Percibir desde el corazón: el arte que no todo el mundo sabe disfrutar

Percibir no es solo oír, ver y escuchar. La percepción que nace del corazón es aquella que sabe ir más allá, es la que siente, la que percibe, la que sabe escuchar sin juzgar, mirar sin filtros, saborear la vida en todas sus esencias y tocar la realidad para experimentar todas sus texturas. Tal artesanía sensitiva, por curioso que nos parezca, no es algo que todo el mundo sepa practicar, y mucho menos disfrutar. Pocas áreas de la psicología son tan determinantes, a la vez que básicas, como el estudio de la percepción. La forma en la que captamos todo lo que nos envuelve y la forma en que lo organizamos e interpretamos determina sin duda parte de lo que somos, y de cómo interaccionamos con los demás.“Tu visión devendrá más clara solamente cuando mires dentro de tu corazón… Aquel que mira afuera, sueña. Quién mira en su interior, despierta” -Carl Jung- Compartir Fue en el siglo XIX cuando célebres psicólogos y fisiólogos, como Johannes Peter Müller o Gustav Theodor Fechner, empezaron a estudiar todas esas dinámicas entre los estímulos y la percepción, así como los umbrales mínimos a partir de los cuales experimentamos una sensación. Así, y durante una época, se llegó a pensar que la percepción era algo meramente ecológico, es decir, lo que experimentamos vendría determinado únicamente por el propio estímulo, sin tener en cuenta dimensiones como nuestra memoria, aprendizajes o vivencias previas.… Seguir leyendo...

5 características de una persona práctica

Una persona práctica es aquella que se enfoca en realizar acciones concretas, tendentes a lograr objetivos claramente útiles y con un refuerzo más o menos inmediato. Para quien piensa y actúa de esta manera, todo aquello que no reporte una ventaja observable con poco riesgo carece de interés o de valor. Para una persona práctica no importa tanto el proceso, ni el método, sino el resultado. Si ese resultado reporta beneficios, es probable que los medios para lograrlos estén justificados. En ese orden de ideas, para ellos no tienen mucho sentido el mundo abstracto de las ideas, las emociones o los valores. Simplemente piensan: si funciona, está bien. Si no, hay que explorar el proceso para ver qué ha pasado. “El reto de la modernidad es vivir sin ilusiones y sin desilusionarse”. -Antonio Gramsci-En principio parecería que una persona práctica es alguien sin escrúpulos, pero esto no es así. Simplemente para ellos tiene mayor validez lo que arroja resultados concretos y no las especulaciones o intenciones. De alguna manera las temen porque saben que muchas veces se quedan en un discurso, sin llegar a traducirse en hechos específicos. Las personas con una inclinación práctica hace aportes muy relevantes, en especial en momentos de dificultad o crisis.… Seguir leyendo...

Vigotsky, Luria y Leontiev: los artífices de una educación revolucionaria

A principios de siglo XX, tras las revoluciones socialistas, nació una nueva corriente psicológica en el contexto de oposición al capitalismo norteamericano. Y uno de sus primeros problemas a resolver fue encontrar una nueva educación que hiciera frente a sus exigencias. Los máximos representantes de esta psicología soviética y artífices de esa educación revolucionaria fueron Vigotsky, Luria y Leontiev. Según la visión de estos psicólogos, la educación era un asunto central: un instrumento imprescindible para que la revolución iniciada se trasladase a las siguientes generaciones. Hoy en día se consideran los estudios soviéticos de alto rigor científico y los precursores de una educación revolucionaria. En este artículo vamos a atajar el pensamiento de estos psicólogos desde sus ideas de comunicación, desarrollo y objetivos de la educación. El modelo de comunicación El primer problema que apreciaron en la educación de su época es la pobreza de la comunicación existente. Veían que los alumnos eran sujetos pasivos en la situación de aprendizaje, una consecuencia de que la comunicación era unidireccional desde el profesor a los alumnos. El modelo de enseñanza se basaba en un maestro que busca transmitir sus conocimientos a los alumnos y estos absorber estas nociones sin cuestionarlas.La psicología soviética venía a romper con esto, buscaban una educación constructivista.… Seguir leyendo...

¿Necesitamos la oscuridad para ver mejor?

Piensa en esta situación: vas caminando por un lugar muy iluminado y alguien se te acerca, pero no puedes reconocerlo porque el sol con su fuerza y su brillo te ciega. Es posible que en ese momento taparas el sol e hicieras sombra. Necesitabas un momento de oscuridad. Y es ahí cuando lo reconociste. Supiste discernir si era un amigo, o era un desconocido pidiendo indicaciones. O incluso alguien que te había confundido. Cuando supiste quién era ya pudiste elegir si lo saludabas con un abrazo, le orientabas amablemente o simplemente le aclarabas la confusión y continuabas tu camino sin mirar atrás. Ver mejor nos permite elegir más sabiamente Imagínate un mundo en el que solo hay luz. Si nunca has experimentado la oscuridad, ¿cómo podrías comprender y apreciar la luz? Es el contraste entre luz y oscuridad lo que lleva a un conocimiento más profundo. Estamos en un mundo de dualidades: arriba y abajo, caliente y frío, bueno y malo.El dolor nos permite apreciar mejor la alegría. El caos de la Tierra aumenta nuestra apreciación de la paz. El odio que podemos encontrar profundiza nuestra comprensión del amor. Por ello mismo, las dificultades de la vida son un medio especialmente poderoso para crear sentimientos vitales para nuestro autoconocimiento.… Seguir leyendo...

Mom Shaming, ¿es una madre real una mala madre?

El estrés, la falta de tiempo, las responsabilidades, la culpabilidad, opiniones ajenas… Estos son posiblemente algunos de los motivos que hacen que muchas mujeres se consideren malas madres. Es lo que se conoce con el nombre de Mom Shaming. Dice la escritora Jill Churchill que “no hay manera de ser una madre perfecta, hay un millón de maneras de ser una buena madre”. Sin embargo, algunas mujeres aspiran a la perfección total. Ya sea por presión propia o externa y social, hablamos de una idea tan compartida como equivocada. Un estudio muestra que el Mom Shaming es muy real Por desgracia, la aspiración a la quimera de ser una madre perfecta acaba pasando factura también a los niños. Esta actitud crítica y autocrítica en exceso termina por generar ambientes negativos que propician más la ansiedad que el desarrollo de los pequeños.Es más, hoy en día, con el avance de las tecnologías, internet y las redes sociales, la crítica fácil y poco constructiva es más accesible que nunca. Por desgracia, este hecho acaba afectando también a muchas madres. Por ello, desde la Universidad de Michigan se puso en marcha una encuesta que está muy relacionada con los juicios on-line o públicos que con excesiva ligereza se producen en las redes sociales.… Seguir leyendo...

Obesidad: ¿cómo puede ayudarte un psicólogo?

La obesidad es un problema de salud en el que intervienen diferentes factores físicos, genéticos, psicológicos y ambientales. Más allá de problemas estéticos, según la OMS, la obesidad tiene consecuencias peligrosas para la salud. Entre las más frecuentes se encuentran: problemas cardiovasculares, trastornos del movimiento y algunos tipos de cáncer (hígado, vesícula biliar, riñones y colon). En los últimos años la psicología ha tomado especial relevancia en el tratamiento de la obesidad. Los psicólogos trabajan con personas que tienen obesidad y sobrepeso para que aprendan una serie de herramientas que les permitan perder peso o mantener los cambios ganados mediante intervenciones quirúrgicas para la obesidad. En este artículo veremos los diferentes factores asociados con la obesidad y el sobrepeso, haciendo énfasis en aquellos de naturaleza psicológica. También dedicaremos un espacio a destacar la importancia y las características de la terapia psicológica en estos casos. ¿Qué factores están implicados en la obesidad y el sobrepeso? La obesidad se caracteriza por ser una enfermedad multifactorial: sus orígenes y su supervivencia se deben a diferentes causas o variables. A continuación hacemos un repaso rápido por las principales variables y factores asociados con la obesidad y el sobrepeso. Factores genéticos y físicos El debate sobre la influencia genética en la obesidad es bastante controvertido; lo cierto es que es muy bajo el número de los casos de obesidad se deben a razones genéticas.… Seguir leyendo...

¿Qué significa ser un buen profesor?

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sido estudiantes. Y durante esa etapa nos hemos encontrado con multitud de profesores, y de entre ellos con algunos que destacaban por su capacidad. Pero, ¿cuáles son las cualidades que hacen a alguien ser un buen profesor? Esta pregunta han tratado de resolverla los psicólogos educativos durante mucho tiempo, y en este artículo vamos a hablar sobre las conclusiones a las que han llegado. Antes de empezar a hablar de las cualidades para ser un buen profesor, es necesario comentar que estamos ante una de las profesiones más complejas. Los procesos educativos y de instrucción requieren de inteligencia y precisión, el simple hecho de conocerlos y saber actuar con ellos ya es una tarea difícil. Y un maestro no se encuentra únicamente con este problema, a parte tiene que saber tratar con los estudiantes y sus condiciones individuales. Cualidades para ser un buen profesor Los estudios han demostrado que la calidad educativa aumenta cuando el profesor cumple los siguientes aspectos:Competencia en la materia: es esencial que el profesor tenga un buen dominio de la materia que va a enseñar. Por supuesto, este conocimiento supone conocer más que los términos, hechos y conceptos.… Seguir leyendo...

¿Qué tienen de especial los sueños de las personas con depresión?

Las personas con depresión suelen experimentar diferentes trastornos del sueño. Sin embargo, un hecho curioso que ha podido demostrar la ciencia es que durante estos estados los pacientes sueñan hasta tres veces más que una persona sin depresión. A pesar de que algo así genere a menudo turbación y cansancio, los sueños de las personas con depresión cumplen en realidad un fin muy concreto: regular el mundo emocional. Este tema sin duda es nuevo y no muy conocido por muchos de nosotros. Cuando se habla de depresión es común que el foco de interés se centre en la sintomatología, en los desencadenantes o en los distintos enfoques terapéuticos existentes. Sin embargo, rara vez se aborda esta dimensión desde un punto onírico, es decir, comprendiendo un poco más qué ocurre en el cerebro de la persona con depresión cuando por fin logra conciliar el sueño.“La interpretación del sueño es la vía regia hacia el conocimiento de lo inconsciente” -Sigmund Freud- Compartir De hecho, a la afirmación de Freud sobre que los sueños son el camino real hacia el inconsciente, deberíamos añadir también que ese camino, esa ruta singular puede ser en realidad una carretera llena de tortuosos giros e infinitas vueltas que muchas noches no nos conducirán a ninguna parte.… Seguir leyendo...

El reto de volver a vivir después de un trauma

Accidentes domésticos, de coche o de avión, ser testigo de sucesos que amenazan la vida como huracanes o terremotos, violaciones o secuestros. Todas estas situaciones tienen algo en común: pueden convertirse en traumas duraderos e incapacitantes para las personas que las sufren. Pero, ¿cómo volver a vivir después de un trauma? Estas experiencias pueden ser más o menos dolorosas dependiendo de la personalidad y de las circunstancias de cada uno. Mientras que para algunos un acontecimiento puede suponer shock muy grande, para otros el mismo acontecimiento no pasará de ser un hecho reseñable que olvidarán pronto. ¿Qué se puede hacer para evitar que nos paralicen y podamos seguir adelante? ¿Las experiencias traumáticas pueden cambiar nuestra personalidad? Las situaciones traumáticas pueden producir cambios significativos en la personalidad y en la vida de las personas y sus efectos podrían rastrearse aunque hayan pasado un número elevado de años desde el incidente. Por un lado, requieren de un gran esfuerzo adaptativo por parte de la persona que las sufre; por otro, demandan un reajuste de sus capacidades, potencialidades y recursos desde los que seguirá haciendo frente a sus retos futuros. En algunas ocasiones, estos reajustes pueden hacer que la persona gane en asertividad o capacidad de esfuerzo y autocontrol.… Seguir leyendo...

Atender a tus necesidades: la mejor forma de vencer la ansiedad

Los trastornos de ansiedad son unos de los problemas psicológicos más frecuentes y prevalentes en nuestra población. En concreto, se encuentran en segundo lugar, después de los trastornos por uso de sustancias como el tabaquismo y el alcoholismo. Esto nos indica que no debemos obviar su importancia, siendo necesario aplicar las mejores estrategias y recursos para vencer la ansiedad cuando haga acto de presencia. Dada su incidencia y su trascendencia en la población, en este artículo vamos a tratar de identificar cómo se relaciona la ansiedad con uno de sus principales factores de riesgo: desatender las necesidades personales o colocarlas en los últimos estadios de nuestra escala de prioridades. La ansiedad es un destino con múltiples accesos Actualmente, nos encontramos en una época en la que la ansiedad está demasiado patologizada, olvidando que más que un trastorno es un sistema de alarma: una de las formas que utilizan nuestro cuerpo y nuestra mente para decirnos que algo no va bien. Al patologizarla en exceso, se han diseñado una infinidad de tratamientos para vencer la ansiedad pero la mayoría de ellos tienen un gran fallo: tratar solo los síntomas, dejando a un lado el origen y aquello que la mantiene. Este tipo de tratamiento sintomático falla porque no ataca las causas de la ansiedad, sino que se centra en las manifestaciones de la misma.… Seguir leyendo...

Todos estamos hechos de luces y de sombras

Luces y sombras habitan en nuestro interior. Forman parte de lo que somos, de lo que no queremos ser y de lo que puede que seamos. Son la lucha entre lo que reconocemos, lo que evitamos, lo que admitimos y lo que ignoramos o no queremos ver. Y en este pequeño, pero costoso equilibrio, tratamos de pasar nuestros días sin que ninguna de las partes domine nuestra vida. Cuando la verdad nos dice que el equilibrio entre lo que conocemos y lo que no admitimos es difícil de lograr. Para poder vivir con nosotros mismos tenemos que tomar una buena dosis de aceptación de la realidad: estamos hechos de luces y de sombras y por eso mismo habrá partes de nosotros que no querremos aceptar. La aceptación de nuestras sombras puede implicar dolor pero también implica evolución, cambio y aceptación de nuestro yo. Implica, por lo tanto, conocerse a uno mismo y desarrollar una sana autoestima ante la vida. No todo son luces, ni las luces siempre iluminan nuestra vida, las luces en ocasiones nos ciegan el camino y las sombras puede que nos den las respuestas.“No es posible despertar la conciencia sin dolor. La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que parezca, para evitar enfrentarse a su propia alma.… Seguir leyendo...

9 señales que indican que necesitamos descansar

Sumergidos en la vorágine en la que transcurre nuestro día a día, nos dejamos llevar por la inercia. En esa inercia no suele estar incluida una actividad importante, la de escuchar los mensajes que nos envía nuestro cuerpo. Además, si clasificamos a estas señales por su grado de importancia, entonces en el piso más alto de la jerarquía se encontrarían aquellas señales que nos indican que necesitamos descansar. “Yo puedo con eso y más”, nos decimos. Nos sentimos en la obligación de seguir adelante, por amor hacia los nuestros, por sentido de la responsabilidad. Porque así nos sentimos mejores (o eso creemos), porque se supone que es lo que tenemos que hacer (¿quién lo dice?). Porque si los demás lo hacen es lo que tenemos que hacer todos. Pero, si no paramos “nuestra máquina” por las buenas, es probable que, más pronto que tarde, la máquina pare por sí misma. Parar a tiempo no es un signo de debilidad ni de cobardía, sino una muestra de cordura y amor hacia ti, hacia los que dependen de ti y hacia los que te importan. Entonces, ¿cómo saber cuál es el momento de parar? ¿Qué señales nos envía nuestro cuerpo para indicarnos que necesitamos descansar? … Seguir leyendo...