Capitana Marvel, la heroína que todos necesitábamos

El universo de Marvel tiene un año muy importante este 2019, la llegada del final de esta primera parte nos tiene a muchos con el corazón un poco en la mano y con expectativas muy ambiguas.

Sabemos que se acercan muertes de personajes queridos, y que por el momento al menos, Thanos tiene el control supremo del universo en la palma de su mano, bueno en su guantelete.

Pero es refrescante pensar que hay una esperanza en el aire, y que es ni más ni menos que una heroína la que viene a nivelar esta balanza, la piloto de la fuerza aérea convertida en Kree, Carol Danvers.

La película comienza muy lejos de nuestro planeta, en un lugar que nunca habíamos visto en la saga, pero del que hemos conocido a más de un habitante. Vers (el nombre que se le da a Carol al ser convertida) no sabe quién es, está pérdida en el espacio, pero es el instinto humano, a pesar de que su sangre sea azul, el que la hará entender que ella no pertenece a ese lugar, que realmente es una humana muy lejos de casa.

Con la ayuda de un muy joven agente Fury, Carol va a develar los eslabones de una cadena de mentiras que giran en torno a ella y a su desaparición de la tierra.

El teseracto, que había sido descubierto en el fondo del océano por Howard Stark al buscar a Steve Rodgers, es en esta película la gema más codiciada para poder tener un nuevo inicio en una galaxia lejana, y por otro lado, continuar destruyendo planetas. Pero es aquí cuando se menciona que es un artefacto para terminar las guerras.

Pero parece que entre las líneas de la película, hay un factor muy importante de que hablar, esta historia habla de la importancia de la fuerza femenina y de cómo el apoyo entre nosotras es la piedra angular para poder empoderarnos y salvar el mundo.

No es el agente Fury quien hace que Carol recuerde quién es, es su amiga Maria quien la hace volver, con unas palabras le da la confianza necesaria para entender lo que en el fondo de su alma siempre supo, por que ese es el deber de las amigas en nuestra vida, recordarnos quien somos con nuestros aciertos y errores.

La fuerza de Carol para levantarse una y otra vez en un mundo que no está hecho para una mujer, tener que demostrarse así misma que merece estar en ese lugar es un escenario en el que todas nos hemos visto alguna vez.

Pero no importa cuantas veces te caigas, lo importante es cuantas veces te levantes y confíes en ti misma, por que al final solo necesitas entender que a la única persona a quien tienes que probarle algo es a ti misma.

Sí, es una película de superhéroes, pero recomiendo que la vean con sus amigas, y que nos hagamos el hábito de decirnos cosas así para entre nosotras descubrir nuestra fuerza interior y lograr salvar al mundo.

Más que darme respuestas para lo que viene, esta película me hizo querer ver a mi mejor amiga inmediatamente y decirle lo importante que es y la heroína que es para mí, porque al final, no importa si somos simples terrícolas, todos tenemos súper poderes, todos podemos ser el mejor piloto del mundo o el mejor espía, solo necesitamos confianza y entendernos.

[embedded content]


Ir a la fuente

Deja un comentario