¿Son los adolescentes improvisadores optimistas?

(Imagen extraída del capítulo 7 de Russell y Norvig, 2006).  La adolescencia es un periodo de gran impulsividad y de toma de riesgos. Esta conducta puede ser adaptativa en la medida en que les anima a la exploración de nuevas situaciones y a la adquisición de habilidades claves para la edad adulta. Pero también puede tener graves consecuencias como accidentes, conductas suicidas o relaciones no deseadas. Entre otras evidencias neurológicas, parece que la adolescencia es un periodo de creciente sensibilidad a las recompensas. Diversos estudios han demostrado una activación incrementada del estriado ventral en la adolescencia frente a la edad adulta (Galván, 2010). En Geier, Terwilliger, Teslovich, Velanova & Luna (2010) se comparó a adolescentes de entre 13 y 17 años con adultos de 18 a 30 años en una serie de ensayos con recompensa frente a ensayos neutrales. Los adolescentes mostraron un porcentaje de respuestas correctas comparable al de los adultos, indicando las pruebas de imagen una activación incrementada en la zona ventral-estriatal durante el periodo de preparación de las respuestas y de anticipación de las recompensas.… Seguir leyendo...

¿Y si las neuronas no murieran?

Un estudio contradice el consenso científico actual. Los resultados muestran que la muerte neuronal en la enfermedad de Alzheimer es menor de lo que se creía. Además, la pérdida de neuronas podría no relacionarse con la progresión del déficit cognitivo. En la imagen, ilustración de una neurona. [Flickr/NIH]También te puede interesar Alzhéimer La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia que afecta a la calidad de vida de numerosas personas. Este monográfico (en PDF) resume el estado actual de la investigación de este trastorno neurodegenerativo y ahonda en sus causas, síntomas y posibles tratamientos. Más informaciónEs un hecho conocido que, en la enfermedad de Alzheimer, el deterioro cognitivo progresivo se asocia con una importante pérdida de sinapsis neuronales. Sin embargo, resultados publicados recientemente por la revista Scientific Reports podrían refutar esta hipótesis. La investigación, realizada por científicos de la Universidad de Pierre y Marie Curie en París, en colaboración con el Instituto Universitario de Salud Douglas en Quebec, muestra que, en realidad, la muerte neuronal en esta patología sería limitada.… Seguir leyendo...

Genes para reparar la médula espinal

El organismo de las lampreas es capaz de reparar de forma espontánea la médula espinal dañada, de manera que pueden volver a nadar sin problemas al cabo de diez o doce semanas de la lesión. [Ra Boe / Wikimedia Commons]También te puede interesar Medicina regenerativa Oct/Dic 2017 Nº 90 Reparar los tejidos dañados a causa de una enfermedad o un accidente, crear órganos listos para el trasplante o corregir alteraciones genéticas son algunos de los ambiciosos objetivos que se plantea la medicina regenerativa, una moderna disciplina que está avanzando a pasos acelerados. Descubre en este monográfico algunas de las estrategias terapéuticas que ya se están aplicando en pacientes y otras que podrían salir pronto del laboratorio para convertirse en tratamientos revolucionarios. Más informaciónMuchos de los genes implicados en la curación natural de la médula espinal lesionada de la lamprea también están activos en la reparación del sistema nervioso periférico de mamíferos.… Seguir leyendo...

El consumidor, un animal de costumbres

Cuando va al supermercado, ¿acostumbra a comprar siempre la misma variedad de café y el mismo detergente? En caso afirmativo, sepa que no se encuentra solo; aunque le resultaría más eficiente optar de vez en cuando por otras alternativas para saber si un producto que todavía no conoce es mejor que el que elige habitualmente. Cuantas más opciones novedosas aparecen, más sentido tendría probarlas alguna vez. De hecho, las personas que participan en los experimentos de laboratorio se comportan de ese modo. Pero, en la vida real, actuamos de otra manera, según han publicado en Nature Human Behaviour Peter S. Riefer y sus colaboradores del Colegio Universitario de Londres. En lugar de comprar lo que nos gusta, nos gusta lo que compramos. Los investigadores analizaron las compras de 283.000 consumidores a lo largo de 250 semanas, centrándose en productos cotidianos como pan, café, cerveza, papel higiénico, detergentes y yogures. Constataron que estos sujetos se mostraban menos dispuestos a cambiar de opción cuanto más tiempo llevaban comprando un mismo producto.… Seguir leyendo...

Aves capaces de recordar a los humanos injustos

Los cuervos se relacionan de manera inteligente no solo con sus congéneres, sino también con los humanos. Investigadores dirigidos por Jorg Massen, de la Universidad de Viena, han descubierto que estos pájaros se acuerdan de las personas que los han tratado de forma injusta y evitan colaborar con ellas en un futuro. Massen y su equipo entrenaron a nueve ejemplares de Corvus corax para que intercambiaran un trozo de pan por uno de queso (alimento que les resulta más atractivo) con un experimentador. Una vez aprendido el trueque, los pájaros se encontraban con dos tipos de experimentadores: uno les premiaba con queso a cambio de pan; el otro, además de quedarse con el pedazo de pan, se comía el queso. Dos días más tarde, los investigadores pusieron a prueba a los cuervos en una nueva situación: los animales podían escoger con quién querían cambiar el pan, bien con la persona que había sido justa con ellos o con un tercer experimentador al que no conocían.… Seguir leyendo...

Comprobación excesiva de los alimentos

Pesticidas en el pimiento, antibióticos en el filete, grasas trans en el cruasán. Cuando se ahonda en la composición de los alimentos, con frecuencia surge la pregunta de si todavía queda algo que llevarse a la boca que no comporte peligro. Para algunas personas, la obsesión por la comida sana puede ser tan grande que ciertos investigadores ya hablan de un nuevo trastorno alimentario: la ortorexia nerviosa (del griego orthós, «correcto», y órexis, «apetito»). Los afectados se preocupan en exceso por la alimentación «correcta» o «incorrecta», con lo que la enfermedad repercute de manera notable en su vida diaria. En los casos extremos, pueden rechazar numerosos alimentos y, por ello, presentar incluso síntomas de déficit. Hasta el momento, existen pocos estudios que informen sobre el alcance de este fenómeno entre la población. Uno de ellos es el que llevó a cabo un equipo dirigido por Eric Storch y Olivia Hayes, de la Universidad de Florida del Sur en Tampa, y que contó con la participación de más de 400 estudiantes estadounidenses.… Seguir leyendo...

Temperatura ­corporal en la psique

Una taza de té caliente. Sus poderes apaciguadores son tan legendarios como las supuestas propiedades antivíricas de la sopa de pollo. La literatura está sembrada de estos ejemplos. Tras la pelea que Emily Inglethorp tiene con su esposo, la criada le sugiere de inmediato: «Se sentirá mejor después de tomar una buena tacita de té caliente, señora», narra Agatha Christie en su novela de 1920 El misterioso caso de Styles. En la vida real, muchos de nosotros también recurrimos a una panacea bien caliente (una manzanilla o un chocolate a la taza) cuando necesitamos consuelo. Este remedio popular podría tener una base científica, revela un número cada vez mayor de investigaciones. A lo largo de la última década, se ha descubierto que nuestra temperatura física puede modificar la «calidez» o la «frialdad» que sentimos hacia otras personas. Diversos estudios han comprobado que, cuando nos sentimos heridos, aislados o traicionados, una pequeña dosis de calor, ya sea en forma de bebida o baño caliente, o incluso descansar al sol, puede ayudarnos a restablecer nuestras sensaciones de confianza y bonhomía.… Seguir leyendo...

Oxitocina para aliviar los trastornos postraumáticos

La oxitocina, considerada la «hormona del apego», se libera en el organismo con el contacto a través de la piel o cuando una madre amamanta a su hijo. En la Universidad de Áms­terdam, un equipo de psiquiatras han demostrado que este neurotransmisor también reduce las consecuencias psicológicas de las experiencias traumáticas. Los investigadores, dirigidos por Mirjam van Zuiden, exploraron a cerca de 100 sujetos que acudieron a una de las tres unidades de urgencias de la capital holandesa tras un suceso potencialmente traumático. En la mayoría de los casos se trataba de accidentes; en un 10 por ciento, de ataques físicos. Los participantes del estudio accedieron a que se realizara un seguimiento de su estado psicológico durante 10 días. Pasados 12 días del suceso, los investigadores administraron a los probandos, mediante un espray nasal, una dosis de oxitocina, o una solución salina sin principios activos (placebo). A lo largo de los seis meses siguientes, un psiquiatra valoraba de manera periódica el estado mental de los sujetos.… Seguir leyendo...

El enigma de la consciencia

El encéfalo constituye la base de nuestras capacidades mentales, pero no todo lo que ocurre en él se halla relacionado con las experiencias conscientes. Si, por ejemplo, el cerebelo, estructura que contiene más del triple de neuronas que la corteza cerebral, sufre una lesión grave, la consciencia permanece conservada en gran medida. Ello plantea la siguiente pregunta: ¿qué procesos neuronales mínimos se necesitan para que se cree la consciencia? Una tarea central de la neurociencia radica en encontrar el llamado correlato neuronal de la consciencia (CNC), es decir, el conjunto mínimo de acontecimientos neuronales para que se produzca una percepción consciente específica, según define Christof Koch, del Instituto Allen para la Ciencia del Cerebro. ¿Qué circuitos o procesos posibilitan, por ejemplo, que en estos momentos esté viendo frases en una pantalla de ordenador y que no tenga dolor de muelas, por ejemplo? Para buscar el CNC, los investigadores parten de la premisa de que la actividad neuronal responsable de una vivencia específica se aloja en un correlato más amplio de la consciencia en el que también intervienen las regiones cerebrales necesarias para la atención y la alerta.… Seguir leyendo...

Vida mental

THE SECRET LIFE OF THE MINDHow your brain thinks, feels, and decidesPor Mariano SigmanLittle, Brown and Company, Nueva York, 2017 No está todavía suficientemente desarrollada la neurociencia para poder establecer lo que el título y el subtítulo de este libro, aparecido en español en 2015, parecen prometer. En realidad, viene a ser una exposición sobre la consciencia, con la cual, al igual que ocurre con el tiempo y el espacio, estamos familiarizados, aunque su definición nos resulta huidiza. Tan elusiva que algunos se muestran dualistas, otros materialistas y otros funcionalistas. El autor sostiene que la consciencia emerge del cerebro y que estamos gobernados por el inconsciente. Más de 20 años de investigación sobre los mecanismos cerebrales lleva Sigman a sus espaldas, lo que, unido a su formación en física y a su amplia ilustración humanista, le ha permitido crear un texto sólido, ágil y entretenido. El cerebro es capaz de observar y monitorizar sus propios procesos para controlarlos, inhibirlos, conformarlos, detenerlos o simplemente gestionarlos.… Seguir leyendo...

En el cerebro del consumidor

¿Es usted un incondicional de Coca-Cola y refunfuña si en un restaurante solo sirven Pepsi? ¿En el supermercado escoge un vino caro porque está seguro de que le gustará más que otro económico? ¿Elige la mousse de chocolate con un 30 por ciento de materia grasa o prefiere la versión light? Entender y predecir el comportamiento de compra de las personas son objetivos de la psicología del consumo. La forma tradicional de investigar esta conducta se basa en realizar encuestas, a ser posible entre un gran número de personas, o mediante la observación de un grupo reducido de sujetos en el laboratorio bajo condiciones controladas. Pero, desde hace una década, se emplean cada vez más métodos psicofisiológicos y neurocientíficos, entre los cuales se encuentran la medición de la actividad eléctrica del cerebro, del movimiento de los ojos, de las reacciones de los músculos faciales y de las pupilas, e incluso los estudios con tomografía por resonancia magnética.… Seguir leyendo...

Psicología cultural: el poder de la comunidad

«Muchas gracias por cumplimentar el cuestionario. Como agradecimiento, puede llevarse uno de estos lápices.» Heejung Kim ofrece cinco lápices a la persona que espera en una sala del aeropuerto de San Francisco a que anuncien su vuelo por los altavoces. Uno es naranja; los otros cuatro, de color verde. ¿Qué lápiz escogerá? El viajero desconoce que sus respuestas a la lista de preguntas poco interesan al encuestador; este siente curiosidad, en cambio, por saber el lapicero que va a elegir. Kim y Hazel Markus, ambos de la Universidad Stanford, publicaron los resultados de ese estudio en 1999. Comprobaron que el 74 por ciento de los participantes estadounidenses optaba por el lápiz naranja, frente al 24 por ciento de los viajeros de origen asiático. Esta investigación supuso la piedra angular de la psicología cultural. Hoy en día, esta especialidad forma parte de las disciplinas psicológicas, pero la situación era muy diferente antes de los años setenta del siglo pasado.… Seguir leyendo...