben rendirle pleitesía y se molestará si no lo hacen. Por eso quienes tienen una pareja o una madre narcisista, terminan manteniendo una relación tóxica en la que solo ellos dan y se sacrifican, mientras que el otro solo recibe y pide cada vez más. ¿Cómo reconocer a una persona narcisista? – Critica constantemente a los demás o los menosprecia porque creen que son inferiores. La persona narcisista cree que es superior a los demás, por lo que devalúa el trabajo y esfuerzo de los otros continuamente para quedar ellos en una posición mejor. – Piensa que el mundo gira a su alrededor, lo cual se debe a que tienen una perspectiva de la vida demasiado egocéntrica.… Seguir leyendo...

Las mujeres son más felices si su pareja es menos atractiva

La belleza no es sinónimo de felicidad, sobre todo cuando nos obsesionamos con seguir determinados cánones estéticos. Sin duda, es importante mantenerse en forma por una cuestión de salud, y también es importante sentirse a gusto con la propia imagen corporal, pero cuando caemos en los excesos y nos obsesionamos, terminaremos siendo profundamente infelices. Sin embargo, en esa compleja ecuación intervienen diferentes factores. De hecho, la manera en que nuestra pareja enfrente este tema también terminará influyendo en nuestra imagen corporal, la forma en que lidiemos con nuestras “imperfecciones” e incluso en nuestro nivel de felicidad. Al final, cuando dos personas pasan mucho tiempo juntas, es normal que terminen influenciando las decisiones, formas de pensar y hábitos del otro.Si quieres ser feliz, deja el atractivo fuera de la ecuación Psicólogos de la Universidad Estatal de Florida analizaron las relaciones de 113 matrimonios recientes para comprender si el atractivo de sus miembros desempeñaba un papel importante en su felicidad. En primer lugar, las parejas respondieron a un cuestionario sobre su deseo de mantenerse en forma, seguir una dieta y lucir atractivas. A continuación, se clasificaron según su grado de atractivo e indicaron cuán felices se sentían en línea general con la vida.… Seguir leyendo...

Superar la adversidad con las “3 A”

Antes o después, la adversidad toca a nuestra puerta. A veces incluso se acomoda sin que la hayamos invitado a pasar y se convierte en un molesto acompañante. Se trata de esas etapas en las que todo parece ir mal, en las que lo vemos todo gris y no divisamos la luz al final del túnel, por lo que podemos sentirnos profundamente desanimados y hasta deprimidos.  Es importante estar preparados para afrontar y superar la adversidad, lidiar con esos momentos difíciles intentando proteger nuestro equilibrio emocional, de manera que en vez de salir maltrechos de esa experiencia, nos sirva para crecer y convertirnos en personas más resilientes. Una herramienta muy sencilla que todos deberíamos tener en nuestra “mochila para la vida” nos ayudará a hacerlo: las 3 A. La visión de túnel que se crea entre la mente emocional y racional Cuando estamos ante una situación difícil, las emociones pueden sobrepasarnos. Hay casos en los que se produce un secuestro emocional en toda regla, lo cual significa que la parte emocional del cerebro toma el mando. Las emociones no son negativas, bien utilizadas y canalizadas pueden convertirse en potentes agentes dinamizadores de nuestra conducta, pero si dejamos que tomen el mando y acallen la mente racional podemos tener serios problemas que agraven aún más la situación adversa.… Seguir leyendo...