CADA ÓRGANO RESPONDE A UN SENTIMIENTO

Entrevista a Christian Flèche, psicoterapeuta, padre de la teoría de la Descodificación Biológica. 53 años. Nací en Arcachon y vivo en la Provenza. Casado, tres hijos. Licenciado en Enfermería. Me interesa la relación de persona a persona. Mi religión es vivir el momento presente y como Jung creo que la enfermedad es el esfuerzo de la naturaleza por curar el cuerpo.

¿El cuerpo es nuestra herramienta de curación?

Yo era enfermero en un hospital de Normandía y observé que pacientes con la misma enfermedad, tratamiento y doctor evolucionaban de manera muy diferente.

Bueno, cada uno es cada cual…

Exacto, mi hipótesis es que las enfermedades son una metáfora de las necesidades físicas y emocionales de nuestro cuerpo. Cuando no hay una solución exterior a esa necesidad, hay una solución interior.

¿Eso es para usted la enfermedad?

Sí, una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos… Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock.

¿Nace el conflicto?

Sí, el inconsciente inventa una vía suplementaria de supervivencia: un síntoma, que es una solución o una tentativa de solución inconsciente e involuntaria a ese shock vivido. En ese caso, el miedo a morir de inanición atacaría el hígado.

Póngame otro ejemplo.

Una persona que siempre tiene prisa puede desarrollar un nódulo en el tiroides, que envía más tiroxina y aumenta el metabolismo del cuerpo, eso la hará más rápida.

Pero tener prisa es psicológico.

Todo lo que captamos a través de los cinco sentidos, de los captadores neurovegetativos que vienen del interior del cuerpo, lo que pensamos o imaginamos, se traduce en realidad biológica.

¿Y provoca un síntoma?

Si no hay una solución concreta y consciente, sí. De manera que si escuchamos algo muy desagradable que nos afecta podemos tener acidez de estómago. Y hay algo muy importante que tener en cuenta.

Dígame.

El cerebro no distingue entre lo real o lo imaginario. Un trozo de limón en la boca o la idea de un trozo de limón en la boca provocan la misma salivación. En función del sentimiento particular, el shock afecta a una zona precisa del cerebro, visible por el escáner, a un órgano y a una realidad energética.

¿Realidad energética?

Somos una unidad compuesta de cuatro realidades inseparables: orgánica, cerebral, psíquica y energética. No hay ni una sola célula del cuerpo que escape al control del cerebro, y este no escapa al control del pensamiento, consciente o inconsciente; de manera que ni una célula del cuerpo escapa al psiquismo. Un shock siempre va acompañado de un sentimiento personal que repercute en los cuatro niveles biológicos.

¿Y es irreversible?

Cuando encontramos la solución, esos cuatro niveles sanan simultáneamente. Una paciente tenía dolor en el hombro. ¿Desde cuándo?, le pregunté. “La primera vez estaba sola con mis hijos” “Si estás con tus hijos, no estás sola, ¿quién falta?” “Mi marido que nunca está, yo necesito estar arropada”. Cuando lo reconoció, el dolor desapareció.

A lo largo de un día no satisfacemos todas nuestras necesidades fundamentales.

Cuando no las satisfacemos, nace una emoción. Si esa emoción se libera en el exterior bajo una forma artística, a través de la palabra, el baile o los sueños… todo va bien. Cuando el acontecimiento no está expresado, queda impreso y el cuerpo será el último teatro de ese evento.

¿Todo conflicto provoca enfermedad?

No, es necesario que sea dramático, imprevisto, vivido en soledad y sin solución. Cuando se dan estos cuatro criterios, el trauma se manifestará a través de la biología.

¿Distintas emociones corresponden a distintos órganos del cuerpo?

Sí, todo lo que tiene que ver con la epidermis responde a conflictos de separación; el esqueleto, a una desvalorización; la vejiga corresponde a conflictos de territorio. Para las mujeres diestras, problemas en el seno y hombro izquierdos corresponden a problemas con los hijos y viceversa para las zurdas; los desajustes en el seno y hombro derechos corresponden para las diestras a problemas con la pareja y viceversa.

¿Estómago e intestino?

No tener lo que se quiere y no poder digerir lo que se tiene corresponde al duodeno y estómago. El colon corresponde a un conflicto asqueroso, podrido. En el recto están los problemas de identidad: “No me respetan y me dejan de lado”. Los riñones es la pérdida de puntos de referencia. Los huesos: grave conflicto de desvalorización.

¿Lo adecuado para estar sano?

Revalorizar las emociones, ser consciente de las emociones y expresarlas, es decir: bailar más a menudo. La gente está mucho tiempo en lo emocional pero son emociones procuradas: fútbol, cine. Un malestar compartido disminuye a la mitad, continúa compartiéndolo y acabará desapareciendo. Una felicidad compartida se multiplica por dos.

La ira y la violencia se expresan a sus anchas.

Un hombre tiene miedo, el miedo produce rabia, y la descarga enfadándose con su mujer. Cuando estamos en contacto con la emoción auténtica, se transforma; cuando lo estamos con la emoción de superficie, no hay cambio. Si el hombre se dice: “Lo que tengo es miedo”, su miedo disminuye a la mitad. Hay que tomar conciencia de uno mismo.

-Ima Sanchís-

Fuente: La Vanguardia


Neuroemocional.com

LENGUAJE CORPORAL: LOS GESTOS Y SU SIGNIFICADO

La postura de un hombre nos habla de su pasado. La sola posición de sus hombros nos da la pauta de las penurias sufridas, de su furia contenida o de una personalidad tímida. En centros de investigación como el Instituto Esalen, se considera que algunas veces los problemas psicológicos personales coinciden con la estructura corporal.

Cuando una mujer atraviesa un largo período depresivo, su cuerpo se descontrola, los hombros se encorvan bajo el peso de sus problemas. Tal vez desaparece el motivo de su depresión pero la postura se mantiene igual, algunos músculos se han acortado, otros se han estirado y se ha formado un nuevo tejido conjuntivo. Debido a que su cuerpo aún continúa agobiado, sigue sintiéndose deprimida. Es posible sin embargo, que si su cuerpo pudiera re-disciplinarse y volver a su equilibrio adecuado, mejorarían también sus condiciones psíquicas. Estas teorías forman parte de la Medicina psicosomática, que señala que el estado del cuerpo afecta al de la mente, y viceversa.

La postura no es solamente una clave acerca del carácter; también es una expresión de la actitud. En efecto, muchos de los estudios psicológicos realizados sobre la postura la analizan según lo que revela acerca de los sentimientos de un individuo con respecto a las personas que lo rodean.

La postura es el elemento más fácil para observar e interpretar dentro de la comunicación no verbal. Las posturas constantemente nos envían señales y mensajes sobre los juicios, opiniones y sentimientos de una persona, con respecto a una situación u otra persona.

El 90% de nuestra comunicación es no verbal, puro lenguaje corporal. Esto es un análisis sobre los gestos que generamos las personas, que nos sirve como herramienta para lograr entender los pensamientos y emociones:

Gesto de Acariciarse la mandíbula: Toma de decisiones.
Gesto de Entrelazar los dedos: Autoridad.
Gesto de Dar un tirón al oído: Inseguridad.
Gesto de Mirar hacia abajo: No creer en lo que se escucha.
Gesto de Frotarse las manos: Impaciencia.

Gesto de Apretarse la nariz: Evaluación negativa.
Gesto de Gesto de Golpear ligeramente los dedos: Impaciencia.
Gesto de Sentarse con las manos agarrando la cabeza por detrás: Seguridad en sí mismo y superioridad.Gesto de Inclinar la cabeza: Interés.
Gesto de Palma de la mano abierta: Sinceridad, franqueza e inocencia.
Gesto de Caminar erguido: Confianza y seguridad en sí mismo.

Gesto de Pararse con las manos en las caderas: Buena disposición para hacer algo.
Gesto de Jugar con el cabello: Falta de confianza en sí mismo e inseguridad.
Gesto de Comerse las uñas: Inseguridad o nervios.
Gesto de la cabeza descansando sobre las manos o mirar hacia el suelo: Aburrimiento.
Gesto de Unir los tobillos: Aprensión.

Gesto de Manos agarradas hacia la espalda: Furia, ira, frustración y aprensión.
Gesto de Cruzar las piernas, balanceando ligeramente el pie: Aburrimiento.
Gesto de Brazos cruzados a la altura del pecho: Actitud a la defensiva.
Gesto de Caminar con las manos en los bolsillos o con los hombros encorvados: Abatimiento.
Gesto de Manos en las mejillas: Evaluación.

Gesto de Frotarse un ojo: Dudas.
Gesto de Tocarse ligeramente la nariz: Mentir, dudar o rechazar algo.

¿Una sonrisa es una manifestación espontánea de satisfacción por algo?: No siempre esto es así, la mayoría de las veces la sonrisa es un gesto forzado y se convierte en una especie de máscara para nuestros verdaderos sentimientos, es el gesto llamado sonrisa profesional (sus mayores usuarios son políticos, actores hombres de negocios).

Gesto de Jugar con un lápiz o un objeto cualquiera: Es evidente que lo que esta persona nos provoca con este gesto es nerviosismo, inquietud, ansiedad, en realidad estamos tratando de ganar tiempo y preparándonos para dar una respuesta adecuada.

Gesto de Mirar el reloj mientras se habla: Denota prisa e intranquilidad.
Gesto de Mirar el reloj mientras otra persona habla: Es un gesto rudo que revela impaciencia.
Gesto de Tamborilear los dedos sobre una superficie: Denota intranquilidad impaciencia
Silbar mientras se camina por un lugar solitario: No estamos llamando la atención; estamos haciendo simplemente haciendo un ajuste psicológico por el temor de recibir cualquier tipo de agresión inesperada

Gesto de Pisadas repetidas en el suelo mientras se está estático: Sugiere nerviosismo, impaciencia, intranquilidad. Se está acumulando tensión y es posible que ésta estalle en cualquier momento.
Gesto de Arreglarse el pelo con la mano: Es un gesto muy femenino; sugiere provocación discreta, coqueteo.
Gesto de Ajustarse el nudo de la corbata con la mano: Es un gesto equivalente al anterior. El mismo mensaje de me gustas puede manifestarse con el gesto de arreglarse el pliegue del pantalón, las solapas de la chaqueta, el pañuelo en el bolsillo de al chaqueta, etc.

Gesto En las mujeres de morderse los labios con la punta de la lengua: Es un gesto de mensaje abiertamente sexual, de provocación sutil.
Gesto de Morder un labio con el otro: El mismo mensaje anterior, sugiere cierta timidez actitud nerviosa.
Gesto de Acariciar un objeto determinado inconscientemente: Es un gesto que denota sensualidad, es un gesto típico de los individuos de sexualidad desarrollada.
Gesto de Una sonrisa con una mirada directa y prolongada (10 segundos o más): Sugiere provocación discreta y coqueteo.

Gesto de La clásica mirada de arriba, abajo: Es característica de la persona que es muy sensual.
Gesto de La palma de la mano abierta en todo momento: Es un gesto característico de las personas sinceras.
Gesto del puño cerrado: Revela tensión nerviosismo, con este gesto se oculta la verdad.
Gesto de Los hombros caídos: Sugiere depresión incapacidad, para hacerle frente a ciertas situaciones en la vida.
Gesto de sentarse con las dos piernas unidas paralelamente: Denota una personalidad cuidadosa, ordenada y cuidadosa.

Gesto de cruzar la pierna en un ángulo de 90º al nivel de la rodilla: Es ambicioso. competitivo. Es un gesto poco común en las mujeres.
Gesto de sentarse sobre una pierna: Sugiere una personalidad muy conformista a quien no le es fácil tomar decisiones.
Gesto de La mujer que se sienta con las piernas abiertas: Revela independencia, un concepto muy definido de su imagen.
La persona camina muy a prisa: Sugiere una personalidad dinámica, inquieta, ansiosa por cumplir metas que se ha trazado en un tiempo determinado.

Si el individuo camina con pasos vacilantes, y no mantiene una relación recta al caminar: Denota una personalidad vacilante, errática, insegura, tímida y cansada por los embates recibidos en la vida.
Gesto de Echarse hacia atrás en una butaca: Sugiere confianza en uno mismo
Gesto de Poner los pies sobre la mesa: Denota relajamiento total, control absoluto. También chulería.

Cuando se llama la atención por la ropa y forma en que uno se viste: No sólo se proyecta una personalidad exhibicionista, sino se demuestra un carácter rebelde independiente.
Un tono de voz demasiado alto: Sugiere una personalidad agresiva capaz de actuar con violencia en un momento determinado.

Podéis seguir aprendiendo viendo este documental:

LOS CONSEJOS DEL DR. HAMER PARA SANARSE

Hace más de veinte años, el Dr. Ryke Geerd Hamer, un doctor alemán con oficina en Roma, Italia, recibió un llamado telefónico en medio de la noche. Su hijo Dirk, de 17 años había sido baleado durante una vacación en el Mediterráneo. Tres meses más tarde Dirk murió y poco después, el Dr. Hamer, quien había sido sano durante toda su vida, pero totalmente abrumado por esta catástrofe, descubrió que sufría de un cáncer testicular. Sospechando que esto no era mera coincidencia, decidió investigar las historias personales de los pacientes de cáncer para ver si es que habían sufrido algún choque conflictivo, angustia o trauma anteriormente a su enfermedad.

Con el tiempo, y tras intensa investigación con miles de pacientes, el Dr. Hamer finalmente consiguió demostrar que la enfermedad solamente es causada por un choque que nos agarra totalmente desprevenidos. Este último concepto es muy importante. Si de alguna forma conseguimos prepararnos para el evento chocante, evitaremos enfermarnos. De hecho, el Dr. Hamer prefiere no decir “cáncer”. Más bien, es una respuesta biológica especial a una situación insólita, y cuando la situación de ‘shock’ se resuelve, el cuerpo se apresa para volver a lo normal. Esta es una versión muy simplificada de los hechos, claro está.

1. No dejarse ganar por el pánico.

Muy a menudo, la gente muere en pánico. La persona no debería entrar nunca en pánico, ni hacer entrar en pánico a los demás. Hay que tener un enorme cuidado con el entorno y especialmente con quien recibe de nosotros. Ámense ustedes mismos y también ámense entre ustedes. Amarse tiene un doble sentido de gran valor terapéutico. Si uno se ama a sí mismo, primero, no hará ningún conflicto consigo mismo, ni de desvalorización, ni de culpabilidad. Si se ama a los demás entonces no hará ningún conflicto con los demás.

No entrar en pánico significa que el enfermo nunca debe asustarse y que los terapeutas jamás deben asustar al enfermo. De lo contrario, hasta un resfriado se vuelve incurable, ya que provocará una generalización. Entrar en pánico es comprarse un boleto de ida.

2. Soportar la vagotonía.

Vagotonía es la excitabilidad anormal del nervio vago, con alteraciones de la función de los órganos en que ramifica este nervio principalmente del corazón, los bronquios, el estómago y los intestinos. Alrededor de las 22h00 se desencadena normalmente el impulso máximo de la vagotonía. El nervio vago es el más poderoso nervio del organismo: no hay manera de vencer al sueño.

Ese es nuestro ritmo ancestral: el hombre es un animal diurno, en su código biológico de comportamiento antiguo de cuatro millones de años, está grabado que debe cazar, recoger frutos, actuar de día y reposar de noche. Es durante la noche que todo está automatizado para que el organismo concentre su trabajo en el tubo digestivo. Tenemos menos actividad cerebral, cardíaca, respiratoria. Es normalmente por la noche que toda enfermedad se hará más insoportable porque es durante esa vagotonía que el cerebro repara mejor y puede haber más edemas.

Se puede hacer algo para reducir esos edemas para que sea mas soportable pero solo reducirlos porque si se impide que actúen, nunca se logrará la reparación, puesto que los elementos re-constitutivos no llegarán a reparar.

3. Todas las noches, hacer el balance diario.

Hay que saber si no se ha trabajado demasiado durante el día. Si es así, reposo obligatorio el día siguiente (para las enfermedades importantes como el cáncer, fibromialgia, artritis, etc…). La persona debe curarse. Puede hacer muchas cosas, pero debe ocuparse de su enfermedad por encima de todas las cosas. No debe esperar que alguien o algo lo cure, hay que motivarlo.

Hay un doble mensaje en esto. Debe ocuparse de sí mismo, que haga un repaso de su jornada en su cabeza, interesarse en la vida, que tome notas, que haga ese balance. Si hizo demasiado, debe reposar al día siguiente porque de lo contrario entra demasiado en estrés, en actividad, con lo que el cerebro vuelve a la simpaticotonía deteniendo la vagotonía. Allí se detiene la curación.

4. Todas las mañanas tomar un lápiz y planificar su día.

Hay que respetar el plan y prever al menos seis horas de reposo, además de la noche. Estas son las reglas para los grandes enfermos y tienen que luchar contra sus angustias.

El que está en silla de ruedas querrá siempre asistir a muchas reuniones para demostrar y demostrarse que puede hacer lo que todo el mundo. Es una reacción de escape, es un juego perverso. Hay que concentrarse en su curación porque ésta es posible. Hay que evitar entrar en el estrés de la acción. Con seis horas de reposo, además de la noche, tenemos suficiente vagotonía. El cerebro tiene una fuerza extraordinaria para curarnos a pesar de todo lo que hacemos contra eso (entre los miedos, las peleas, los mensajes deprimentes o terribles que recibimos durante el día y a causa de las acciones).

5. Hacer siempre lo absolutamente necesario primero.

Si eso sobrepasa tres horas de esfuerzo físico o psicológico, hay que detener lo superfluo y descansar, con el corazón alegre porque estamos haciendo lo que corresponde para curarnos, y no lo contrario. La mayor parte de la gente se deprime, se desmoraliza, tienen miedo de descansar: tienen el estrés de su problema, de su decrepitud y ese es un conflicto secundario muy fuerte. “Ya no puedo hacer nada, no sirvo”. Hacer lo absolutamente necesario primero va a permitir a la persona probarse que existe todavía, pero hay que cronometrar el tiempo.

La persona enferma quiere demostrar que puede hacer, pero si pasa tres horas físicas o psicológicas, debe detenerse. Lo mejor es leer lectura liviana, divertida, ver películas divertidas y pueden verla cuantas veces quieran si las alquilan. Es la terapia por la risa, puesto que si se detiene en los noticieros, con guerras, accidentes, o películas de muerte, de violencia, inconscientemente se sobre-estresa con imágenes liminales y subliminales.

Durante la recuperación, me ocupo de mí, me amo, me cuido, me mimo, esto es vital, es la manera de curarse. No alcanza con decodificar y aceptar (a veces sí) sino que hay que respetar la reparación también.

6. Rechazar todo enfrentamiento.

Recriminar, discutir con su entorno es uno de los mayores dramas que garantizan la recaída o la imposibilidad de curarse. “Necesito de ustedes, de su ayuda y no de su oposición permanente”. Porque uno sustrae calorías y fuerzas de las que necesita el cerebro para reparar y al monopolizar la energía para combatir generalmente el enfermo está expuesto al juicio de quienes lo rodean, y estos no saben nada, solo hablan por hablar y el enfermo no zafa, no sale del estrés.

Aquí reproduzco una frase que Claude Sabbah atribuye a su abuelo: “Si la gente que no tiene nada que decir se callara, habría un gran silencio en la superficie de la Tierra. Son siempre los que no saben nada los que cacarean”. Acá estamos hablando de una elevación en el nivel de la conciencia humana.

Seguir Leyendo en la Segunda página aquí.

Neuroemocional.com

EL MISTERIO DE LAS EMOCIONES

El interés por desentrañar el misterio de las emociones se remonta a los mismos inicios de la civilización humana. Bien o mal gestionadas, las emociones son hijas de la vida y no pocas veces, según Vincent Van Gogh, “capitanean nuestra existencia y las obedecemos sin siquiera darnos cuenta”.

Su lado más oscuro da la cara, precisamente, cuando las obedecemos así y nos dejamos arrastrar por la inmensa energía que generan. Dios nos crea con emociones, pero de nosotros depende gestionarlas, manejarlas con sabiduría y guiar la fuerza que desencadenan a favor de lo más positivo y hermoso que anhelamos en la vida.

Las emociones influyen sobre los tres componentes que definen la existencia del ser humano: el corporal, el mental y el espiritual. El nivel de paz interior y bienestar depende mucho del control que ejercemos sobre ellas. Cuando nos dominan, desatan reacciones químicas en el cuerpo que dañan tanto la salud física como la mental. En el plano espiritual, las más complejas —ira, miedo, odio— dejan huellas que tienden a enrarecer la felicidad.

Dice el Dalai Lama que “las emociones son estados mentales y el único método para manejarlas debe venir desde adentro”. “Ellas nacen por influencias externas, pero, después de que están adentro, depende de uno mismo impulsarlas a favor de los intereses propios o sufrirlas y dejar que nos dominen”.

Los seres humanos estamos diseñados para crearlas, aprovecharlas o padecerlas, pero nunca para evitarlas. Esto justifica, por supuesto, el eterno interés del hombre por desentrañar sus secretos. En mi libro “El analfabeto emocional”, que acaba de publicarse, me adentro en el mundo de las emociones e intento revelar sus características y las consecuencias negativas que provocan cuando se nos escapan de las manos.

Resalto la importancia de educarnos emocionalmente, para detectar a tiempo la llegada de una emoción e identificarla. También de contar con la habilidad de gerenciarla y dirigir todo su ímpetu a favor de nuestros propósitos. Dejarse conducir por el primer impulso, nada tiene de provechoso. Es síntoma de un analfabetismo emocional que nos hace vulnerables, en medio de esta realidad rigurosa, a veces atolondrada, que nos toca vivir. De nuevo te invito a la reflexión.

por: Ismael Cala - ismaelcala.com


Neuroemocional.com

Este Neurotransmisor es la Clave de la Espiritualidad y de la Conciencia Superior

Un equipo de investigadores suecos descubrió que la presencia de un receptor que regula la actividad general de la serotonina en el cerebro se relaciona con la capacidad de trascendencia de las personas, la capacidad de aprender fenómenos que no pueden ser explicados objetivamente. Los científicos han sospechado durante mucho tiempo que la serotonina influye en la espiritualidad. Encontraron que las drogas conocidas para alterar la serotonina como el LSD también inducen experiencias místicas. Si este neurotransmisor es liberado en grandes cantidades en el cuerpo, el individuo alcanzará un estado superior de conciencia. Un inmenso sentimiento de alegría y felicidad lo invadirá.

¿Alguna vez ha encontrado el término LSD? Bueno, estoy seguro de que lo has hecho. El LSD o la dietilamida del ácido lisérgico es una droga de gran alcance que puede hacer o deshacer. Si bien puede producir millones para el comercializador puede arruinar a quien lo ingiere. Tan notorio es éste que la posesión de ella puede llevarte a la horca.

Ahora, ¿qué puede cometer el LSD? ¿Por qué los que consumen están listos para gastar todos los centavos que tienen sólo para comprarlo? Vamos a averiguar.

En 1938, Albert Hoffman, científico suizo, experimento con el LSD mientras investigaba los derivados del ácido lisérgico, del hongo del cornezuelo de centeno que crece en el centeno. Mientras que realizaba la re-síntesis del LSD accidentalmente absorbió una pequeña cantidad de la misma a través de las yemas de sus dedos. Experimentó algo desconocido, algo fuerte. Fueron los fuertes efectos del LSD.

Más adelante en los años 40, el LSD hizo su entrada en el mercado de la salud bajo el nombre Delysid. Se comercializó a los psiquiatras como una herramienta para comprender la psicosis y para facilitar la psicoterapia. Un paciente administrado por Delysid podría capturar recuerdos reprimidos. El psiquiatra podría obtener una visión de la mente del paciente a través de un proceso primario inducido por el alucinógeno.

¿Qué sucede cuando usted ingiere LSD?

Cuando se ingiere LSD, este actúa sobre receptores específicos en el cuerpo y se une con ellos. Un sentimiento parecido al placer y el éxtasis recorre su cuerpo. Pero, ¿qué tiene que ver el LSD con la serotonina? Bueno, los receptores específicos no son otros que los  mismos receptores de la serotonina.

Los receptores 5HT tipo 2 son los receptores a los que se une la serotonina. Estos receptores están dentro de todos y el péptido correcto al que debe unirse allí es la misma serotonina. El poder del péptido de la serotonina es tan grande que el LSD no es rival para ello. Pero para experimentarlo uno necesita alcanzar un punto llamado amor incondicional.

La serotonina, a diferencia de otros péptidos, tiene el poder de dominar la mente y el cuerpo humanos. Compuesto por aminoácidos de triptófano, el péptido de serotonina es un potente estimulador de humor. Es un poderoso antidepresivo y anti-ansiedad. En el nivel físico tiene increíbles propiedades anti-envejecimiento. Elimina los radicales libres que aceleran el proceso de envejecimiento. Un nivel bajo del péptido puede resultar en trastornos alimentarios y obesidad.

La serotonina o la 5-hidroxitriptamina es un neurotransmisor de monoamina que inicialmente se creía que se producía en una sola parte del cuerpo, es decir, en el cerebro. Sin embargo, con nuevas investigaciones se encontró que el 95% de la serotonina total del cuerpo humano se produce en el intestino, en las células enterochromaffin.

La serotonina contribuye a la sensación de bienestar y, por lo tanto, se le conoce a menudo como la hormona de la felicidad. Las bacterias intestinales ayudan en la producción de este neurotransmisor. Transmite una sensación de amor dentro del interior de un individuo y también participa activamente en la prevención de la depresión y la regulación del sueño, el apetito y la temperatura corporal. Sin embargo, su influencia no se limita solo al intestino.

Los estudios han revelado que la serotonina es un potente acelerador crítico para la maduración del cerebro. Tiene una gran influencia en las neuronas cerebrales responsables del estado de ánimo, funcionamiento y deseo sexual, apetito, memoria, aprendizaje y del comportamiento social. La deficiencia del péptido puede conducir al autismo y al síndrome de Down.

Cuando la serotonina se produce en una cantidad equilibrada esta genera una inmensa sensación espiritual. La serotonina es la hormona y el neurotransmisor que hace sentir la felicidad espiritual y el bienestar.

Por: Dr. Fahad Basheer - Waking Times


Neuroemocional.com

Conoce tus Ondas Cerebrales: Alpha, Beta, Theta, Delta y Gamma

Es importante entender cómo nuestro cerebro contribuye al estado de la mente. Mientras que la mayoría de nosotros nos concentramos en mirar nuestras emociones, en un intento de llegar a ser seres más felices, más espirituales, nuestras ondas cerebrales y nuestra mente subconsciente, juegan un papel clave en nuestra búsqueda de bienestar.

En este artículo, vamos a ver nuestras cinco frecuencias de ondas cerebrales y cómo afectan a nuestro estado de ánimo, y  una mirada más profunda en el impacto que tienen sobre nosotros, físicamente y mentalmente, además algunos ejercicios que podemos hacer para “encender” ciertas frecuencias.

¿Somos los controladores de nuestra realidad?

Fácilmente olvidamos que somos los que controlamos nuestra realidad, y que “nuestra realidad” no está hecha de influencias externas, sino que en realidad consiste en nuestros pensamientos, creencias y mentalidad. Por lo tanto, al aprender acerca de los estados más profundos de la conciencia, puede abrir su mente subconsciente y crear su realidad a voluntad, y con precisión. Para hacer esto, el primer paso es entender sus diferentes frecuencias cerebrales.

¿Sabía usted que todos tenemos cinco frecuencias, (Beta, Alfa, Teta, Delta y Gamma), y cada frecuencia se mide en ciclos por segundo (Hz), ademas tiene su propio conjunto de características que representan un nivel específico de actividad cerebral y un estado único de la conciencia?

1. Beta (14-40Hz) – La conciencia despierta y la onda del razonamiento.

Las ondas cerebrales beta, se asocian con la conciencia de la vigilia normal y un estado elevado de alerta, lógica y razonamiento crítico. Mientras que las ondas cerebrales beta son importantes para un funcionamiento eficaz durante todo el día, también pueden traducirse en estrés, ansiedad e inquietud.

La “voz” de Beta se puede describir como ese pequeño crítico interno, que se hace más fuerte cuanto más alto va de rango. Por lo tanto, con la mayoría de los adultos operando en Beta; Es poca sorpresa que el estrés sea el problema de salud más común de hoy en día.

2. Alfa (7.5-14Hz) – La onda de la relajación profunda.

Las ondas cerebrales alfa están presentes en la relajación profunda y por lo general cuando los ojos están cerrados, cuando usted está resbalando en un ensueño hermoso o durante la meditación ligera. Es un momento óptimo para programar la mente para el éxito y también aumenta su imaginación, visualización, memoria, aprendizaje y concentración.

Es la puerta de entrada a su mente subconsciente y se encuentra en la base de su conciencia. La voz de Alfa es su intuición, que se vuelve más clara y profunda cuanto más cerca se llega a 7,5 Hz.

3. Theta (4-7.5Hz) – La meditación profunda y la onda del sueño.

Las ondas cerebrales Theta, están presentes durante la meditación profunda y el sueño ligero, incluyendo el estado de sueño REM, el más importante. Es el reino de tu subconsciente y sólo experimentado momentáneamente mientras te alejas para dormir en Alfa y despertarte de un sueño profundo (Delta).

Se dice que en Theta se puede experimentar un sentido de profunda conexión espiritual y unidad con el universo. Los programas más profundos de su mente, (Creencias) están en Theta y es donde usted experimenta visualizaciones vivas, gran inspiración, profunda creatividad y una visión excepcional. A diferencia de sus otras ondas cerebrales, la voz esquiva de Theta es una voz silenciosa.

Es en la frontera Alpha-Theta, de 7Hz a 8Hz, donde comienza el rango óptimo para la visualización, la programación mental y el uso del poder creativo de tu mente. Es el estado mental el cual concientemente se crea su realidad. A esta frecuencia, usted es consciente de su entorno, sin embargo, su cuerpo está en profunda relajación.

4. Delta (0.5-4Hz) – La onda de sueño profundo.

La frecuencia del Delta es la más lenta de las frecuencias y se experimenta en un sueño profundo y sin sueños y en una meditación trascendental muy profunda donde la conciencia está completamente desapegada. Delta es el reino de tu mente inconsciente, y la puerta de entrada a la mente universal y al inconsciente colectivo, donde la información recibida no está disponible en el nivel consciente.

Entre muchas cosas, el sueño profundo es importante para el proceso de curación, ya que está relacionado con la curación profunda y la regeneración. Por lo tanto, no tener suficiente sueño profundo es perjudicial para su salud en más de una forma.

5. Gamma (sobre 40 Hz) – La onda de la percepción.

Este rango es el más recientemente descubierto y es la frecuencia más rápida por encima de 40Hz. Aunque poco se sabe acerca de este estado de ánimo, la investigación inicial muestra que las ondas gamma están asociadas con ráfagas de información y procesamiento de información de alto nivel.

Source: http://www.finerminds.com/mind-power/brain-waves/


Neuroemocional.com

Conflicto Emocional en los Pies

Todo conflicto, problema, molestia, daño, accidente, herida, callocidad, deformidad, etc, en el dedo gordo significa: Obligación hacía mi madre.

En el caso de los callos, vamos a añadir a esa obligación la “Protección”. Por lo tanto, tener un callo en el dedo gordo del pie significa: “mi madre me obliga a algo y yo me estoy protegiendo”.

Hay que poner mucha atención en un detalle básico de la Biodescodificación, y éste es: Todo puede ser Real o Simbólico. Por lo tanto, mi madre puede ser efectivamente mi madre, puede ser mi abuela, puede ser la mujer que me crió, puede ser mi maestra, puede ser mi jefa, puede ser mi madre patria (país), puede ser cualquier figura que en mi vida, yo vea como mi madre o mi guía.

Y todavía, después de toda esa aclaración, añadir, que por supuesto, en el caso de que yo sea mujer, puede significar también “A qué me obligo yo, como madre”.

Dedos de los Pies: 3ª Etapa (Movimiento/valoración).

  • Dedo gordo: Mi madre.
  • Segundo dedo: Mis hermanos, mis colaterales: cuñados, esposo, compañeros de trabajo, amigos, vecinos, etc.
  • Tercer dedo: Problemas de comunicación, problemas de circulación en la comunicación, ausencia de diálogo, Siempre en relación con colaterales.
  • Cuarto dedo: Cólera reprimida, rencor, injusticia. Si en relación con mi madre o mis colaterales. Esto es, siempre son agresiones que yo recibo de éstas personas y que me cambian mi humor y emoción.
  • Quinto dedo: Conflicto de territorio en relación con colaterales. Territorio, lo mismo, puede ser real (terreno, propiedad, casa, etc) o simbólico (esposo, amistad, estabilidad, herencia, hijos, familia, etc).

Ahora que ya sabemos el significado de cada dedo, podemos pensar y analizar a qué se deben nuestros problemas sin complicaciones ni preguntas al aire.

Si tengo un dedo que se encima en otro

“Debo actuar, tomar la decisión, iniciar, etc, porque soy el mayor (real o simbólico)”. “Tengo dificultades para encontrar mi camino”. Es lógico que se deberá analizar además, el significado del dedo por encima y el significado del dedo que queda abajo, para concretar el origen emocional del problema.

La causa emocional que provoca que nuestros de los pies se comiencen a encimar, es que somos muy duros en nuestros pensamientos. Difícilmente nos mostramos flexibles ante las situaciones de la vida. Nos aferramos a dolores emocionales del pasado y preferimos seguir sufriendo que superarlo.

Un cambio de pensamientos, una toma de conciencia en la que nos permitamos soltar y ser flexibles, sanará nuestros dedos.

Si tengo callos en los dedos

Todos los callos, callosidades, y semejantes, significan: Me estoy protegiendo de… Por lo tanto, queda implícita una situación de miedo, de falta de confianza en mí mismo. De falta total de determinación para poner fin a la situación o situaciones.

¿Tengo callos en todos los dedos? ¿en 4 dedos? Da lo mismo!. Habrá que analizar nuevamente el significado de cada dedo. Lo mismo da si el callo está por un lado del dedo, abajo del dedo, encima del dedo.

No le demos vueltas al asunto. Me estoy protegiendo y no hay más. La causa emocional que provoca los callos es que no sabemos decir que no. No sabemos marcar límites, no sabemos alejarnos, no sabemos ser nosotros mismos.

Y podrán pensar: “no es verdad, son los zapatos”. Sí claro, diré yo. Y no será acaso que tus dedos te piden a gritos dejar de usar esos zapatos pero “no sabes decir que no?”. Hay que darse un momento para analizar.

Un fortalecimiento de la autoestima, una completa sensación de seguridad y auto confianza, serán más que suficientes para que comencemos a decir no ante cualquier situación ( relacionada con el dedo que tenga el callo ) y poder eliminar dichos callos.

¿Y qué pasa si los callos no están en los dedos del pie, sino en el pie mismo? Pues viene entonces otra explicación:

  • Pie = Mamá (Real o simbólica)
  • Planta del Pie = Papá (Real o simbólico)
  • Talón = Mamá

Por lo tanto: Me estoy protegiendo de mi madre o bien, me estoy protegiendo de mi padre.

Si tengo Juanetes o Espolón

Todos los juanetes significan: Debo cumplir con mi madre. No le den vueltas, no busquen excusas. Es así. Y si analizan su situación de vida, podrán descubrir que a diario llaman a su mamá, le llevan su pan, la llevan al supermercado, le preparan su comida o bien, ella llama y debo contestar, viene a visitarme y debo recibirla, me pide que vaya todos los domingos a comer con ella y así me puedo seguir toda la vida.

El punto es, que por una u otra razón, no he sabido negarme, lo sigo haciendo y me desagrada, me molesta, me irrita.

Como ya dijimos, puede ser mi madre real o puede ser algo simbólico. Tal vez mi jefa siempre me pide a la hora de salir que yo me quede más tiempo en la oficina. ¿Comprenden la situación? Y no será hasta que yo me convierta en una persona segura y determinada a lograr mi felicidad y salud, que esto seguirá.

Debo empoderarme, debo ser seguro, debo ser inteligente emocionalmente, para que mis pies, no sufran por mi falta de decisión. O, seguir igual y dejar de quejarme de mis juanetes o mi fabuloso espolón.

Recuerda que los pies nos permiten caminar por la vida, ir hacia adelante, avanzar en la vida, crecer y desarrollarnos como persona, etc. 

Fuente: Diccionario de las enfermedades.


Neuroemocional.com

La Hipnosis y sus Beneficios para la Salud

A continuación se presentan algunas condiciones que la hipnoterapia puede ayudar a tratar, por lo general como parte de un plan de tratamiento más amplio. Un curso típico de hipnoterapia puede requerir de una a cinco visitas. Su seguro de salud puede cubrir esto si es realizada por un medico,, un dentista o un trabajador social con licencia. Una vez que el médico le ha enseñado cómo acceder al estado de trance por su cuenta, usted puede empezar a utilizar la auto-hipnosis sobre una base regular para mantener o mejorar la salud.

Desórdenes Gastrointestinales

Varios estudios muestran que la hipnoterapia puede beneficiar a las personas con SII (Síndrome del intestino irritable), cuyos síntomas incluyen dolor abdominal, hinchazón, y los cambios en los hábitos intestinales. En un estudio reciente, 204 pacientes con SII asistieron a 12 sesiones por una hora de hipnoterapia. Setenta y uno por ciento reportó mejoría de los síntomas después del curso de hipnoterapia. De los 81 ciento mantuvo su mejora hasta cinco años (Gut, noviembre de 2003). Esta terapia también se muestra prometedora para el tratamiento de la dispepsia funcional, un tipo de indigestión crónica.

Enfermedades de la Piel

La investigación sugiere que la hipnoterapia puede ser útil en el tratamiento de una amplia gama de condiciones de la piel, como dermatitis, eczema, psoriasis, rosácea, y las verrugas. En un ensayo de seis semanas, personas con verrugas en las manos o los pies que asistieron el doble de sesiones de hipnoterapia semanales perdieron significativamente más verrugas que los que utilizan el ácido salicílico tópico (un tratamiento estándar para las verrugas), un placebo tópico, o ningún tratamiento.

Los Pacientes Quirúrgicos

Un meta-análisis de 20 estudios controlados encontró que los pacientes que recibieron hipnoterapia antes o durante la cirugía fue mejor que el 89 por ciento de los pacientes en los grupos de control. Entre los beneficios se redujeron la ansiedad, el dolor y las náuseas y vómitos post-operatorios, menos pérdida de sangre, y las estancias hospitalarias más cortas (Anestesia y Analgesia, junio de 2002).

Dolor

En otro meta-análisis de 18 estudios, la hipnosis alivia el dolor en el 75 por ciento de las personas estudiadas (Diario Internacional de Hipnosis Clínica y Experimental, abril de 2000). A menudo recomiendo esta terapia como o parte integradora del programa de tratamiento para condiciones de dolor crónico como la fibromialgia, artritis, dolor de cabeza y dolor de espalda o cuello.

Pacientes con Cáncer

La investigación muestra que los pacientes de cáncer que reciben hipnoterapia antes de o durante las sesiones de quimioterapia tienen menos náuseas y vómitos después. Además, los Institutos Nacionales de Salud del panel encontró fuerte evidencia de que puede aliviar un poco de dolor asociado con el cáncer.

Embarazo y Parto

Varios estudios han encontrado que la hipnoterapia puede reducir las náuseas del embarazo y ha sido utilizado por más de un siglo para controlar el dolor durante el parto. Además, hay alguna evidencia de que puede reducir el tiempo de trabajo y ayudar a convertir los bebés desde la posición de nalgas (abajo) para el correcto (la cabeza hacia abajo).

Alergias y Autoinmunidad

Existen muchos trastornos marcados por la función inmune hiperactiva, incluyendo alergias, asma y autoinmunes enfermedades tales como lupus, esclerosis múltiple y la artritis reumatoide. Un terapeuta puede ofrecer sugerencias con imágenes diseñados para restablecer el equilibrio del sistema inmune, y encontrar este enfoque puede ayudar a aliviar los síntomas en muchos pacientes con estas condiciones.

Ansiedad y Fobias

Como una forma de entrenamiento de relajación, la hipnoterapia ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la ansiedad, trastorno de pánico y fobias. Algunos planes de salud han comenzado cubriéndolo para tratar el trastorno de estrés postraumático.

Control de Peso

Los estudios demuestran que la adición de la hipnoterapia para tratamientos cognitivo-conductuales para la reducción de peso puede aumentar las posibilidades de perder peso y mantenerlo controlado. Mientras que la hipnoterapia no derrite mágicamente libras, puede ser útil para reforzar la motivación, y para ayudar a las personas a cambiar su comportamiento y actitudes sobre la alimentación y la actividad física.

El Dr. Andrew Weil es director del Centro de Medicina Integrativa en la Universidad de Arizona. Weil describe la “medicina integrativa” como aquella que tiene en cuenta la persona en su totalidad (cuerpo, mente y espíritu) y combina los tratamientos convencionales con los naturales y alternativos.

Hypnosis for Health by Dr. Andrew Weil - Drweil.com


Neuroemocional.com

La Hipnosis Holística o Sugestión Positiva

La hipnosis holística es una gran aventura interior, maravillosa, que se emprende con el fin de obtener autocuración. Da orientación hacia un estado físico óptimo, salud mental, plenitud emocional, equilibrio financiero y armonía espiritual. La hipnosis holística es el uso de la hipnoterapia como una guía para nutrir la vida de uno mediante procesos positivos y edificantes que motiven al cuerpo, la mente y el espíritu a sanarse por sí mismo.

El concepto de que primero visualizamos y luego creamos nuestro propio destino no es algo nuevo. Sin embargo, este sentido de autoayuda que atrajo a muchos buscadores al campo de la hipnosis originalmente, puede ser ahora reintegrado con una visión mayor -definición, aplicación, sanación y aceptación-, un enfoque holístico al proceso de hipnoterapia. La definición es un proceso personal: una evaluación íntima que define la realidad del un individuo. La sanación es el resultado de este proceso, sea física, espiritual, mental del individuo para acoger con paz interior y satisfacción este proceso, el fluir de una continua integración de la realidad.

Orar es similar a la auto hipnosis en que la persona que ora convierte sus deseos en realidad y desarrolla una nueva fe en sí misma. Mientras que la auto hipnosis fortalece la mente inconsciente, orar sintoniza la mente consciente.Orar es similar a la auto hipnosis en que la persona que ora convierte sus deseos en realidad y desarrolla una nueva fe en sí misma. Mientras que la auto hipnosis fortalece la mente inconsciente, orar sintoniza la mente consciente.

Orar puede ser llamada una forma de autosugestión. A través de expectativas y actitud positivas la oración se convierte en una herramienta poderosa de programación. Este es un concepto probado que es convincente para millones que oran y las cifras puras que atrae sugieren que funciona muy bien.

El término “Hipnosis” se originó con el trabajo del cirujano escocés James Braid quien trabajó en la década de 1840. El término proviene de la palabra griega hypnos (que significa sueño). Este se refiere a un estado de consciencia que de muchas maneras es como el sueño, pero que permite una variedad de respuestas conductuales y mentales a la estimulación.

El moderno redescubrimiento de la hipnosis es atribuido al Dr. Franz Mesmer (1734-1815), un médico austriaco que trabajó en Viena y Paris a finales de 1700. Descubrió que mucha gente enferma obtenía mejora cuando se colocaban magnetos cerca de sus cuerpos. Se les indicaba a los pacientes sentarse en grupo alrededor de un contenedor abierto con agua el cual contenía, a la vista, barras de metal magnetizadas.

El psicólogo austriaco, Sigmund Freud aprendió de las técnicas durante sus visitas a Francia y quedó impresionado por las posibilidades de la hipnosis para tratar los desórdenes neuróticos. En su práctica privada empezó a usar la hipnosis para ayudar a algunos de sus pacientes a recordar eventos molestos de su pasado. Conforme su sistema de psicoanálisis comenzaba a tomar forma, él rechazó el estado de hipnosis profunda a favor de asociación libre a nivel de relajación. Esto pudo ser en parte por las dificultades que tuvo para hipnotizar a ciertos pacientes.

La sugestión hipnótica es una instrucción verbal para la mente interior puesta en palabras lo más atractivas posible para la persona. Las sugestiones bien diseñadas son una manera dinámica de conseguir que tu inconsciente trabaje eficientemente para ti. Pueden regular o eliminar hábitos e inculcar rasgos de personalidad positiva para ayudar a remodelar tu mundo.

La efectividad de la sugestión depende de la habilidad con que es usada. Las sugestiones positivas deben inducir más que exigir, persuadir más que ordenar, Y sobre todo, deben demostrar los beneficios que se disfrutan por seguirlas. Incluso en hipnosis profunda tu consciencia es siempre tu guía y tú puedes rechazar la sugestión que quieras. Siempre tendrás el libre albedrío para aceptarlas o rechazarlas.

El proceso de auto hipnosis implica métodos de relajación, meditación o de guía para llegar al inconciente, subconciente o mente interna. Sin embargo, el proceso de hipnosis holística integra diversas dimensiones de la percepción, no sólo sentidos físicos como el visual, auditivo y kinestésico, sino sentiminetos y experiencias transpersonales espontáneas.El proceso de auto hipnosis implica métodos de relajación, meditación o de guía para llegar al inconciente, subconciente o mente interna. Sin embargo, el proceso de hipnosis holística integra diversas dimensiones de la percepción, no sólo sentidos físicos como el visual, auditivo y kinestésico, sino sentiminetos y experiencias transpersonales espontáneas.

La visualización creativa también llamada imaginación creativa, imaginación guiada o ver con el ojo de la mente, es otra herramienta para programar la mente interior. La visualización es plantar otra semilla –y observarla producir- en el jardín de tu mente. Esta es una actividad del hemisferio derecho mientras que las sugestiones lógicas son las semillas del hemisferio izquierdo.

La sugestión hipnótica y la imaginación guiada son dos de las herramientas más valiosas en el taller de la mente. La visualización creativa agrega una nueva dimensión del pensamiento usando el ojo de la mente para dibujar acciones positivas y resultados positivos; tú puedes marcar la dirección en la cual deseas que vaya tu vida.

Tu mente crea su propia realidad y la madre de la realidad es la imaginación. No es un secreto que la imaginación trabaja mejor cuando está inspirada. Qué mejor manera de emocionarla, que con una visión del sueño de los adictos a la dieta ¿la imagen de una persona delgada?

Guiado por tus ideales, selecciona tus metas de cambio que sean tanto realistas como alcanzables. Planta las semillas y alimenta tu mente con la visón de la realidad de tus metas cumplidas. Entra a tu imaginación y siéntela –colócate dentro de la imagen- conviértete en parte viviente de tu realidad interna. Imaginar un resultado final positivo puede ser la parte más emocionante y satisfactoria de tu sesión.

3 Reglas Básicas para Visualizar

1) Acentúa lo positivo y limita lo negativo. Cuidadosamente sé muy específico en lo que deseas lograr y hazlo atrayente.

2) Haz tus sugestiones atractivas. Acentúa los beneficios que puedes lograr si las sugestiones son seguidas. Evita que las sugestiones sean rígidas; tú puedes adaptarlas a tus necesidades y temperamento. Usa sugestiones positivas e imaginación creativa, para utilizar y equilibrar tus dos hemisferios cerebrales, derecho e izquierdo.

3) Ensaya tu nueva realidad. Pinta vívidamente las imágenes de palabras que muestran como disfrutar y como completar tus metas. Escucha tu voz interna, visualiza y ve emocionalmente tu meta como un hecho logrado. Esa actitud positiva es un puente que une tu realidad interna y externa. El éxito llega cuando combinas pensamientos, imágenes y acción para crear esta nueva realidad.

La auto-hipnosis es un alimento natural y saludable para la mente. Nutre tu mente como nutres tu cuerpo, pues no hay nada más saludable que los pensamientos positivos para disipar las enfermedades del cuerpo. Tu mente es la llave para sanar, regenerar y estar siempre saludable. Sí tú deseas un cuerpo robusto fuerte y saludable entonces piensa en salud y se te proporcionará salud.

  1. Mírate a ti mismo flotando en un vasto e infinito mar de brillante luz blanca, una esencia suave como la neblina matutina. Esta es tu propia consciencia, tu propia mente, y estás aprendiendo a guiarla, a hacer uso de su energía curativa.
  2. Siente está agradable luz curativa. Permite que se extienda suavemente a través de todo tu ser. Baña cada músculo, cada célula, cada átomo con la suave y brillante energía curativa.
  3. Siéntela fluir y extenderse como suaves olas sobre cada parte de tu cuerpo. Siéntela hacerse más brillante, fuerte, cálida; brindando fuerza y vitalidad, emoción y felicidad.
  4. Sí formas una imagen mental de ti mismo como pretendes ser, te sentirás saludable y feliz y lleno de energía y estamina. Disfruta esta imagen de vibrante buena salud.
  5. Tú eres saludable, energético y capaz de ejecutar tus actividades físicas. Mantén esta imagen o símbolo de buena salud. Imagina que ya se ha logrado y experimenta el sentimiento de sentirte mejor.
  6. Ahora pídele a tu mente que haga esta visión realidad. Dile a tu mente que haga que esto suceda; tu mente puede hacerlo. Lo que una vez fueron sólo deseos, tú puedes ahora transformarlos en realidad.

Usar la mente para conscientemente controlar el cuerpo no es una idea nueva. Los Yoguis, los maestros de artes marciales y los filósofos lo han estado haciendo por siglos. Sí tú conscientemente controlas tus pensamientos y diriges tu mente en direcciones más tranquilas, puedes perceptiblemente influenciar los latidos del corazón, la presión sanguínea y reducir la tensión muscular.

Aunque todavía en desarrollo, la terapia con sonido puede llegar a ser un gran arte curativo del futuro. Tal como afinas un instrumento musical, así puedes también afinarte con el principio curativo de la vida.

Extraído del libro: Self-Hypnosis: Creating Your Own Destiny by Henry Leo Bolduc - Traducción al español por: Angelina Ahumada, Montserrat Arcís, Juan Jaime, Angel y Diego Marroquín Ahumada.

Leer Libro Completo Online


Neuroemocional.com

12 Maneras Para Amarse a Uno Mismo

He descubierto que sólo hay una cosa que cura todos los problemas, y es: quererse a uno mismo. Cuando la gente comienza a amarse a sí misma, cada día ama más su vida, todo mejora de manera increíble. Se sienten mejor. Consiguen los trabajos que desean. Tienen el dinero que necesitan. Las relaciones positivas mejoran, o las negativas se disuelven y comienzan otras nuevas.
Amarse a uno mismo es una aventura maravillosa, es como aprender a volar. Imagínate que todos tuviéramos el poder de volar a nuestro antojo… ¡Qué emocionante sería! Comencemos a amarnos a nosotros mismos ahora. 12 Consejos para aprender a amarse a uno mismo:

1. Deja la crítica. La crítica nunca cambia nada. Niégate a criticarte a ti mismo. Acéptate tal y como eres. Todo el mundo cambia. Cuando te criticas a ti mismo, tus cambios son negativos. Cuando te apruebas a ti mismo, los cambios son positivos.

2. Perdónate a ti mismo. Deja que el pasado se vaya. Lo hiciste lo mejor que pudiste en el momento en el entendimiento, con la conciencia y el conocimiento que tenías. Ahora estás creciendo y cambiando, y vivirás la vida de manera diferente.

3. No te asustes. Deja de aterrorizarte a ti mismo con tus pensamientos. Es una manera terrible de vivir. Busca una imagen mental que te da placer, y cambia inmediatamente tu pensamiento aterrador por un pensamiento placentero.

4. Se amable, gentil y paciente. Se amable, gentil y paciente contigo mismo a medida que aprendes las nuevas formas de pensar. Date un capricho como lo harías con alguien que realmente amas.

5. Se amable con tu mente. Odiarte a ti mismo sólo es odiar a tus propios pensamientos. No te odies a ti mismo por tener los pensamientos. Sólo cámbialos suave y progresivamente.

6. Felicítate. La crítica rompe el espíritu. La felicitación anima a seguir. Felicítate tanto como sea posible. Di lo bien que lo estás haciendo con cada pequeña cosa.

7. Mantente. Encuentra maneras de apoyarte. Se fuerte para pedir ayuda cuando la necesites. Permite a tus amigos que te ayuden.

8. Se cariñoso con tus patrones negativos. Reconoce que los has creado para satisfacer una necesidad. Ahora estás encontrando formas nuevas y positivas para satisfacer esas necesidades. Así que amorosamente libera los viejos patrones negativos.

9. Cuida tu cuerpo. Aprende sobre nutrición. ¿Qué tipo de combustible necesita tu cuerpo para tener energía y vitalidad óptimas? Aprende sobre el ejercicio. ¿Qué tipo de ejercicio le gusta a tu cuerpo? Aprecia y reverencia el templo en el que vivimos.

10. Haz un trabajo de espejo. Mírate a los ojos con frecuencia en el espejo. Expresa en voz alta este creciente sentimiento de amor que sientes por ti mismo. Perdónate mientras te miras en el espejo. Habla con tus padres mientras te miras en el espejo. Perdónalos, también. Al menos una vez al día, por ejemplo, ” Te quiero, te quiero de verdad!”

11. Quiérete. Hazlo ahora. No esperes hasta que estés bien, o pierdas peso, o consigas un nuevo trabajo, o encuentres una nueva relación. Comienza ahora y hazlo lo mejor que puedas.

12. Diviértete. Acuérdate de las cosas que te hacían feliz de niño. Incorporarlos a tu vida ahora. Encuentra una manera de divertirte con todo lo que haces. Déjate expresar la alegría de vivir. Sonríe. Ríe.

Alégrate, ¡y el universo se alegrará contigo!

Por Louise L. Hay


Neuroemocional.com

Yo Soy Tu Síntoma

¡Hola! Yo tengo muchos nombres: dolor de rodilla, grano, dolor de estómago, reumatismo, asma, mucosidad, gripe, dolor de espalda, ciática, cáncer, depresión, migraña, tos, dolor de garganta, insuficiencia renal, diabetes, hemorroides, y la lista sigue y sigue.

Me he ofrecido como voluntario para el peor trabajo posible: ser el portador de noticias poco gratas para ti. Tú no me comprendes, nadie me comprende. Tú piensas que quiero fastidiarte, echar a perder tus planes de vida, todos piensan que quiero entorpecerles, hacerles daño o limitarles. Y no, eso sería un completo disparate. Yo, el síntoma, simplemente intento hablarte en un lenguaje que comprendas. Que entiendas.

A ver, dime algo, ¿Tú irías a negociar con terroristas, tocando a su puerta con una flor en la mano y una camiseta con el símbolo de “paz” impreso en la espalda? ¿No verdad?. Entonces, por qué no comprendes que yo, el síntoma, no puedo ser “sutil” y “suavecito” cuando debo darte el mensaje. Me golpeas, me odias, con todo el mundo te quejas de mi, de mi presencia en tu cuerpo, pero no te tomas ni un segundo en razonar y tratar de comprender el motivo de mi presencia en tu cuerpo.

Sólo te escucho decirme: “Cállate”, “vete”, “te odio”, “maldita la hora en que apareciste”, y mil frases que me hacen impotente para hacerte comprender. Pero yo debo mantenerme firme y constante, porque debo hacerte entender el mensaje.

¿Qué haces tú?
Me mandas a dormir con medicinas. Me mandas callar con tranquilizantes, me suplicas desaparecer con antiinflamatorios, me quieres borrar con quimioterapias. Intentas días con día, taparme, sellarme, callarme. Y me sorprende ver que a veces, hasta prefieres consultar brujas y adivinos para que de forma “mágica” yo me vaya de tu cuerpo.

Y yo, cuando mi única intención es darte un mensaje, soy totalmente ignorado.
Imagínate que soy esa alarma con sirena en el Titanic, esa que intenta de mil formas decirte que de frente hay un Iceberg con el que vas chocar y hundirte. Sueno y sueno por horas, por días, por semanas, por meses, por años, intentando salvar tu vida, y tú te quejas porque no te dejo dormir, porque no te dejo caminar, porque no te dejo trabajar, pero sigues sin escucharme…

¿Vas comprendiendo?
Para ti, yo el síntoma, soy “La Enfermedad”
Qué cosa más absurda. No confundas las cosas.
Y vas al médico, y pagas por docenas de consultas médicas.
Gastas dinero que no tienes en medicamento tras medicamento. Y sólo para callarme.
Yo no soy la enfermedad, soy el síntoma.
¿Por qué me callas, cuando soy la única alarma que está intentando salvarte?
La enfermedad, “eres tú”, “es tu estilo de vida”, “son tus emociones contenidas”, eso sí es la enfermedad.

Y ningún médico aquí en el planeta tierra, sabe cómo combatir enfermedades. Lo único que hacen es combatirme, combatir el síntoma. Callarme, silenciarme, desaparecerme. Ponerme un maquillaje invisible para que tú no me veas.

Y sí, está bien si ahora que lees esto, te sientes un poco molesto sí. Esto debe ser algo como un “golpazo a tu inteligencia”. Está bien si por ahora te sientes un poco molesto o frustrado. Pero yo puedo manejar tus procesos bastante bien y los entiendo. De hecho, es parte de mi trabajo, no te preocupes. La buena noticia es que depende de ti no necesitarme más. Depende totalmente de ti, analizar lo que trato de decirte, lo que trato de prevenir.

Cuando yo, “el síntoma”, aparezco en tu vida, no es para saludarte, no. Es para avisarte que una emoción que contuviste dentro de tu cuerpo, debe ser analizada y resuelta para no enfermarte. Deberías darte la oportunidad de preguntarte a ti mismo: ¿por qué apareció este síntoma en mi vida?, ¿qué querrá decirme? ¿Por qué está apareciendo este síntoma ahora? ¿Qué debo cambiar en mí para ya no necesitar de este síntoma?

Si dejas este trabajo de investigación, sólo a tu mente, la respuesta no te llevará más allá de lo que has hecho años atrás.Debes consultar también con tu inconsciente, con tu corazón, con tus emociones.

Por favor, cuando yo aparezca en tu cuerpo, antes de correr al doctor para que me duerma, analiza lo que trato de decirte, de verdad que por una vez en la vida, me gustaría ser reconocido por mi trabajo, por mi excelente trabajo. Y entre más rápido hagas conciencia del por qué de mi aparición en tu cuerpo, más rápido me iré.

Poco a poco descubrirás, que entre mejor investigador seas, menos veces vendré a visitarte. Y te aseguro que llegará el día en que no me vuelvas a ver ni a sentir. Al mismo tiempo que logres ese equilibrio y perfección como “analizador” de tu vida, tus emociones, tus reacciones, tu coherencia, te garantizo que jamás volverás a consultar a un médico ni a comprar medicinas.

Por favor, déjame sin trabajo. O ¿piensas de verdad que yo disfruto lo que hago? Te invito a que reflexiones, cada que me veas aparecer, el motivo de mi visita. Te invito, a que dejes de presumirme con tus amigos y familia como si yo fuera un trofeo.

Estoy harto de que digas: “Ay pues yo sigo con mi diabetes, ya ves que soy diabético”.”Ay pues ya no aguanto el dolor en mis rodillas, ya no puedo caminar”.”Siempre yo con mis migrañas”.Me presumes como si yo fuera un tesoro del cual no piensas desprenderte jamás.

Mi trabajo es vergonzoso. Y te debería dar vergüenza presumirme ante los demás. Cada que me presumes, realmente estás diciendo: “Miren que débil soy, no soy capaz de analizar ni comprender mi propio cuerpo y mis propias emociones, no vivo en coherencia, ¡mírenme, mírenme!”

Por favor, haz conciencia, reflexiona y actúa. Entre más pronto lo hagas, más rápido me iré de tu vida.

Si dejas el trabajo sólo a tu mente, la respuesta no te llevará más allá de lo que lo ha hecho años atrás. Sin embargo, si preguntas a tu subconsciente, a tu corazón, obtendrás respuestas muy claras que verdaderamente te ayudarán a continuar adelante.

ATTE: El Síntoma

Extracto del libro "Un Curso de Sanación”


Neuroemocional.com

LA SAL EN EL DORMITORIO MEJORA LA SALUD

La mayoría de las personas sabe que la sal puede dañar nuestra salud, a menos que se consuma con moderación. Pero ¿sabías que podemos aprovechar los saludables beneficios de la sal usando una lámpara de sal?

Esto se debe al hecho de que todo lo que hay en nuestro medio ambiente desprende iones positivos y negativos. Los iones positivos provienen de los aparatos tecnológicos, como los teléfonos celulares, los ordenadores y los televisores.

La naturaleza no produce estas cantidades de iones positivos, así que el cuerpo humano no está acostumbrado, lo que puede generar problemas de salud. Cuando nuestros cuerpos están expuestos a iones positivos durante mucho tiempo, pueden provocar trastornos de ansiedad, molestias físicas y ataques de pánico.

Es conveniente saber administrar el tiempo con los aparatos tecnológicos, aunque en la vida real mucha gente no puede o no quiere. Además, existe una alternativa simple y asequible: una lámpara de sal.. Muchas personas destacan las ventajas que han experimentado gracias a estos objetos. Incorporar algunas de estas curiosas lámparas en tu vida diaria puede ayudar a reducir el estrés y a mejorar tu salud.

Beneficios de poner sal en el dormitorio

1. Purifican el aire

Los fabricantes de lámparas de sal aseguran que estos objetos emiten altas concentraciones de iones cargados negativamente, capaces de matar la batería. Esto significa que pueden eliminar toxinas y purificar el oxígeno para hacerlo más respirable.

2. Combaten enfermedades

La contaminación eléctrica que nos rodea todos los días es una carga muy pesada para nuestro sistema inmunológico, ya que incrementa la presión sanguínea. Además, un número considerable de estudios sugieren que esto podría causar varios tipos de cáncer. Supuestamente, las lámparas de sal contrarrestan esta peligrosa radiación. Incluso algunas personas aseguran que las lámparas de sal las ayudaron a curar sus dolores de cabeza crónicos.

3. Contrarrestan los iones con carga positiva

Como ya mencionamos, estamos bombardeados de iones cargados positivamente todos los días. Las lámparas de sal podrían neutralizarlos, ya que aparentemente emiten radiaciones “buenas”, lo que a su vez podría disminuir los efectos negativos de los iones positivos.

4. Te ayudan a sentirte más sano y equilibrado

Además de la posibilidad de eliminar las bacterias y los iones cargados positivamente, las lámparas de sal contienen 84 minerales diferentes que pueden aumentar tu sensación de bienestar: ¡simplemente, te sentirás mejor por dentro y por fuera!.

5. Te dan energía

Los iones cargados negativamente no solo mejoran tu salud; también favorecen el riego sanguíneo del cerebro. Esto te hace sentir más despierto y te ayuda a concentrarte; por lo tanto, aumenta tu capacidad de reacción. Y una mente sana tiene un efecto positivo sobre el organismo, lo que te hace la vida más agradable en todo momento.

6. Te ayudan a dormir mejor

Si colocas una lámpara de sal en tu dormitorio, sus minerales e iones cargados negativamente, te ayudarán a quedarte dormido más rápido y a tener un sueño profundo y reparador. Después de usarla regularmente, ¡comprueba si tienes más energía durante el día! Cualquiera que haya tenido la suerte de escapar a la febril actividad de la tecnología de la vida moderna por unos cuantos días conoce la relajante sensación; es probable que a partir de ahora puedas disfrutarla en casa todos los días.

Vale la pena probar cualquier truco para reducir el estrés de nuestras vidas. ¡Finalmente, todos queremos sentirnos más equilibrados, con más energía y muy saludables!

Neuroemocional.com

LAS 4 LEYES DEL DESAPEGO PARA LA LIBERACIÓN EMOCIONAL

Es posible que la palabra “desapego” te cause cierta sensación de frialdad e incluso de egoísmo emocional. Nada más lejos de la realidad. La palabra desapego, entendida dentro del contexto del crecimiento personal, supone un gran valor interior que todos deberíamos aprender a desarrollar.
Practicar el desapego no significa en absoluto desprendernos de todo aquello que nos es importante, rompiendo vínculos afectivos o relaciones personales con quienes forman parte de nuestro circulo personal.

La liberación emocional es darnos la opción de vivir con más honestidad de acuerdo a nuestras necesidades, ofreciéndonos a su vez la opción a crecer, de avanzar con conocimiento de causa. Sin dañar a nadie, sin que nadie nos ponga tampoco su cerco camuflado con las cadenas del amor pasional, filial o incluso materno.

Aprendamos, pues, a poner en práctica estas sencillas leyes sobre el desapego

Primera Ley: Eres responsable de ti mismo

Nadie va a retirar cada piedra que te encuentres en tu camino, al igual que nadie va a respirar por ti ni se va a ofrecer como voluntario para cargar tus penas o sentir tus dolores.Tú mismo eres artífice de tu propia existencia y de cada paso que das.

Así pues, la primera ley que debes tener en cuenta para practicar el desapego, es tomar conciencia de que eres pleno responsable de ti mismo.

  • No pongas en el bolsillo de los demás tu propia felicidad. No concibas la idea de que para ser feliz en esta vida, es esencial encontrar una pareja que te ame, o tener siempre el reconocimiento de tu familia.
  • Si el barómetro de tu satisfacción y felicidad está en lo que los demás te aportan, no conseguirás más que sufrimiento. ¿La razón? Pocas veces lograrán cubrir todas tus necesidades.
  • Cultiva tu propia felicidad, siéntete responsable, maduro, toma conciencia de tus decisiones y de sus consecuencias, elige por ti mismo y no dejes nunca que tu bienestar, dependa siempre de corazones ajenos.

Segunda ley:  Vive el presente, acepta, asume la realidad

En esta vida, nada es eterno, nada permanece, todo fluye y retoma su camino tejiendo ese orden natural que tanto nos cuesta asumir a veces. Las personas estamos casi siempre centradas en todo aquello que ocurrió en el pasado y que, de algún modo, se convierte ahora en una dura carga que altera nuestro presente.

Esas desavenencias familiares, ese trauma, esa pérdida, ese fracaso sentimental o esa frustración no superada. Todo ello son anclas que nos aferran, que ponen cadenas en nuestros pies y anzuelos en nuestra alma.

Acepta, asume y aunque te cueste, aprende a perdonar. Te hará sentir más liberado y te ayudará a centrarte en lo que de verdad importa, el “aquí y ahora“, este presente donde tienes tu verdadera oportunidad. ¿A qué esperas?

Tercera ley: Promueve tu libertad y permite ser libres también a los demás

No obstante, ello no impide que podamos establecer vínculos afectivos con otras personas, porque también ello forma parte de nuestro crecimiento personal. Saber amar y saber recibir amor.

No obstante, el desapego implica que nunca debes hacerte responsable de la vida de los otros, al igual que los demás, no deben tampoco imponerte sus principios, sus ataduras o cadenas personales para aferrarte a ellos. Es aquí donde empieza el auténtico problema y los sufrimientos.

Los apegos intensos nunca son saludables, pensemos por ejemplo en esos padres obsesivos que se exceden en la protección de sus hijos y que les impiden poder madurar, poder avanzar con seguridad para explorar el mundo.

La necesidad de “despegarse” es vital en estos casos, ahí donde cada uno debe salir de los límites de la certidumbre para aprender de lo imprevisto, de lo desconocido.

Cuarta ley: Asume que las pérdidas van a sucederse tarde o temprano

Volvemos de nuevo a la misma idea: aceptar que, en esta vida, nada puede contenerse eternamente. La vida, las relaciones, e incluso las cosas materiales, terminan desvaneciéndose como el humo que se escapa de una ventana abierta o el agua fresca que resbala por nuestros dedos.

Las personas se irán, los niños crecerán, algunos amigos dejarán de serlo y algunos amores se irán del calor de tu mano. Todo ello forma parte del desapego, y como tal, hemos de aprender a asumirlo para afrontarlo con mayor integridad. Con mayor fuerza. Pero lo que nunca va a cambiar, es tu capacidad de querer. Y debes empezar siempre por ti mismo.

-Valeria Sabater-

Neuroemocional.com

Consejos para Aprender a Decir que NO

Esa pequeña palabrita pero tan difícil de pronunciar. Muchas personas sufren enormes cantidades de estrés y ansiedad por culpa de decir que SI a todo menos a sí mismos. Temen parecer egoístas si dicen NO o que perderán el tren de la oportunidad.

Y puede que tengan razón en ese ultimo caso, pero sencillamente hay otras ocasiones y contextos en los que no haber dicho NO se puede volver una tortura. Decir NO es una habilidad que muchas personas de éxito han reconocido.

¿Qué induce a la gente a decir que sí?

  • Halago: La gente que quiere que les des un sí intentará convencerte para que aceptes su petición mediante halagos. Los halagos no son malos en sí, pero debes saber ver cuándo estos halagos son interesados y cuándo no.
  • Presión: En muchas ocasiones dices que sí porque te sientes presionado por compañeros de trabajos, amigos o familiares. No es fácil decir que no ante una intimidación. Por eso es tan importante ser asertivo y guardar la calma sin precipitarte en la decisión que tomes y, sobre todo, que esta decisión sea una decisión tomada libremente.
  • Queja: La queja es un recurso muy utilizado por las personas para que accedas a decir que sí a sus peticiones. Ten cuidado cuando, después de una queja, la persona te pide que hagas algo por ella. Hay que ser consciente de la queja y de su sinceridad y gravedad. Una buena manera de lidiar con la queja de alguien es ser empático, es decir, escuchar al otro sin necesidad de darle una respuesta.
  • Culpa: Seguramente el sentimiento de culpa es una de las razones más potentes por las que la gente dice sí cuando quería decir que no.

¿Por qué es tan difícil decir que no?

Lo cierto es que no existe una única respuesta. Aquí van cuatro posibles razones:

  • Necesidad de aprobación.
  • Sentimiento de culpa.
  • Miedo al rechazo
  • Miedo a las críticas

Estas cuatro razones seguramente sean las cuatro razones más poderosas por las que a la gente le cuesta tanto decir que no. Pero saber decir que no es necesario para forjar también tu propia identidad frente a los demás. Para construir esta fuerte identidad que te permitirá decir que no en determinadas situaciones, aquí tienes algunas pautas que te serán de utilidad y que puedes llevar a la práctica en el momento en que debas tomar una decisión.

sayno

Tú tienes derecho a decir que “No”, porque tienes tus propias prioridades y necesidades, como el resto de las personas. Cuando dices “No”, estas estableciendo tus límites, tus valores, tu tiempo y tu espacio.

10 Consejos para aprender a decir que NO sin sentirse culpable

1. Tómate tu tiempo.

Muchas veces aceptas una invitación o un trabajo suplementario porque das tu respuesta inmediatamente. ¿Porque responder enseguida? Solicita un tiempo de reflexión antes de dar tu respuesta.

2. Se empático, no simpático.

No hay que confundir la empatía con la simpatía. Mientras que la empatía se centra en escuchar al otro, la simpatía tiende a responder al otro. Y con frecuencia esa respuesta tiende a ser que sí porque al querer ser simpáticos lo que se tiende es que obtener la aprobación del otro.

3. Acepta que no puedes con todo.

Si no eres capaz de decir que no, puede que llegue un punto en que acabes viviendo la vida que han elegido los demás en lugar de la tuya. Lo que sucede es que decir que sí a todo provoca que tu vida pase a un segundo plano, es decir, dediques buena parte de tu tiempo a satisfacer los deseos y las necesidades de los demás poniéndote a ti en segundo lugar. De lo que se trata es de establecer prioridades y ser consciente de que la ayuda que quieras dar sea una decisión propia y tomada libremente. Se puede ser solidario y cooperador sin necesidad necesidad de decir que sí a todo el mundo.

4. Sé rotundo sin ser agresivo.

Tan importante es decir que no como la manera en que dices que no. De lo que se trata es de decir que no de una forma clara, calmada y nada agresiva. Hay que decir no una vez y solamente no.

5. Evita usar la expresión “es que” después de un no.

Es importante que seas breve a la hora de responder que no a una petición. Para decir que no basta con un simple no. Me explico. En ocasiones, al sentirte culpable por decir que no, después de decir no a una petición introduces la expresión “es qué”. Por ejemplo: No, es que no tengo tiempo. Cuando introduces la expresión “es que” lo único que haces es mostrar inseguridad y tu “no” pierde toda la fuerza que tenía al principio.

6. Entrena el no.

Si sabes de antemano que te cuesta decir que no, entonces es necesario que practiques por tu cuenta y te entrenes para decir no a las personas, basta con que te pongas frente a un espejo y repitas frases como: “Lo siento pero no podré hacerlo”, “Desgraciadamente me resultará imposible”. De lo que se trata es de que visualices posibles situaciones en las que sabes que la gente te preguntará algo que sabes que la respuesta debe ser no.

7. No tengas miedo.

Una decisión nunca debería tener ningún tipo de coacción. Pero bien sabes que la coacción, directa o indirecta, está presente en muchas de las peticiones que te hacen. La gente acostumbra decir que sí porque tiene miedo a perder su trabajo, a perder amigos, a perder el favoritismo de un padre o una madre frente a sus hermanos. Decir que sí por miedo es ir perdiendo paulatinamente tu autoconfianza y tu autoestima. Saber decir que no es, de alguna forma, aprender a renunciar a algo y esa renuncia siempre irá acompañada de incertidumbre, una incertidumbre que debes evitar que se transforme en miedo.

8. Mantén un lenguaje corporal firme.

No sólo hay que saber decir que no de palabra. También es importante saber decir que no con tu lenguaje corporal. ¿Cómo hacerlo?

  • Mira a los ojos de la persona a la que le dices que no.
  • Mantén los brazos y las manos firmes.
  • No juegues con pendientes, collares, relojes, pulseras.
  • No cruces tus brazos sobre el pecho.

9. Discúlpate sólo lo necesario.

No es malo disculparte tras decir que no, pero esta disculpa debe estar proporciona a la negativa que acabas de dar. Se puede dar una disculpa sin dejar de ser asertivo. De lo que se trata es de que la disculpa no sea desmesurada porque esto lo que hace es debilitar el no que has dado. Aquí van algunos ejemplos de disculpas moderadas.

  • Lamentablemente la respuesta es no.
  • Siento tener que decir que no a tu propuesta.

10. Procura que el “no” sea un “no” cerrado, sin opciones.

Si ya es difícil decir que No una vez a alguien, imagínate tener que decirlo varias veces. Esto sucede cuando el “no” que das es un “no” abierto, es decir, un “no” que deja una puerta abierta a un posible sí más adelante. Pueden darse casos en que un “no” abierto sea necesario y quiero dejar claro que no es algo que se vea como negativo. Lo que quiero darte a entender es que cuando la decisión de tu “no” es firme, debe ser una opción cerrada para ti y para quien recibe tu “no”. Aquí te dejo algunas respuestas que dejan un no abierto.

Creo que no. Me parece que no. Seguramente no. De momento no. No, pero…

La mitad de los problemas vienen de decir SI demasiado pronto, y la otra mitad vienen de decir NO demasiado tarde.


Saber decir que no. A modo de conclusión.

Saber decir que no sin que te sientas culpable es una forma inmejorable de reafirmar tu propio yo y tu autoestima. Diciendo que no al otro estás demostrando que tienes personalidad y criterio. Y todo ello sin sentirte culpable por la decisión que has tomado.

Fuente: justificaturespuesta.com

Neuroemocional.com

CÓMO REESCRIBIR LA HISTORIA DE TU VIDA

Todos tienen una historia. Tu historia está compuesta de varios capítulos que se desarrollan en el transcurso de tu vida. Esos capítulos van de la felicidad a la tristeza, de lo traumático a lo transformativo, y todo aquello entre ambos. Tus historias son lo que te hace quien piensas que eres y lo que determina cómo te perciben los demás en este mundo.

Te cuentas tu historia de manera habitual. Todo el tiempo narras tu historia mentalmente y otras veces la cuentas a los demás. Cada conversación que tienes es, en cierta forma, un reflejo de una experiencia pasada. Tu diálogo interno está lleno de memorias de lo que ha ocurrido antes, y tú te alejas o te acercas de la recreación de otra versión de esa experiencia con casi cada pensamiento que tienes, cada palabra que dices, y cada acción que llevas a cabo.

Somos la suma total de nuestras experiencias. Esas experiencias, ya sean positivas o negativas, nos hacen quienes somos, en todo momento de nuestras vidas. Y, al igual que un río que fluye, esas mismas experiencias, y aquellas que están por venir, continúan teniendo influencia y dando forma a la persona que somos, y en la que nos convertiremos. Ninguno de nosotros es la misma persona de ayer, ni la que seremos mañana. — B.J. Neblett

Cómo creas tus historias

Todo lo que experimentas pasa primero por la percepción de tus sentidos —gusto, tacto, vista, oído, u olfato— y genera un tipo de sentimiento. Posteriormente, el sentimiento da lugar a un pensamiento, que después identificas como una emoción, con la que etiquetas la experiencia como buena o mala, correcta o incorrecta, feliz o triste. En cierto sentido, las emociones son pensamientos que asocias con sentimientos o sensaciones físicas. En este momento comienzas a darle un significado a tus experiencias de vida: “Mis padres me dieron en adopción, así que eso quiere decir debe haber algo malo conmigo”.

Los distintos significados que le das a cada experiencia se convierten en los hilos que tejen cada capítulo de tu vida para crear el tapiz de tu historia. Cuando interpretas tus experiencias de vida como negativas o como algo que te resta poder, conformas creencias limitantes de ti mismo. Estas creencias limitantes pueden sonar de esta manera:

  • “No soy suficientemente bueno”
  • “Nunca podré hacer eso”
  • “Soy un tonto”
  • “Nunca tendré suficiente”
  • “No merezco ser feliz”

Como resultado de estas creencias limitantes, el miedo, el dolor, y el sufrimiento se colocan en el primer plano de tu conciencia; e intencionalmente tratas de evitar a todos o a todo aquello que te hace volver a vivir aquellas experiencias.

El circuito negativo

¿Puedes recordar la última vez que escuchaste la voz del miedo y te privaste de la capacidad de dirigirte con decisión hacia tu visión o meta? ¿Alguna vez te has quejado con un amigo o compañero de trabajo y has acabado en una espiral negativa mientras hacías mención de todo aquello que pensabas que no estaba bien con otra persona o con tu situación?

Estos comportamientos de autosabotaje son, en parte, un intento de protegerte inconscientemente de otra experiencia que refuerce la historia de por qué no puedes ser, hacer, o tener lo que quieres en la vida. Estos motivadores inconscientes son lo que llamamos emociones no resueltas, que se han reprimido de experiencias anteriores, y son los que crean decisiones limitantes inconscientes que te mantienen atrapado en la misma vieja historia, mes tras mes, año tras año.

Cómo reescribir tu historia

La buena noticia es que eres el autor de tu propia historia. Eres el único que recorre tu camino y se abre paso en él. Eres quien escribe la historia y tiene la capacidad de cambiar la narración en todo momento. ¿Pero por dónde comenzar cuando tienes toda una vida de memorias grabadas y emociones reprimidas que motivan cada uno de tus pensamientos, palabras, y acciones?

Existen dos tipos de interpretaciones, aquellas que te empoderan y aquellas que te quitan fuerza. Por ejemplo, sé de dos hermanas de las que su padre abusaba. Una de las hermanas acabó consumiendo drogas, abandonó la escuela, se quedó sin hogar, y fue de una relación de abuso a otra. La otra hermana fue a la universidad, y tenía una carrera exitosa, y una pareja que la valoraba. A ambas chicas les hicieron una entrevista en la televisión nacional, y cuando les preguntaron “¿Cómo fue que llegaste a dónde estás hoy?” su respuesta fue la misma: “Después de todo lo que pasé, todo lo que soporté, ¿cómo podría haber sido algo distinto?”

Piensa en tu futuro de manera positiva

La moraleja de esta historia es que siempre puedes decidir cómo interpretas los acontecimientos, circunstancias, e interacciones con los demás. Puedes elegir concentrarte en lo negativo al buscar todo aquello que está mal, lo que te conduce a mayor dolor y sufrimiento, o puedes elegir ver lo que está bien (encontrar los regalos o las oportunidades), lo que te lleva a un mayor potencial, y más dicha, felicidad y plenitud.

Reescribir tu historia requiere que observes con honestidad cuando culpaste a otras personas o circunstancias por los giros que dio tu vida. ¿Te sientes resentido por un ascenso que no obtuviste en el trabajo? ¿Sigues amargado por esa relación que no funcionó? Si crees que estás albergando resentimientos, pregúntate lo que aprendiste de esa persona o situación. Piensa en la historia de manera positiva. Piensa en qué regalos se manifestaron en tu vida como resultado de no haber satisfecho tus necesidades o conseguido lo que querías en aquella ocasión.

A medida que te acostumbres a encontrar las oportunidades en cada desafío, comenzarás a ver las nuevas experiencias con una nueva luz, y comenzarás a reescribir tu historia. A todo el mundo le han negado algo que quería en un momento o en otro, sólo para darse cuenta de en realidad lo tenían todo. De haber tenido aquello que pensabas que necesitabas en aquel momento, no tendrías los regalos que tienes hoy.

Por: Trista Thorp Educadora Principal en The Chopra Center.

Neuroemocional.com

La Geometría del Entorno Cambia la Geometría del Cerebro

El año pasado, el Premio Nobel de Medicina recayó sobre tres investigadores, por descubrir el sistema de ‘GPS cerebral’, que nos permite orientarnos. Ahora, una nueva investigación ha revelado que los patrones que conforman las células nerviosas que componen este GPS no son estables, sino que se alinean con la geometría de los entornos. El hallazgo implica que nuestros cerebros percibirían las distancias de manera distinta, según qué contexto.

En 1971, el científico británico-estadounidense John O´Keefe descubrió el primer componente del sistema cerebral que nos permite ubicarnos y orientarnos: un tipo de célula nerviosa presente en un área cerebral llamada hipocampo.

En 2005, el matrimonio de científicos noruegos compuesto por May Britt y Edvard I. Moser remataron el hallazgo al encontrar unas células de red o “células grid” que permiten que el cerebro genere mapas del espacio y que podamos orientarnos en cualquier entorno. O’Keefe, Britt y Moser fueron galardonados por estos hallazgos con el Premio Nobel de Medicina 2014.

Ahora, una nueva investigación sobre el GPS cerebral revela una cuestión sorprendente: los patrones creados por las células grid, que nos orientan en el espacio, se ven influenciados por la forma del entorno. Es decir, que podrían no ser una medida universal, sino que dependan del exterior.  El descubrimiento ha sido realizado por científicos del University College London; y aparece explicado en un comunicado de Eurekalert! y en la revista Nature.

Sincronización con el entorno

En términos generales, y tal y como descubrieron Britt y Moser en 2005, las células de red generan un sistema coordinado que permite un posicionamiento preciso y el hallazgo del camino. Se trata de un ‘mapa cerebral interno’ de cada entorno local. Lo hacen emitiendo señales, de manera periódica.

Hasta ahora, se pensaba que dicho mapa estaba compuesto por patrones hexagonales uniformemente espaciados (patrones de red), a través de los cuales las distancias podían medirse.  La nueva investigación, sin embargo, desafía esta teoría, al demostrar que dichos patrones no son siempre iguales. De hecho, se alinean con la geometría de los entornos, cambiando las distancias entre las regiones ‘uniformemente espaciadas’ antes mencionadas.

Julija Krupic, directora del estudio, explica que el patrón formado por las células de red no es, por tanto, una regla de medición de las distancias para nuestro cerebro, sino que “se flexiona y se estira en función de la geometría de nuestro entorno exterior”. “Los patrones de red cambien notablemente entre entornos de formas distintas, e incluso dentro del mismo entorno”, asegura Krupic.

El Impacto de la Geometría

La comprobación de este punto se hizo con 41 ratas. Los patrones de red de la corteza entorrinal de estos animales fueron analizados, mientras las ratas buscaban alimento en entornos circulares, cuadrados o trapezoidales. La corteza entorrinal está en el lóbulo temporal medio, y juega un papel clave en las memorias espaciales y en la orientación.

Se descubrió así que, al meter a las ratas en un entorno con forma trapezoidal, los patrones de red hexagonales que conformaban las células grid de dicha región de sus cerebros se rompían, para alinearse con la forma de las paredes del contexto. Más concretamente, se constató que los patrones se alineaban con el ángulo de 8.8° de las paredes.

El equipo investigó entonces si los cambios habían sido causados por estímulos externos, como puntos de referencia visuales, texturas y olores o alteraciones en la velocidad o el movimiento direccional de las ratas. Descubrieron que la principal influencia había sido el impacto de la geometría del contexto.

Percibir según el contexto

Según otro de los autores del hallazgo, Marius Bauza. “Nos quedamos sorprendidos al ver hasta qué punto las fronteras de los entornos cambian permanentemente los patrones de red, y hasta qué punto la actividad de las células grid es local”.

Ahora, los investigadores planean usar esta nueva información para perfeccionar los modelos matemáticos que habían desarrollado para tratar de comprender el comportamiento de estas células y cómo se forman los patrones de red.

“Sabemos que otras células implicadas en el GPS del cerebro, como las células de lugar o de posición (place cells) o las células de límite (boundary cells) se ven afectadas por la geometría del entorno, y ahora hemos visto lo mismo en las células de red. Podría ser que los patrones de red no sean utilizados por el cerebro como guía y estén haciendo algo diferente”.

Y es que, aunque sí que se usen para medir distancias, su distorsión en entornos con una geometría polarizada arroja la interesante idea de que “nuestros cerebros puedan percibir las distancias de manera distinta en este tipo de contextos”, concluye Bauza.

El siguiente paso que dará el grupo de la UCL será tratar de averiguar por qué los patrones de red cambian según el entorno y lo que esto significa para las células grid, gracias a las cuales nos orientamos y formamos las memorias espaciales.

por: Marta Lorenzo - Tendencias21

Neuroemocional.com

EFECTOS DE LAS EMOCIONES Y PENSAMIENTOS NEGATIVOS

¿Es posible que las emociones desencadenen molestias físicas? La tristeza, por ejemplo, nos produce cansancio. Según el tipo de sentimiento que nos invada repercutirá en una zona de nuestro cuerpo ¿Alguna vez te has puesto a pensar cómo influyen los pensamientos en tu salud y en tu cuerpo? Son pocas las veces que la mayoría de personas nos ponemos a pensar cuán impactantes pueden ser los pensamientos para nuestro cuerpo y nuestra salud.

En ocasiones nos dejamos llevar por el estrés, la tensión, la angustia, el desespero, la prisa y muchos otros sentimientos negativos que, sin pensarlo, nos pueden afectar tanto emocional como físicamente, desmejorando nuestra calidad de vida.Todos deberíamos tener claro que la conexión cuerpo-mente es mucho más fuerte de lo que pensamos, pues nuestros pensamientos y emociones pueden ser determinantes a la hora de estimular la producción de ciertas sustancias que pueden influir en nuestra salud física y emocional.

Por ejemplo, la serotonina y la dopamina son dos sustancias que nuestro cerebro libera cuando tenemos un estado de felicidad o euforia. Algo así ocurre con las emociones negativas, pero en lugar de hacerle bien a nuestro cuerpo, le puede generar dolor y muchas otras molestias que impiden sentirse saludable.

Nuestro cerebro tiene la capacidad de almacenar información importante y determinante para el comportamiento y su relación con nuestro cuerpo. Varios expertos coinciden al pensar que todos tenemos la capacidad de definir lo bueno y lo malo de cada situación, siendo nosotros mismos los responsables de otorgarle una connotación negativa o positiva a cada uno de los momentos por los que tenemos que atravesar día a día.

El efecto sobre nuestro cuerpo

Nuestro ser emocional puede derivar en algunas molestias físicas que nos pueden indicar que estamos atravesando por un momento difícil en el que las emociones y pensamientos negativos nos tienen invadidos. Por ejemplo, sentir dolor en el cuello constantemente nos podría estar indicando que tenemos la incapacidad para ver desde diferentes perspectivas.

Una sensación de dolor inexplicable en las caderas nos puede estar indicando que el miedo nos tiene invadidos, posiblemente por no sentirnos con capacidad de tomar decisiones importantes.

El dolor en la espalda alta está relacionado con el dolor del desamor; el dolor de la espalda media se relaciona con la incapacidad para soltar el pasado; y el dolor en la espalda baja está relacionado con el estrés financiero. Una sensación de dolor en las rodillas puede indicarnos miedo, orgullo y falta de dominio sobre el ego.

Cuando estamos atravesando un momento o situación que nos produce ira, en nuestro cuerpo ocurre un efecto bioquímico que nos hace aumentar los niveles de adrenalina y reviviremos las sensaciones una y muchas veces.

Las sensaciones de tristeza influyen mucho en nuestras energías y motivación para enfrentarnos a nuestro día a día. La tristeza nos puede producir fatiga, exceso de cansancio y una bajada importante de energías.

¿Cómo combatir los pensamientos y emociones negativas día a día?

Sí como tenemos momentos buenos y llenos de felicidad, parte de vivir también es pasar por momentos difíciles, que ponen a prueba nuestra fortaleza y nuestra capacidad para controlar nuestras emociones. Para hacer frente a los pensamientos y emociones negativas que nos pueden invadir en cualquier momento de nuestra vida, es muy importante aprender a tener un pensamiento positivo de cada experiencia, por difícil o insuperable que parezca.

Todos los días al levantarnos es muy importante programar cuerpo y mente para asumir el reto de ese nuevo día y esa oportunidad que tenemos para estar bien y vivir felices. Nuestra mente tiene un poder impresionante y puede llevar a cabo todas aquellas cosas que le indiquemos con mucha seguridad. Teniendo en cuenta esto, es importante aplicarnos buenas dosis de positivismo y tratar de verle el lado bueno a las cosas, aunque sea una experiencia relativamente difícil de superar.

Cuando los pensamientos y emociones negativas traten de apoderarse de nuestra vida y de nuestra salud, es muy importante tomarse unos minutos para reflexionar y meditar si en verdad vale la pena gastar nuestras energías en ese pensamiento. Lo más probable es que después de hacer este ejercicio, en lugar de lamentarte y dejarte dominar por esas emociones, quieras darle un cambio a tu vida y buscar soluciones para que esa negatividad no te afecte y te robe tu calidad de vida.

Está comprobado científicamente que el positivismo y las buenas emociones, como la alegría, la felicidad y la risa, liberan hormonas responsables del fortalecimiento de nuestro sistema inmunológico. Así mismo, se determinó que las emociones negativas pueden actuar de forma contraria y causar un debilitamiento del sistema inmune, haciendo nuestro cuerpo más propenso a contraer diferentes enfermedades.

Ser una persona positiva es cuestión de decisión, buenos pensamientos y buenas emociones. Vale la pena aplicarnos buenas dosis de positivismo, pues esto mejorará nuestra salud emocional y física en muchas maneras.

Neuroemocional.com

7 Consejos para Liberarse del Estrés

Si sientes que el estrés está afectando tu salud física y bienestar emocional, no estás solo. Aunque la mayoría de consultas médicas se deban a problemas y aflicciones relacionados con el estrés, no debes estresarte por eso, existen sencillas prácticas que puedes incorporar a tu vida diaria para sentirte menos estresado, tranquilo, centrado y feliz.

Si sientes que el estrés está afectando tu salud física y bienestar emocional, no estás solo. Se calcula que entre el 75 y el 90 por ciento de todas las visitas al médico se deben a problemas y aflicciones relacionados con el estrés, y eso es justo lo que veo en mi consulta médica. Pero no dejes que esta información aumente tus niveles de estrés, ya que existen sencillas prácticas que puedes incorporar a tu vida diaria para sentirte menos estresado, tranquilo, centrado y feliz.

Meditación

La meditación es un poderoso antídoto contra el estrés. En la quietud interna de la meditación, el cuerpo disminuye su producción de las llamadas hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina, mientras que aumentan los neurotransmisores asociados con la calma y el bienestar, como la dopamina, la serotonina, y la oxitocina. Una práctica de meditación regular es una de las más poderosas herramientas para mejorar la salud en general.

Estudios recientes confirman que incluso con una sola meditación puedes “encender” o desinhibir los genes asociados con el bienestar absoluto, y “apagar” o inhibir los genes que están relacionados con los malestares y las enfermedades. Además de los beneficios físicos para la salud, los meditadores regulares experimentan más felicidad, menos ansiedad, y mayores sentimientos de conexión y propósito.

La práctica de meditación ideal es de 20 a 30 minutos en la mañana y 20 a 30 minutos nuevamente por la tarde; no obstante, meditar durante 10 minutos diariamente hará una enorme diferencia en tu vida y niveles de estrés.

Respiración

Muchas tradiciones de sanación milenarias incorporan la respiración profunda a la rutina diaria para cultivar la calma y el equilibrio. Estudios demuestran que la respiración profunda puede ayudar a eliminar el estrés de inmediato o la respuesta de “lucha o huida”, y activar la respuesta de relajación. Con la respiración profunda, el cuerpo y la mente se desaceleran y de inmediato sientes que el estrés se disipa. De hecho, con ayuda de las herramientas de bioretroalimentación moderna en realidad puedes ver una mejora en la variabilidad de la frecuencia cardíaca (un signo de la reducción del estrés) después de segundos de respirar profundamente.

Cierra los ojos y respira lentamente por la nariz. Tu vientre debe inflarse poco a poco con cada inhalación. Imagina que estás dirigiendo la respiración a todas las áreas de tu cuerpo afectadas por el estrés, o sólo siente la sensación de la respiración en los pulmones. En la parte más intensa de la inhalación, haz una pausa por un momento, y después exhala despacio. Sigue respirando profundamente hasta que te sientas centrado y en calma.

Caminar

El movimiento habitual es una de las mejores formas de disipar la energía del estrés en nuestro cuerpo. Cuando caminas vigorosamente o realizas otras formas de ejercicio, tu cuerpo libera muchos neurotransmisores que te hacen mejorar el humor y tener una mayor sensación de bienestar. Estos neurotransmisores incluyen endorfinas, serotoninas, dopaminas y el ácido gama aminobutírico. Algunas investigaciones sugieren que las mejoras en el estado de ánimo también se deben al aumento en la circulación de sangre en el cerebro.

Comprométete a dar una caminata de 15 minutos después de la comida, o al final del día, y ve qué ocurre con tus niveles de estrés. Por supuesto, cuando puedas dar una caminata más larga, no lo dudes.

Dormir

Un número cada vez mayor de estudios confirma la importancia del sueño regular y reparador para combatir los efectos negativos del estrés y aumentar el bienestar general. Un sueño reparador te da la oportunidad de reparar y restablecer el sistema mente-cuerpo. Cuando duermes bien, tienes una mejor regulación emocional, mayor inmunidad, menos dolor, y un menor riesgo de padecer varias enfermedades crónicas, como enfermedades del corazón y la diabetes. Dormir mal, ya sea por la cantidad o la calidad, conduce a muchos procesos de enfermedades. La falta de un sueño reparador también altera tu neuroquímica y puede hacer que sientas mayor ansiedad, depresión, y dolor.

Una forma importante de mejorar tu sueño es alinear tus horarios de sueño con tus ritmos circadianos, que son los ritmos naturales de actividad física y mental del cuerpo. Estos ritmos coinciden con los ritmos de la naturaleza, lo que significa que cuando sale el sol, tu cuerpo está más despierto y alerto por naturaleza. Cuando se oculta el sol, tu cuerpo se prepara para dormir al aumentar la producción de químicos naturales como la melatonina.

Tu sueño será más reparador y restaurador si estás en cama alrededor de las 10:00 p.m., y te levantas a las 6:00 am. Durante este tiempo de sueño, tu cuerpo puede procesar todos los alimentos, experiencias, y energía del día y “digerirlos”, para que no los lleves contigo el día siguiente. Por supuesto, como a menudo son los sentimientos estresantes los que interfieren con el sueño, usar las demás prácticas mencionadas en este artículo te ayudará a reducir el estrés, y por lo tanto, a mejorar tu sueño.

Reduce la estimulación excesiva

Vives en un mundo con estímulos de sobra, es por ello que algunas veces puedes no darte cuenta de que estás bombardeado con ruido, información, música, luces brillantes, y otras distracciones. Ahora, es difícil disfrutar incluso de un momento de silencio hasta al llenar el tanque de gasolina del automóvil, ya que muchas gasolineras han instalado videos que se encienden de manera automática para transmitir un sonoro comercial cuando introduces tu tarjeta de crédito. El mundo está compitiendo por tu atención, y toda la información que entra a través de tus sentidos requiere procesamiento, que puede hacer que se manifieste el estrés.

Al decidir conscientemente reducir la estimulación innecesaria, puedes detener la sobrecarga sensorial y crear una mayor calma en tu sistema mente-cuerpo. Presta atención a cómo te sientes cuando pasas tiempo expuesto a distintas formas de estimulación. Si descubres que tienes los nervios de punta después de ir de compras a un centro comercial o ver una película violenta, elimina o limita estas experiencias en tu vida.

En lugar de dejarte llevar por tus dispositivos electrónicos, toma medidas para controlar sus interrupciones. Por ejemplo, deshabilita las alertas automáticas de tu correo electrónico y el timbre de tu teléfono, y en lugar de eso, establece tiempos regulares para revisar tus mensajes.

Haz menos y sé más

En esta sociedad que avanza a un ritmo acelerado y a veces maniaco, es fácil concentrarse demasiado en hacer y no lo suficiente en ser. Aun cuando somos “seres” humanos y no “hacientes” la mente del ego a veces se apodera del control y define el éxito y la felicidad en base a nuestros logros. Sin embargo, si miras a tu alrededor, encontrarás que la gente que hace menos y se permite ser más en realidad parece estar menos estresada. Esas personas se ven más tranquilas, en calma, y felices. Si pudiéramos ver en el interior de sus cuerpos, veríamos que tienen menos síntomas de estrés crónico en comparación con sus contrapartes con vidas más ajetreadas, como por ejemplo, menos inflamación, mayor equilibrio hormonal, y menor presión arterial.

Revisa tu lista de pendientes durante el día y elimina uno de los puntos, eligiendo en cambio usar el tiempo para sólo ser. Siéntate tranquilamente y observa las sensaciones en tu cuerpo y después observa la actividad de tu mente sin apegarte a ella. O puedes encontrar un lugar agradable al aire libre y sólo tomar consciencia de todo lo que entre a través de tus sentidos.

¿Qué escuchas, sientes, saboreas y hueles? Después de haber intentado hacer esto durante algunos días o semanas, observa si tus sentimientos de estrés han disminuido. Al comienzo, tal vez sientas algo de resistencia a esta práctica, pero con el transcurso del tiempo, encontrarás que anhelas estas experiencias de sólo ser.

Llevar un diario

Una de las mejores herramientas para reducir el estrés es llevar un diario. Estudios han demostrado que escribir sobre eventos estresantes mejora tu salud física y psicológica. Existen varias teorías sobre por qué escribir un diario ayuda a reducir el estrés. De acuerdo con algunos investigadores, cuando tienes una experiencia que percibes como estresante y entonces la ignoras o “rellenas”—o te obsesionas y piensas en ella— activas la respuesta del estrés en tu cuerpo y mente. En cambio, si escribes sobre las experiencias, puedes procesar lo que ocurrió, conservando sólo lo que te sirve y dejando ir el resto. Escribir un diario con regularidad no requiere mucho tiempo. Al pasar sólo algunos minutos escribiendo el diario, puedes reducir la energía del estrés en tu cuerpo y mejorar tu sueño, que, como ya se dijo, es vital para tu salud.

Aunque estas prácticas podrían parecer muy sencillas como para ser la respuesta a la reducción del estrés, te invito a adoptarlas en tu vida diaria y a experimentar los beneficios por ti mismo. El poco tiempo que inviertas en estas prácticas, que a veces será casi nada, comenzará a transformar tu mente y cuerpo de un estado de estrés a un estado de relajación.

En última instancia, cuando la mente y el cuerpo están en calma, puedes experimentar tu naturaleza espiritual subyacente de felicidad, plenitud, y dicha, y abrirte a tu potencial humano completo.

Sheila Patel, M.D.

Neuroemocional.com

CONFLICTOS EMOCIONALES Y EL DOLOR DE CABEZA

La cabeza es mi centro de comunicación, está vinculada a mi individualidad. Frecuentemente se le llama el “centro de mando”. Por ella pasan todas mis emociones y todas mis comunicaciones, por vía de mis cinco sentidos. Si vivo dificultades o enfermedades de la cabeza, debo preguntarme si vivo un conflicto referente a mis pensamientos y mi vida espiritual o mi crecimiento personal.

Esto se explica por el hecho que la cabeza está constituida por huesos que están hechos de un tejido duro y que simbolizan mi energía espiritual, y que estos huesos rodean el tejido blando y los fluidos, que simbolizan mis energías mentales y emocionales. Si ambos aspectos están en armonía, habrá fusión de mi cuerpo y de mi mente. Sin embargo, si la sangre que está en mi cabeza, no circula bien o si ejerce una presión, esto me indica que tengo dificultad en expresar o recibir el amor y todo sentimiento que me habita (porque la sangre transporta mis sentimientos en todo mi cuerpo).

Dolor de cabeza

La cabeza tiene una relación directa con el Yo soy. Tener un dolor de cabeza (sobre todo en la parte superior de la misma) significa que la persona se la golpea con “yos” desvalorizantes. Hay varias causas a los dolores de cabeza. Por ejemplo, el estrés y la tensión cuando me esfuerzo tanto como pueda “para estar” de cierto modo o de “para hacer” tal cosa.

¿Cuál es el conflicto emocional que se vive?

La persona que tiene dolor de cabeza se acusa de no ser esto o aquello y, sobre todo, de no ser suficientemente inteligente; se exige demasiado. Dice o piensa a menudo o varias de las expresiones siguientes: “Me rompo la cabeza”, “Estoy hasta la coronilla”, “No sé dónde tengo la cabeza”, “Ando de cabeza”, “Soy cabeza dura” o “Tengo la cabeza dura”, “Me doy contra la pared”, “Lo tengo en la cabeza”, “He perdido la cabeza”. Se desprecia en lugar de apreciarse.

Para quien tiene la impresión de que la cabeza va a estallarle, el mensaje es que deje de acumular tantas cosas en ella por miedo al juicio de los demás con respecto a lo que es o no es. Es posible que sea una persona que no se acepta, que se acusa de ser demasiado irreflexiva. También puede ser una persona que tiene miedo de “ir a la cabeza”, es decir, estar al frente, ser la primera, o mostrar la dirección.

Tener un dolor de cabeza, sobre todo en la frente, le indica a esta persona que se esfuerza demasiado por comprender todo. Debe darle tiempo al intelecto para que acumule suficientes datos en su memoria y que su inteligencia pueda hacer una síntesis y comprender.

El dolor de cabeza aparece frecuentemente cuando intento demasiado fuerte de realizar algo o cuando estoy obsesionado por esto que viene e inquieto por lo que me espera en el futuro. Vivo en este momento mucha ansiedad y preocupación. Así puedo reaccionar a fuertes presiones ejercidas por situaciones o acontecimientos que me rodean. Puedo vivir un sentimiento intenso de fracaso, duda, odio de sí que da vida a la crítica y, sobre todo la auto – crítica. Estoy cogido, “encajonado” en mi cabeza, no me gusta lo que veo, y me juzgo con severidad, dándome a mí – mismo “golpes de cabeza”.

El dolor de cabeza puede provenir también de la negación y de la supresión de mis pensamientos y de mis sentimientos que creo inaceptable o desaprobado. O bien no tengo el valor de expresarlos, o sencillamente no los escucho, porque racionalizo, intelectualizo todo lo que vivo. “¡Esto está bien, esto está mal!”. Quiero quizás comprender demasiado, ir demasiado de prisa, querer saber o tener respuesta a mis preguntas en seguida. Pero el tiempo quizás no ha llegado aún y debo desarrollar mi paciencia y mi confianza en que todo sucede en el momento justo. El dolor de cabeza expresa también emociones negativas que están “cogidas en la trampa”, en mi cabeza, tales como la inseguridad, el tormento, las ambiciones excesivas, la obsesión de ser perfecto, que causan una dilatación sanguínea.

Por ser la sede de cuatro de los cinco sentidos, la cabeza es una parte del cuerpo muy importante. Cuando te duele, ello te impide ver, oír y oler bien, y decir lo que responde a tus verdaderas necesidades, lo cual te aleja de lo que quieres ser.

¿Cómo se libera esa emoción biológica?

Debes establecer el contacto con tu Yo soy verdadero, es decir, lo que eres en ese momento. Tienes que dejar de forzar a Ser lo que crees que los demás quieren que seas. Relaja tu mente, deja de querer comprender todo mentalmente y permítete ser más tú. Si utilizas una o algunas de las expresiones antes citadas, date cuenta de que el miedo oculto detrás de ellas no es bueno para ti.

Un dolor de cabeza al nivel de la frente se referirá más a una situación en mi trabajo o vinculada a mi papel social pero si se sitúa lateralmente (cerca de las sienes), más bien es mi lado emocional (familia, pareja) el que está implicado. Cualquier sea la causa, el dolor de cabeza está directamente vinculado a mi individualidad y debo aprender a ser más paciente y más flexible hacía mí y los demás. “Mis ideas son cada vez más claras”, y aprendo a dar el lugar que corresponde tanto a mi intelecto como a mis emociones, para alcanzar el equilibrio. Entonces estaré más en armonía conmigo mismo, me sentiré la cabeza más liberada y ligera.

Migrañas

La migraña común se caracteriza por la aparición violenta de dolores intensos en un lado de la cabeza, a menudo acompañados de náuseas y vómitos, que pueden durar algunas horas a varios días. Puede presentarse precedida de trastornos visuales. Existe también la migraña acompañada, que es mucho más grave, ya que puede afectar además el campo visual y a la elocución.

Esta enfermedad tiene una relación directa con el YO SOY de la persona afectada. En general se manifiesta en la persona que no se concede el derecho de ser lo que quiere, incluso antes de que la migraña aparezca. Por ejemplo: una adolescente quería SER artista, pero se dejó convencer por sus padres para estudiar otra carrera. Padecía migrañas en la medida en que no se había concedido el derecho a seguir la dirección deseada. Las migrañas frecuentemente están asociadas a trastornos de la visión y la digestión. Ya no quiero ver y no quiero digerir lo que sucede en mi vida. Son angustias, frustración frente a una situación en la cual soy incapaz de tomar una decisión.

¿Cuál es el conflicto emocional que se vive?

Las migrañas se producen en la persona que se siente culpable por atreverse a cuestionar a aquéllos que tienen mucha influencia sobre ella. Incluso puede no ser consciente de lo que realmente quiere. Con frecuencia vive en el “no puedo”, hasta el extremo de vivir a la sombra de alguien. Además, las personas que sufren de migrañas suelen tener dificultades en su vida sexual porque no están en contacto con su poder creativo, simbolizado por la región de los órganos genitales. Hay conflicto entre mis pensamientos, mi intelecto que está sobre cargado, mis necesidades y deseos personales. ¿Me siento a la altura o tengo la sensación de ser incompetente, sobre todo en el plano intelectual?

¿Cómo se libera esa emoción biológica?

Hay que plantearse la siguiente pregunta: “¿Si todas las circunstancias hubieran sido o fueran perfectas a mi alrededor, qué es lo que hubiera querido Ser o qué es lo que quiero Ser?”. A continuación, observa lo que te ha impedido manifestarlo hasta este momento y descubrirás la forma de pensar que te perjudica, que te impide ser tú mismo/a. Ya no necesitas creer que dependiendo de los demás vas a ser más querido. Además concédete el derecho de tener esos temores y de tomarte el tiempo necesario para llegar a tu meta.

Debo tomar consciencia de que estoy huyendo de lo que me molesta o que siento incomprensión y una carencia de amor por parte de alguien. Debo comprender que, cuando tengo una migraña, tengo una toma de consciencia por hacer. Debo cambiar cosas y debo ser capaz de cambiarlas, es decir de pasar a la acción. Al darme un tiempo de pausa la migraña, puede ser también un modo de lograr más amor y atención. Dejo los acontecimientos fluir libremente en mi vida y recibo a cambio alegría, paz, armonía.

Fuente: El Gran Diccionario de las Dolencias y Enfermedades - Jacques Martel

Neuroemocional.com

El Significado de las Enfermedades y los Dolores Corporales

La metamedicina, también llamada medicina metafísica, busca ir más allá de la medicina tradicional. Para ello, trasciende el plano físico -el cuerpo y sus síntomas- para buscar las causas psicológicas o espirituales de la enfermedad. Recupera así la dimensión de la mente y el alma. Se basa en una visión holística que considera que las dolencias son producto de nuestros patrones de pensamiento o creencias.

De este modo, cuando una forma de hablar y pensar se vuelve costumbre, se lo termina expresando en comportamientos y posturas corporales, formas de estar y mal estar. Bajo estos supuestos, la metamedicina recupera el significado de los síntomas y entiende que la única curación auténtica proviene del deseo sincero de querer sanar. Esto puede motivar a una persona a hacer los cambios necesarios en aquellas actitudes, sentimientos y emociones que ocasionan su sufrimiento. Al comprender el patrón de pensamiento que se esconde detrás de tus enfermedades, podrás hallar las claves para lograr la autocuración.

El corazón representa el amor, la sangre y el júbilo.

Este órgano se alimenta del amor para bombear júbilo por nuestras venas. Al privarnos de estos dos sentimientos, el corazón se enfría y la circulación se vuelve perezosa. Así llegan la anemia, la angina de pecho y los ataques cardíacos. Para evitar las enfermedades cardíacas, debemos lograr hacer a un lado los problemas en los que nos enredamos cotidianamente para disfrutar de los placeres de la vida.

Los oídos representan la capacidad de escuchar.

Los problemas en los oídos manifiestan que no queremos enterarnos de algo que nos está pasando o que aquello que escuchamos nos enoja. Por ejemplo, los niños suelen padecer problemas en esta parte del cuerpo ya no se los deja manifestar su enfado. Se encuentran, al mismo tiempo, con la incapacidad de modificar las cosas.

La cabeza nos representa a nosotros mismos.

Es la parte de nuestro cuerpo por la que nos suelen reconocer. Cuando algo está mal en esta región se debe a que sentimos que algo está mal en nosotros mismos. Los dolores de cabeza, por ejemplo, pueden provenir del hecho de que nos desautorizamos. Así, quienes padecen migrañas o jaquecas suelen ser personas muy perfeccionistas con sí mismas que se presionan en exceso. Esto genera una intensa cólera reprimida.
La próxima vez que sientas un dolor de este tipo, piensa de qué manera y en qué momento has sido injusto contigo mismo. Cuando logres perdonarte y dejar de pensar en ello, el dolor de cabeza desaparecerá.

El pelo representa la fuerza.

Al estar tensos y asustados, podemos generar tanta tensión en el cuero cabelludo que no lo dejemos respirar, provocando la muerte de los folículos y la caída del cabello. Si la tensión se mantiene, el folículo seguirá estando tan tenso que el pelo nuevo no podrá salir. El resultado seria la calvicie. Se trata de comprender que la fortaleza real radica en la serenidad, en estar centrado y relajado, y no en la tensión.

Los ojos representan la capacidad de ver.

Cuando tenemos un problema con ellos, generalmente se debe a que hay algo que no queremos ver, ya sea en nosotros mismos o en la vida pasada, presente o futura. Se conocen experiencias de curación impresionantes en personas que han accedido a retroceder en el tiempo para encontrarse con aquello que no querían ver y desecharlo.

Las articulaciones permiten la producción de movimientos con gracia y soltura.

Cuando están agarrotadas, nuestro cuerpo se torna rígido e inflexible, perdiendo así capacidad de expresión. Su inflamación denota resistencia o irritación con respecto al movimiento. Puede tratarse de un temor a lo que nos espera por delante o la dificultad de someternos a ello. La energía se desplaza por las articulaciones, de modo tal que una dolencia en alguna de ellas indica que estamos tomando la fuerza de esa parte de nuestro cuerpo. El motivo se vincula con la zona afectada.

cuerpohabla1

Por ejemplo, las articulaciones del hombro, codos y muñecas nos permiten el flujo desde el corazón hasta las manos para que podamos expresar nuestros sentimientos afectivos. Además, permiten darle rienda suelta a nuestra creatividad y nuestras aptitudes manipuladoras y ejecutivas. Cualquier problema en alguna de ellas, puede implicar un temor a expresar esa energía, una contrariedad o resistencia a ello.

Los senos paranasales: la irritación que alguien nos está generando.

Se trata de los problemas que se manifiestan en la cara, en la zona más cercana a la nariz. Suelen ser la manifestación de la irritación que nos genera una persona muy cercana. Incluso es posible que sintamos que ese individuo nos sofoca o aplasta.

La espalda: nuestro sistema de apoyo.

Cuando tenemos problemas con ella, es porque no nos sentimos apoyados. La parte superior de la espalda se relaciona con la sensación de falta de apoyo emocional. La parte media, con la culpa, lo que ocultamos y no queremos ver. Puedes ver conflictos emocionales de la espalda: Cervicales, Dorsales, Lumbares.

La garganta: la capacidad de hacernos valer y el flujo creativo en nuestro cuerpo.

Se vincula con nuestra capacidad de defendernos verbalmente, de pedir lo que queremos y expresar lo que somos. Si está afectada, suele ser porque no sentimos que tengamos derecho a hacer esas cosas, es decir, a hacernos valer. También representa el flujo de creatividad en nuestro cuerpo. Cuando frustramos y sofocamos nuestro potencial creativo, es frecuente que aparezcan los síntomas. Es el caso de aquellas personas que viven complaciendo a otros. El dolor de garganta siempre se asocia con un enojo, siendo su máximo exponente la laringitis, enfermedad en la que la bronca es tal que no se puede hablar. Si el dolor va acompañado por un resfrío, es porque además hay confusión mental. La amigdalitis y los problemas tiroideos también son creatividad frustrada que no encuentra cómo expresarse.

Cuando nos resistimos al cambio, o estamos intentando hacerlo, es frecuente que tengamos mucha actividad en la garganta. Cuando tosas, pregúntate: ¿Qué es lo que se acaba de decir? ¿A qué estoy reaccionando? ¿Es resistencia y obstinación o se está produciendo un proceso de cambio?

El exceso de peso y los temores

Representa una necesidad de protección vinculada tanto a temores específicos como a un miedo general a la vida. La mejor manera de combatir la obesidad no se encuentra en las dietas, si no en aprender a amarse y aprobarse a uno mismo. Al contrarrestar los pensamientos negativos, es posible resolver el problema del peso.

Las hinchazones del cuerpo, por su parte, representan atascos en el estado emocional. Estos son producto de aferrarnos al recuerdo de situaciones que nos hirieron. Librarnos de esas memorias puede ayudarnos a resolver estas dolencias.

obesidad

Las piernas: el miedo al progreso.

Como son lo que nos mueve hacia adelante, los dolores en esta parte del cuerpo suelen señalar un miedo a avanzar o una renuncia a seguir andando en una dirección. Las venas varicosas indican que estamos en un trabajo o un lugar que nos enferma. Cuando esta afección aparece, las venas pierden su capacidad de transportar energía.

Las rodillas, como el cuello, se relacionan con la flexibilidad. Cuando avanzamos, nos da miedo inclinarnos y nos ponemos tiesos porque no queremos cambiar nuestra forma de ser. Así se vuelven rígidas las articulaciones. Las rodillas tardan en curarse porque lo que está en juego es nuestro yo. Cuando tengas problemas con ellas, pregúntate de qué estás justificándote y ante qué te estás negando a inclinarte.

Los accidentes son expresiones de cólera.

Denotan una acumulación de frustraciones en aquellas personas que no se sienten libres para expresarse o hacerse valer. También señalan rebelión contra la autoridad. La bronca que genera esto termina volviéndose contra ellas mismas. Por otro lado, cuando nos sentimos culpables, un accidente es una forma de castigarnos. Al mismo tiempo, nos permite ubicarnos en el lugar de víctimas y recurrir a la compasión de los otros.

Se trata de pensar que nosotros somos los que los generamos, no el destino.

La contrapartida emocional de algunas enfermedades.

  • La anorexia y la bulimia son la expresión máxima de odio hacia uno mismo. Se trata de identificar qué es lo que vemos tan mal y cambiar la visión que tenemos de nosotros mismos para alcanzar la aceptación.
  • La artritis se origina en una constante actitud de crítica hacia uno mismo o hacia los demás. Quienes padecen esta enfermedad suelen ser ellos mismos muy cuestionados, por lo cual frecuentemente son muy perfeccionistas.
  • El asma denota un amor que sofoca. Así, afecta a personas que no sienten que tengan derecho a respirar por sí mismos.
  • Los abscesos, quemaduras, cortes, fiebres, llagas e inflamaciones indican cólera que se expresa en el cuerpo. Hay que buscar la manera de dejar salir la presión acumulada de una manera inofensiva.
  • El cáncer es una enfermedad causada por un profundo resentimiento contenido durante mucho tiempo. Cuando en la infancia algo destruye nuestro sentimiento de confianza, nunca se olvida esa experiencia. Esto hace que el individuo viva compadeciéndose de sí mismo. La vida se presenta entonces como una serie de decepciones, con lo cual se vuelve muy sencillo culpar a otros de nuestros problemas. Las personas que tienen cáncer suelen ser también autocríticas.

Al lograr amarnos a nosotros mismos, recordamos que las situaciones las creamos nosotros. Nuestra frustración no es culpa de otras personas. Recuerda que tú puedes sanar.

Fuente: La Bioguia

Neuroemocional.com