Cataluña no crece tanto como el resto de España, toda la información #Katecon2006

El nivel económico de Cataluña requiere una atención al detalle para no peder posiciones competitivas respecto al resto de las comunidades autónomas, pero a nivel político catalán hace ya cierto tiempo que están dejando de prestar atención a las acciones públicas dirigidas a las empresas, y la economía se está resintiendo.

El crecimiento del PIB en Cataluña durante el tercer trimestre del año anterior ha sido menor a la media del conjunto de España, lo que no pasaba desde hace varios años, y lo que va en contra de la tendencia natural de Cataluña, ya que siempre crece por encima de la media de España.

Nos podemos preguntar: ¿A qué es debido que Cataluña crezca menos que el resto de España?

Cataluña tiene la peor competitividad fiscal de España

El crecimiento del PIB de Cataluña condicionada a un menor crecimiento en referencia a la media de España es un indicador de alerta que se debe tener cuidado y hacer un seguimiento para ver cual va a ser la evolución durante el período final del 2018.

De momento, lo más importante es seguir la evolución del crecimiento, más allá de los efectos estacionales que pueda tener, dado la coyuntura de desaceleración económico de la Unión Europea, que las actuaciones políticas pueden agravar.

Según el índice de competitividad fiscal que se realiza para todas las comunidades autónomos, Cataluña se sitúa en la última posición durante el 2018. Esto se argumento por la doble imposición autonómica, la actual estructura del ‘Índice del Impuesto sobre la Renta’ y en ‘Impuesto sobre Patrimonio’.

Cataluña con impuestos altos a los trabajadores y con un menor crecimiento en las ventas al extranjero respecto España

Cataluña destaca por tener los tipos marginales a nivel impositivo más elevados, pero también está entre las comunidades autónomas donde están pagando más impuestos las rentas medias y bajas. Cataluña es la comunidad autónoma donde está pagando más impuestos un sueldo medio tomando como referencia un sueldo bruto medio, situado sobre los 24.000 euros anuales, el sueldo medio en España.

Cataluña se sitúa en la parte alta del pago del impuesto en el ‘Patrimonio, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados’, ‘Sucesiones e Hidrocarburos’… Esto es un factor en contra para atraer y retener las empresas y el talento, lo que perjudica bastante a la estrategia que ha ido persiguiendo a la ciudad de Barcelona para captar empresas tecnológicas del primer orden internacional.

Otra señal que se tiene que prestar atención es la desaceleración que está experimentado la industria durante los últimos meses, tanto a nivel de Cataluña como a nivel de España, en la línea con la evolución de las exportaciones.

Las ventas al extranjero están creciendo a un menor ritmo en Cataluña, con un 1,8 por ciento, que respecto a otros países de la Unión Europea, o de la propia media de España, con un 3,2 por ciento.

El crecimiento de empleo, el consumo y las matriculaciones de vehículos también en datos peores que en la medía de España

La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del año pasado, el ritmo de crecimiento del empleo en Cataluña es menor que en el conjunto de España, cuando los anteriores meses este ritmo ha sido superior.

Por otra parte, las ventas de las grandes superficies registran una peor evolución en Cataluña que en la media de España. En tema de compras de vehículos, es decir, las matriculaciones de vehículos en 2018, Cataluña ha sido la única comunidad autónoma que se han registrado cifras negativas, con un descenso del 2,8 por ciento interanual, frente a un crecimiento medio de España del 7 por ciento.

La hoja de ruta de la Generalitat está lejos de buscar maneras para el crecimiento del PIB

La principal baza del sector industrial catalán está en la calidad del empleo que está generando. Tras la gran explosión de la burbuja inmobiliaria que provocó la crisis financiera, la industria ha recuperada su importancia.

Pero el ritmo de crecimiento que ha tenido durante estos años se ha ido frenando poco a poco, y la industria en Cataluña ha crecido un 2 por ciento interanual durante el tercer trimestre de 2018, cuando el 2017 había crecido un 5,2 por ciento.

La industria se ha convertido en un de los pilares más estables y sólidos de la economía en Cataluña, y para potenciar la competitividad se está pidiendo a las Administraciones Públicas el esfuerzo en 4 áreas:

  • Revisar el modelo de tarificación eléctrica para reducir costes.
  • Planificar una oferta formativa adecuada a las necesidades del sector industrial.
  • Inversión en infraestructuras ferroviarias competitivas a nivel internacional.
  • Impulsar proyectos de innovación medioambiental en el sector de la automoción y la química.

Pero la hoja de ruta que tiene prevista la ‘Generalitat de Catalunya’ es bien diferente, según sus previsiones, que todavía no tiene los apoyos para aprobar los Presupuestos del 2019, siguen centrado en el ‘procés‘ y en el juicio de los dirigentes políticos que están encarcelados.

En El Blog Salmón | Así afectaría económicamente a España la independencia de Cataluña

Imagen | Flickr

Seguir leyendo en la fuente original

Deja un comentario